Música >> Portada

De Dry River a ‘2038’, canción a canción

Las canciones de Dry River incluyen tantos elementos que resulta complicado detallarlos. Ángel Belinchón y Carlos Álvarez se prestan a comentar todo lo relacionado con cada uno de los diez temas incluidos en su tercer disco, '2038', que ha entrado en el número 46 de los más vendidos en España.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dry River (desde la izquierda): Ángel Belinchón (voz, guitarra y teclados), David Mascaró (bajo). Pedro Corral (batería), Carlos Álvarez (guitarra y teclados), Martí Bellmunt (teclados) y Matías Orero (guitarra). Completan el grupo los actores Marc Escrig y Fanfi García. Foto: Juan Torrent.

>Al contrario que en los dos primeros discos de Dry River, en este tercero, ‘2038’, no hay una introducción.
(Ángel Belinchón) No. Y Carlos compuso una y está muy chula. Ya tenemos intro para el cuarto disco (risas).
(Carlos Álvarez) La escuché el otro día y me flipa. Me parece buenísima. Tiene una similitud con algo de clásica. Seguro que hago uso de ella en algún momento.

>”Perder el norte” (7:34). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Marc Escrig. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Carlos) La canción que más suena a Dry River. Esa melodía repetitiva con entrada de acordes potentes viene de los Who. Siempre tenía en la cabeza hacer algo similar a “Baba O’Riley”, “Won’t get fooled again”… Un teclado de sonido Hammond con algo de trémolo, y lo intenté buscar. Luego te puede recordar a Queen, Dream Theater… La estrofa, con esos acordes machacones, puede parecer de Queen, pero me salió mientras estaba tocando al piano un tema de Luis Prado -líder, además, de Señor Mostaza- cuya progresión me llevó a lo que ha salido en el disco.
(Ángel) Es muy ochentero… guitarras con distorsión…. “Desaparecido” de Asfalto…. “Runaway” de Bon Jovi.
(Carlos) Pues en Asfalto justamente no había pensado. El origen de cada canción puede estar donde menos te imagines. Mientras preparaba este disco no escuchaba nada de heavy metal ni de rock progresivo. Estaba escuchando mucho Señor Mostaza y clásicos del rock como Pink Floyd, Beatles, Queen… Pero luego esas influencias las llevas al sonido del grupo y acaba saliendo algo que entra en Dry River. En el primer disco sí escuchaba mucho Dream Theater.
(Ángel) Es una confluencia de influencias. Este disco me ha pillado en una etapa muy Muse. Y se nota (“A mí también”, añade Carlos).

>”Fundido a negro” (5:29). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Belinchón. Demo inicial: Ángel Belinchón.
(Carlos) Hablando de Muse…
(Ángel) Sí, es muy Muse. Durante un tiempo ese tema no iba el segundo del disco. Es más heavy y viene de una demo mía que era mucho más Muse (“Muy “Uprising”‘, apunta Carlos)… Tenía hasta las palmas. ¡Te pegaba una hostia el primer acorde!
(Carlos) Con “Perder el norte” tiene en común esos arreglos de cuerda que parecen una banda sonora de película (“En este disco hay más épica”, añade Ángel).

>”Rómpelo” (5:19). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Belinchón. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Ángel) Una canción más hard rock, Mr. Big… Acrobática. O Deep Purple puestos de Red Bull (risas). Es muy positiva, muy vitalista, muy “Life is life”. La llamábamos “Bajo con dos”, ya que es como una prima hermana de “Bajo control” (la primera canción del disco anterior). Rapidita. A mí el riff incluso me lo recuerda (“No, el riff no tiene que ver; es por el shuffle“, puntualiza Carlos).
(Carlos) Hard rock acrobático (risas). El estribillo es muy beatleiano, aunque la canción sea hard rock. La parte con swing es muy Brian Setzer. Tiene partes de batería con el mismo groove que “Bajo control”.

