Teatro y danza >> General, Portada

‘L’alternativa’ de Marc Escrig y Jordi Collado en la UJI: “Una comedia filosófica o filosofía comédica”

Marc Escrig y Jordi Collado comenzaron su formación teatral en las instalaciones de la UJI. Convertidos en actores profesionales, al Paranimf regresan el 5 de octubre para presentar 'L'alternativa', su primera creación conjunta de larga duración dentro de la compañía Teatre de Caixó. Ambos cuentan a Nomepierdoniuna la base de esta obra que entre risas no para de lanzar preguntas.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Marc Escrig (izquierda) y Jordi Collado, con el tercer protagonista de ‘L’alternativa’. Foto: Carme Ripollès.

Para Teatre de Caixó, L’alternativa es, además del título de la obra que estrenará el viernes 5 de octubre en el Paranimf de la UJI (20.00; entrada: 6/8 euros), una alternativa que se conceden los actores castellonenses Marc Escrig y Jordi Collado -ambos formados inicialmente en el Aula de Teatre Carles Pons de la UJI que dirige Antoni Valesa- dentro de la compañía que sustentan día a día. Un párrafo aparte dentro de la todavía corta historia de la vila-realense Teatre de Caixó. “Se nos acumulaban las temáticas, guardábamos muchas ideas en nuestro cajón, y allí estaban por falta de tiempo para ponernos manos a la obra y desarrollarlas. Este pasado verano decidimos que íbamos a aparcar los proyectos de microteatro, fórums, encargos… y dedicarnos a L’alternativa; aunque en realidad no hemos parado de hacer otras cosas. Ahora ya estamos en la recta final, deseando lanzar al espectador preguntas que atañen a todos a través de los dos obreros protagonistas”, comentan con el inequívoco tono de la emoción que provoca presentar su primera producción propia de larga duración a dúo.

Eran tantas las ideas que bullían en sus cerebros una vez abierto ese cajón que hasta tres guiones diferentes llegaron a escribir: “Queríamos presentar una creación de 60 o 70 minutos. Nos pusimos manos a la obra y nos pasamos tres meses encerrados escribiendo. Queríamos decir tantas cosas que en realidad provocamos un caos. Inicialmente, los protagonistas eran un torero y un toro. Pensamos que sería mejor dos obreros, dos personas normales. Iban cambiando cosas, guiones… Nos autoexigimos mucho, nos cuestionamos, por lo que dábamos muchas vueltas a todo. Había que poner orden”.

Ese periodo, definido por ellos mismos como “un infierno”, se desatascó recurriendo a ayuda externa: “Llamamos a Toni Castelló, Fili, a quien pedimos que con esos tres guiones hiciese un espectáculo. Unió muy bien esas ideas y extrajo algo coherente”. Aunque realmente cuando, por fin, pudieron soltar “¡Ahora sí estamos disfrutando!” fue cuando Cesca Salazar se puso a dirigir ese trabajo escénico: “Ahora mismo deseamos que no pasen nunca estas dos semanas. Es muy fácil trabajar con Cesca, lo hace todo sencillo. Tiene la mirada muy entrenada, es muy incisiva, tiene muchas tablas como actriz y como directora. Va puliendo el viaje interno de cada personaje y de la obra en sí”.

Carlos Álvarez (músico), Jordi Carcelén (iluminación), Sergi Mo (ilustración y asesor) y Sara Recatalá (vestuario y escenografía) completan el elenco de colaboradores. “Y una vez delegado todo lo que podíamos, tocaba trabajar a saco con Cesca. En estas últimas semanas nos hemos quitado mucha presión de encima… aunque ahora tenemos la presión del estreno, que ya está ahí”, nos explican.

“Comedia filosófica o filosofía comédica”

‘L’alternativa’. Cartel creado por Sergi Mo.

¿Qué se encontrará el espectador en el escenario del Paranimf ese viernes 5 de octubre? Dos obreros excavando una tumba con actitudes opuestas y charlando de temas que provocan confrontación, como el mismo proceso de recuperación de la Memoria Histórica en el que están trabajando: “En el cartel hay una referencia clara a la tauromaquia, pero no porque sea una obra teatral sobre tauromaquia, sino porque es algo que automáticamente genera debate, y eso es lo que buscamos. Igual que se habla de las dos Españas, y tampoco es una obra sobre las dos Españas,… aunque hay muchas Españas. Son vehículos para presentar realidades que chocan entre sí a nivel social. También se habla del teatro, que tiene relación con la tauromaquia a nivel de ritual: espectáculos colectivos alejados del día a día que parecen servir de catarsis. Pero no es tampoco una obra sobre el teatro. Son vehículos”.

Un planteamiento serio, que en principio contrasta con el humor que es la seña de Teatre de Caixó. ¿Se han olvidado esta vez del humor? “No, para nada. En las obras de humor existe un poso serio. Mira el mensaje, por ejemplo, de Tiempos modernos de Charles Chaplin: la máquina engulle al hombre, pero lo hace de manera que el espectador se ríe. En L’alternativa te ríes de la miseria de los dos personajes, que a la vez la haces tuya. Y siempre intentamos reírnos de nosotros mismos, lo que es algo sano y esencial para evitar enfermedades”. Marc incluso le ha encontrado una etiqueta definitoria: “Hacemos comedia filosófica o filosofía comédica”.

