Música

El Blüe y su rap, en 'A la Lluna d'Estiu': "Ahora el 'tonto' del micro toca en conciertos y festivales"

"No patrocina mis directos Compromís ni vende mi merchandising Macondo. Lo más parecido es que Pollos Planes colaboró en mi crowdfunding". Se podría decir que El Blüe es de esas personas sin pelos en la lengua, ya sea con un micrófono o en una entrevista. Hablamos con el mc castellonense para saber un poco más sobre qué tiene preparado para su paso por A la Lluna d'Estiu este viernes 24 de julio y, de paso, conocer lo que ha pasado desde que lanzó su primer disco y cómo valora la escena. Hay algún que otro dardo.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

El Blüe. Foto: Sara Riera (Koma).

Se le conoce sobre los escenarios como El Blüe, un joven mc de Nules, aunque como él mismo dice: “antes que nada, es Alfons”. Tras un par de maquetas y algún que otro tema, el pasado mes de julio de 2014 El Blüe sacaba su primer largo: Efecte Papallona (2014), un total de trece canciones, con colaboraciones de Halberto el Cheff, Pau Alabajos y Manu (Malnom), entre otros, con las que a ritmo de hip hop, rock y dubstep recitaba a la revolución personal. Apenas un año después vuelve con nuevo EP, pero esta vez de un cariz mucho más íntimo, cantando, en este caso, a todas esas personas que le hacen, precisamente, #SomRiure (2015).

El Blüe o Alfons, Alfons o El Blüe. Él mismo compara sus dos caras con la historia de un tímido Peter Parker que se convierte en el superhéroe Spiderman. El Peter Parker tímido y que lucha teniendo las cosas muy claras y sabiendo quién es, junto al Spiderman que escupe canciones tan personales como “Perdona’m mare” o tan ácidas como “Gangstelló”.

Defensor del rap y más si es en valenciano, crítico con la escena musical, agradecido del apoyo de aquellas personas que llevan rimando junto a él, ya sea desde el escenario o debajo de él, desde el principio y con buenas dosis de ironía y sarcasmo. Recién llegado de un exitoso paso por el Feslloch y con su nombre con el único confirmado por el momento de la próxima edición del Trovam!, El Blüe ahora se prepara para su próximo concierto en A la Lluna d’Estiu el próximo viernes 24 de julio en el Planetario de Castellón (Grao de Castellón) a las 22:30, con entrada libre. Una noche para la que ha preparado una propuesta muy hip hop, pero muy poco común. Perfecta excusa para hablar con él, conocer un poco más que ha pasado entre El Blüe del Efecte Papallona y el del #SomRiure. Y algún que otro dardo directo.

>No hacía ni un año de Efecte Papallona (2014) cuando has lanzado #SomRiure (2015). Este EP muestra a un Blüe más personal e íntimo. ¿Responde este trabajo a una necesidad?
Supongo que con Efecte Papallona me quité de encima la espinita de sacar un disco y lo hice con rabia y ambición, y a ritmo de dubstep, hip hop y metal. Durante este año he dado un gran paso adelante y eso me ha empujado a acompañarlo de uno artístico. Cuando era más niño me preocupaban chorradas como caer bien al artistillo de turno o demostrar que era bueno, pero ahora intento ser el artista que mi yo niño pudiese haber admirado. Así que paso de todo lo que no me aporte nada positivo, y ello me hace mejorar.

>También se percibe un cambio en la sonoridad. ¿Es algo que te pedían los temas por sus características, se trata de no para de experimentar o significa un nuevo rumbo en tu música?
Todo lo que intento sacar adelante con cada nuevo proyecto es siempre desde un punto de vista evolutivo. Eso sí, respetando siempre mi esencia, manteniendo la coherencia musical y lírica e intentando ser fiel y transmitir lo que siento de la mejor manera posible. #SomRiure es un disco más cercano al indie, al pop-rock y al reggae porque nace de la alegría y el optimismo.

>Entre Efecte Papallona y #SomRiure, ¿qué balance profesional harías?
Decir que he sabido llevar el hip hop de Castellón y el rap en valenciano a nuevos niveles, en cuanto a forma y contenido puede parecer un poco pretencioso por mi parte, pero negarlo sería mentir. Mi balance es que estoy orgulloso de hacer lo que hago, y con más ganas que nunca de seguir creciendo y llegar a más gente. Y la mejor sensación es poder compartirlo con los que más quiero y con aquellos que aprecian mi obra.

