Música >> General, Portada

Toni Porcar: “He sido siempre de calle, de nervio”

Canciones con más o menos años, pero canciones de toda una vida, la de Toni Porcar. Compositor, guitarrista y cantante castellonense las presentará, con single incluido, el viernes 15 de marzo en el Auditori de Castellón. La expectación ha provocado que se haya agotado las entradas. El protagonista principal de ese concierto habla con Nomepierdoniuna sobre este concierto y toda su carrera.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Toni Porcar. Foto: Batiste Safont.

La actuación de Toni Porcar (Castellón, 1975) el viernes 15 de marzo (22:30) en el Auditori de Castellón se ha convertido en una de las sensaciones de este primer trimestre del año en La Plana, como lo demuestra que con una semana de antelación haya vendido todas las entradas (la sala tiene capacidad para 250 personas). El veterano músico castellonense presenta su material propio, parte del que ha ido componiendo durante años y que solo su círculo más íntimo había escuchado. Empujado por Juanki Tomás (La Seta Azul y promotora TIM) y acompañado por Chimo Montón y Nacho Blackan Pegueroles (guitarras), Pere Safont (bajo), Edu Roselló (teclados), su primo Tico Porcar (batería); además de las colaboraciones de Aroa Morcillo (voces) y Julián González (acordeón), que darán vida a unas canciones de raíz norteamericana, como es posible comprobar en el single que se regalará a la entrada y en un posterior vinilo de larga duración.

Mientras se acerca esa fecha, el compositor, guitarrista y cantante Toni Porcar, también propietario del local musical Veneno Stereo- explica a Nomepierdoniuna todo el proceso de este proyecto, a la vez que repasa su larga carrera.

>Personas que te conocemos sabíamos desde hacía bastante tiempo que tenías temas grabados, pero no te decidías a darles salida, salvo jams o momentos muy puntuales, y la verdad es que escuchándolos no entendíamos el motivo.
Cuando monté Veneno Stereo -que se inauguró el 5 de diciembre de 2008, aunque todo el proceso se inició más de dos años antes-, habíamos acabado la etapa de De Par en Par en Madrid. Al volver a Castellón puse en marcha el local y resultaba complicado compaginarlo con un grupo, así que fui dejando aparcada la parte de tocar de un modo tan intenso, algo que hice desde los 18 hasta los 30 años. Lo seguí haciendo con Motel y con Simago Lemon’s, que era otra historia, ya no defendías tus temas, no tenías esa presión. Como era amigo de Ximo Gozalbo -cantante de Simago Lemon’s- le dije que tocaría en un concierto con Simago, y resulta que “ese concierto” se convirtió en 50, en una época en la que no existía el tardeo. Entre que seguía tocando sin presión y que tenía el local, no sentía la necesidad de volver a tocar temas míos, y cuando la sentía, resulta que la gente con la que contaría no estaba a disposición en ese momento. Pero no dejaba de componer canciones. Hasta que pasados cuatro o cinco años le dije a mi primo -el batería Tico Porcar- que me gustaría grabar algunas de esas canciones, que tenían un aire más norteamericano, con mandolinas, lap steel… y menos pop, y algunas que se quedaron en el tintero con De Par en Par. Canciones más definidas, más maduras, sin buscar el single, relajadas, sin la presión de grabar para convencer a una discográfica.

>Y cuando te decides a mostrarlas en público a lo grande -aunque ya has hecho alguna actuación anterior- lo haces con un concierto en el Auditori de Castellón. ¿Por qué has escogido justamente este momento?
El año pasado Juanki Tomás me ofreció la posibilidad de hacer un bolo en el Auditori y decidí que si lo hacíamos, editaría todo lo que estaba grabado. Pero por una serie de cuestiones personales, se quedó en idea. Este año me lo ha vuelto a ofrecer, y aquí estamos. El vinilo no estará el día del concierto, pero a quienes asistan le regalaremos un cd con dos canciones: “Las Vegas” y “Algo salvaje”, que son nuevas, surgidas de una sesión acústica con Diego Barberà. El Lp incluirá temas de De Par en Par y otros hechos en estos últimos años.

