Teatro y danza >> Festivales, Portada

‘Vània’ y ‘Lurrak’ culminan a lo grande la Mostra Reclam, que ya piensa en su 25º aniversario

Cincuenta funciones después, la Mostra de Teatre Reclam ha cerrado su XXIV edición con más de 8.000 espectadores, cifra mayor a la de años anteriores. Incluso en la jornada de clausura, con la lluvia como obstáculo, se registró una gran entrada para presenciar en Benicàssim la obra ‘Lurrak’, tal como ocurrió el viernes anterior en el Paranimf con ‘Vània’. La Mostra idea ya un 25º aniversario muy especial para 2017.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

‘Lurrak’ cerró en Benicàssim la XXIV Mostra de Teatre Reclam. Foto: Damián Llorens.

La Mostra de Teatre Reclam ha llegado al final de su XXIV edición con una valoración global positiva por parte de la organización, que cifra en más de 8.000 la cantidad de espectadores que han acudido durante el mes de noviembre a alguna de las 50 funciones que han tenido lugar en nueve sedes: Almassora, Benicàssim, Betxí, Castellón, Onda, la Vall d’Uixó, Vilafranca, Vila-real, Vinaròs y la Universitat Jaume I. Según destaca Antoni Valesa, director artístico de este evento de carácter anual que organiza la UJI con la colaboración de la Diputación Provincial y la Generalitat a través del Circuit Cultural Valencià, “se ha notado un aumento en la respuesta del público a una sèrie de espectáculos de alta calidad, además de conseguir una alta incidencia entre los medios de comunicación tradicionales y redes sociales”. Apenas finalizada esta edición, ya piensa en la del próximo año, que resultará especial al tratarse del 25º aniversario de Reclam.

Valesa apunta que en las comarcas de Castellón “han podido verse algunas primicias artísticas y diferentes propuestas recientemente reconocidas con destacados premios dentro del mundo de las artes”. Es el caso de Pinoxxio, obra de Ananda Dansa con siete premios Max 2016 que abrió la XXIV edición en el Paranimf de la UJI el viernes 4 de noviembre, justo después del espectacular uno de Delrevés Danza Vertical, con tres bailarines colgando de la fachada del edificio. Un lleno completo de espectadores que repitió el 18 de noviembre IT Dansa Jove con Ballem!, abriendo incluso al público el anfiteatro del Paranimf.

La lluvia obligó a Aérea Teatro a ubicarse en el interior del Teatre de Benicàssim. Foto: Damián Llorens.

En la jornada de clausura, celebrada el pasado domingo, 27 de noviembre en Benicàssim, ni la lluvia intensa pudo frenar la jornada final, aunque la alteró. La representación callejera de la compañía Aérea Teatro tuvo que trasladarse al hall del Teatre Municipal Francesc Tárrega. Poco después, en el escenario de edificio, el espectacular montaje Lurrak, de Lurrak Antzerkia no sólo llenó las localidades sino que levantó en varias ocasiones al público de sus asientos con su mezcla de teatro, circo y música tradicional vasca.

Entre el inicio y el final de Reclam, espectáculos como La Crazy Class, de L’Om Imprebís, La Cantúria cantada de Carles Santos, El sopar dels IdiotesEva y Adán de Otra Danza, la danza de Paula Quintana, el lenguaje absurdo de Gerardo Esteve, las payasas de  Cia Aérea en De todas las bellas, las más bellotasEl sorolls del silenci de Valentí Piñot, el Tempus onírico de Visitants, el teatro social de Nafrat en su denuncia de la mirada de Europa hacia el drama de la inmigración, dejando para el último fin de semana uno de los más importantes montajes del teatro valenciano, Vània, de Moma Teatre.

El ritmo de ‘Lurrak’ se transmitió desde el escenario al público. Foto: Damián Llorens.

Según señala Valesa, a lo largo de esta Mostra de Teatre ha destacado la respuesta de público en aquellas localidades donde existe una programación teatral regular durante el año, como ocurre en Vilafranca, aunque también en sedes como Betxí se ha  percibido una asistencia mayor que en ediciones anteriores.

De cara a la XXV edición se barajan diversas alternativas, como reducir en una semana la programación o dar entrada a localidades que han mostrado su interès en ser sede de algunos de los espectáculos.

‘VÀNIA’ MANTUVO EL INTERÉS EN UNOS PERSONAJES “MUY ABURRIDOS”

‘Vània’, personajes de Chéjov encerrados en su propias limitaciones. Foto: Damián Llorens.

“Somos muy aburridos”. Así se definen a sí mismos algunos de los personajes de Tío Vania, el clásico firmado a finales del siglo XIX por el dramaturgo ruso Anton Chéjov y al que Moma Teatre lleva al escenario en valenciano con el nombre abreviado a Vània, fruto de la traducción de Rodolf Sirera y bajo la dirección de Carles Alfaro. “Aburridos y tristes”, así se sienten unos personajes ubicados fuera de todo marco temporal, que quieren pero no pueden, dando lugar a unas escenas en las que la gris atmósfera les aplasta. Sin embargo, dentro de casi todos ellos late un ansia retenida que en algún momento de la obra saldrá a la luz. Pero su sino es sentirse derrotados.

Durante dos horas y cuarto, los seis actores de Moma Teatre (Rafael Calatayud, Empar Canet, Josep Manuel Casany, Àngel Figols, Mamen García y Rebeca Valls) desarrollan su trabajo con solvencia, consiguiendo que la larga duración se pase en los asientos de una manera rápida, apoyándose en sus diálogos y reacciones a falta de una mayor acción durante gran parte de la obra, en la que van revelando a través de sus charlas los sentimientos que esconden. Casi dos minutos de aplausos premiaron su labor desde la platea del Paranimf que el viernes 25 de noviembre reunió a unos 250 espectadores.

 

  1. Pingback: El circo musical de Lurrak regresa al Paranimf tras su éxito rotundo en el último Reclam | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,