Arte >> Entrada libre, Portada

Paranimf. Lorca, a través de máquinas recreativas

La mercantilización de los iconos es la base que utiliza Álex Peña para trasladar parte del imaginario de Lorca a máquinas tradicionales de juego. La sala de exposiciones del Paranimf de la UJI convertida en 'Recreativos Federico', de donde el asistente se puede llevar desde un rosario a una bolsa de sangre... o evitar que Dalí invada Cadaqués.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

'Bolas de sangre', con Álex Peña en el otro lateral de la máquina. Foto: Carme Ripollès.

Quien asista a cualquiera de las sesiones del Paranimf de la Universita Jaume I (UJI) hasta el 22 de noviembre se encontrará con una sala de juegos en el interior del edificio. El luminoso Recreativos Federico anuncia la presencia de siete máquinas, y al momento descubrirá que el tal Federico es García Lorca, porque cada uno de los aparatos allí instalados transmite alguna referencia del imaginario del poeta granadino. El creador de esta exposición es Álex Peña, un actor y licenciado superior en Artes Escénicas de ilicitana infancia y sevillana residencia. Su premisa: "Cuando el legado artístico se convierte en souvenir, la literatura dramática se torna en juego". Su otra base teórica: "El mercantilismo que rodea a iconos populares, hasta convertir su obra en un souvenir del que sacar rédito". Acto seguido añade una confesión: "Yo mismo caigo en lo que plasmo". Pero no se trata de una reunión de juegos sin más con los que llamar la atención. Cada pieza se sostiene sobre una argumentación surgida de la mente de este artista que rinde su "sincero" homenaje a Lorca, "en el que no he querido hacer referencia a los momentos más dramáticos de su vida".

"Cuando fui al Centro Federico García Lorca para proponer esta instalación, me encontraba nervioso. Temía que se entendiese como una burla, cuando es todo lo contrario. Pero Laura García Lorca comprendió perfectamente mi intención y se mostró encantada con ella. Los dos lloramos el día del estreno (en el propio centro)", recuerda Álex Peña, quien se ha rodeado por un equipo de trabajo en el que a nivel de popularidad destacan dos componentes del grupo sevillano Pony Bravo, Darío del Moral y Pablo Peña.

Álex Peña, con el perfume 'Pepe Le Romain', que puede extraerse de La Grúa de Bernarda Alba. Foto: Carme Ripollès.

"Mucha gente trata de encontrar grabaciones de la voz de Lorca, lo mismo que sus restos. Pero hay un registro sonoro suyo tocando el piano junto a La Argentinita, Colección de canciones populares antiguas. Para mí, oírle tocar el piano tiene el mismo valor que oír su voz. Los miembros de Pony Bravo convirtieron esos originales en piezas de electrónica. A partir de ahí, buscamos colaboradores, como Rocío Márquez". Lo cuenta Álex, quien apunta un sentido didáctico a su creación: "Quien no conozca la obra de Lorca podrá encontrar una vía de acceso a través del juego. Por otra parte, quien sí la conozca bien, se encontrará con detalles que reconocerá al instante Tiene varias capas de conocimiento e interpretación".

Debido a la actual crisis sanitaria, se ha prescindido del hábito de poner a disposición de los asistentes un explicativo dossier de papel, utilizando en su lugar un código QR que permite acceder a la información sobre Recreativos Federico, también disponible en la web NoQuedanDemonios.com.

Las siete máquinas recreativas

La grúa de Bernarda Alba

Juego en que unas pinzas -grúa- capturan alguno de los premios del interior del transparente recipiente. Por tres euros, el jugador se quedará con el perfume Pepe Le Romain/Pepe Romano, una peineta, un rosario con la marca de resina de Recreativos Federico o un abanico con los autógrafos de las protagonistas de la obra. En la frontal de la máquina aparece la silueta de Francisca/Frasquita Alba, "la propietaria de la casa vecina a la que veraneaba Lorca en Valderrubio. Se pasó a identificar la casa de Francisca con la verdadera de Bernarda, cuando en realidad Bernarda es un personaje de ficción. Nos saltamos al autor y convertimos en realidad algo que no lo es, dentro de ese espíritu mercantilista. Así que me he tomado otra licencia ficticia, como son las firmas en el abanico de las protagonistas de esta obra". Cuenta con la voz de la cantaora Alicia Acuña.

