Cine >> Portada

Woody Allen y la ‘Palma de oro’ en Cannes abren el año de cine en el Paranimf de la UJI

Woody Allen ha estrenado recientemente su última película, y para celebrarlo el Paranimf de la UJI le dedica un pequeño ciclo con cuatro de sus clásicos. Además, también podremos ver 'Morir' de Fernando Franco y las últimas ganadoras de Cannes y la Berlinale.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Paranimf de la UJI arranca el 2018 con un ciclo dedicado a Woody Allen.

“No soy una persona que se preocupe por su legado. No me puede importar menos lo que la gente piense de mí o de mis películas. Cuando esté muerto, el único valor que tendrán será como fuente de ingresos para mis hijos. Si no necesitan el dinero, que las cojan y las destruyan en una trituradora de papel, me dará igual… Cuando me haya marchado, se terminó”, decía Woody Allen en su última entrevista concedida a El País con motivo del estreno de su última película, Wonder Wheel (2017), que reseñamos en Nomepierdoniuna el mes pasado.

Pero, por mucha importancia que le reste a su cine y a su legado, es innegable que Woody Allen ha sido un cineasta imprescindible para el devenir de la comedia romántica/dramática de nuestro tiempo. Sin películas como Annie Hall (1977), Manhattan (1979), Hannah y sus hermanas (1986) o Delitos y faltas (1989) el cine no sería lo mismo. Pero Woody Allen también realizó maravillosos experimentos cinematográficos como el mockumentary Zelig (1983), la metacinematográfica La rosa púrpura de El Cairo (1985), la deslumbrante Sombras y niebla (1991) o el particular musical Todos dicen I Love You (1996), que también han marcado un hito en sus respectivos géneros.

Personalmente, para quien esto escribe Woody Allen fue una especie de padre cinematográfico, pues con él empecé a interesarme por el cine más allá de las palomitas. Fue con un maravilloso ciclo que le dedicó La 2 de TVE en el que programó algunas de sus, por aquel entonces, últimas películas: Desmontando a Harry (1997), Acordes y desacuerdos (1999) o Todo lo demás (2003). Aquel ciclo se hizo, si no recuerdo mal, para preparar el estreno de la que sería una de sus últimas grandes películas: Match Point (2005).

Más de diez años después, Woody Allen ha vuelto al drama con Wonder Wheel, y el Paranimf de la Universitat Jaume I aprovecha la ocasión programar un ciclo que recoge cuatro de sus clásicos. Las proyecciones serán los sábados y domingos a las 19.30 por un precio de 3,5€ (2,5€ la tarifa reducida).

Manhattan (20 y 21 de enero) se dice que es la carta de amor de Allen a su ciudad, aunque el considera que, en cierta manera, es una película fallida. Pero lo cierto es que tanto la crítica como el público la consideran una de sus obras maestras y una película que supuso un punto de giro para la comedia romántica, con esa carrera final hasta casa de Tracy antes de que esta se marche al aeropuerto. La música de George Gershwin y la fotografía de Gordon Willis dan el toque estético a la ciudad de Manhattan que todavía hoy forma parte de nuestro imaginario, aunque no hayamos visto la película, pues el film fue una referencia para las posteriores imágenes que se darían a conocer de la ciudad. Las interpretaciones de Allen, Diane Keaton, Mariel Hemingway y Meryl Streep, cada cual con sus manías y fobias también son agradablemente recordadas como la representación más variopinta de lo que pueden ser las relaciones sentimentales.

Recuerdos (Stardust Memories) (1980) (3 y 4 de febrero) quizás no sea precisamente una de las películas mejor valoradas de Allen, pero muestra una pasión y un amor hacia el cine de Federico Fellini que otros cineastas no han sabido expresar, y nos descubre a un Allen alejado de su idolatrado Ingmar Bergman. Como siempre, el apartado técnico y artístico es de alto nivel. Nuevamente Gordon Willis vuelve a retratar las ideas de Allen con una maravillosa fotografía. Y el reparto, encabezado por el propio director haciendo de si mismo, o de su némesis, que se tiene que enfrentar a aquellos que ha marcado su vida, hasta tal punto que ya no sabe que es ficción o realidad, viene acompañado de estrellas como Charlotte Rampling, Jessica Harper, Tony Roberts o Sharon Stone. También es interesante ver el film como un acercamiento a lo que será su obra maestra Desmontando a Harry.

Broadway Danny Rose (1984) (24 y 25 de febrero). Esta comedia de gánsteres ambientada en el mundo del espectáculo es una de mis películas favoritas, no solo por lo divertida que es sino por la forma de estructurar el relato y usar la narración. Pues todo lo que sabremos de Danny Rose no es más que lo que nos cuenta un grupo de actores recordando anécdotas, por lo que la barrera entre la realidad y la ficción también puede desaparecer, y lo que podría ser un trabajo desdichado y cochambroso, como el relanzar la carrera de un cantante pasado de moda, se convierte en una aventura donde la vida está en juego. Este film también ha sido una referencia clara en obras posteriores de temática o narración similar.

La rosa púrpura de El Cairo (31 de marzo y 1 de abril). Cualquiera que haya visto esta película la recordada de manera entrañable con cierta melancolía. Esa relación imposible entre la espectadora Mia Farrow y el personaje que sale de una pantalla de cine, interpretado por Jeff Daniels, nos ha conmovido. El filme, premio FIPRESCI en Cannes y mejor película en los BAFTA, es una deliciosa comedia dramática llena de imaginación para hacernos pensar en nuestro lugar en el mundo. Una vez más, la dialéctica entre realidad y ficción que tanto interesa a Woody Allen vuelve a ser el motor que hace girar la fantasía.

Nou Cinema

El ciclo “Nou Cinema” nos sigue trayendo grandes películas contemporáneas. Este trimestre podremos ver dos obras cumbre como son Morir (13 y 14 de enero), el segundo largometraje de Fernando Franco, Goya a director novel por La herida (2013), y The Square (17 y 18 de febrero), la última ganadora de la Palma de oro de Cannes, dirigida por el sueco Ruben Östlund (Fuerza Mayor) que no ha dejado indiferente a nadie que la haya visto. Ambas las reseñamos anteriormente en Nomepierdoniuna: Morir y The Square.

Las otras tres películas que ofrecerá el ciclo serán: la ganadora del Oso de oro este año en la Berlinale, En cuerpo y alma (27 y 28 de enero), cinta húngara dirigida por Ildikó Enyedi que cuenta el romance entre una supervisora de un matadero y su jefe; Tierra de Dios (24 y 15 de marzo), película británica dirigida por Francis Lee ganadora del mejor guión en Sundace este año, cuenta la historia de un granjero al que la llegada de un inmigrante rumano a su pueblo le cambia la vida; y Demasiado cerca (7 y 8 de abril), opera prima del ruso Kantemir Balagov, que retrata el secuestro de un hijo y su madre de una familia judía en 1998. El precio del rescate es tan alto que la familia deberá vender el negocio y buscar ayuda.

Cinemascore

Este año el Cinemascore, festival que aúna cine y música, un clásico de nuestra provincia, caerá del 9 al 11 de febrero, a las 20.00 y por el precio de 8€ (6€ entrada reducida) por sesión, o 15€ el abono para los tres días (solo de venta en taquilla).

El festival contará con la música de Ramón Godés y amigos para la película Los santos inocentes (1984) de Mario Camus; de Amiina para los Fantômas (1913) de Louis Feuillade; y de Aitor Etxebarria para el documental Gernika.Markak (2016) de Hannot Mintegia.