Fotografía >> Portada

La Llotja del Cànem cumple doce años como "altavoz" de la fotografía en Castellón

Ubicada en pleno centro de Castellón, con más de 70 exposiciones en su haber y ofreciendo su espacio a fotógrafos locales, nacionales e internacionales. La Llotja del Cànem cumple doce años impulsando la fotografía y apoyando su papel como agitadora cultural, consiguiendo que pase a formar parte del circuito y despertar el interés de instituciones y empresas. Con motivo de la edición del catálogo '12 anys de fotografia a la Llotja del Cànem', hablamos con la fotoperiodista e investigadora Carme Ripollès sobre la influencia de la Llotja del Cànem en la fotografía local durante los últimos años. El almeriense Ruben García expone 'Prostitución. Retratos de una vida en la calle' hasta el 6 de marzo en la sede urbana de la UJI.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , ,

Exposición 'Waiting for Justice' de Fernando Moleres (2013). Foto: Carme Ripollés

VI Maraton fotográfica ciutat de Castelló (mayo y junio) y Moving. Visions des de la Llotja de Ester Pegueroles y Vicente Tirado (noviembre) fueron las primeras exposiciones fotográficas con las que se estrenó la Llotja del Cànem en el año 2002. Desde entonces, más de setenta exposiciones han vestido las paredes del emblemático edificio de Castellón ubicado en la calle Caballeros los últimos doce años. Paredes por las que han pasado un buen números de fotógrafos locales, nacionales e internacionales, distintos tipos de fotografía y de técnicas utilizadas, y siempre consiguiendo sobrevivir a la crisis. Sin olvidar su crecimiento paralelo al del festival Imaginària-Fotografía en Primavera.

Su historia ahora queda recopilada en el catálogo 12 anys de fotografia a la Llotja del Cànem (2002/2014), que se presentó el pasado 22 de enero en la misma sede urbana de la Universitat Jaume I, de la mano de Wenceslao Ramba (vicerrector de Cultura de la UJI), Sergio Ibáñez (coordinador del Aula de Cinema i Creació Juvenil de la UJI) y Daniel Belinchón (coordinador del Aula de Fotografía de la UJI hasta 2012). Durante la presentación, a la que acudieron un importante número de  fotógrafos locales, Belinchón destacó la importancia de “la fotografía como práctica cultural de primer nivel”. Cada una de las páginas del catálogo esconde los distintos carteles de las exposiciones que han pasado por la Llotja, convirtiéndose en testimonio documental de la historia del único lugar en la ciudad en el que la fotografía tiene un papel claramente protagonista.

Exposición de Julián Barón, 'Tauromaquia' (2014). Foto: Ángel Sánchez (ACF).

Con los años, la Llotja del Cànem se ha convertido en algo más que una sala de exposiciones. Hoy en día es una de las muestras más importantes de que la fotografía es un arte, que va mucho más allá del simple clic. Consiguiendo, además, que fotógrafos y fotógrafas, instituciones y empresas se integren y se comprometan, participando en que crezca día tras día.

Carme Ripollès, fotoperiodista de ACF Fotografía, con experiencia como profesora e investigadora en la propia UJI y una de las encargadas de contar gráficamente algunos de los artículos de Nomepierdoniuna (suya es la sección Street Style) es una de las muchas profesionales de la fotografía que han pasado por la Llotja del Cànem; tanto como autora en una de las exposiciones colectivas (Un campus al cor de la ciutat. 16 mirades fotogràfiques), como público. De estos doce años de fotografía en el centro de Castellón, ella se queda con los autores clásicos contemporáneos como Chema Madoz (Primera época. Pequeño formato, dentro de Imaginària 2011), la exposición de Cristóbal Hara en la cita de Imginària 2009 y, la más reciente, Sao Paulo de Tuca Vieira (septiembre-octubre de 2014).

Exposición 'Primera época. Pequeño formato' de C. Madoz (2012). Foto: Nacho Canós.

Carme lo tiene claro si le preguntas por el papel de un espacio como la Llotja en Castellón: “Ha sido un espacio que ha servido de altavoz”. Su trabajo para que la fotografía ocupe un lugar importante en el circuito cultural de la ciudad y el haber conseguido que las instituciones la tengan en cuentan, son los grandes pasos que se han conseguido tras doce años. Haberse convertido en la casa de cualquier fotógrafo: “En la Llotja ha habido cabida tanto para los profesionales como para los aficionados con un nivel y un discurso en su obra. Todo esto se ha combinado con propuestas externas tanto de fotógrafos consolidados como Madoz, Baylon, Díaz Maroto, Hara… Como de nuevos valores, como Jiménez, Barón, Poyato, Pablo Fuentes…”, afirma Carme. Una casa que, además, está ubicada en el mismo centro de Castellón: “Tener una sala dedicada a la fotografía en pleno centro de la ciudad institucionaliza de alguna forma la escena de la fotografía local”.

Pero, ¿tiene la fotografía verdaderamente el protagonismo que merece o está relegada a otras disciplinas? “En fotografía no se ha invertido ni la milésima parte de los recursos, aunque poco a poco se le va dando visibilidad, pero se ha cuidado poco”, reflexiona Carme. Y, es que, parece que no únicamente crece la fotografía en la Llotja. Cada vez son más instituciones y empresas las que la tienen en cuenta a la hora de introducirla en sus programaciones. Aunque todo tiene su trampa, como bien detecta Carme: “En algunos casos se cae en la tentación de exponer trabajos a los que les falta discurso y coherencia estética. Hay que programar fotografía, pero se ha de tener un interés y un trabajo. No puede valer todo”, matiza.

La Llotja del Cànem cumple doce años de exposiciones fotográficas. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Durante la presentación del catálogo, Daniel Belinchón también detectaba el papel fundamental de la fotografía como clave en la creación del patrimonio. Carme, como fotógrafa, defiende esa necesidad de tener en cuenta todo archivo fotográfico como la herramienta para poder construir un fondo y, por tanto, una historia: “Se entiende que no haya recursos económicos para adquisiciones importantes, pero sí que existen recursos humanos para identificar y planificar estrategias de acción en ese sentido de cara al futuro”.

Son doce años de fotografías, de distintas historias contadas a través de las cámaras de cada uno de los fotógrafos que han pasado por la Llotja del Cànem. Doce años que Carme destaca por haber dado relevancia e introducido la fotografía en la vida cultural de la ciudad de Castellón de una forma natural, “hecho que allana el camino para propuestas posteriores y genera circuito”.

El siguiente en contar su historia fotográfica será Ruben García, con la exposición Prostitución. Retratos de una vida en la calle, que permanecerá abierta al público del 29 de enero al 6 de marzo. Una visión de la prostitución callejera de su propia ciudad, Almería, mostrando el día a día de las prostitutas en la calle de forma cruda y cercana, consiguiendo despertar conciencias que parecen no hacerlo cuando lo tienen delante.

'Prostitución. Retrato de una vida en la calle' de Ruben García, permanecerá en la Llotja del Cànem hasta el mes de marzo. Foto: Ruben García.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,