Música >> Entrada libre, Festivales

Sex Museum en Red Pier Fest: “La escena rockera de Castellón no es muy grande, pero sí muy fiel”

Sex Museum actuará el sábado 27 de mayo en el nuevo Red Pier Fest del Puerto de Castellón. Si se suman las veces que el grupo madrileño ha actuado en estas comarcas, más de Los Coronas, Corizonas y algún que otro proyecto, es posible que el guitarrista Fernando Pardo sea el músico foráneo que más veces ha pisado estos escenarios. Ahora se reencontrará con sus fieles amigos, tal como comenta a Nomepierdoniuna en este repaso a su ‘CS Experience’.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Fernando Pardo, primero por la derecha, junto con sus compañeros de Sex Museum (desde la izquierda): Roberto Lozano, Javier Vacas, Marta Ruiz y Miguel Pardo.

Tal vez sea el guitarrista madrileño Fernando Pardo el músico no castellonense de un grupo con reconocimiento a nivel nacional que más ha actuado en estas comarcas. Desde finales de los 80-principios de los 90 Sex Museum comenzó a ganar fans por Castellón gracias a su rock garagero y su adrenalítico directo. Con Los Coronas (que incluye a tres miembros de Sex Museum) estuvo en la primera edición del Bestialc de l’Alcora. Con Corizonas (mezcla de Los Coronas y de Arizona Baby) ha seguido frecuentando los escenarios de La Plana (como en el reciente SanSan de Benicàssim). E incluso ha actuado en el Naraniga de la playa de Burriana como miembro del grupo de surf rock instrumental valenciano A-Phonics. El sábado 27 de mayo a las 24:00 estará cerrando con Sex Museum la segunda de las tres jornadas del nuevo Red Pier Fest que se celebrará en PortCastelló, con la organización de A Quemarropa. Aprovechando este reencuentro con Castellón y sus fieles fans, Nomepierdoniuna repasa junto a Fernando Pardo algunos de sus recuerdos de esta tierra en la que tantos riffs ha soltado.

>No sé si llevas la cuenta de conciertos realizados. Imagino que no. Pero, ¿tienes una idea aproximada del número de veces que habrás actuado en total en la provincia de Castellón?
¡Uf! Montones. De norte a sur y lo mismo en la costa que en el interior, en salas, festivales, campos de fútbol…

>¿Por qué tantas visitas a escenarios castellonenses?
Es una de las provincias donde más hemos tocado porque la escena del rock’n’roll, del punk rock o garaje de Castellón es una de las más constantes de la península. Cuando se cierra una sala se abre otra y siempre hay un nuevo festival y es así porque hay gente muy comprometida con este tipo de cultura. Y no son muchos, pero son muy fieles a sus gustos y a sus principios. Hay una mezcla de cosmopolita mediterráneo con la naturalidad de la relación de la gente de un pueblo en el que se conoce todo el mundo que nos encanta, ese es realmente nuestro rollo. Madrid antes tenía ese carácter de pueblo grande en el que todos los que andábamos metidos en el r’n’r nos conocíamos, pero ya se ha perdido y lo echo mucho de menos, la verdad.

“El Ricoamor es uno de esos garitos que se te quedan para siempre en el corazón. La pegatina seguirá en mi guitarra hasta que se fosilice”

>Cuando viniste al Naraniga de la playa de Burriana con A-Phonics vi que llevabas el logo del desaparecido Ricoamor en la parte de atrás de la guitarra. Cuando luces la pegatina, imagino que será porque le teníais un cariño especial a este local.
Sí, absolutamente. Es uno de esos garitos que se te quedan para siempre en el corazón. Y la pegatina seguirá en mi guitarra hasta que se fosilice.

>¿Tenía fama el Ricoamor entre los grupos rockeros del centro de la península?
Sí. Era el lugar en el que había que tocar los domingos por la tarde, después de un fin de semana de rock’n’roll y antes de volver a casa. Tocar allí era algo más que ir a una sala a dar un concierto; era un asunto de comunión con una escena que manteníamos vivos entre todos, la gente del bar, el público y los grupos, como si fuéramos una secta clandestina. Un domingo a las ocho de la tarde en el que retomábamos nuestra vieja amistad con un montón de gente de Castellón, con los que sabemos que seguiremos caminando juntos de por vida. Somos familia.

>Habéis tenido algunas fases muy activas en Castellón, sobre todo a finales de la pasada década: pasando Sex Museum y Los Coronas por Four Seasons con apenas cuatro meses de distancia, y poco después Sex Museum ha estado en el desaparecido Tureion Rock, Los Coronas en la Magic Box y en el FIB. ¿Algún recuerdo más especial de alguna de las visitas?
Muchos recuerdos. Son muchos años y muchas salas que para nosotros han significado mucho, como el Ricoamor o el Four Seasons. Recuerdo un festival en Vila-real, en El Madrigal, con Los Suaves y Los Enemigos en 1992 como algo muy divertido y curioso, con algunas experiencias bizarras de libro de vieja estrella del rock, rematadas por un enorme chaparrón que vació el campo. También un concierto de Los Coronas en La Pacheca, en el Grao, tocando en el puro suelo, sin escenario.