>”Me va a faltar el aire” (5:27). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Álvarez. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Carlos) Brutal. Nunca he presentado al grupo una canción con tanta confianza como la que tenía en ésta. Tal como está queda perfecta; no cambiaría nada. La más Queen del disco.
(Ángel) “The show must go on” (risas). Es la más mainstream, la más transversal de nuestras canciones. Además, el vídeo no la desmerece para nada; al revés. Alguna persona ha llorado escuchándola. La música está muy conseguida y la letra es muy buena. Hubo un pequeño debate sobre si debíamos presentar el disco con una balada. Pero es que es tan buena…
(Carlos) Es arriesgado presentar el disco  con una balada, pero creo que hemos hecho bien. En esta canción también hay algo de Mecano. Me gusta mucho Mecano (“Mi primer grupo favorito fue Mecano”, se suma Ángel). Igual a alguien no le gusta que diga esto, pero Mecano tiene temazos, como “Mujer contra mujer”, “Me cuesta tanto olvidarte”, “Hijo de la luna”, “Dalí”… Tienen unos pianos increíbles. Pero es un tema muy Queen y… Pink Floyd en la primera vuelta del solo de guitarra; yo pensaba mucho en “Confortably numb”. Meto un tapping porque en esa época estudiaba eso (“En “Rómpelo” y en “Me pone a cien” también”, añade Ángel, quien recuerda que “cuando aprendí a hacer tapping lo metía en todos mis solos. Cuando estás metido en algo concreto, lo haces”).

>”Me pone a cien” (4:46). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Álvarez. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Ángel) Fresquita, bailable… en la onda de “Irresistible”. Es una respuesta a una pregunta recurrente que nos hace la gente: “Con lo buenos que sois, ¿por qué no hacéis música más comercial?”. Y esta es nuestra respuesta, nuestro intento de hacer música comercial.
(Carlos) Habla de nuestra incapacidad para hacer una canción que pueda ser interesante para vender. En principio queríamos hacer algo en una onda moderna, americana, tipo Bruno Mars, por ejemplo… pero se nos fue de las manos y al final metemos jazz fussion, gritos de heavy metal, un solo de samba… O sea, lo empezamos de una manera y luego metimos ilusiones locas; así que hice la letra en consecuencia, contando cómo una canción se va al traste. Una voz con mucho auto-tune, que es como se hacen muchas canciones de reguetón y tal. Eso representa la voz de un productor que nos da consejos para hacer canciones, buscando que la gente baile y así ganar dinero: “Quédate en un acorde, habla de amor, no de cosas comprometidas…”. Y Ángel le contesta en los puentes que “se lo está haciendo ver claro y ahora sí vamos a triunfar”… pero acaba diciéndole que “ver notas a granel me pone a cien”. Y al final la conclusión es: “Creo que no acabo de encajar”. Si metes a Dry River en un estudio para grabar radiofórmula, pasa esto. Y habrá un videoclip que va a estar muy bien, con la letra entendiéndose muy bien (“Sí”, Ángel no puede contener la risa).

>”Camino” (6:39). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Belinchón. Demo inicial: Ángel Belinchón.
(Carlos) Una de las dos demos que propuso Ángel (“Propuse más, pero una en concreto, “Maldita ingenuidad”, le daba asco a mi padre”, comenta Ángel entre risas). Es muy potente, tiene mucho de Dry River, sobre todo en el estribillo. Las canciones que vienen de Ángel son las que más curro me llevan, porque quiero que le gusten, y en las partes instrumentales me esmero más (“Si oyes la demo original de “Traspasa mi piel” (del segundo disco) y luego cómo quedó, piensas “¡Madre mía!”, interviene Ángel).
(Ángel) Ha quedado muy bien. “Camino” me gusta mucho (“La más heavy que hemos hecho nunca; aunque muy Muse también, con arreglo de cuerda, sinfónica…. Le va a flipar a quienes gusten de nuestra faceta dura”, subraya Carlos). La letra es muy buena y el estribillo me gusta mucho. Cuando las hice, me gustaba más que “Fundido a negro”, pero ahora es al revés… bueno, más o menos igual. A las canciones que vienen de una demo tuya, quieras o no les tienes más apego, ya que has trabajado más en ellas. En las otras canciones, evidentemente vas a muerte con ellas, porque son de tu grupo, pero está claro que sientes algo especial por las que han surgido de ti.

