Arte >> Portada

Luz, sonido y ‘Espais sensibles’ que se activan a través del público con José Antonio Orts en el EACC

El artista plástico y compositor José Antonio Orts ha convertido el Espai d'Art Contemporani de Castellón en el nuevo escenario de sus instalaciones sonoras. 'Espais sensibles', activa hasta el 27 de mayo, combina elementos visuales, sonoros y espacio-temporales para conseguir que el público interactúe con sus obras, dándoles el significado final.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

‘Espais sensibles’ de Jose Antonio Orts permanecerá abierta al público hasta el 27 de mayo. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Como una intensa e infinita lluvia. La musicalidad de aquella instalación. De aquella escultura convertida en un instrumento sonoro. Y viceversa. Porque aquel laberinto de luces y sonidos cobra vida con cada paso, y porque cada paso, cada movimiento e interacción, les está dando vida. Las instalaciones sensibles de José Antonio Orts musican y visten el Espai d’Art Contemporani de Castellón (EACC) a través de una exposición hecha a la medida del EACC: Espais sensibles, que permanecerá abierta al público hasta el 27 de mayo.

A través de elementos sonoros y visuales, jugando con el concepto del espacio y el tiempo. Cada una de las esculturas/instalaciones que dan forma a Espais sensibles consigue alimentar su significado al conjunto, a la propuesta artística final, de la misma manera que todas ellas adquieren una identidad propia con y a través del espectador. Porque precisamente este es el objetivo de las instalaciones sensibles de Orts, conseguir que el público interactúe con ellas, reflexionando sobre la relación entre el espectador y la obra, pero también sobre la dependencia entre cada uno de los elementos con los que juega a través de sus instalaciones.

Las instalaciones sonoras de Orts no se entienden sin la interacción del público. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Porque Espais sensibles no adquiere su significado total hasta que el espectador no ejecuta su papel. Un público que se convierte en activo, viéndose obligado a participar, a interactuar. Tal y como ocurre con obras como “Territorio de ritmos luminosos”, ocupando parte del recorrido de la exposición y del propio espacio del EACC, provocando que el espectador tenga que interactuar con la pieza necesariamente. Pero también a través de las piezas que visten sus paredes, como es el caso de la máquina de colores de Orts (“Farbmaschine”).

Elementos sonoros y visuales se encuentran en el EACC. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Ya no solo la interacción consciente que hacemos con las instalaciones, sino el propio e involuntario recorrido por la exposición se traduce en participación y significado. Esto es gracias a las piezas sensibles que dan forma a cada instalación, las cuales se activan con la presencia del público. Esculturas que no cobran vida ni sentido hasta que pasamos a formar parte de ellas. Pero, ¿de qué manera interactúa el público? Muy sencillo, a través de su propio cuerpo. Por ejemplo, recorriendo los “Territorios tonales en do mayor y en la menor” y creando sonoridades o juegos de luces con “Septet verd”; a través de las sombras del cuerpo con “Órgano de agua y luz” o simplemente a través del aire, como en el caso de “Septet insat”. También es posible encontrar instalaciones autónomas, como aquella sonora lluvia incesante que cae de las paredes del EACC, o “Lira”, creada a partir de placas fotovoltaicas, leds, aluminio y hierro galvanizado.

Mecanismo de una de las instalaciones sonoras. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Detalle de una de las instalaciones sonoras. Foto: Carme Ripollès (ACF).

El resultado final es un conjunto de sensaciones y conceptos que parten de una misma base, las instalaciones sonoras de Orts, y que se desarrollan a partir de cómo decidimos interactuar con las instalaciones. Una premisa que el artista plástico y compositor repite en cada una de sus obras.

José Antonio Orts, considerado como uno de los artistas sonoros españoles con mayor reconocimiento y repercusión internacional se caracteriza por su capacidad para crear ritmos a través de la relación entre la música y la escultura, consiguiendo que materia sonora y discurso se encuentren.

Pero, además de crear estos Espais sensibles, Orts también interactúa con ellos y le da su propio valor. Tal y como hará el martes 20 de marzo con Sortilegis (a las 20.00, con entrada libre), una performance de luces y sonidos a través de la cual el compositor y artista nos da la oportunidad de conocer su relación con la obra. Sortilegis es una propuesta artística a la que le darán forma una sucesión de performances que descubrirán las distintas partes de la exposición para concluir con una performance inédita que no estará relacionada con las piezas expuestas, sino que adquirirá su propio significado en ese mismo momento. Porque, una vez más, ahí estará el juego entre el sonido, los elementos visuales, el tiempo y el espacio.

Y, mientras, la lluvia sigue cayendo en el EACC.

Las piezas se activan con el movimiento del público. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Lluvia en el EACC. Foto: Carme Ripollès (ACF).

‘Espais sensibles’ ocupando el EACC. Foto: Carme Ripollès (ACF).

  1. Pingback: XII Nit de l'Art. El arte vive de noche | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad