>> Portada

Pleasant Dreams en el Auditori: "Nos gustaría que la escena en valenciano fuera más abierta y permeable"

Pleasant Dreams presenta el sábado 18 de enero su tercer Lp, 'Temps'. Su cantante y guitarrista, Juanjo Clausell, se reúne con Nomepierdoniuna para comentar qué ha ocurrido en estos cinco años de silencio y cómo se ha producido ese regreso con un sonido electrónico que ha sorprendido a quienes conocían la faceta indie folk acústica. Una larga charla en la que se acaba por repasar todo el álbum.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pleasant Dreams (desde la izquierda): Pedro Mendo, Andrea Giménez, David Simó y Juanjo Clausell. Foto: Juan Vicent.

Temps (Ànima Records, 2019) es el título del tercer Lp de Pleasant Dreams, el cierre a un lustro de silencio en público y que siete años después toma el relevo de Hacia los bosques del sur, álbum que les dio cierto nombre dentro de la escena indie española, incluida la presencia en el FIB 2013. Un disco con el concepto del "tiempo" -y su transcurso- como eje central, con las novedades de estar cantado íntegramente en valenciano y el añadido de un sonido electrónico a esa base acústica tan propia del dúo integrado por Juanjo Clausell (voz, guitarra y compositor principal) y Pedro Mendo (percusiones y voces). El grupo de La Plana Baixa -Xilxes y Nules, respectivamente- lo presentará en directo el sábado 18 de enero en el Auditori de Castelló (20:00; 5 euros), dentro del ciclo Territori CS. Junto al dúo base, las nuevas incorporaciones: Andrea Giménez (teclados), David Simó (bajo) y Víctor Ventura (trompeta y percusiones). Mientras se preparan para esa fecha, Juanjo Clausell se reúne con Nomepierdoniuna para hablar sobre Pleasant Dreams en una larga charla que fortuitamente acaba en repaso a todo el álbum, tema a tema.

>"Ja fa molt de temps". Un título de canción muy apropiado para abrir el nuevo disco de Pleasant Dreams, Temps. Porque son cinco los años de paréntesis del grupo. Mucho tiempo de silencio. 
Pleasant Dreams no ha desaparecido en ningún momento. Aunque fuera del local, para el público, no existíamos, Pedro y yo seguíamos con los ensayos. En algunas temporadas no tenían continuidad, pero no los dejamos. El disco anterior -Hacia los bosques del sur (2012)- había tenido su periodo útil y nos había permitido tocar mucho. Al acabar esa gira de año y medio se desvinculó José Gas (guitarra eléctrica). También Green Ufos cesó su actividad como sello discográfico. Así que todo se quedó en un limbo. Pedro y yo seguimos ensayando y cogiendo ideas, pero sin tener la presión de hacer un disco para una fecha determinada. Circunstancias personales de ambos, la paternidad de Pedro y, sobre todo, que atendí más el trabajo de mi productora audiovisual -Lluerna- influyeron, pero especialmente el no tener una meta con fecha fijada... Todo eso provocó que fuésemos dejando pasar el tiempo.

>¿En qué momento decidís que es hora de regresar de un modo público?
Llegó un momento en que teníamos canciones de sobra, aunque ninguna acabada. Solo faltaba tomar la decisión firme de grabarlas. A partir de ahí era seguro que las íbamos a rematar. Y si ya teníamos claro que íbamos a hacer algo, no valía la pena retrasarlo más. Además, las canciones que teníamos eran en valenciano y observábamos que la escena de la música en valenciano había prosperado bastante.