>Temas que has ido grabando sin continuidad temporal.
Y tampoco de espacio. En los estudios Rockaway, grabamos baterías y base rítmica todo a la vez con Tico, Pere Safont y yo, más Juanki Tomás como técnico. El resto, en un estudio de mis locales de ensayo, Soda Rock. Acabamos el proceso en Rocketes, con Alberto Sales. Todo eso, por fases y abarcando un largo periodo de tiempo. Pero todo se quedó ahí. Tenía los temas grabados, de vez en cuando nos juntábamos para tocar, pero nada serio. Es la primera vez que me he esforzado con la voz, y me he encontrado mejor de lo que me esperaba.

Desde la izquierda: Pere Safont, Edu Roselló, Tico Porcar, Toni Porcar, Chimo Montón y Nacho Blackan. Foto: Cristian Lorente.

>La gente que ha participado en esas grabaciones no es exactamente la misma que te acompañará en el concierto
En la grabación han participado Tico, Pere, Edu Roselló y Chimo Montón, Aroa, Diego Barberà en una sesión, y yo las guitarras; no lo ha hecho Nacho Pegueroles, quien sí tocará en directo. igual que Julián González. En “El dial”, hay guitarra de mi primo, Nacho Doménech. El lap steel de Guillermo Berlanga.

>¿Qué habéis preparado para este concierto?
Será un concierto de una hora y algo, no tocando todos los temas del disco, y sí algunas versiones. ¡Ojalá la gente se quede con ganas de escuchar más! Empezaremos con dos temas de De Par en Par que me hacía ilusión tocar: “No hemos fracasado” y “El equilibrista”, y a partir de ahí iremos combinando con temas nuevos.

>No sé si después del concierto habrá ganas de escucharte más veces, pero antes está claro que sí. Entradas agotadas para la Sala de Cámara del Auditori con una semana de antelación.
La venta ha ido muy rápida. Pero no nos engañemos: está a tope porque llevo mucho tiempo sin tocar y hay expectativa. Si tocase tres veces, estaría como todos, con conciertos con más gente y otros con menos.

>Escuchando los temas hay una orientación evidente hacia la música de raíz norteamericana. Hay rock pero también country y, en general, sonidos muy USA.
Cuando era un crío me gustaba mucho Mark Knopfler. Tal vez no te des cuenta, pero muchas veces los fans evolucionamos a la vez que los artistas a los que admiramos. Muchos de los que éramos fans de Dire Straits acabamos descubriendo que nos gustaba más el country de lo que pudiese parecer, porque le seguimos con Cheat Atkins, Notting Hillbillies… y te acabas comprando un disco de Kenny Rogers, otro de Dolly Parton, y sigues con Gram Parsons, Flying Burrito Brothers, The Band… y descubres a Levon Helm, que para mí es una eminencia, Steve Earle… Has ido creciendo y te cuadra todo: ese sonido americano, mezclando bluegrass, rock… Después me dejó de gustar Knopfler porque me parecía demasiado mainstream, y me decanté por lo que había ido descubriendo. Sin embargo, tiempo después me volví a enamorar de Knopfler, porque es alguien que sabe venderse, pero haciendo lo que le da la gana. Podría unir de nuevo a Dire Straits e hincharse a ganar dinero, pero no. Dicen que por mi manera de tocar me asemejo a él, aunque creo que no tenemos tanto que ver. Eso sí, en “El dial” hice una copia a propósito. Y al mismo tiempo tengo mucha influencia del pop español de toda la vida, mi parte De Par en Par, que en principio era muy Dire Straits, con solos de cinco minutos…

>¿De tu etapa en Motel recuperas algo?
No. No me lo he planteado, porque compositivamente nunca aporté nada.

