Arte >> Portada

La posibilidad de escape en el Espai d'Art

Y Alicia siguió el conejo, y a su enorme reloj, y cruzó al otro lado, al País de las Maravillas. ¿Imaginas poder tener una vía de escape de la realidad? El EACC te trae nuevas realidades de la mano de más de una treintena de obras que dan vida a 'Una posibilidad de escape. Para asaltar el Estudio de la Realidad y volver a grabar el universo'. La exposición, que gira en torno a las técnicas del artista William Burroughs, llega al Espai d'Art Contemporani de Castelló desde el MUSAC y ofrecerá esa otra vía de escape hasta el 29 de septiembre. Acércate a las 'Dream machines' de Wyn Evans y empieza este viaje al inconsciente, escapa al otro lado como hizo Alicia.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La obra 'Fantasma' de Damián Ortega.

¿Recuerdas la historia de Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll?, ¿te imaginas poder dejar por un momento todo y poder pasar a ese otro lado? El Espai d’Art Contemporani de Castellón (EACC) te ofrece hasta el 29 de septiembre Una posibilidad de escape, una nueva manera de enfrentarte a la realidad. Desde el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC) llega esta exposición, que cuenta con más de una treintena de obras, en homenaje a uno de los artistas, escritores y cineastas más importantes del siglo XX, William Burroughs. Aquí tienes una pequeña muestra de las entrañas de este escape…

Las puertas del EACC se abren para todos aquellos que busquen Una posibilidad de escape. La pieza Dream Machine del británico Cerith Wyn Evans da la bienvenida a esta otra realidad a través de sus máquinas de sueño inspiradas en el descubrimiento del científico Gray Walers, que determinó que las luces que parpadean rápidamente pueden llegar a alterar la mente humana. Tan sólo tienes que ponerte frente a ellas y cerrar los ojos durante diez segundos y… Bienvenido -o bienvenida- a esta nueva posibilidad de escape. Ahora tan sólo se ha traspasar la cortina para seguir descubriendo las posibilidades que llegan desde el MUSAC. La primera pieza son los rostros de Esther Ferrer, un viaje por el paso del tiempo que acompañan de manera fragmentada durante todas las realidades.

El sueño americano de Jimmie Durham.

Llaman la atención dos grandes piezas: Fantasma de Damián Ortega, un VW Escarabajo del que únicamente quedan aquellas piezas que dejan ver que se trata del famoso coche que encargó Hitler, pero que poco a poco se ha convertido en un fantasma, como los recuerdos y esas partes de la historia que, poco a poco, se van perdiendo y se convierten en fantasmas que nadie puede ver. Y ya se sabe que los fantasmas siempre vuelven. Junto al Fantasma  de Ortega, otro, el sueño americano de Jimmie Durham representado con una gran casa que destaca en la exposición, el sueño americano idílico que en su interior, en su realidad, guarda infiernos. Y, mientras unos aparentan un sueño de puertas para fuera, Paul Pfeiffer retrata los anhelos de éxito de esas grandes masas, se hace de escenarios de lo que elimina a sus personajes y lo deja vacíos, en los que únicamente quedan esas masas hambrientas, vacías. El juego de la eliminación de los personajes para demostrar esa parte de realidad existente en todo aquello que parece inalcanzable. Los paisajes mutados de The Hunter de Itziar Okariz y la historia de amor de Akram Zaatari basada en la historia del rayo verde de la película de Eric Rohmer Le Rayon Vert, los dos amantes de los que no se conoce su rostro, pero invitan a su posibilidad de escape que es la relación de dos rostros invisibles que podrían ser cualquiera, incluso tú, y que únicamente conversan. Otra posibilidad es escapar a la realidad de aquello que pertenece oculto o desconocido, la escena de un suceso de Philipp Frölich, una realidad que él mismo ha creado, un lugar en el que nunca ha estado, del que lo único que conoce es lo que ha leído en los periódicos; él imagina esa realidad y la transmite. De los diarios también ha extraído Jorge Machi la composición de su obra, su propio Charco de sangre formado por “charco de sangre”. La cruda, y muchas veces olvidada, realidad de Jorge Pineda y sus Santos Inocentes, esos niños esclavizados a los que han arrebatado su infancia, no se les ve y no se les conoce porque su realidad es estar escondidos a los ojos de los demás; igual que los Homeless olvidados de Paul Graham, los vagabundos que no existen, que no vemos, pero que, como en cualquier ciudad, si miras bien los podrás ver.

Fotograma de la obra audiovisual 'Tomorrow Everything Will Be Alright' de Akram Zaatari.

Julieta Aranda, Txomin Badiola, Luis Camnitzer, Carles Congost, José Damasceno, Jon Mikel Euba, Dora García, Federico Herrero, Christian Jankowski, Terence Koh, Jorge Macchi, Julie Mehretu, Tony Oursler, Nicolás Paris, Nicolás Robbio, Ugo Rondinone, Néstor Sanmiguel Diest, Fernando Sinaga y Carla Zaccagnini son el resto de nombres que completan la lista de artistas que participan con sus realidades en Una posibilidad de escape: Para asaltar el Estudio de la Realidad y volver a grabar el universo, muestra la nueva identidad que los objetos pueden adquirir cuando están fuera de su contexto, la propia realidad que crean los niños y los adolescentes a través de sus sueños y su manera de ver el mundo, la conformidad de aquellos que están destinados a vivir incomunicados, para los que su realidad son cuatro paredes, un espacio opresivo que tienen que compartir con alguien, una relación que has de mantener porque no hay más opciones, el mismo conformismo de aquella que siente la opresión de una bota que no le deja levantarse, una tiranía y una realidad a la que al final te vas acostumbrando. Pero, al fin y al cabo, como muestra Fernando Renes en su pieza audiovisual, 'Todo pasa, todo cansa'.

Realidades efímeras, como el cristal que, en cada exposición, se rompe un poco más. Más de treinta piezas que te mostrarán diferentes caminos, diferentes realidades. Como cuando Alicia se encontró al gato de Chesire: “-¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?, -Eso depende en gran parte del sitio al que quieras llegar –dijo el Gato, -No me importa mucho el sitio… -dijo Alicia, -Entonces tampoco te importa mucho el camino que tomes”. Pero todo camino tiene un final, las Dream machine de Evans devuelven a la realidad desde la que se parte, la propia realidad. Podrás disfrutar de Una posibilidad de escape hasta el 29 de septiembre y, además, los viernes a las 19.00, podrás disfrutar de las visitas guiadas del Espai d'Art por las realidades del MUSAC.

'Autorretrato en el tiempo', de la serie 'El libro de las cabezas, 1981-2009' de Esther Ferrer.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,