>Para el regreso escogisteis un método bastante utilizado en la actualidad: ir publicando videosingles espaciados en el tiempo, dejando para más adelante la posibilidad del Lp.
En marzo-abril de 2018 decidimos que íbamos a grabar, sacando canciones poco a poco, que era la tendencia del mercado. Además, después de tanto tiempo, querer arrancar con un disco entero se nos podía hacer un mundo. Hicimos una primera tanda de grabación, en el verano de 2018, con cinco temas. En septiembre lanzamos "Ja fa molt de temps". En noviembre, "No en volem cap". "Passa el temps", con El Blüe, en enero de 2019. "Ulls ullets" estaba prevista para marzo, pero el Emac. Borriana nos contrató para la edición de 2019 -febrero- y quisimos aprovechar la ocasión para publicar el vídeo de esta canción con letra de Josep Palomero, y que la gente ya la pudiese conocer. Esa manera escalonada de trabajar nos permitía ir haciendo ajustes. Se quedó en la reserva "En un minut", pero ya no valía la pena sacar un quinto single. Decidimos grabar el resto de las canciones del disco en el verano de 2019.

>Un día me comentó Pedro que vuestro público espera más un disco entero que temas sueltos.
Sí. Cuando sacábamos una canción, los medios nos preguntaban: "¿y el disco para cuándo?". Entiendo que desde los medios se le dé más peso a un disco largo que a un single. Leí un artículo de Carlos Pérez de Ziriza en Beat! comentando más o menos eso y concluyendo que esperaba que los prometedores eps de este año fuesen el prólogo a grandes discos largos. Aunque sí hay un sector de público que gusta de oír canciones sueltas y las escuchas en internet apuntan también en ese sentido. Creo que hemos trabajado de una manera inteligente, lanzando vídeos escalonados y después el pack.

>Lo que me sorprendió en aquel momento es que ese silencio a nivel de mercado y de púbico llegó justo en el mayor momento de actividad y popularidad de Pleasant Dreams: actuación en el FIB 2013, giras por Bélgica y Alemania, un buen número de directos, proyectos con bandas municipales, incluso la creación de una banda sonora para Cinemascore 2014, Shara de Naomi Kawase
Me da la sensación de que nos ha costado arrancar de cara al público y a los medios de comunicación. Pero en realidad es como un nuevo inicio, más que recoger el testigo de lo ya conseguido. Como te comentaba, hubo circunstancias que confluyeron y provocaron esa situación. Además, y me gustaría que fuese de otro modo, somos un grupo que compone muy lentamente. De hecho, las ideas iniciales de las nuevas canciones actuales vienen de mucho antes, y en los ensayos las hemos tocado mucho, sin dirigirlas hacia ningún lugar en particular. Es más, todas las canciones las hemos terminado de definir en el estudio de grabación, al contrario de lo ocurrido en los dos discos anteriores. Nos motivaba el hecho de encontrar soluciones en el último momento. En "Passa el temps" tomamos la decisión de que colaborase El Blüe en el mismo estudio. Disfruto mucho el proceso de grabación, de mezcla, yendo a mi rollo... tal vez porque ante público me cuesta romper esa barrera, quizás por vergüenza, aunque una vez llegamos a la segunda canción ya no existe esa barrera. Estamos muy satisfechos por el modo en que han avanzado las canciones. El responsable es Alejandro Tomás -estudio DeMarjal, de Xilxes-, que nos ha ofrecido sus herramientas y conocimientos , además de darnos una visión muy importante.

>Aunque con "Ja fa molt de temps" ya nos sorprendisteis con esa electrónica bailable, chocante para un grupo de base folk acústica, ver a El Blüe en "Passa el temps", con esos ritmos urbanos, aumentó el efecto sorpresa.
Personalmente no conocíamos a El Blüe, aunque nos hacía gracia saber que era de Nules y se estaba abriendo un espacio en la música. Pedro -también de Nules- tenía maquetas suyas. Conservábamos en la recámara la posibilidad de hacer algo con él, y dentro de esta amplitud de estilos que queríamos abarcar ahora, era una opción. Habitualmente, en el estudio grabamos una base que determina el tempo y la guitarra para la parte melódica. Sobre esa base, a Alejandro le vino a la mente un tema del primer disco de Gorillaz a nivel de melodía. Y tiramos por ahí, al tiempo que decidimos que era una buena opción contar con El Blüe. La letra rapeada es suya. Contactamos con él y le enviamos la base de la canción. Nos devolvió más texto de lo que pensábamos para que escogiésemos las partes que nos gustasen. Pero al escuchar la letra, decidimos mantenerla entera.

