Cine, Música >> Entrada libre, Portada

'Castelló Rock City'. Un documental necesario que pide más pases y más entregas

'Castelló Rock City. Un viatge en el temps per la música pop' se estrenó con un caluroso aplauso final. Un documental que repasa gran parte de lo más importante ocurrido entre la década de los 60 y los 90 del pasado siglo. En su primera proyección llenó la platea del Auditori de un público que ha vivido parte de aquella época y que, vistas sus reacciones, gustaría de más entregas que completasen la información sobre el panorama musical con matrícula CS.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Morcillo, genio y figura, testigo de toda la evolución de la música pop y rock en Castelló durante el siglo XX. Foto: Castelló Rock City.

"Este documental es un homenaje a la música que se ha hecho en Castelló". Con estas palabras de Juanki Tomás mientras apaga las luces del estudio de grabación se cierra la hora y media de Castelló Rock City. Un viatge en el temps per la música pop. Un audiovisual histórico que abarca cuatro décadas de música en La Plana (entre la década de los 60 y la de los 90 del pasado siglo) a partir del disco-libro Historia de la Música Pop en Castellón (2011). Un trabajo coproducido por La Seta Azul (Benicàssim) y La Hormiga (Valencia), con Juanki Tomás, Pascual Ibáñez y Cristian Font al frente, que década a década plasma las líneas generales que definieron la música en cada una de ellas, bastante diferentes entre sí dentro de un espacio geográfico alejado de los centros neurálgicos de la industria. Un documental que llenó la platea de la sala principal del Auditori de Castelló e hizo abrir el anfiteatro con un público que, en la mayoría de los casos, fue protagonista o vivió como consumidor esos tiempos pasados que alguna lágrima hicieron soltar, echándose en falta la franja más joven de edad.

Una panorámica amplia resumida en 90 minutos, donde son todos los que están, con protagonismo especial para nombres clave en la música de Castelló, como Morcillo, Miguel Ángel Villanueva y Los Auténticos, Pat Escoín y Los Romeos, No Tomorrow y Shock Treatment, El Último Ke Zierre... Ellos explican con documentos actuales o rescatados del pasado sus experiencias personales que, al mismo tiempo, ejemplifican buena parte de la música con matrícula CS. Sin embargo, no están todos los que son, y aunque incluir a todos los protagonistas es tarea imposible y tal vez restase dinamismo y aportase dispersión informativa, sí resulta chocante no encontrar referencias a Tom Bombadil, Malos Vicios, Templario o Volumen, quienes a nivel local o incluso nacional han tenido su peso -y aún lo tienen algún caso- , así como a géneros, ramificaciones estilísticas y nombres propios, entre los que se podría destacar a un Ramon Godes quien tras comenzar en Castelló, en los 80 jugaba desde Madrid en Primera División con Los Coyotes y Malevaje, o el músico y productor Juanma Mas (estudios Waves).

Una vez estrenado este proyecto trabajado directamente durante dos años, la intención de sus responsables, que han contado con las colaboraciones del Institut Valencià de Cultura, Ayuntamiento de Castelló, Diputación y À Punt Media, es que Castelló Rock City se proyecte por el máximo posible de salas cinematográficas. Una vez realice el desarrollo más amplio posible, se decidirá cuál es el siguiente modo de distribución.

¿Habrá segunda parte? El tiempo lo dirá. Pero al menos Juanki aún no se lo plantea. Mientras tanto, esta es la panorámica que ofrece Castelló Rock City en pantalla.

Década de los 60 

Casi como un conductor de todo el documental, Juan Antonio Morcillo -y es que el más icónico de los músicos de Castelló vivió a fondo el pasado siglo, traspasando décadas bajo diferentes proyectos- recuerda aquellos años 60 en los que "debías superar un examen y conseguir el carné de músico" para poder participar en eventos como los "músico-vocales" que llenaban el Teatro Principal.

El pianista Alejandro García, el cantante Juan Gaspar Nebot June (participante por dos veces en el entonces fundamental Festival de Benidorm), Ana Soriano (hija de Sami, del Trío Los Rebeldes), Pascual Cándido Candi (miembro de varias formaciones importantes de la época, como Trío Los Rebeldes, Kandi-Palas o Los Candis), Vicente Portolés (heredero de la primera tienda de instrumentos musicales de la ciudad de Castelló) trazan la perspectiva de una década en la que predominaba la música para el baile.

June, durante la grabación del documental. Foto: Castelló Rock City.

Unos años en los que era habitual tocar sin cobrar -o pagando-, con medios precarios o directamente inexistentes ("Le pedí un bajo a Portolés y, como por aquí no había, lo tuvo que pedir a California. Tardó seis meses en llegar y para pagarlo tuve que pintar cuatro pisos", recuerda Morcillo), sin estudios de grabación y con la esperanza de que Rumbo a la fama del Rialto les sacase del anonimato. "Cuando eres joven, la música es bonita; luego es dura", sentencia June, cuya canción "Vivir y soñar" ganó el segundo premio en el Festival de Benidorm en las voces de Luky y José.

Década de los 70

Una década con poca abundancia de bandas, pero con un nombre destacado: Motor. Desde su arranque, con Morcillo al bajo y voz, Eduardo Rajadell a la guitarra y Diego Clanchet, fue todo un fenómeno entre aquella juventud castellonense por la fuerza con la que atacaban temas integrados en el rock progresivo de moda en esos años. "Era música que no se podía bailar, con desarrollos complicados. La gente me decía que se relajaba cuando yo cantaba", comenta Morcillo.

Las orquestas dominaban el panorama, donde tocar versiones cotizaba más alto que los temas propios, cuyas letras debían pasar el filtro de la censura. Aun así, y con pocos espacios para actuar (patios de colegio, principalmente) asomaron grupos como Los D2, de Almassora, calificado por Miguel Ángel Villanueva como "un grupazo" y de los pocos que consiguieron tocar más allá de la frontera provincial, actuando en el Festival de Benidorm; aunque fue Trafic la primera formación castellonense en aparecer en TVE.

Pero en ese escenario brillaba con luz propia el nombre de un local: el bar Colón, ubicado en la plaza La Paz. Allí se reunían la mayoría de músicos de Castelló, y allí mismo nacían nuevos grupos, "porque sabían que se convocaba un festival y formaban un grupo con la intención de ganar dinero y bebérselo después", recuerda Miguel Ángel Villanueva.

José Miguel Gómez, Toni Palau (Los Yetis), José Luis Lorente El Chino o un Dani Silvestre que hoy en día sigue en activo con Faradai tras haber pasado por Odín -junto a su hermano Paco, también protagonista en el documental, Los Rítmicos o Los Náufragos, recuerdan esa etapa, donde para grabar un disco era necesario marcharse a Valencia y a continuación ir con las grabaciones en las manos para intentar venderlas.

Década de los 80 

Vendría a ser la década de la explosión para la música en Castelló. De repente, y arrastrados por la Movida Madrileña, comenzaron a surgir grupos, grabaciones, actuaciones y una escena musical que tuvo su escaparate en el radiofónico Extraños en la noche, que conducía Miguel Ángel Villanueva, al tiempo que seguía haciendo música con Los Auténticos. "Fue una época de efervescencia que se fue apagando", recuerda Miguel Ángel. Una etapa en la que aparecieron pequeños sellos discográficos independientes y las primeras tiendas dedicadas principalmente a la venta de discos, dos puntales fundamentales para dar visibilidad a las bandas que pisaban los por entonces improvisados locales de ensayo.

Juanjo Llopis, Lorenzo Millo, Alejandro Carda, Carlos Vargas o Carlos Grimal se incorporan a los testigos de una época que ramificó el pop y el rock (rockabilly, gótico, pop tecnificado, metal...), "y en el que las letras y la imagen eran tan importantes como la música", recuerda Dani Silvestre.

Speedway (más tarde Carmín y a continuación Cinema), en la imagen de la derecha. Foto: Castelló Rock City, cedida por José Luis Lorente 'El Chino'.

Una década que tuvo en el disco N-340 su gran referente, un álbum impulsado desde la Diputación Provincial y coordinado por Miguel Ángel Villanueva que en 1984 retrató sonoramente casi todo lo que ocurría en Castelló. Los tiempos de efervescencia -dentro de la modestia- de Los Auténticos ("el grupo se acabó porque nos moríamos de hambre, y Morcillo decidió que para seguir muriéndose de hambre, que al menos fuese con su música", comenta Miguel Ángel) o de bandas que alcanzaron repercusión nacional, como Cuentos Chinos o The Joke, que grabó en El Pato, subsello de Discos Medicinales, surgido de la legendaria tienda de discos con el mismo nombre que hoy en día sigue en funcionamiento. Primeros maxis, con Cinema como pioneros, y videoclips.