>Escuchando tus letras, con las diferencias de expresión, creo que reflejas un mundo que no está muy lejos del que describe Fernando López (líder de Motel) en sus temas. Veo similitudes, al menos temáticas.
Bueno, desde que nos conocimos Fernando y yo en el Imagina Rock del año 97 nos caímos muy bien. Pero a la hora de expresarnos, hay diferencias: yo soy un chico de barrio, mientras que Fernando es un tío estudiado, un intelectual. Yo he sido siempre de calle, de nervio.

>Algo así es lo que vienes a decir en “Algo salvaje”.
No me gusta hablar de mis canciones, porque prefiero que cada uno le dé su propia lectura. “Algo salvaje” tiene un rollo decadente, de una persona que rueda por la carretera y acude donde no toca para pedir ayuda donde no le quieren. Pero no son canciones autobiográficas, como sí lo eran la mayoría de las de De Par en Par.

“Cuando era un crío me gustaba mucho Mark Knopfler. Tal vez no te des cuenta, pero muchas veces los fans evolucionamos a la vez que los artistas a los que admiramos. Muchos de los que éramos fans de Dire Straits acabamos descubriendo que nos gustaba más el country de lo que pudiese parecer”

>Aunque tenemos claro que Motel ha sido siempre el grupo de Fernando, somos muchos los que te conocemos principalmente por haber sido uno de sus guitarristas, mano derecha de Fernando e incluso cantante solista en algún tema.
Cuando regresé a Castellón, me llamó Fernando e hicimos Animales de compañía (2009); aunque en ese momento Motel era Fernando, quien llamó a una serie de músicos para hacer una grabación, y acabamos haciendo conciertos con posterioridad. En Los renglones torcidos (2010) participé más y lo disfruté mucho. Luego llegó Bámbola, con Aroa. Pero yo necesitaba hacer mi carrera. Siempre he hecho canciones propias; tengo un montón, lo que pasa es que no tengo discos grabados. He hecho muchas cosas. el tributo a Bowie, Propiedad Privada, Simago Lemon’s… Parece que no quede bien decir que alguien ha estado en Simago, que es el grupo de Ximo Gozalbo y El Chino (José Luis Lorente) por el que van pasando músicos, pero Simago tiene mucho más rock and roll que muchos grupos de Castellón que van de rockeros. Si van a cuatro bolos con ellos lo comprobarán. Hay una parte de mí que ha aprendido mucho con Simago.

UNA TRAYECTORIA LARGA CON ESTANCIA EN MADRID

>Hay gente joven, músicos jóvenes, que en realidad solo saben de ti que eres el dueño de la sala de conciertos Veneno Stereo o de los locales de ensayo Soda Rock, pero tienes una larga carrera detrás que incluso te llevó a intentarlo desde Madrid con De Par en Par. Repasemos por encima esa trayectoria. ¿Fue De Par en Par tu primer grupo?
Mi primer grupo fue The Hard Raiders, donde ya estuve con Joaquín Breva (compañero en De Par en Par y socio inicial en Veneno Stereo), que fue quien me vendió mi primera guitarra, una Gibson negra. Me pegó el palo (risas). Le costó 50 y me la vendió por 80, y luego me enteré de que había sido una guitarra de Lorenzo Millo. Puede parecer raro, pero entonces no veías una guitarra todos los días. La llevé a casa y la desmonté toda (risas)… luego no sabía dónde iban las cosas (risas). A Joaquín le conocí con 13 años y somos como hermanos. Conocimos a Morcillo. Luego montamos Última Hora, allá por el 91, con Nacho Ribes y Eva Aguilella.