>”Al otro lado” (6:08). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Belinchón y Álvarez. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Carlos) La que mejor representa nuestra faceta negroide.
(Ángel) Es de mis favoritas; muy top. Mi participación en esta canción está en el germen, aunque no la hice; en concreto, parto del vídeo del Kennedy Center Honors (la gala famosa por el homenaje a Led Zeppelin a cargo de Heart). Me vi entera esa gala y ahí también homenajean a Buddy Guy con el blues “I’d rather go blind” cantado por Beth Hart. Descubrí la canción y a esa mujer y pensé: “¿Pero qué barbaridad es ésta?”. Empecé a estudiar la canción, en casa, en clase, y a dar el coñazo al grupo para hacer algo así.
(Carlos) Ángel insistió mucho e hicimos esa canción que no es un blues, pero tiene ese regusto, con una letra muy buena. Incluso es más soul o gospel (“En la onda de “Casto” del disco anterior”, ejemplifica Ángel). En el piano hay mucha influencia de Señor Mostaza. Cuando tengo un poco de tiempo me voy a Valencia y Luis Prado me da alguna clase de piano. Le pedí consejo en esta canción y metí muchas cosas que me enseñó él. También tiene mucho Pink Floyd (“Sobre todo en la parte central”, apunta Ángel). El coro de chicas es super “The dark side of the moon”. Y la letra en la parte central tiene unos guiños a Pink Floyd que los muy frikis pillarán. Es buena, pero es la segunda balada y la otra es “Me va a faltar el aire”, y claro… A nivel lento este disco tiene dos melocotonazos.
(Ángel) Me parece sublime. A un heavy cerrado no le va a buscar, pero quien disfrute sin prejuicios de la música, sí. Al principio yo pensaba que tenía demasiados acordes (“No tiene tantos, en verdad”, apostilla Carlos), porque yo quería hacer una canción de tres acordes. Pensando en “I’d rather go blind”, no quería un cuarto acorde. Pero ahora ya no cambio nada de cómo ha quedado. Me costará cantarla porque me emociono. La letra va de la muerte de la perra de la familia, pero más allá habla de la muerte de un ser querido. Tiene una frase que me la dijeron cuando murió mi abuela que me encantó: “Espero que pronto puedas tener un recuerdo libre de dolor de tu abuela”. ¡Qué deseo más bonito!

Dry River, durante la grabación de vídeos en el Teatro Principal de Castellón. Foto: Juan Torrent.

>”Cautivos” (3:29). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Álvarez. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Ángel) Es la country. Tiene una similitud evidente con “39” de Queen.
(Carlos) Estas canciones que se van del rollo central de la música que haces me gustan mucho. Además del “39”, también me viene a la mente un tema de Paul McCartney, “Dance tonight”, con el bombo, la mandolina. También me trae el recuerdo de algún tema de M-Clan, “Gracias por los días que vendrán”, así folk-country. La manera de tratar las voces en el estribillo tiene mucho de los Eagles. Y en directo tendrá sorpresita. Y es el único tema en que el Ángel no tiene que impostar la voz. Generalmente en el rock los cantantes tienden a cantar diferente a su voz natural.
(Ángel) Me siento raro, porque la canto y no me esfuerzo. Me da la sensación de que algo estoy haciendo mal; pero en directo lo complicaremos (risas). Cantar en una tesitura cómoda puede llevarte a cantarlo de una manera aburrida, y eso hay que evitarlo.
(Carlos) Pero incluso estos temas que parecen más sencillos tienen su complicación a la hora de grabarlos y que suene creíble.

Interior del Teatro Principal de Castellón durante la grabación de los vídeos. Foto: Juan Torrent.