>Siempre habéis cuidado mucho el diseño, la imagen. En esta ocasión habéis acudido a Tòfol Cruz (Mineral Gràfics) y el resultado es llamativo.
A Tòfol no lo conocíamos. Hay un momento del proceso en que aparece el sello discográfico Ànima (Diego Barberà y Clara Ríos). Ocurrió después del Emac. Les escribí y tuvimos una respuesta muy positiva. A su alrededor tienen un equipo de trabajo en el que están incluidos Tòfol y Krakatoa Records. Nos aseguraron que Tòfol era garantía de buen resultado. Nosotros teníamos la idea base del diseño, a partir del nuevo logo del grupo, creado por Quimera Estudi, de Nules. Vimos que tenía fuerza visual con esa unión de las dos 'A', asemejando un reloj de arena, y pensamos que esa debía ser la idea central. El tróquel fue idea de Pedro. Tòfol incluyó el título en la portada en el mismo sentido que las 'A', lo que refuerza la idea del disco. La tipografía es 100% de Tòfol, algo que le gusta mucho, con detalles en cada título. Puede parecer que el digipack esté un poco devaluado, sin letras, pero el troquelado le da otro aire.

>Sí me ha sorprendido que en el Cd no hayáis incluido las letras, un apartado importante en Pleasant Dreams y más en un disco como el actual, que gira en torno al tiempo con idea principal, aunque en Bandcamp las puedes encontrar.
En el vinilo aparecen en la funda interior. Si incluíamos el papel con las letras en el Cd, el troquel pasaría más desapercibido. Tal vez las hubiésemos podido incluir debajo del Cd, con letra muy pequeña... Pero la verdad es que ni lo planteamos.

>Y al mirar la contraportada aparece el sello del Institut Valencià de Cultura (IVC). ¿Cómo se producido esa colaboración y en qué ha contribuido?
Vino por Ànima. Tramitaron unas ayudas del IVC específicas para sellos discográficos. Cubrían un porcentaje del coste, no todo. Además, fue un acicate más para hacer realidad el disco, ya que la concedieron en junio y era obligatorio publicar el disco en los siguientes meses. Por otra parte, por mi cuenta solicité una ayuda por la promoción de la música en valenciano, que también fue aprobada, aunque el disco ya estaba fabricado, por lo que no aparece esa referencia.

“Tu entorno siempre es una fuente de inspiración del que puedes tomar elementos que marcan tu existencia. Pero no nos imponemos incluir con calzador referencias cercanas a nosotros, sino que forma parte de ese proceso de interiorización”

>No diría que Temps se ajuste a lo que se considera un disco conceptual, aunque sí hay un concepto principal. Hay una mirada hacia el pasado, hacia el transcurso del tiempo, que es finito. No sé si debe a que estáis en una fase de vuestras vidas en que la juventud ha quedado atrás y os preparáis para la segunda mitad del partido.
Es posible lo que dices, pero no es algo sobre lo que se haya reflexionado conscientemente... aunque es posible que esté en el interior. Observamos que las canciones hablaban mucho sobre el tiempo, y Temps aglutinaba conceptualmente todo el disco. Esa decisión llegó a mitad de camino entre la primera sesión de grabación y la segunda. Una vez la has tomado, la interiorizas y vas buscando que lo que haces vaya en la dirección que quieres para que todo encaje, como algunas letras que están por acabar, como "Calendari d'absent", "Somnis plaents" o "Veus del vent". Me cuesta mucho hacer las letras, en las que Pedro siempre aporta un apunte que acaba por redondear. La letra es lo que hace amontonarse las ideas musicales.

