Arte >> Portada

La generación Cúmul, o cómo combatir la precariedad y la crisis con cultura alternativa

Pese a tener menos de un año de actividad, Cúmul ha conseguido hacerse un nombre en la programación cultural alternativa de Castelló. Durante 2020, los integrantes de esta asociación autogestionada y sin ánimo de lucro programaron en su sede (ubicada en c/Conde Noroña, 20) dos exposiciones y varios cinefórums. Su empeño y filosofía les llevará a mostrar próximamente su trabajo en Emac.art, entre otros proyectos.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Daniel Cala, Carlos Bonet, Gerard Bomboí, Iris Verge y Rodrigo García son algunos de lxs integrantes de la asociación Cúmul. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Cúmul nació, como todo buen proyecto, en una conversación con cervezas en la que se encontraron la indignación y las ganas de cambiar las cosas. Las cantinelas de siempre (que no hay cultura para la gente joven en Castelló, no hay sitios donde ir, nada que hacer...) fueron el efecto incitador para que un grupo de jóvenes artistas se decidiera a alterar las reglas del juego de su ciudad: "Cúmul nace de querer ponerse manos a la obra y tratar de activar la situación con lo que tenemos. Llevar ese individualismo a la colectividad y que, de ese apoyo mutuo, nazcan actividades que valga la pena promover en Castelló”, asegura el integrante de la asociación Rodrigo García.

La iniciativa empezó a hacerse patente cuando Clara Culiáñez, presidenta actual de Cúmul, hizo un llamamiento a inicios de 2020 para que artistas locales se sumaran al proyecto, independientemente de su disciplina artística; el número de interesados fue muy elevado y las especialidades iban desde la ilustración a la música. Desde sus inicios, Cúmul planteó la programación de exposiciones como el eje central de su actividad. De ese modo, se empezó a trabajar en las primeras muestras, entre ellas, la Nit de l'Art de 2020, pero el auge de la pandemia y el confinamiento domiciliario forzaran la detención de ese y tantos otros planes.

Cúmul es un espacio pensado para producir y socializar con creadorxs. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Sin embargo, el distanciamiento físico entre los integrantes del proyecto y la imposibilidad de desplazarse a los lugares de trabajo no detuvo la actividad de Cúmul. Según Carlos Bonet, integrante de la asociación, “con la llegada de la pandemia, tuvimos que adaptar lo que queríamos hacer a la realidad del momento y optamos por lo virtual”. Así, dieron el salto al espacio digital en mayo, presentando el proyecto en redes sociales y organizando la exposición virtual Pandemonium.

Con la llegada de la desescalada y los primeros compases del verano, los integrantes de Cúmul decidieron adoptar oficialmente su sede física en el taller de pintura de Gerard Bomboí y Paco Rangel, en el número 20 de la calle Conde Noroña: "Nos dimos cuenta de lo bueno que era poder trabajar con gente que hacía fotografía, moda, ilustración, etc. Y esa es la razón por la que terminamos asociándonos y fusionando los dos espacios en uno”, explica Gerard Bomboí. “Seguimos pensando en hacer cosas en el espacio virtual pero no queremos dejar de trabajar en espacios reales, que es donde la comunicación y las sensaciones con los otros son mucho más fuertes”, afirma Carlos Bonet.

Gerard Bomboí. Foto: Carme Ripollès (ACF).

"La complejidad de la profesión provoca que a un artista le sea difícil vivir dignamente a pesar de sus esfuerzos" - Gerard Bomboí

En su sede han mantenido una actividad cultural muy variada y numerosa durante todo 2020: la realización de cinefórums entre julio y septiembre, coloquios con artistas como Mar Reykjavik o Erik Harley, presentaciones de fanzines y talleres de azarigrafía. A finales de año programaron sus primeras exposiciones: en noviembre se pudo visitar en la sede de Cúmul la obra CamMoods de Pau Power (Paula Lorenzo) y Anna Alegre, creada durante el confinamiento con las imágenes y vídeos de 131 personas grabadas con sus webcams; y para celebrar las Navidades de manera particular, los integrantes de la asociación decidieron exponer colectivamente sus trabajos en Krampus.

En la asociación artística Cúmul conviven artistas de diferentes disciplinas creativas: fotografía, diseño de moda, ilustración, escritura, pintura... Foto: Carme Ripollès (ACF).

Actualmente, tras la oficialización del proyecto en una asociación sin ánimo de lucro, Cúmul está formado por ocho artistas pertenecientes a diferentes disciplinas creativas: Clara Culiáñez (escritura), Gerard Bomboí (pintura), Carlos Bonet (pintura), Paula Lorenzo (fotografía), Paco Rangel (electografías), Daniel Cala (diseño de moda), Iris Verge (fotografía e ilustración) y Rodrigo García (arte gráfico). Sin embargo, no cierran la puerta a nuevos integrantes que casen con la idea del proyecto. Daniel Cala asegura que de sus próximos miembros no priorizan “el prestigio, sino la calidad. Gente con buena visión, inquietudes y fuerza artísticamente”.

Iris Verge. Foto: Carme Ripollès (ACF).

