Música

Tom Bombadil se alía con la Orquestra Lírica para hacer su repertorio sinfónico en el Principal

Versátil. La Orquestra Lírica de Castelló se atreve con todo. Este mes de febrero lo va a demostrar una vez más. En el plazo de diez días –entre el 14 y el 23- pondrán sobre el escenario del Teatro Principal dos espectáculos de muy diferente raíz: ‘La Traviata’, ópera de Verdi, y ‘Tom Bombadil Simfònic’, junto con el icónico grupo castellonense. El director artístico de la orquesta, Carlos Pascual, explica a Nomepierdoniuna el funcionamiento de esta formación clásica que se asoma con frecuencia a otros estilos.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Orquestra Lírica de Castelló no deja de sorprender por la cantidad y variedad de proyectos que organiza. Por su nombre, parece dedicada a la ópera y la zarzuela, que también, pero añade otras producciones que tienen que ver con el musical propio de Broadway (Chicago) o el actual sorprendente proyecto que trasladará al terreno sinfónico las canciones de Tom Bombadil, uno de los grupos más de soca de Castellón, que se podrá ver en el Teatro Principal el martes 23 de febrero (20:30; 10 y 15 euros), apenas diez días después de que el mismo escenario ofrezcan dos sesiones con la ópera La Traviata de Verdi (viernes 12, a las 20:30; y domingo 14, a las 19:00, con entradas a 16, 23, 30 y 35 euros).

La enamoradiza fecha del 14 de febrero hizo que la Orquestra Lírica de Castelló se decantase por ese día -y ese fin de semana- para la representación de La Traviata, una ópera atípica que Giuseppe Verdi estrenó en Venecia en 1853 tomando como base la novela La dama de las camelias, de Alexandre Dumas. Dentro del conjunto de la obra del compositor italiano se sitúa fuera del tema histórico y toma como base el amor, y su recuerdo desde el lecho de muerte del protagonista, Violetta, que será interpretada por la soprano castellonense Sandra Ferró. Un drama psicológico y a la vez crítico con las costumbres sociales que tuvo un mal recibimiento y que se ha revalorizado con el paso del tiempo.

Bajo la dirección artística del castellonense Carlos Pascual y la escénica de Eugenia Corbacho, la Orquestra Lírica de Castelló contará en esta ocasión con el Coro de Cámara Da Capo de Benicarló y el ballet Llum d'Orient. Además, alumnos de la Escola d’Arts i Superior de Disseny de Castelló se encargan de confeccionar la escenografía. Aparte de las dos funciones para el público en general, hay previstas otras dos para alumnos de centros de Educación Secundaria, que se realizarán el viernes 12, a las 10:30 y a las 12:30, con entradas a 4 euros.

Ensayo de 'La Traviata' en el Teatro Principal de Castellón.

Y a la vez la Orquestra Lírica de Castelló prepara en el salón de actos del colegio Escuelas Pías Simfònic Tom Bombadil, un proyecto que recoge las canciones del treinteañero grupo castellonense -con interrupción en su carrera incluida- y las transforma dándoles una sonoridad sinfónica. La fecha -martes 23 de febrero- también ha sido escogida con un sentido especial, ya que esa misma semana comienzan las Fiestas de la Magdalena, unos días en los que Tom Bombadil siempre triunfa en sus directos en las calles, con el añadido de que este año formará parte de la programación oficial, con concierto el martes 1 de marzo en el centro de la ciudad tras la Nit Màgica de Xarxa Teatre. Sus letras, críticas, irreverentes y con mucho humor son como himnos en Castellón, invitando al baile con sus ritmos folk procedentes principalmente de los pueblos celtas, pero con el aire mediterráneo siempre presente.

Será un concierto especial, que reunirá a los componentes actuales de Tom Bombadil con algunos que han formado parte del grupo, y que unirán los sones del bodhrán, acordeón, gaita gallega, uileann pipetin whistle, mandolina, violín... a una treintena de músicos de cuerda, viento y percusión de la Orquestra Lírica, que estarán también sobre el escenario. Alumnos de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castellón y componentes del equipo escenográfico Entrepatas se encargarán de la escenografía, iluminada por Víctor Tomás.