>Algo habitual en ti es que haces muchas referencias a elementos de la naturaleza y también alusiones a eventos, espacios, tradiciones que son muy de la terreta. Cualquiera de Castelló puede identificar con mucha facilidad esos vínculos con estas comarcas, dentro de un ámbito general mediterráneo. En el listado de "Calendari d'absent", por ejemplo, nombras el ciclo Sons y el MIAU de Fanzara.
Nos gusta incluir estos detalles para apuntillar. Valoro mucho las iniciativas culturales que surgen de la gente, como el MIAU de Fanzara. Sons es un ciclo al que me gusta acudir. Aparece en ese listado "Miqui" (Puig) porque iba pinchando nuestros singles en la radio y me emocionaba la manera en que los presentaba. Que alguien con su bagaje cultural diga que "Passa el temps" es algo "innovador" te llena de satisfacción. Luego hay cosas más de Pedro y mías, como "Cinema en Sitges", adonde acudimos a pasar unos días.

>Más allá de ese tema en concreto, hay vínculos con la terreta tan claros como el uso del valenciano o la ubicación de los vídeos en lugares emblemáticos como la Muntanyeta de Sant Antoni de Betxí. En su momento, la castellonera "La Panderola", ahora "No en volem cap" que es muy de los pueblos valencianos, con charanga final incluida. La alusión a "les nits a la fresca", una tradición muy de los pueblos... grabación del disco en DeMarjal, de Xilxes.
Sí, incluso el sello Ànima es de Castelló. Tal vez la versión de "La Panderola" nos abrió las miras. Nació como una broma que presentamos en una fiesta de aniversario de Nomepierdoniuna (2010), y dio mucho que hablar. Tu entorno siempre es una fuente de inspiración del que puedes tomar elementos que marcan tu existencia, aunque las canciones hablan de conceptos universales. "Calendari d'absent" se podría entender en cualquier lugar de Catalunya, y las otras canciones, también. No nos imponemos incluir con calzador referencias cercanas a nosotros, sino que forma parte de ese proceso de interiorización, dejando que fluya de modo natural. En "Veus del vent" hay referencias a la Semana Santa. Aunque en otros temas no aparecen esas referencias, como ocurre "En un minut". En este tema interviene Xavi Muñoz con sintetizadores, haciendo bajos.

>Hasta la fecha habíais cantado en valenciano "La Panderola", "Si vols"...
..."Potser...", en el primer disco, Podría ser hoy, que grabamos con Paco Loco. "Potser" fue una canción que enviamos a Green Ufos -sello de Sevilla- y les dijimos que nos gustaría incluir esa canción en valenciano y respondieron que "adelante". En el single de "La Panderola" incluimos "Si vols", que la teníamos grabada en un acústico en el Clot de la Mare de Déu de Burriana, dentro del proyecto Cápsulas musicales. Luego la incluimos en Hacia los bosques del sur, donde también aparecía "Malson".

>Y ese uso actual del valenciano en todas las canciones, ¿se debe a que las canciones iban surgiendo así o una autoimposición de cara a este disco?
La primera canción después de Bosques fue "Ja fa molt de temps". Habitualmente, cuando estás componiendo chapurreas letras, muchas veces en un inglés que no existe, pero me empezaron a llegar las letras en valenciano en las siguientes canciones, "Passa el temps" o "Ulls ullets", que es un poema musicado. "No en volem cap" surge a partir de un acorde con la guitarra que me recordaba este tema tradicional y fuimos hacia él. De hecho, parte de una idea instrumental que utilizamos en la banda sonora de Cinemascore. En la parte final grabamos a la Txaranga Xacamín en fiestas de la Vilavella para que se comprobase la diferencia en ser tratado un mismo tema, y nos gustaba como efecto de sonido. Cuando ya teníamos cinco canciones en valenciano, estaba claro que valía la pena ir a por todo el disco entero.