"Lo que nos une son las ganas. De dar un espacio, de facilitar el acceso a la cultura en Castelló" - Iris Verge

Pero durante este año la asociación no ha trabajado solamente con sus miembros oficiales, también contacta con artistas que estén buscando un espacio para producir y socializar con creadores de otras disciplinas. Entre sus trabajos han contado con autores de Donostia, Sagunt, València (Jorge Alamar, Cris Bartual, Mar Reykjavik) o Barcelona (Erik Harley y Laura Ríos, afincada en la ciudad condal pero de origen argentino). También cuentan con la colaboración del peruano Diego Arregui y Rohan Thapa, de Nepal, para el festival de fotografía Imaginaria.

Pese a que no se trate de un requisito para formar parte de Cúmul, la mayoría de sus integrantes son jóvenes artistas emergentes. Es por ello que muchas de sus obras comparten el reflejo de las preocupaciones de su generación: la precariedad, el escepticismo en conseguir éxito mediante el trabajo, la digitalización o la pandemia. “Desde nuestra infancia estamos en una era constante de crisis, y ese golpe de realidad es el que preocupa a las personas de nuestra generación porque estamos en un proceso de incertidumbre constante”, asevera Carlos Bonet. “Entendemos a los miembros de la sociedad como sujetos políticos y con las imágenes que creamos nace un discurso sobre la realidad, por tanto su trasfondo político es inevitable y hay un deseo transformador”, añade.

Daniel Cala. Foto: Carme Ripollès (ACF).

“A Castelló le hacía falta renovarse y confiar en los jóvenes artistas. Nuestro valor radica en las ideas y conceptos que transmitimos" - Daniel Cala  

Para Iris Verge las obras de Cúmul también representan la inestabilidad de los autores en el contexto actual: “Tenemos voluntad de crear en un mundo en el que actualmente es muy difícil poder encontrar rentabilidad económica o subsistir con tus inspiraciones creativas”. Según Iris la pretensión de Cúmul es poder hacer arte en clave local, sin tener que emigrar a Barcelona o Madrid, como es mandatorio para muchos artistas emergentes: “Queríamos intentar romper las reglas de juego y poder crear en Castelló”. “Crecer como artista en España es muy difícil, porque hasta que no te vas a Berlín, Londres y Nueva York no empiezas a vender tus obras a un precio justo”, añade Gerard Bomboí.

Las actividades programadas por Cúmul en su sede en 2020 recibieron una gran afluencia de público, que además destacaba por su variedad de edades. Gerard Bomboí explica que la causa de su buena acogida es la insuficiente programación cultural alternativa en Castelló: “Es una lástima darte cuenta de que un proyecto que estamos haciendo de manera desenfadada se convierte en algo más importante de lo que te imaginabas. Y es porque ese espacio no existía”. Por su parte, Iris Verge considera que la ausencia de intereses y la cercanía con los artistas son factores a tener en cuenta para comprender la recepción positiva de las acciones de Cúmul: “Nos apartamos de ese elitismo y esto se convierte en un espacio muy abierto”.

Carlos Bonet. Foto: Carme Ripollès (ACF).

"No hacemos obras decorativistas, se mantienen unos discursos políticos con consciencia social y deseo de transformación" - Carlos Bonet

Las aspiraciones de la asociación pasan por intentar generar valor social y contribuir a su entorno: “de la misma manera que un comercio o una asociación de vecinos cambia el barrio y aporta cosas a su ciudad, Cúmul también tiene sus implicaciones sociales y políticas en la ciudad de Castelló sin olvidar que somos voluntarios”, afirma Gerard Bomboí. A lo que Carlos Bonet añade: "Más que responsabilidad hay una voluntad de generar diálogos, mejorar los espacios colectivos y de reunión, y generar cultura, ideas y debates”. “Todos deseamos que las instituciones aboguen por una buena relación con los artistas y apoyen la cultura. No por intereses partidistas, sino para generar valor para la ciudadanía”, afirma rotundamente Carlos. Por dicha razón y para tratar de tener más voz, Cúmul empezará a formar parte del Consell de la Joventud de Castelló. Según Iris Verge “somos artistas emergentes que necesitamos un contexto en el que sea fácil participar con la institución y llegar a ella, ya que sino estaríamos desamparados”.

Rodrigo García. Foto: Carme Ripollès (ACF).

"En Cúmul nos nutrimos todos. No tratas de superar al resto, cada integrante está intentando superarse a sí mismo cada día" - Rodrigo García

La efervescencia de Cúmul no se detiene. Su proyecto más próximo es la exposición Ignacia que se inaugurará el 19 de marzo. En Ignacia, Greta Ramos reflexiona sobre sus raíces, la memoria, la autoconsciencia histórica y los relatos que las clases subordinadas no pudieron contar. La artista ha recopilado información mediante entrevistas para conocer con mayor exactitud cómo era crecer como mujer en la posguerra. Según Rodrigo García, la intención de la muestra es “representar ese pasado para dignificarlo y acercarlo a nivel artístico a gente que no tiene la oportunidad de saber cómo era”.

Tras Ignacia, los integrantes de Cúmul están preparando una exposición colectiva sobre la crisis que será presentada en el museo Molí d’arrós de Almenara, así como también participarán en el festival de fotografía Imaginaria con la colaboración de fotógrafos internacionales y formarán parte de las propuestas artísticas de Emac.art en La Mercé de Borriana. Por su parte, Rodrigo García ha participado en la exposición colectiva L’any del desconcert que será presentada próximamente en ReViu Les Aules cuando mejore la situación sanitaria.

Integrantes de Cúmul durante la entrevista. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,