>Nace De Par en Par y decidís intentarlo desde Madrid.
En 1996, De Par en Par comenzó en Castellón con Tico Porcar, Nacho Ribes, Nacho Doménech y yo. Nacho Ribes se fue a Motel y Joaquín se reenganchó. Sobre el 2000 nos fuimos a Madrid y cogimos un nivel muy fuerte. Incluso Fernando López tocó los teclados en alguna época. Mandé dos temas al sello Discos en la Arena, que tenía en su catálogo a Malevaje, lo que quedó de La Guardia… Le gustó al de la discográfica, y con Nacho Ribes, Tico Porcar y Joaquín estuvimos tres años en Madrid y nos dedicábamos a coger la furgo y tocar. Tocamos mucho, con pocos gastos, malviviendo, pero éramos jóvenes y era esa época adecuada para malvivir. Además, éramos como hermanos. Pero llegó un momento en que no tenía sentido. No nos habíamos planteado ser un grupo underground; éramos un grupo de pop rock potente, las discográficas nos conocían, en el mundillo nos conocían… Queríamos que una discográfica nos sacase un disco, no nosotros. Nos lo pasamos muy bien. Pero habíamos tocado techo. Creo que De Par en Par ya éramos dinosaurios en aquel momento. No éramos rompedores. Tal vez llegamos tarde.

“Con De Par en Par tocamos mucho, con pocos gastos, malviviendo, pero éramos jóvenes y era esa época adecuada para malvivir. Además, éramos como hermanos. Pero llegó un momento en que no tenía sentido. Habíamos tocado techo”

>¿Se parece el mundillo musical de aquel entonces al actual?
Ha cambiado todo mucho. Ahora hay chavales que tocan doscientas mil veces mejor que nosotros a su edad. Nosotros aprendimos a base de intentarlo, equivocarnos y repetir. Ahora tienes tutoriales en YouTube, que después de la rueda es el mejor invento para un músico.

>Desde tu perspectiva de músico veterano, ¿le darías algún consejo a esa gente joven que está empezando ahora su andadura en grupos? ¿O qué harías tú si volvieses a ser un chaval joven que ha montado su primer grupo?
No lo sé. Ten en cuenta que llevo diez años desconectado, ni siquiera sabría qué hacer si ahora empezase con un grupo, porque esta actuación del Auditori es una reunión puntual de unos amigos, y no tengo pensado ir más allá. Hace 20 años que oigo decir que “esto va mal”, así que imagino que quien empiece lo tendrá jodido. Ahora internet te abre una puerta, pero es una puerta a ningún sitio. Puedes hacer vídeos muy buenos y subirlos a la red, pero es como mear en medio del Pacífico. Ahora hay una estructura que no existía treinta años atrás, desde aprender en combos en una academia. Pero está complicado. Lo que me hace ser optimista es que la música siempre existirá, siempre habrá alguien transgresor que romperá. Lo que simboliza el rock, esa contracultura, siempre existirá.

>Pero tú crees que en España es complicado sacar cabeza en la música para la mayoría de grupos.
Si a nivel nacional hubiese otra estructura, Motel o De Par en Par estaríamos viviendo de hacer música. Lo que no veo bien es que gente con talento lo esté pasando mal, o que venga alguien como Mark Olson de gira a España y que no vaya casi nadie a verle, cosas así. Hay países con estructuras para ayudar a grupos, como Alemania, Australia, Estados Unidos.. desde asociaciones privadas a públicas. Eso puede estar en todos los sitios. Falta implicación por parte de la administración, si es que quieren que haya un futuro prometedor para los jóvenes, para que se puedan desarrollar. Y eso pasa en todas las artes.

“Si hay una bolsa con dinero público para ayudar a bandas emergentes, hay que ayudar siempre al que tiene de verdad un proyecto, no a la puntualidad de un momento”

>Si estuviese en tu mano, ¿cómo ayudarías para mejorar esa situación?
He de decir que nunca he sido partidario de conceder ayudas públicas. Pero a partir de ahí, si tuviese en mi mano hacer algo… Si hay una bolsa con dinero público para ayudar a bandas emergentes, hay que ayudar siempre al que tiene de verdad un proyecto, no a la puntualidad de un momento. Si quieres ayudar a un grupo de aquí, con un proyecto serio para desarrollar, págale un tanto por ciento de sus facturas de desplazamientos, a cambio de un flyer de tu institución o algo así. O ayúdale a cubrir gastos de grabación de un disco, poniendo tu sello en él. Que el grupo vaya donde quiera, pero le ayudas con parte de sus gastos. Ayudar a la base, al proyecto, no a la puntualidad.

 

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,