“La escena en valenciano no es demasiado permeable hacia propuestas como la nuestra en cuanto a al sector de grandes cachés. Nos gustaría que fuese más abierta”

>Y tú que estás al tanto de la actualidad musical, ¿piensas que en estos cinco años se ha conseguido una mayor normalización o aceptación hacia la música cantada en valenciano fuera de la centrada en la protesta o la del mestizaje festivo, la de dolçaina...?
No he sido un gran conocedor de la música en valenciano, posiblemente porque buena parte de ella no entraba dentro de los parámetros que me gustan a mí, excepto proyectos puntuales como Les Deesses Mortes, que se quedan en tierra de nadie. Como oyente, el primer disco de Zoo -Tempestes vénen del sud (2014)- fue un punto de inflexión. Me abrió miras de cara a una escena, la de música en valenciano, que no la hacía mía. La pregunta es un poco complicada de responder, porque la escena en valenciano no es demasiado permeable hacia propuestas como la nuestra en cuanto a al sector de grandes cachés. Nos gustaría que fuese más abierta. No pido que seamos cabezas de cartel, porque entiendo que la gente tiene unas preferencias que hay que atender, pero sí ir encontrando más espacios. En el Feslloc han actuado en este sentido, programando a Maria Arnal i Marcel Bagés, Els Jóvens, Tardor, Gener... Es un momento de gran creatividad, con gente haciendo discos en valenciano muy buenos. En Castelló, Ànima está cogiendo cosas muy chulas que se están haciendo en valenciano, como Xiomara Abello o BlackFang. Sí se está diversificando la propuesta, pero me gustaría que la escena en valenciano fuese más permeable con ellas.

>Una semana después de vuestra actuación en el Auditori de Castelló, estará allí Manel. No sé si este grupo os ha servido de algún modo de influencia, ya que también empezó con una propuesta más acústica y ha ido dejando que la electrónica gane terreno, algo que también ha ocurrido con Pleasant Dreams.
En realidad, son dos carreras paralelas. Su primer disco y el nuestro aparecieron en 2008, aunque mientras nosotros hemos hecho tres, ellos ya van por el quinto, con una carrera meteórica. Y aunque en su último disco -Per la bona gent- utilizan samples, electrónica, rapeados... yo lo he descubierto en octubre, cuando el nuestro ya estaba hecho. Para mí sí es un reflejo de hacia dónde puede evolucionar una propuesta como la nuestra. Los inicios de ambos grupos sí son similares, con ukeleles y tal... Luego ellos metieron guitarras eléctricas. Su último disco me ha sorprendido y me ha gustado.

>¿Y qué has escuchado en estos cinco años que sí te haya influido y su reflejo aparezca en el contenido de Temps?
Muchas cosas. Electrónica, sobre todo... hip hop de la nueva ola, a partir de Kanye West, diversificando mucho el estilo y expandiéndolo en muchos sentidos. Su disco de 2010, My beautiful dark twisted fantasy, es una referencia. También trap, que tiene muchos detalles de producción que me despiertan interés y que me vuelan la cabeza, porque no sé hacia dónde me van a llevar. "Fins les estrelles" es un ritmo de un productor sevillano, Rube Marmot, que crea beats para rap, al que conocimos por Instagram, Le compramos un beat, lo adaptamos a la canción, con una cadencia más más relantizada, más trap. El autotune lo hemos usado sutilmente en canciones como "Ja fa molt de temps", en la parte en la que entra Pedro. Novedades tecnológicas que nos apetece probar.

>En contraposición, cerráis el disco con "No deixarem de lluitar", una canción de autor reivindicativa propia de finales de los 60-inicios de los 70, que escribió Marià Albero.
Es una canción de 1967 que yo tenía en un cd recopilatorio con varios cantantes. Pensaba que podría hacer algo con ella. Hay canciones cuyo vocabulario es diferente al tuyo y se hace extraño usar algunas palabras, pero esta se ajusta a mis modos de hablar, y no es demasiado distinta a lo que yo podría llegar a hacer. Además, es una canción bastante desnuda, de voz y guitarra. Y en un disco en valenciano, cerrar con ella era como redondearlo con una muestra de tradición, pero no la de charanga, sino la intelectual.