¿Cuál es el poso real de L’alternativa?

Jordi comenta que se compenetran bien porque son muy distintos entre sí: “A Marc le preocupa más el guion, la dramaturgia, que todo tenga un sentido. Yo me fijo más en la interpretación. Nos vamos censurando, lo que evita que nos demos demasiada libertad y divaguemos en exceso; juntos llegamos a un punto medio”, explica Jordi. Esa divergencia se constata en los diferentes modos de explicar “de qué va L’Alternativa“.

Marc apunta que se trata “de una obra con muchos contenidos, por lo que es para verla varias veces. En ella hay plasmadas muchas partes de la realidad. Creo que va sobre el talento desaprovechado, sobre las buenas ideas que existen y que no se transforman en realidad por falta de recursos, malas gestiones o porque tendemos a hacer las cosas como siempre las hemos hecho, por miedos o inseguridades. Salir de la zona de confort es doloroso, porque pierdes seguridad, pero a la vez es necesario para crecer, que es lo que le ocurre a Teatre de Caixó con esta producción”.

Marc Escrig y Jordi Collado, diferentes y complementarios. Foto: Carme Ripollès.

El punto de vista de Jordi es el siguiente: “Dos personas hacen un trabajo. Una lo hace porque es trabajo y se lo han mandado; le interesa para cobrar. La otra está intentando no hacerlo. Van hablando y cada una entra en la otra, provocando una mutua transformación, encontrando cosas en su interior que desconocían y que también les gusta. Son antagonistas. Representa cada uno a una parte de la sociedad, y parece costar el encuentro de un lugar común, aunque es necesario encontrarlo para poder convivir. Ver lo bueno que tiene el otro. Aunque está la duda de si hacer algo nuevo o no por el miedo a fracasar”.

Preguntas sin respuestas

“El teatro está lleno de preguntas. En L’alternativa jugamos a lanzar preguntas, pero sin respuestas, porque no las tenemos. El teatro es un lugar al que vas a escuchar preguntas. Sales  y te pasas una semana cuestionándote cosas, hasta que se te pasa. Es lo que buscamos, y lo hacemos con una obra divertida en la que se habla de cómo somos las personas y las relaciones humanas, ya que aunque sean opuestas, se necesitan”, rematan Marc Escrig y Jordi Collado.

Dos actores y una compañía

>Marc Escrig (Nacido en l’Alcora en 1983; residente en Castellón).

Marc Escrig. Foto: Carme Ripollès.

Formación: Aula de Teatre Carles Pons de la UJI, Barcelona, Acting Research Theater >Study (Valencia) y Master de Teatro Aplicado (especializado en Teatro del Oprimido)

Treyectoria profesional: Per nassos (gestual de clown, creado en Barcelona); teatro íntimo en el salón de su casa de Valencia, para 12 personas (un año); espectáculo íntimo Entre llançols, para ser representado en terrazas; creación de la compañía de improvisación Improplana; Teatro del Oprimido, desarrollado con Cultura Crítica e integrado en Teatre de Caixó; clases para profesorado, grupo musical Dry River y Nafrat Collectif (sustituciones).

“En el teatro, como en la sociedad, la precariedad existente hace que te exijas mucho y te autoexplotes. Como trabajamos para nosotros mismos, nunca acabamos de trabajar” (Marc Escrig)

>Jordi Collado (Nacido en Castellón en 1981; residente en Vila-real).

Jordi Collado. Foto: Carme Ripollès.

Formación: Becario del Aula de Teatre Carles Pons de la UJI; monográficos de máscara neutra, voz…; Escuela de Interpretación Nancy Tuñón (Barcelona)

Trayectoria profesional: Scura Splats (5 temporadas), Xarxa Teatre (algunos bolos), Visitants (2 temporadas), trabajos con compañías de Barcelona, y su regreso, Germinal, La Fam, profesor en la escuela de Teatro de Vila-real y en la de Castellón, protagonista del largometraje El efecto K. El montador de Stalin (Valentí Figueres, 2012), Nafrat Collectif y Teatre de Caixó.

“En el teatro no puedes vivir solo con las producciones de una compañía. Has de ir combinando para llegar a cobrar lo que se puede llamar una nómina. Pero por suerte nos podemos dedicar a lo que nos gusta” (Jordi Collado)

>Teatre de Caixó (Sede en Vila-real)

Compañía creada por Marc Escrig en 2011 (era su único integrante) cuando residía en Valencia. Debutó ese año con Dalí, salvador de sí mismo. A sus respectivos regresos de Valencia y Barcelona, Marc y Jordi crean el espectáculo infantil Buscant una cançó, divulgación de conceptos musicales y músicos de la Comunitat Valenciana, con humor y pedagogía. Más tarde, el teatro-forum Com quedem?, dirigido a adolescentes para reflexionar sobre cómo creamos nuestras relaciones, junto a Laia Porcar. A portan a la Fira de Teatre Breu La Ravalera tres espectáculos (Aristòtil i Batman, un encontre banal, Coloms i Trencat). Han llevado a creaciones por encargo, como Tempus fugit, dentro de la campaña Castelló, ciutat educadora. L’alternativa es su primer proyecto propio de larga duración a dúo.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,