Fanzines, apariciones televisivas, viaje en autobús a Madrid de los fans de Los Auténticos para verles en la sala El Sol... La etapa más mítica que ha vivido la música de Castelló, en la que las ganas se imponían a las dificultades o, directamente, a la precariedad.

Década de los 90

Y del mito al esplendor... siempre bajo el prisma de la moderación, que solo grupos como Los Romeos -todo un fenómeno a nivel nacional- o El Último Ke Zierre rompieron con fuerza; un camino que llegaron a transitar aunque brevemente Gatas Negras, al tiempo que Malconsejo o Los Brujos se iban ganando el apellido "de culto", con canciones más apreciadas que vendidas. Una década de aparición de salas de referencia en Castelló y más allá, principalmente Ricoamor y sus conciertos de los domingos por la tarde, que permitieron conocer más de cerca aquello que estaba ocurriendo a nivel nacional e internacional. Alejandro Rodríguez El Goma lo recuerda en primera persona. Otro testigo y protagonista fue Julio García Robles, quien recuerda que fundó el sello Matraka Diskak con el objetivo de lanzar el primer disco de El Último Ke Zierre y acabó convertido en referente del punk, lo mismo que No Tomorrow, creado por Coky Ordóñez para editar el debut de Shock Treatment.

Los Romeos, en una aparición televisiva en los 90. Foto: Castelló Rock City.

"La gente tenía muchas ganas de hacer cosas", recuerda María Padilla, quien tras el jazzístico So What puso en marcha el potente Madnoise, que actuó en el segundo FIB, aterrizado en el Velódromo de Benicàssim en 1995, un evento que rompió todas las fronteras desde La Plana (y en cuya primera edición estuvo Paco Vila como componente de Los Flechazos).. Pero el semana a semana se vivía en salas como Vil Blues, La Nave, Fraguel Rock,... tal como recuerda la fotógrafa Anna Soler. Y como momento histórico, Green Day en la Casa Okupa de Vila-real en 1993 justo antes de doblar la esquina y convertirse en fenómeno de masas con la publicación del disco Dookie.