>”Peán” (10:41). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Belinchón. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Carlos) La más Dream Theater de nuestra vida, pero a la vez tiene muchas cosas. Es muy musical. La parte final tiene Señor Mostaza. La parte de cuerdas me parece brutal. Esa parte se me ocurrió tras ver al coro de Onda interpretando el “Requiem” de Mozart. Pensé en hacer algo similar a su inicio, aunque luego no tiene mucho que ver. Hay algo de System of a Down. Beatleiana en su parte central. La más metal progresivo. Crea cierta confusión porque la letra habla de las guerras del siglo XX o XXI, pero la música es como medieval. Es un tema actual pero parece que esté hablando de algo mitológico.
(Ángel) Tiene Beatles. Tiene Camilo Sesto, “Jesucristo Superstar”. La letra (“Menuda currada te pegaste”, recalca Carlos) es una epopeya. Te encuentras un tema de once minutos sin letra y piensas: “¿Y ahora qué me invento aquí?”. Piensas en lo que te inspira la música y en este caso me llevó al tema épico, militar. Un peán es un cántico de la Antigua Grecia que se usaba también para intimidar al enemigo. Estuve buscando peanes por internet. Son muy rítmicos y con compases incompletos que incomodan. Y pusimos uno en medio de la canción, grabando golpes, ruidos, zapateados, llaves… Tiene como tres escenas, con letra diferenciada. Es como un recorrido del personaje: empieza muy convencido de alistarse en el ejército por su patria, pero al final se da cuenta de que está siendo utilizado para invadir otros países y que todo eso es una mierda.

Ángel Belinchón y Carlos Álvarez. Foto: Juan Torrent.

>”Con la música a otra parte” (4:50). Música: Álvarez, Belinchón, Mascaró y Orero. Letra: Marc Escrig y Belinchón. Demo inicial: Carlos Álvarez.
(Ángel) Empezó siendo muy Señor Mostaza. El inicio me recuerda a Obús, con gritos  muy de bar, todos al unísono. Me tiraba para atrás (entre comillas) el rollo rock suave, que me da flojera. Soy mucho más del rock duro. Luego la guitarra tiene mucha fuerza, de rock clásico americano. Es fresquito, alegre. Va a triunfar mucho. Muy coreable.
(Carlos) Muy Beatles también. La llevé al local con espíritu derrotista (“Es verdad. Dijiste que te la íbamos a tumbar”, comenta Ángel entre risas). Pero la hicimos y me ha hecho mucha ilusión. Suena brutal. Y está super bien cantado, con un estribillo que da mucha trempera. Me recuerda a Señor Mostaza, Beatles y final a lo Lynyrd Skynyrd, un tributo a “Freebird”. Y tiene una parte Police. Es un tema que lo percibo como un tributo a las bandas clásicas de rock. El acorde final es muy “A day in the life” de los Beatles (“Aunque el final previsto lo cambiaron Carlos y Manolo Tomás en el estudio”, puntualiza Ángel). Acabar con un acorde mayor que se prolonga hasta el infinito.

‘2038’, editado por Rock Estatal, ha entrado en el puesto 46 de la lista de ventas de discos en España.

*Producido por Carlos Álvarez y grabado por Juan Carlos Morcillo, Manolo Tomás -encargado también de las mezclas- y Carlos Álvarez, ‘2038’ (editado por Rock Estatal) cuenta con las colaboraciones de Jorge Valls, Gabi El Largo (coros), Sisco Clemente, Carmina Clemente, Jorge Rodríguez, Isabel Roger, Toni Lonjedo, María Amparo Canelles (coros en “Me va a faltar el aire”), Estefanía Mateo y Sandy Ferrandis (voces en “Al otro lado”), Diego Barberà (contrabajo en “Rómpelo” y “Cautivos”), Juan Navarro (viola y violín), Jano Montón (chelo), Marc Agut (trompeta), Bernat Fayos (saxo barítono), Miguel Manuel (trompeta y trompa), Juan Conill (trombón), Toni Lonjedo (percusión) y Sisco Clemente (timbales y pandereta). Masterizado por Enrique Soriano.  Diseño: Ángel Belinchón y Juan Torrent (también fotos).

  1. Pingback: Dry River toma impulso en casa para el gran salto | nomepierdoniuna

  2. Pingback: Dry River: "Me pone a cien" | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,