>¿Representó algo especial actuar en un festival como el FIB, el padre de los macrofestivales modernos actuales?
Si, de alguna manera marcó un hito para Los Coronas. Por fin conseguimos entrar dentro del rollo indie, que parecía vetado a las bandas de r’n’r. A partir de entonces, al menos con nuestros grupos, notamos que los grupos de rock empezamos a tocar en los festivales indies, en los que antes solo tocaban bandas pop. Un amigo de un grupo de pop me comentó hace unos años que el día en el que Los Coronas tocamos en el FIB se acabo el indie. Yo más bien pienso que ese día abrimos los festivales de ese estilo a bandas de rock, que hasta entonces estábamos totalmente fuera de ese circuito.

>También estuvisteis en locales desaparecidos con peso rockero en Castellón, como el Vil Blues de Vila-real.
Sí, tocar en Vila-real siempre me encantó. Allí había un grupo de gente muy entusiasta y con los que aprendimos y disfrutamos un montón.

>El Bestialc de l’Alcora parece un festival hecho a vuestra medida. De hecho, en su primera edición ya estuvisteis presentes con Los Coronas y más tarde repetisteis con Sex Museum ¿Qué recuerdos te trae el paso por este evento?
Los recuerdos son muy buenos. Me parece un festival cojonudo, de los mejores de r’n’r.

>Hace muy pocas semanas, Corizonas habéis estado en el SanSan, que se estrenaba en Benicàssim. ¿Qué impresión os habéis llevado?
Muy buena, aunque reconozco que disfruto más los festivales un poco más pequeños.

>¿Tenéis identificados a vuestros principales fans castellonenses?
Sí, pero más que fans son amigos con los que hemos compartido un montón de cosas y seguiremos haciéndolo por muuuucho tiempo.

>¿Notas que el núcleo principal de fans de Sex Museum también lo es de Los Coronas o Corizonas? ¿O va cambiando según el proyecto?
Va cambiando y eso está bien; vamos abriendo el espectro. ¡Mola!

>¿Notáis relevo generacional o veis cómo van cumpliendo años al mismo tiempo que vosotros?
Va por épocas. Ahora mismo falta el relevo en las salas pequeñas. Siguen yendo a los conciertos los mismos de hace muchos años, una gente heroica gracias a los cuales gente como nosotros puede sobrevivir. En los festivales sí que se nota el relevo, hay mucha más gente joven y se ve que realmente disfrutan de la música, pero es más un evento social al que hay que ir a ver y a dejarse ver. Pero tienen que ser conscientes de que hay que apoyar a las salas, que cualquier escena musical de los últimos 50 o 60 años ha sido fuerte porque ha crecido alrededor de las salas de conciertos. Sin salas no hay nuevas bandas; es donde un grupo empieza el camino que puede acabar en un festival.

>¿Qué conoces de la música en Castellón (grupos, salas, sellos.)?
Conozco más del pasado que de lo que hay ahora, aunque siempre pasarán cosas interesantes, estoy seguro.

>Desde vuestra situación, ¿qué crees que le falta a una provincia pequeña y alejada del centro para desarrollar su música fuera de sus comarcas?
Ya no es tan necesario tener que estar en las grandes ciudades. Antes las compañías estaban en Madrid y la prensa en Barcelona, pero ahora ya nada de esto tiene demasiada importancia. La industria musical se ha ido a la mierda, ha perdido la posición que tenía hace años. Tanto las discográficas como la prensa, la radio o la televisión no tienen prácticamente ninguna influencia en lo que se mueve, más allá del nivel de Alejandro Sanz o Beyoncé. La única diferencia que puede haber entre Madrid y otras ciudades es que hay más salas y más conciertos, pero poco más. En Madrid estas cosas funcionan porque la gente quiere ocio nocturno, conciertos, teatro…, y salen prácticamente todos los días de la semana; una bendita locura que no ocurre en otros sitios. Es algo que es así desde hace décadas y que no cambiará hasta que el centro se sature de turistas y solo haya oferta de alcohol, porque los turistas que vienen a España no vienen a consumir cultura.

>Personalmente, ¿qué imagen te transmite Castellón en concreto?
Creo que Castellón puede tener oferta cultural suficiente porque hay talento y gente con ganas de hacer cosas. Si la gente responde de forma activa y sale a la calle, y toma los bares y las salas de conciertos o de teatro o de exposiciones, las cosas cambiarán a mejor y la escena castellonense trascenderá, aunque sea una provincia pequeña. Si siguen en su casa, sentados en el sofá viendo series o telebasura delante de un plasma gigante, las cosas seguirán igual y la gente inquieta tendrá que emigrar.

“Si la gente responde de manera activa y sale a la calle, las cosas cambiarán a mejor; si siguen en su casa, las cosas seguirán igual”

>En estos momentos tanto Sex Museum como Corizonas estáis muy activos, mientras que Los Coronas habéis estado más parados, aunque ya anunciáis disco para este 2017. ¿Cuáles son las perspectivas de cada uno de los proyectos?
Para después del verano llegará un disco nuevo de Los Coronas, y mientras a no parar de tocar.

>¿Hay algún otro en marcha?
Conciertos puntuales o giras ocasionales con otra gente, pero no proyectos serios con continuidad. Tratamos de no parar nunca, de tocar constantemente para estar siempre en movimiento, es nuestra terapia, nuestro camino para evitar la medicación.

>¿Veremos en el Red Pier Fest a los Sex Museum más garageros o a los más hard rockeros?
Pues algo entre medias más bien: Garage Hard Rockeado o Hard Rock Garageado… vamos, nuestro rollo.

  1. Pingback: 10 razones para no perderse el Red Pier Fest | nomepierdoniuna

  2. Pingback: El primer Red Pier Fest llega a buen puerto | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,