Música >> #10nmpnu, Portada

Sábado de “Glory, glory” en Castellón

Pop con Júlia, rock alternativo con Dandy Wolf, duros riffs con Niña Coyote eta Chico Tornado, rap con Sharif y soul con Eli Paperboy Reed fue la exitosa fórmula del festival Mou-Me! Una combinación de sonidos que refleja la variedad estilística que ha marcado a Nomepierdoniuna en sus 10 primeros años. OtraDanza puso la guinda a la intensa semana #10nmpnu.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La brass band en su salsa: en medio del público acompañando a Eli Paperboy Reed. Foto. Carme Ripollès.

Fundidos con el público debajo del escenario. Así finalizaron su actuación Eli Paperboy Reed y los miembros de la High & Mighty Brass Band en la plaza Huerto Sogueros de Castellón, rubricando una intensa tarde y noche de diversas sonoridades dentro del Festival de Músiques del Menador, el Mou-me! Una metáfora de lo que ha pretendido conseguir la web Nomepierdoniuna durante sus diez primeros años de vida: un punto diario de conexión entre los protagonistas de la vida cultural de Castellón y, lo que es aún más importante para un medio de comunicación, el público que consume cultura. Fue la guinda a un sábado cambiante en cuanto a sonidos y público pero que -y a pesar de la competencia de la final de la Champions- siempre presentó una lustrosa imagen en la explanada de la céntrica plaza. El sábado 26 de mayo fue un día que recordará durante mucho tiempo la creciente familia de Nomepierdoniuna.

Júlia puso la nota pop al Mou-Me!

La tarde arrancó con Júlia, dúo femenino de Alcoi que factura unos paisajes de dream pop sostenidos sobre sintetizadores y guitarras con las suaves voces de Estela Tormo y Lídia Vila, quienes en directo buscan dar mayor cuerpo a sus canciones con el añadido de un segundo guitarrista. Defendieron principalmente los temas de Pròxima B (2017), su segundo disco, con el que reafirman su deseo de avanzar por una senda apenas transitada en la música cantada en valenciano, cada vez más ramificada. Su actuación, a las 19:00, tuvo el público de edad más variada, ya que estuvo integrado por unas cuantas jóvenes familias al completo. Fue una manera amable de empezar el Mou-me! con un grupo que por su contenido parece especialmente indicado para escuchar con atención en espacios cerrados.

Dandy Wolf | NMPNU 10º Aniversario

Gracias nomepierdoniuna.net por lo que vivimos ayer, superasteis todas las expectativas. Gracias a todo el equipo que lo hizo posible y a todos vosotros, que llenasteis Huerto Sogueros incluso con futbol de por medio. Por muchos más aniversarios como este 👆

Publiée par Dandy Wolf sur dimanche 27 mai 2018

La segunda mitad de este 2018 va a ser el de la apuesta de Dandy Wolf por tratar de asomar cabeza a nivel nacional. Preparan un show nuevo, con más matices, algunas bases cambiadas respecto a los originales e introducciones percusivas en varios temas… y, sobre todo, muchas ganas. No pudo estar presente en esta ocasión el guitarrista Dani Campos, pero sí estuvieron Adriana Sanz y Paula Val poniendo coros en la recta final a Joan Fort, Pablo Serrano -encargado de disparar las nuevas programaciones-, Adrián Marín y Gonzalo Cortés. Repaso a los temas de su primer disco, más algunas inéditas, como “Skulls”, que ya lleva tiempo sonando en los directos de este grupo castellonense de rock alternativo. “Surf & dance”, con un mayor uso del talk box del que era habitual, fue la más aplaudida; aunque el apartado de mayor número de botes se lo llevó “Give me minor”. Enérgicos, como siempre, y enrachados.

Niña Coyote eta Chico Tornado, una tormenta sónica sobre el escenario. Foto: Carme Ripollès.