>Ojeando los créditos de esta canción leo: "Enric Pizà: percussió corporal".
Estuvo en el aire su inclusión en el disco. Fue la última en grabarse y no teníamos claro hacia dónde conducirla musicalmente, hasta que apareció Enric Pizà, un chico de Mascarell que se dedica profesionalmente a la percusión corporal. Nos lo aconsejó un amigo de Pedro. Vino al estudio, al día siguiente de regresar de Estados Unidos, y le grabamos. En esa canción no hay ninguna percusión que no haya salido de su cuerpo, desde las piernas a la boca. Luego llegó el trabajo de Alejandro de hacer encajar cada una de las partes. Como los dos discos anteriores tenían once temas, en este queríamos también llegar a once, aunque si lo hubiésemos dejado en diez tampoco hubiese pasado nada, y así lo hubiésemos hecho si este último tema no nos hubiese aportado nada. El disco se envió a masterizar sin estar esta canción grabada. Pero mientras hacíamos pruebas sobre cómo quedaría el disco físico en cuanto a colores, pasó un tiempo que nos dio la oportunidad de incluir esta canción.

>El tema del escritor Josep Palomero, "Ulls ullets", te exige una buena capacidad nemotécnica que los nervios del directo pueden complicar.
En algún momento se me ha ido la letra, aunque en los últimos conciertos, no. La dificultad está en que mientras cantas una frase ya estás pensando en la siguiente. Este poema lo encontré mientras buscaba poesía en valenciano en la biblioteca de Xilxes. Es un género que no tengo muy controlado, y no resulta fácil de musicar, ya que habitualmente son letras no pensadas para una canción y es complicado ajustar la métrica, además de utilizar un valencià normatiu. Pero esta me llamó la atención, se podía ajustar y me ha gustado el resultado final. Alejandro ha sido muchos años músico en la orquesta Montesol y controla muchos parámetros musicales. Al escuchar Alejandro el ritmo dijo que era una cumbia, y entonces acentuamos ese sentido. Este disco tiene tres letras que no son mías, lo que ayuda a descongestionar el proceso de composición, ya que trabajar sobre una letra ya hecha ayuda a avanzar el trabajo.

>Te diría que me gustan todas las canciones del disco. Si tuviese que escoger solo una, tal vez me decantaría por "Passa el temps", la de El Blüe, por su mezcla de lenguajes (el folk de Pleasant Dreams y el del rap) y por ese tono melancólico muy propio del paso del tiempo y de la certeza de que llegará el día en que no estaremos aquí. ¿Cuál escogerías tú?
"Fins les estrelles", que es una las primeras de este disco que hicimos Pedro y yo en el local en cuanto a la base, letra y música, pero no le acabábamos de encontrar el enfoque. Podría haber sido un descarte, pero escuchando trap y el ritmo que hizo Rube Marmot para una rapera, la llevamos en ese sentido, aunque sin estar seguros del resultado final. Es una canción que en tres minutos pasa por varios estados. El trabajo de producción me motiva porque has de hacer encajar cosas distintas y como oyente te sorprende con sus cambios. Empieza con un ritmo urbano para parar y pasar a las voces de Las Auténticas, cambiar de nuevo y adquirir un ritmo latino que Alejandro identificó como una bachata y la llevó hacia ahí con la guitarra, para desembocar en un final muy Belle & Sebastian.

A nivel de letra me quedé muy satisfecho con "Somnis plaents". Estaba hablando de una excursión por la montaña y parecía que me refería a un grupo que quiere crecer. Podía ser como un poema, algo que no siempre encaja con la música. Me costó rematarla, con esa parte final en la que hay voces que se entrecruzan, respondiéndome. Había que encajar las sílabas y no era sencillo.

>Por el contrario, te diría que no consigo recordar "Veus del vent", pero no porque no me guste, sino porque hay algo en mi cerebro que provoca que no la conserve.
Si la despojamos de sus elementos electrónicos, es una canción muy Pleasant Dreams. En directo la haremos acústica. Está en la línea de "Oklahoma", del disco Hacia los bosques del sur, aunque entonces íbamos más enfocados hacia el folk norteamericano. Alguna gente me ha comentado que es la más le gusta. El nombre de "Veus del vent" viene de un proyecto artístico de la compañía de teatro La Inestable sobre memoria histórica, sobre la historia de Xilxes, que incluye testimonios, poesía, música de chelo. La canción mezcla el tiempo actual, en el que escuchamos las voces que vienen de entonces. A Amanda Aguilella -de La Inestable- no le dije nada hasta que estaba grabada la canción, y ella pone la voz, así como de rondalla.