>¿Cómo nacen tus temas? ¿Alguna regla o manía a la hora de escribir?
Cuando tenía 15-16 años, y hasta los 20 o por ahí, escribía sobre todo estando en clase. Era una manera de desconectar. Eso no quita las noches en vela que me he pasado escribiendo, pero lo de escribir en clase era peculiar porque mis compañeros flipaban y yo por dentro me decía: “Sí. Mi máscara es la del friki y torpe Peter Parker que escribe canciones en clase, pero cuando me la quito, en esas mismas canciones, soy Spiderman”. Supongo que todo nace con inspiración, y para tenerla es necesario ser un melómano y leer mucho. Ningún artista que no cumpla estos dos requisitos me llama lo más mínimo la atención.

>La última vez que hablamos fue el pasado mes de diciembre para un reportaje sobre la escena rap en Castellón. Entre otras cosas, comentaste: “(…) uno de mis objetivos es normalizar el hip hop, tanto en Castellón como en valenciano”. ¿Ha cambiado esta apreciación? ¿Es, en cierta manera, un hándicap hacer rap en valenciano?
Hacer rap en valenciano, en la escena de Castellón, podía ser un hándicap cuando tenía 20 años. Eso me cerraba muchas puertas y sólo por ese hecho dejaba de gustarle a mucha gente, y otros no me tomaban tan en serio. Pero de eso hace mucho ya. Yo siempre he sido fiel a mí mismo, y, como ya he dicho, no tengo que demostrarle nada a nadie. Me he ganado el respeto de muchos de los que no veían con buenos ojos lo que hacía, pero eso no me ha hecho cambiar.

El Blüe en la final del concurso Lanzadera 2015 del FeCStival. Foto: Paula Piqueres y Pablo Serrano.

Centrándome en la escena musical valenciana en general, da la impresión de que si no tienes a alguien detrás avanzas muy poquito a poco. Y ese es el problema. Yo no tengo un padrino como podría ser Obrint Pas, ni miembros de Orxata o La Gossa Sorda en mi grupo, ni me meto coca con los Chikos del Maíz, no tengo amiguitos en la prensa que recomienden a ciegas mi disco, contactos en asociaciones importantes para que metan mi cancioncita entre actuaciones de todos los festivales, un mánager como Luís Óscar, o una discográfica que me mueva arriba y abajo. Pero, ojo, que no digo que no me gustaría. Tampoco he ido a ninguna Universidad de Valencia, ni tengo amigos en Benimaclet, en el BEA o el Bloc Jove, ni en Antifeixistes PV; no patrocina mis directos Compromís, ni vende merchandising mío Macondo. Lo más parecido que me ha pasado es que Pollos Planes colaboró en mi crowdfunding. Fue bastante emotivo. Aún así, vengo de dar una actuación en el Feslloch gracias a Escola Valenciana, que me dio su voto de confianza, y creo que he respondido con un buen directo ante muchísima peña que estuvo gritando y saltando durante los 45 minutos que duró. Tendré el caché que tendré, no soy un artista de moda ni conocido por el gran público, pero al menos puedo presumir de que no se me olvidan las letras.

>Precisamente, el último escenario por el que has pasado ha sido el del Feslloch. ¿Con qué sensaciones vuelves de Benlloch?
Como ya he dicho, y lo digo con total seriedad, debo agradecer a Escola Valenciana, y en especial al señor Voro Golfe, el haberme permitido dar ese pequeño salto. Normalmente a estos festivales van sobre todo grupos consolidados y alguno que otro noveles a los que ofrecen tocar a malas horas para rellenar. En mi caso toqué detrás de Els Catarres y Buhos, dos de los cabezas de cartel, a las 3:00 de la mañana, y ante un montón de gente. Escuchar a la gente cantar “Benvinguts a Gangstelló” o hacer el limpiaparabrisas me puso los pelos de punta. Y, como ya he dicho, lo compartí con los que más quiero; de hecho, cantó una canción hasta mi hermanita.

El Blüe junto a su hermana sobre el escenario en el Feslloch 2015. Foto: Koma.

>Además del Feslloch, ¿hay algún concierto que recuerdes de una forma especial por alguna razón?
En octubre del año pasado tocamos en la Consulta del Dr., Doctor Seco, que también estrenaba disco, El Club de los Tristes, un grupazo de Madrid-Sevilla bastante conocido, y El Blüe con un invitado especial, Halberto el Cheff, uno de los mc's más reconocidos en el estado español y con el que colaboro en una canción. Es el concierto de un grupo de hip hop de Castellón en el que más gente recuerdo. ¿Mejor manera de presentar Efecte Papallona? Imposible. También recuerdo con mucho cariño la final del Rockpenat 2013, de la que me proclamé ganador. Decir que todo esto, sin Dj Sinic, Dani Cota o Apegé, Kaos, Civue, Loren y todos aquellos que se prestan a poner su granito de arena en mis directos, así como mis más grandes amigos que no se pierden casi ninguna actuación, no sería posible. Jamás les daré las suficientes gracias.