Ensayo de la Orquestra Lírica de Castelló y Tom Bombadil en el salón de actos del colegio Escuelas Pías.

El director artístico de la Orquestra Lírica de Castelló, Carlos Pascual, repasa para Nomepierdoniuna algunas de las claves estos proyectos.

>¿Por qué la elección de una ópera y de un proyecto sinfónico... y además con muy poco margen de tiempo entre uno y otro?
La elección de ópera es sencilla; llevamos adelante gran parte del Cicle d'Opera de Castelló, y sumándole la zarzuela y el musical son los géneros que más desarrollamos. En cuanto al Tom Bombadil Simfònic (que no será el único sinfónico de la temporada), es un proyecto que nos ilusiona enormemente, ya que nuestras raíces en Castellón son muy fuertes. El poco tiempo entre ambas es algo incómodo, pero nos convenía mucho situar la ópera en una fecha tan clave como el 14F y el Tom Bombadil Simfònic durante la semana previa a Magdalena para calentar motores.

>Variáis constantemente el registro. ¿Qué proceso seguís para escoger el que vais a preparar?
Con la dirección de CulturArts Castelló coordinamos los títulos de temporada en temporada. Para el resto de proyectos, nos basamos en las tendencias, las apreciaciones personales, la vox populi y sobretodo llevar el género sinfónico y dramático a espacios y situaciones donde, por lo general, nadie se atreve a llevar.

>¿Quiénes os encargáis principalmente de la preparación de los espectáculos?
La Orquestra Lírica de Castelló es una familia muy grande, desde el primer transportista hasta el último cantante. Hay un gran equipo de producción, imagen, social media, escenografía, artístico, etc. Pero todo se coordina y promueve desde la junta directiva, un equipo formado por varios instrumentistas e implicados de la orquesta.

Carlos Pascual.

>¿Quiénes estáis al frente de la Orquestra Lírica de Castelló?
De la dirección musical me encargo yo, Carlos Pascual, junto con el pianista y asistente José Luis Miralles, el percusionista y jefe de logística Bruno Zandalinas y la violonchelista y directora de Comunicación Isabel Julià. Además, la fotógrafa Carmen Campos y la especialista en imagen y medios sociales Lluïsa Ros.

>¿Cuántos músicos la integráis de manera fija?
La cantidad de músicos fijos es algo tan variable como la de los cantantes. Es cierto que hay una base fija de unos 20-25 más los solistas, pero podemos llegar a 60-70 según la necesidad.. En cuanto a los solistas vocales, vamos incorporando a nuevas voces y repetimos con aquéllas con las que trabajamos satisfactoriamente... y también ellos deciden repetir con nosotros. Además, habitualmente hemos de convocar alguna audición para cubrir roles específicos.

>¿Cómo funcionáis a nivel económico?, ¿contáis con subvenciones?
Nuestra prioridad es la autogestión. Esto significa que cuando promovemos un espectáculo nos encargamos de cumplir la expectativa de público (es decir, llenar la sala), y con esa entrada de taquilla repartimos los cachés, la inversión de escenografía y los gastos. Por supuesto, y como ocurre generalmente, solemos invertir más del 100%, y para ello contamos con ayudas puntuales de entidades privadas y públicas, como la Fundación Dávalos-Fletcher, Ayuntamiento de Castelló y la Diputación de Castellón. También contamos con el mecenazgo del Conservatorio Calasancio de Música y Danza, así como la colaboración altruista de muchas personas afines al proyecto. Con todo ello logramos enfocar cada espectáculo con la mayor calidad y manteniendo un precio de entrada en sintonía con nuestro entorno social y temporal.

Partitura de la adaptación del clásico 'Vivimos en Castelló' de Tom Bombadil.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,