Música >> Portada

Corizonas, en la fiesta de la UJI: “La generación que ha de tomar la cultura alternativa está aún dormida”

Corizonas, Ángel Stanich y Juan de Pablos son los invitados especiales de la fiesta Alumni para celebrar los 25 años de la UJI el sábado 8 de octubre en el Puerto de Castellón. Nomepierdoniuna entrevista a Fernando Pardo, de Corizonas, para hablar de su nuevo disco y de la situación de la música.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Corizonas (de izquierda a derecha, en la fila superior): Rubén Marrón, Roberto Lozano, Javier Vacas. Fila inferior: Fernando Pardo, Javier Vielba y David Krahe.

Corizonas, Ángel Stanich y el locutor y dj Juan de Pablos (del mítico programa Flor de pasión de Radio 3) son los invitados especiales a la Fiesta Alumni: 25 años UJI, 25 años de música, que tendrá lugar en las instalaciones de Puerto Azahar de Castellón el sábado 8 de octubre en una maratoniana jornada que arrancará a las 12:00 y finalizará a las 4.00 del domingo. Antes de ellos habrán pasado por los escenarios Racó del Ritme (sala Opal), Racó del Mercat de Tendències y Racó del Mercat del Ritme los aspirantes a ganar los concursos de grupos y dj’s organizados por la Universitat Jaume I, así como pinchadiscos invitados, como El Goma, Cinderella, Xano Tamer of Waves y Marc Faith. Los músicos aspirantes a ganar el primer premio de 1.000€, el segundo de 500€ y el tercero de 250€ son Josep Lluís Notari, El Sombrero de Color, Verchili, Loretta’s, Romer, Twelve, Kim Jong Punk, Politiko, Aerobics, The Cutting Fingers, Semidimes y Los Criptozoos, tras haberse registrado ocho bajas respecto al listado inicial. Los finalistas en el apartado de dj’s son Sr. Mezcal, Waweekends y Abstracted, quienes se repartirán los premios de 300, 200 y 100 euros. Además, se grabará un videoclip producido durante el evento a cada una de las propuestas que pasen a esta tercera fase.

La entrada para todo el día será de 2 euros, que irán destinados a becas del ente universitario castellonense. Para facilitar el desplazamiento, el Ayuntamiento de Castellón ha dispuesto una línea de autobuses, con salidas desde la plaza Borrull, a las 23:00, 23:40, 00:20, 1:00, 1:40, 2:20, 3:00 y 3:40. La línea circular tendrá como otro eje la avenida Buenavista del Grao (rotonda del Centenari), con una última salida desde el distrito marítimo a las 4:00. La fiesta será retransmitida en directo por Radio 3 por Paula Quintana (Capitán Demo) y Julio Ruiz (Disco grande), de 22:00 a 2.00.

Antes de desplazarse a Castellón, Nomepierdoniuna contacta con Corizonas para hablar sobre la última novedad del grupo, el disco Nueva dimensión vital (Subterfuge, 2016) en el que, además de un tono más bailable y electrónico dentro de la base folk norteamericana, se registra otro gran cambio: el paso del inglés al castellano. Es el siempre locuaz Fernando Pardo quien toma la palabra para revisar el estado de la escena musical que tanto ama y ofrecer un diagnóstico nada optimista sobre la cultura de las salas de conciertos.

Corizonas es el denominado “supergrupo” nacido de la unión de dos miembros de los vallisoletanos Arizona Baby, Javier Vielba (voz y guitarra; también en El Meister)  y Rubén Marrón (guitarra), y cuatro de los madrileños instrumentales Los Coronas, Fernando Pardo (guitarra), David Krahe (guitarra), Javier Vacas (bajo) y Roberto Lozano (batería), sin olvidar la trompeta del también corona Yevhen Riechkalov. Aunque en el caso de Vacas, Roberto Loza y Fernando los fans del rock también reconocen a tres miembros de los ya clásicos Sex Museum y, por separado, de un largo listado de proyectos y colaboraciones, como la que el domingo 15 de octubre traerá de nuevo hasta Castellón -a la sala Four Seasons– a Fernando y a Marta Ruiz (teclista de Sex Museum) en una combinación con dos valencianos A-Phonics (el guitarrista Juan Diego Sanchis y el batería Eugeni Camacho) para funcionar como banda del estadounidense Deke Dickerson.