>Otra de las cosas que comentaste para ese mismo reportaje fue: “Muchos músicos imaginan a un cantante de rap como a un tonto que se esconde detrás de un micro para no decir nada relevante”. Entonces, ¿cómo es El Blüe como mc? ¿Qué le dirías a la gente que piensa así?
El Blüe, antes que nada, es Alfons. Un friki del deporte y de la lectura, el mejor amigo de su hermana y un hermano para sus amigos y amigas. Un músico con dotes de interpretación, actor y doblador amateur y amante de la música y de los cómics Marvel. Todo lo que hago es intentar pasarlo bien haciendo lo que más me gusta. Muchos de esos músicos que ven en mí a un tonto que se esconde detrás de un músico para no decir nada relevante, ven a este tonto desde abajo, porque el tonto del micro está tocando en un concierto o festival al que ellos han acudido como público. Pero yo sigo con la misma idea, intentar pasármelo bien, y si es junto a los que más quiero o los que valoran mi trabajo, mucho mejor. Soy fácil de complacer. Y si además conozco gente nueva, nuevos músicos y grupos y vivo experiencias constructivas... ¡Muchísimo mejor! El día de mañana quiero tener buenos recuerdos de esto. Además, y aunque no esté del todo bien que lo afirme yo, rapeo muy bien.

>Ocasión para demostrarlo, este viernes 24 dentro del ciclo A la Lluna d’Estiu. ¿Has preparado algo especial para esta cita?
Este Viernes, y después de darle muchas vueltas, tengo pensado hacer un poco lo de casi siempre, pero innovando para la ocasión. He preparado algo sencillito con unos tabaleters y dos dolçaines, pero no va a ser así todo el directo. Normalmente me acompaña batería, pero esta vez la idea es empezar con un directo común de hip hop con dj y mc y, poco a poco introducir nuevas variantes a la ecuación, sumando estos elementos tan típicamente nuestros. Creo, y estoy convencido, de que es la mejor forma de acercar el rap al público que no esté familiarizado con él e introducir estos instrumentos que, creo, nunca se han visto en una canción o directo de hip hop. Animo a toda la gente a que venga a verlo. No sé si va a gustarles especialmente, pero estoy seguro de que les resultará, como mínimo, curioso el experimento.

>Y, ¿algún plan o próximo trabajo en un futuro cercano?
Estoy a esperas de que mi agente concrete la gira que tenemos pendiente en New York y Miami, una próxima colabo con Milie Cyrus y grabar unos capítulos para un reality show de una cadena de televisión tailandesa… ¡Bromeaba! Vivo el día a día, pero sí que tengo en mente empezar a preparar un larga duración del mismo rollo que #SomRiure, aunque estoy abierto también a formar un grupo, sólo que me da pereza buscar miembros; y soy un poco tímido para estas cosas. Vaya, esta última frase no ha sonado demasiado acertada. En fin.

>Si quieres añadir cualquier cosa…
Podría añadir cualquier mierda reivindicativa, como desear una bomba en el plató de Mujeres y Hombres o criticar a algún político o fenómeno social. Tal vez saludar a algún familiar, elogiar a algún colectivo o desafiar a algún supuesto rival aprovechando esta entrevista. No obstante, me han llamado muchas cosas, pero corriente no es una de ellas... La nueva serie de Dragon Ball, sí, la Dragon Ball Super esa, aunque la firme Toriyama... Estoy seguro de que va a ser una mierda. Ah, y Matt Murdock ¡no! es Daredevil. Con el dinero que el nuevo Ayuntamiento de Nules se ha ahorrado en traer a Pablo Alborán todos los niños pobres de mi pueblo tendrían ropa, comida y navidades de sobra durante mucho tiempo. Mierda, esa se me ha escapado.


  1. Ten claro que sólo has actuado en el Feslloch por hacerlo en valenciano. Así que el idioma no te quita nada, más bien te da. Si fuese por tu rap, por tu música, por tu flow, no tocarías ni en las fiestas de tu pueblo. Deja de decir tonterías sobre otros grupos, lo único por lo cual no tienes ningún reconocimiento es porque eres malo. Asúmelo. Te ahorrarás muchos disgustos. ERES MALO. Repítelo 10 veces durante el espejo y vuelve a tu cama a llorar.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,