OPINIONES DE LOS ESPECTADORES O PARTICIPANTES
  • José Mercadillo: "Ha estado muy bien, pero estaría bien una segunda parte".
  • Paz Alé Navarro: "¡Muy emotivo! Me ha gustado. Una segunda parte opino que sí, ya qe aún hay mucho material bueno para resaltar".
  • Javier Besnard Mateu: "Siempre lo primero reconocer el trabajo y esfuerzo de los cabecillas para reflejar lo sucedido en Castelló. A mí me ha dejado un buen sabor de boca".
  • Pablo Corder: "A finales de los 80 surgió en Castelló una banda muy buena y creo que se merecía un hueco en el documental, Tom Bombadil".
  • Antonio Semidimes: "Una segunda parte y tercera incluso estaría muy bien. Hay muchos grupos que se han echado de menos. En fin, es muy complicado todo".
  • Jordi Vidal: "Buen trabajo de Juanki y su equipo... en su burbuja".
  • Rubén Gibson: "Solo alabar el esfuerzo para llevar a cabo proyectos como este. Emotivo y muy didáctico para quien por edad no vivimos las primeras décadas. Una parte fundamental del pop y rock de Castelló están representados, aunque la escena sea más amplia".
  • Mariló Sanchis Sánchez: "Muy muy interesante. Recordando y descubriendo todos los buenos grupos que surgieron en la época. Ha sido muy emotivo y ha quedado demostrado lo que ha gustado con el largo aplauso del final. Mi enhorabuena".
  • Juanjo Estall Bacas-Bulla: "¿Templario, La Sentencia, Tom Bombadil, Medium, Volumen, Driada, The Pan de Molde, Imperfecto, Magazzine, Capitan Blood, Amor de Madre, Voraz, Kentucky Blues, Grillos, Salva del Real, K-Dukados, Idem, Into, Propiedad Privada, Candidatos, Cábala, Goma2, Acuáticos, De par en par, In Albis, Mindwarp, Fernando Marco, Akelarre, Leyend, Guarrería Subversiva, Insolentes, Midax Rex, Al Límite, Black Rain, Lucifer Sam, Radio One, Lobo, Temperamental, Nero, Klin, THC, Blue Station, Raw, Brazil, Línea Xyz, La Karrasca, Agraviats, Kornea, Margarita Cansino, Desdén, Malcom, Dorados Gragueros, Euler Venn, Abadáa 500, Govannon, Porkavida, Mafia, Malos Vicios, etc...? Por lo demás bien, buen trabajo".
  • Isa FlyAway: "Me ha encantado. Me sorprende también la poca gente en la treintena que ha acudido. Es un documento que plasma una buena parte de la historia musical de Castelló. He descubierto cosas que no conocía, sobre todo de la época de los 60 y 70. También pienso que se ha quedado gente fuera, y por supuesto, que debería haber una segunda parte. Hay cosas, que por si solas ya bien merecen otro documental. Pero bueno, entiendo que es un curro recoger toda la información y darle forma ¡Enhorabuena!"
  • JJ Doc (Juanjo Llopis, participante en el documental): "Un diez para Juanki y toda su gente. Ojalá toda el mundo se lo tomara tan en serio como ellos. Espero poder verlo pronto".
  • Yomisma Ypunto: "Es un buen trabajo. Si bien no están todos, sí la mayoria. En general entrañable y tocando ciertas fibras sensibles. Para los más jóvenes, una llamada a que no dejen de aprovechar esta nueva oleada y permisividad musical para lanzarse".
  • Fernando Pardo: "Entiendo totalmente la imposibilidad de contentar a todos con las inclusiones de bandas. Personalmente, eché a faltar a Ultimabala y Govannon".
  • Manel Brancal: "Para mí las referencias a las décadas de los 60 y 70 lo mejor; impecable el trabajo de documentación. Respecto a los 80 y 90, hay excesivas referencias a Los Auténticos, Romeos y NoTomorrow Records, que se hacían incluso repetitivas, quitando espacio a la mención de otras bandas también significativas. La ausencia de Tom Bombadil es inexplicable, y de una falta de rigor histórico importante. Por lo demás, un proyecto necesario para poner en valor la escena musical en Castelló, donde por supuesto hay mucho más que rock".
  • Lorenzo Millo: "Faltan cosas, lo cual era previsible, pero sobrar no sobra nada. Otra cosa es que se podría haber puesto más el acento en unas cosas y no tanto en otras. Pero, para ello, el reto está abierto a quien quiera contar las cosas de otra manera (que sería tan válida como esta) y cubriendo lagunas (que siempre las va a haber, lo haga quien lo haga). Aquí, unos señores han contado su versión, con defectos pero también con muchas virtudes. Y todos tenemos voz para poder matizarla. En resumen, creo que está muy bien. Y creo que deja pendiente una segunda parte que coja las dos últimas y efervescentes décadas. Yo lo arreglaría con diez minutos más de metraje. Todos contentos y, con lo ligero que resulta de ver, tampoco se hubiera hecho pesado. Aunque imagino que el formato hora y media es para poder emitirlo en televisiones también".
  • María Padilla Mata: "La verdad que Juanki y Producciones La Hormiga se han pegado una currada megamonumental y sí, queremos más. Somos un montón de bandas y nuestro fenómeno es propio y especial y está muy bien que quede registrado y documentado. Así que, adelante para otro sobre la era 2000 y si se puede, recoger también a todas esas bandas que no aparecen Aunque la complejidad de hacerlo todo es importante. Por mi parte me puse muy colorá de hablar, que lo mío son las tablas. Pero gracias, gracias y gracias".


  1. Enhorabuena por la producción a Juanki, Pacual y Cristian!! Es necesaria una 2ª parte que refleje toda la barbaridad de movida CS que hay y que los más significativos no falten.


  2. Una correccion la foto que se menciona de ser el.grupo Cinema.aun no lo.eran.ya que esa foto era el grupo Speedway.1979.que mas tarde seriamos Carmin para cambiarnos el nombre y cambiar de bajista año 1982.y ya llamarnos Cinema.Nota aclaratoria.y en cuanto a la foto pues pertenece a mi archivo personal y cedida a Juanki para CastelloRockCity.Un.saludo.David.de aqui El.Chino Drummer..

Responder a Jose Luis El Chino. Cancelar respuesta

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,