>Gran inicio del disco Nueva dimensión vital: el discurso de Charles Chaplin en El gran dictador. Sin ser un disco conceptual, sí que subyace esta línea general: “Pensamos demasiado, sentimos muy poco. Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura”. ¿Nos olvidamos de vivir en medio de un panorama competitivo que nos hace olvidar el poso principal de la existencia humana?
Sí. Nos tienen despistados, ocupados por cosas que realmente no importan, idiotizados delante de una pantalla de cristal oscuro. No pasará mucho tiempo antes de que las máquinas hagan casi todo el trabajo que hasta ahora hacíamos los hombres, sobre todo en los niveles de atención al público: taxistas, camareros, dependientes de tiendas, recepcionistas de hoteles, en gasolineras, supermercados, bancos… Y cuando ocurra esto no habrá marcha atrás, y se habrá impuesto la “lógica del mercado”, “lo económicamente viable” y cualquier cosa del estilo con las que tratan de convencernos de que el progreso no necesita al ser humano más que para consumir. Nuestro mensaje, de cualquier manera, no es para todo el mundo: el 90% de la humanidad tiene miedo y son fácilmente esclavizables y prefieren un sueldo de mierda que les dé seguridad antes que ser libres. Prefieren ver el mundo a través de una pantalla que vivirlo por ellos mismos y que decidan por ellos antes de pararse a pensar sobre lo que realmente les gusta o conviene.

>Y uno de los objetivos del disco es estimular mentes a través de vuestras letras.
Sí. Las letras son las que irremediablemente atrapan gran parte de la atención y somos conscientes de que al hacer las letras en castellano la atención cambia y tenemos la posibilidad de enviar un mensaje. En este caso compartimos algo que nos preocupa realmente: vamos a un mundo de robots o de máquinas y de humanos insensibilizados.

>Cuando un músico desarrolla varios proyectos a la vez, suele ir traspasando influencias de uno a otro, aunque sean mínimas. En este caso concreto, ¿ha sido El Meister –proyecto de Javier Vielba- el que más se ha colado en este disco, principalmente por el uso del castellano?
Sí. Corizonas nos hemos Meisterizado. Con tantos músicos y tantos compositores en un grupo se hace muy complicado funcionar democráticamente, así que decidimos apoyarnos en Javier Vielba para evitar peleas y tensiones de egos. La elección fue buena, sin duda, no nos arrepentimos de nada.

>Es curioso saber que también teníais preparadas canciones en inglés, y en lugar de realizar un mezcladillo –o editar un disco doble- habéis optado exclusivamente por las de letras en castellano, e incluso habéis traducido alguna que originalmente estaba en inglés. ¿Por qué descartasteis por completo este idioma, que era el que utilizabais hasta ahora?
Por ganas de jugar y de paso de hacer un experimento. Cuando estábamos a punto de mezclar el disco, a Javier Vielba se le ocurrió que en lugar de mezclar los dos idiomas, deberíamos sacar todo el disco en castellano y ver cómo quedaba. La decisión definitiva se tomó bastante tarde, así que aún tenemos un montón de temas guardados para cuando dentro de unos años saquemos la caja con los discos, singles, rarezas y canciones inéditas.

>Hay grupos que se han pasado del inglés al castellano y entre los motivos principales apuntan su “necesidad” de que su público les entendiese mejor y que cantase sus letras. ¿Hay algo de esto en vuestro caso?
Una parte de la decisión es ésa, claramente. También contaría la curiosidad de ver cómo queda y a qué te lleva este cambio. Yo (Fernando Pardo) he estado casi siempre en grupos que cantan en inglés y hacer este tipo de experimentos que te ponen a prueba siempre me parecen interesantes.

>Para definir a Corizonas se recurre de manera habitual al término “superbanda”. ¿Os gusta, os hace gracia, os resulta indiferente…?
Depende del día. Hoy me hace gracia, pero otros días me resulta indiferente.

>Dos bandas y un destino parecía un divertimento entre amigos de dos grupos. The news today se grabó rápido y cinco años después, cuando parecía que Corizonas no era vuestra prioridad y se había quedado en un plano secundario, regresáis con un trabajo muy elaborado de estudio. ¿En qué momento os decidís a apostar con tanta fuerza por Corizonas?
En ningún momento aparcamos el grupo, simplemente hemos estado trabajando más con los otros grupos. Solemos trabajar así, en el momento en el que uno de los grupos saca el disco, éste pasa a ser el prioritario, sin que los otros lleguen a desaparecer del todo. La mayoría de los músicos que tocamos tanto en Corizonas como en las otras bandas pretendemos estar siempre en movimiento, tocando y grabando constantemente y en el nivel en el que nos movemos nosotros resulta muy complicado si no estás con varias bandas a la vez.