Amor de Don Perlimpín con Belisa en su Futbolín

El juego más tradicional de un salón recreativo sustituye el jardín de la obra de Lorca. Llena el futbolín de Don Perlimpines y Belisas, vestidos a la manera de la obra, para jugar una partida o varias, de manera gratuita. Cada vez que el equipo de Belisa marca un gol "se escuchan unos sonidos muy alegres, tal como era la vida de ella", mientras que cuando marca el once de Don Perlimpín, "la celebración es triste, como el tontolaba que es. Incluso se oye cómo se ríen de él". La voz la pone Daniel Alonso (Pony Bravo).

El jardín de Don Perlimpín y Belisa se transforma en un futbolín. Foto: Carme Ripollès.

Bolas de sangre

Por un euro, el usuario puede optar a un premio... que es sangre en una bolsa. Eso sí, "son dos tipos de sangre: la correspondiente al amante, Leonardo, el único personaje con nombre propio en Bodas de sangre, o del novio. Es la sangre derramada en su lucha a muerte". La máquina cuenta con la voz de Laura García Lorca, quien en un principio "no veía claro tomar parte, pero le dije que es la sobrina de Federico, ¿y qué mejor que sangre de su sangre para esta máquina?". Música de The Gardener (Califato 3/4).

Las Sin Sombrero

Máquina que no surge de la obra lorquiana. Es el particular homenaje de Álex Peña al grupo de mujeres artistas contemporáneas de la conocida Generación del 27 masculina y que por su género fueron invisibilizadas, "y que han pasado a la historia como un movimiento feminista y no artístico". En este grupo se incluían, entre otras, Maruja Mallo, Margarita Manso, María Zambrano, Rosario de Velasco, Rosa Chacel... De manera gratuita, el jugador debe pulsar las cabezas de estas mujeres, cuyos nombres aparecen en pantalla, "en una metáfora que equivale a que nosotros también les impedimos ser invisibles". Una vez finalizada la partida aparece el ranking de mejores resultados, ocupando las primeras posiciones las leyes de Educación que más ha invisibilizado a las mujeres". El nombre responde al gesto de quitarse el sombrero que protagonizaron Maruja, Margarita, Lorca y Dalí en la Puerta del Sol, recibiendo insultos. Audiovisual de Los Voluble.

Homenaje a las artistas Las Sin Sombrero, y a la vez una metáfora de su invisibilización social. Foto: Carme Ripollès.

Yerma, la nuit

La fálica Torre Eiffel da forma a un dispensador de preservativos, con el correspondiente logo, al precio de un euro. Álex se deja llevar por su imaginación "y sitúo a Yerma en París después de matar a su marido, que la acusaba de no darle hijos. Se marcha hasta allí para vivir alegremente, pero sigue sin poder concebir porque esa ciudad está llena de máquinas de preservativos". Rocío Márquez es la encargada de cantar en esta máquina.

Cadaqués Invaders

Otra licencia de Álex. Como en la más tradicional máquina de marcianitos, sitúa a Dalí sobre moscas tratando de invadir Cadaqués lanzando sobre Lorca los bigotes que embadurnaba de miel para que acudiesen los voladores insectos. El poeta se defiende del ataque lanzando las castañuelas de La Argentinita, pero se encuentra con un segundo enemigo, Gala, quien a lomos de un cisne va arrojándole huevos. "Es totalmente surrealista, pero estamos hablando de Lorca y, sobre todo, de Dalí". Música de Yunque Junk Preachers.

Así que pasen cinco euros

Variación de los "años" por los "euros" a una máquina que cambia monedas para poder jugar en el salón. "Eso sí, también hay quien viene a convertir sus billetes en metal para hacer otro uso. Así ocurrió con los trabajadores de una fábrica en una de las paradas de esta muestra". Es posible ver ilustraciones de Lorca, en batín, recogiendo el dinero recaudado por las máquinas. Música de Fiera.

Así que pasen cinco euros. la máquina que cambia monedas con la ilustración de Lorca recogiendo la recaudación. Foto: Carme Ripollès.

 


Responder a Alex Peña Cancelar la respuesta

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,