Tras algunas actuaciones en Castellón, y en especial la que protagonizaron en el Auditori dentro de la feria musical Trovam!-Weekend, era esperada con ganas esta nueva visita de Niña Coyote eta Chico Tornado. Un dúo guipuzcoano integrado por Koldo Suret (guitarra y voz) y Úrsula Strong (batería) que es todo fuerza sonora y escénica. “Gimme danger” lanzaron para arrancar, y por ahí va su descarga, alejada de convencionalismos comerciales y deudora de ritmos contundentes herederos del legado de riffs demoledores de Black Sabbath y tomados a continuación por formaciones como Kyuss, Karma To Burn… Con la ayuda de efectos aplicados a la guitarra lograron desencadenar una tormenta decibélica en el centro de Castellón, repasando brevemente sus tres grabaciones, incluida su versión de “Foxy Lady” de Hendrix, entre constantes miradas de complicidad de Úrsula hacia Koldo, quien añadió a la explosiva combinación un efecto latigazo con cada uno de sus saltos sobre la tarima de madera.

Sharif fue el encargado de rimar la noche. Foto: Carme Ripollès.

Desde hace unos años que Nomepierdoniuna ha estado, de una forma u otra y sin buscarlo, unida a Sharif y a sus rimas. Y así lo explicó él también sobre el escenario. El rapero zaragozano tenía que formar parte de este aniversario, porque el Mou-me! fue la mejor de las excusas para saber cómo suena su Acariciado mundo (2017), dejando que sus versos cargados de segundas intenciones vistiesen la plaza Huerto Sogueros y siendo la representación del rap en el cartel. Con la llegada de Sharif, acompañado siempre de sus inseparables Morgan, demostrando una vez más que mucho más que un mc de apoyo, y Óscar a los platos, hubo un relevo de público. Las primeras filas se llenaban de jóvenes decididos a corear cada una de las rimas del zaragozano. A acompañar los estribillos de Maka (“R.O.N.R.O.N.E.A.”), a desnudarse con aquel “Lo que rompen mis palabras”, a compartir las noches más locas (“Los últimos noctámbulos”) o incluso a hacer escala directa entre Castellón e Italia (“La primera persona del plural”). Porque las rimas de Sharif están confeccionadas para ser escuchadas, también con el alma.

Eli Paperboy Reed, el ‘shouter’ de Boston. Foto: Carme Ripollès.

Eli Paperboy Reed fue presentado a la manera de una gran estrella del soul: después de cuatro temas a cargo de su nueva banda de acompañamiento, High & Mighty Brass Band, y anunciado por el percusionista y cantante Chauncey Yearwood como “el maestro and the composer“. El shouter blanco de Boston ha encontrado en la brass band de Broooklyn (Nueva York) sus nuevos cómplices para darle una vuelta a sus temas más clásicos, incluido “Come and get it” o un “The satisfier” que sonó en el primer tramo, más la novedad del “As I live and breathe”, grabado con motivo de esta reunión. La destreza de su banda -cada componente tuvo sus momentos de lucimiento- le ofrece seguridad para desenvolverse sin problemas en escena y jugar con el público, brillando especialmente con los aires más góspel. El final fue el propio de una brass band, con los músicos fundidos con el público a los pies del escenario mientras entonaban el clásico espiritual “Glory, glory”.

Eli Paperboy Reed con la High & Mighty Brass Band. Foto: Carme Ripollès.

CIERRE CON OTRADANZA EN EL MENADOR

Como el reposo del guerrero. Tras la intensa actividad vivida la noche anterior en la plaza Huerto Sogueros, y sumando las distintas citas culturales que han dado forma al #10nmpnu desde el 22 de mayo, Polvo de la compañía Otradanza se convertía en un bálsamo. En una de las formas más evocadoras de cerrar un décimo aniversario. Y así, el domingo 27 nos encontramos en el abarrotado atrio del Menador para dejarnos llevar por los movimientos de Asun Noales, Saray Huertas, Salvador Rocher y Sebastian Rowinsky. Cada movimiento y cada mirada, cada silencio y cada acelerón. El sentirse preso y el ser libre. Hermoso. Elegante. Porque no había forma más especial de cerrar un décimo aniversario de vértigo.

Masajes para el alma con @otradanza en el atrio del #Menador para despedir el #10nmpnu 👆🏽

Una publicación compartida de nomepierdoniuna (@nomepierdoniuna) el

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,