>Editáis el disco y conseguís posiciones delanteras en listas de ventas, iTunes… ¿Sois los primeros sorprendidos por ese recibimiento?
Si, absolutamente, y ojalá que siga así por mucho tiempo. Poder dedicar tu vida a la música en estos tiempos es algo complicado y cuando las cosas van bien no puedes más que agradecerlo y disfrutarlo.

>¿Cuál es el proceso habitual de composición de las canciones de Corizonas? Porque, además, venís de dos bandas con registros diferentes y en esta unión conseguís una entidad propia y diferenciada.
Se componen un montón de canciones y se eligen las que consiguen pasar un filtro, que en este caso era Javier Vielba, para dar una dirección lo más concreta posible al disco. Así conseguimos que haya un gusto general, por encima de los gustos individuales de cada uno.

>Aunque permanece el espíritu folk y rock norteamericano, otra de las novedades es ese tono más bailable, conseguido en parte por el uso de la electrónica. ¿Han salido así tal como iban desarrollándose, estaba pensado desde un principio…?
Depende de la canción, algunas han ido cambiando en el local de ensayo y otras se han grabado prácticamente como se compusieron.

>¿Cómo estáis repartiendo vuestros actuales repertorios de directos?, ¿se cuela alguna canción de las otras bandas de las que formáis parte?
Tocamos canciones de los dos discos, del single de Dos Bandas y alguna versión. Hemos tocado alguna canción de Arizona Baby y podríamos tocar alguna otra, pero de Los Coronas no tocamos nada. Corizonas tiene mucho que ver en el sonido y la actitud con Arizona Baby, somos como su versión hiper-electrificada.

>¿Y cómo conseguís compaginar vuestras respectivas agendas y no morir de desesperación en el intento?
Es fácil, no hay más que organizarse y tener claras las prioridades de cada época.

>Ha terminado la temporada de festivales, ésa en la que en algunos casos un apartado de público no va exactamente por la música en sí y empieza la más “leal” pero más endeble de las salas. Como doctores del rock and roll de sudor en locales cerrados, ¿cuál es vuestro diagnóstico actual?
El circuito de salas está gravemente enfermo. Imagino que será una cuestión de ciclos y ojalá éste pase pronto, pero mientras esto siga así no hay hueco para nuevas bandas, sobre todo de rock. La supervivencia de la música en directo ya no depende sólo del gusto del público, ahora necesita un compromiso mucho más serio. Si no se apoya a los bares o locales que programan conciertos éstos acaban cerrando y cada vez es más complicado que abran locales nuevos. La verdad es que me da la impresión de que es el final de una época, porque la generación que debería tomar la calle y la cultura alternativa al asalto está aún dormida. No creo que una generación de gente que no está dispuesta a pagar por la música que consume vaya a revitalizar la cultura de bares y de salas de conciertos. Estos son tiempos de botellón, selfies y descargas gratuitas y por una simple ley kármica del funcionamiento del universo, quien no paga por lo que consume ahora no será luego pagado por su trabajo, al menos en su justa medida.

>Vais a compartir escenario con Ángel Stanich, una de las figuras que más llama la atención entre las novedades de estos últimos años… Uno de esos casos en los que no parece haber término medio: o le amas o le odias. ¿Cuál es vuestra opinión sobre Ángel Stanich?
Un jefe. Lo amamos musical y personalmente. Y su banda está hermanada con Corizonas. Cuando uno de nosotros no puede tocar, ocupa su lugar un miembro de la banda de Ángel.

>¿Cómo están en estos momentos vuestros otros grupos?
Bien, como bandoleros de cine mudo en los tiempos del cine hablado, desfasados pero entregados, por puro romanticismo, por gusto y porque no sabemos hacer otra cosa para disfrutar la vida como lo hacemos ahora.

>Por cierto, ¿alguien tiene previsto sorprendernos con un proyecto nuevo? Ya sabemos que Fernando, junto con Marta, se unen a The A-Phonics para acompañar en directo a Deke Dickerson. ¿Algo más?
Sí, todos los Coronas estamos metidos constantemente en otras cosas y El Meister no para de liarse con unos y con otros. No hay que parar, para mí no hay mejor vida que la del músico itinerante, siempre en movimiento, como gitanos del r’n’r.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,