Arte, Fotografía >> Portada

Fotografías para antes y después de volar. Una 'galería' de arte en el aeropuerto de Castellón

La 'Sala 30' lleva desde 2017 llenando de arte contemporáneo el aeropuerto de Castellón. El 20 de junio inaugurará 'Urbi et Orbi', un trabajo realizado junto al festival ValenciaPhoto, que acoge parte de la obra fotográfica del Museu d'Art Contemporani de Vilafamés.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , ,
Sala 30

La Sala 30 ha albergado durante un año el trabajo de artistas ucranianos sobre la guerra.

El aeropuerto de Castellón ha recibido en lo que llevamos de año 62.193 pasajeros. Unos datos que sitúan la base de Vilanova d'Alcolea por encima de hasta quince instalaciones aeroportuarias de España y que lo alejan de lo que en sus inicios fue. El "aeropuerto sin aviones", como se le apodó cuando abrió en 2011 por no contar con vuelos y a modo protesta por el despilfarro de dinero público que supuso su construcción (150 millones de euros), parece estar teniendo una segunda vida.

Ahora mismo, desde Castellón se puede viajar hasta Berlín, Milán, Roma, Londres, Bucarest, Oporto, Bilbao, Asturias, Düsseldorf, Bruselas y Madrid. Pero lo que quizá algunas personas no saben es que, a parte de maletas, controles y máquinas de café, en el interior del aeropuerto también pueden encontrarse obras de arte custodiadas por el Museu d'Art Contemporani de Vilafamés (MACVAC). El 20 de junio se inaugura una nueva exposición, Urbi et Orbi, que descubre la colección fotográfica del espacio.

Fotografía Sala 30

La exposición 'Urbi et orbi' muestra parte de la obra fotográfica del MACVAC

Fue en 2017 cuando la Sala 30 se estrenaba como un espacio abierto a todo tipo de manifestaciones culturales. Un proyecto que sería pilotado por Rosalía Torrent, hasta hace bien poco directora del Museo de Arte Contemporáneo Vicente Aguilera Cerni (MACVAC), y que se bautizó así precisamente por su estrecho vínculo con el centro artístico de Vilafamés, que alberga 29 salas en su interior y, a partir de ese momento, sumaba otra, la número 30, situada a 20 kilómetros de distancia. Una extensión del prestigioso museo con el objetivo de, además de acercar el arte a todo tipo de viajeros, dar a conocer las obras que habitan en él.

"Solo con que se acerque un 1% de las personas que viajan, ya serán más de las que van a una galería convencional", afirmaba Torrent. Y esto era antes, cuando se ubicaba en una sala cerrada de la primera planta. Ahora, el proyecto artístico no ocupa necesariamente un lugar concreto, sino que tiene unos muros móviles sobre los cuales se sitúan las obras. Además ha sido trasladado hasta la planta baja del edificio, siendo así todavía más fácil que personas que no están acostumbrada a ver arte, topen con él de manera inesperada. Es pues una galería sin horarios: está esperándonos antes y después de que volemos.

Exposición Ucrania

'The art of resistance. Ukraine-Castelló' en la planta baja del aeropuerto

Trabajando también con ValenciaPhoto

Precisamente, la locución latina Urbi et orbi, que pone nombre a su nueva exposición, explica muy bien lo que quiere conseguir, de esta manera, el aeropuerto de Castellón: busca estar "en la ciudad y en el mundo". Y no de cualquier modo, sino poniendo en valor la cultura y el patrimonio del territorio en el que se ubica.

La muestra, que permanecerá abierta hasta diciembre, ofrece una pequeña muestra de fotografías originales que representan los pilares del MACVAC: la vanguardia y la crítica. Un proyecto que, con todo, ha sido diseñado por el Festival Internacional de Fotografía y Debate ValenciaPhoto.

"Llenar de arte los aeropuertos es una corriente que ya lleva años funcionando. Aeropuertos de todo el mundo quieren cubrir sus paredes, bien sea con obras o con vinilos de una gran calidad", incide Nicolás Llorens, comisario de la muestra y director del festival. El valenciano ha escogido, en efecto, el aeropuerto de Castellón para el aterrizaje por primera vez en la provincia de esta cita que tiene lugar en septiembre y que se adelanta con pequeñas previas. Además del de Castellón, la iniciativa también recalará en el aeropuerto de València y en espacios culturales como el MuVIM o el Museo de la Seda.

Marina Vargas

La crítica es el denominador común de las imágenes que copan la Sala 30

Por lo que hace a Castellón, afirma Llorens que el concepto de la exposición estaba claro: "El MACVAC tiene mucha obra con compromiso social". Se tratan pues de fotografías críticas tomadas desde principios del siglo XX hasta la actualidad. Imágenes que pertenecieron a las cámaras de profesionales como Marina Vargas, Dora Maar, Victoria Cano, Robert Capa, Anzo, Amat Bellés, Germaine Krull, Victoria Diehl, Tonia Trujillo y Man Ray. Y que ahora ocuparan unos paneles de 2 por 3 metros para que no se escapen del ojo de nadie.

Estas imágenes reemplazarán así a las que llevaban casi un año en el aeropuerto. Bajo el título The art of resistance. Ukraine-Castelló, la séptima muestra de la Sala 30 recogió el trabajo realizado durante la guerra por parte de cinco artistas ucranianos: Uliana Shchabel, Danylo Movchan, Maksym Zhuravchak, Masha Vyshedska y Anna Danchyshyn. Todas sus obras confluían en la denuncia y un anhelo: que acabe una invasión que todavía sigue activa hoy.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,