>Sin pretenderlo, y únicamente usándolas como ejemplos, ya hemos comentado casi todas las canciones. Creo que solo queda "Amb Pol". Imagino que está dedicada al hijo de Pedro.
Sí, es su hijo. Está chula. Dj Synic hace scratches sobre las palabras "Amb Pol". Le dimos unos parámetros muy concretos sobre el patrón rítmico, aunque luego él lo varió. Es una canción super pop, pero con ese recurso del rap. Nos gusta trabajar con gente dispar. Cada canción está hecha con una intención. No nos gusta repetirnos.

>A Pedro y a ti os he visto en los speed meetings de la FIra Trovam-ProWeekend del Auditori de Castelló tratando de conseguir conciertos, el actual objetivo para Pleasant Dreams.
Sí. Necesitaríamos poner más energías en ello, pero tampoco entramos en la vorágine de los grupos más populares; vamos más poco a poco. Hay contactos que tenemos controlados, ayudas de Clara (Ànima), de José Luis Cuevas (Born!) y alguno más, pero nos encontramos un poco en tierra de nadie. Festivales de verano, ciclos culturales, son los formatos que mejor nos pueden encajar, pero un festival de camping no lo veo.

>¿Sois de los que escucháis vuestro disco una vez en la calle o de los que ya no lo volvéis a oír hasta bastante tiempo después?
Sí, sí. Me lo pongo muchas veces, aunque llega un momento en que lo apartas por tanto haberlo oído. Pero lo escucho para disfrutarlo y también para apreciar cosas que hubiese hecho de otro modo... mitad y mitad. Este sí lo disfruto, porque está todo tan perfilado que no hay nada que nos chirríe. Hemos tenido tiempo y, por suerte, hemos hecho el disco que queríamos hacer. Algunas cosas no se habrán alcanzado, pero por cuestiones de calidad; a nuestro nivel hemos hecho lo que pretendíamos.

“En estos cinco años he escuchado electrónica, hip hop de la nueva ola, a partir de Kanye West. También trap,”

>Por el camino han ido apareciendo Andrea Giménez (teclados), David Simó (bajo) y Vicent Sanahuja (trompeta y percusiones), aunque en directo le sustituye Víctor Ventura. ¿Han sido búsquedas programadas?
A Vicent Sanahuja le pusieron un aparato dental que le impide tocar la trompeta. Ante esta situación hemos cogido a Víctor. Sí que buscamos a esta gente. Este disco era cerrar el tiempo de inactividad con la intención de volver con algo diferente. El disco anterior lo rodamos mucho en formato de trío con José Gas, en la batería no llevábamos bombo, lo hacíamos igual percutiendo desde abajo con el tom. Al plantearnos este disco, dijimos que era necesaria una banda. Por ejemplo: si hacíamos temas festivos en acústico se perdía parte del potencial de los mismos en directo. Buscando, y bastante, aparecieron Andrea y David, Los dos tienen un perfil musical que se adapta mucho a lo que es Pleasant Dreams, y Andrea es una teclista excepcional, con un gran interés por la electrónica. David es una grandísimo bajista, y a pesar de su volumen de trabajo, ha apostado por nosotros.

>Aunque estáis barajando algún añadido, que ya desvelaréis durante el concierto, ¿qué se encontrará quien acuda al Auditori?
Será el primer concierto presentando los temas nuevos, los que no fueron lanzados como singles. Creemos que llegamos bien, con todo preparado, aunque tocar en directo es diferente y sabemos que tenemos margen de crecimiento tal como vayamos actuando. Nos centraremos en este disco y rescataremos tres o cuatro temas anteriores. Un repertorio de una hora y cuarto-una hora y media.

>Tocáis en Castelló. Sonará "La Panderola, ¿no?
(risas) Sí, en Castelló sonará "La Panderola".

*Foto de portada: Juan Vicent, con la línea de ropa Sururu, de la artista plástica Ana Beltrán Porcar.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,