Fotografía, Música >> Festivales

El FIB saca pecho quinceañero

Pero le empiezan a chirriar las costuras. El quince aniversario del Festival Internacional de Benicàssim ha sido el de las cifras récord pese a la crisis, el de las actuaciones masificadas, el del vendaval del viernes, el del despiste general con los horarios (de pago además), el más británico pero al mismo tiempo con más grupos españoles en el cartel. El del éxito fácil, pero también el de los conciertazos de Franz Ferdinand, Glasvegas, White Lies, Calexico, Los Planetas, Friendly Fires, The Wave Pictures, Delorean, Los Coronas, Josele Santiago, Nacho Vegas, Russian Red... El FIB en el que la organización perdió más contacto que nunca con su público, que además evoluciona hacia hábitos impropios de los fibers que le hicieron grande. Una edición de transición tras el cambio de manos en la dirección. ¿Hacia dónde? De momento, Vince Power anuncia que duplicará el festival en Sevilla.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

David Herranz para Fiberfib.

David Herranz para Fiberfib.

(Mientras lees este artículo puedes escuchar la lista de reproducción elaborada por nomepierdoniuna.net en Spotify con una selección de los mejores grupos del FIB Heineken 2009).

Se presentaba con uno de los carteles menos arriesgados de su historia, plagado de grupos que ya habían estado en el festival y/o de gira por el país esta temporada, pero al final nos ha dejado una extensa colección de buenas sensaciones, el regusto de excelentes conciertos y también algunos detalles para la reflexión. El FIB, al final, siempre mola. Da igual que el viernes el vendaval se cargara dos tercios de la programación, da igual que estés quemado porque te hayan cobrado siete euros por los horarios de los conciertos, da igual que te entre el agobio por la masificación del Escenario Verde con los cabezas de cartel... Da igual que empieces a tener la sensación de que el FIB ya no es lo que era. Si un grupo da con la tecla, si una actuación te toca la fibra y compartes ese momento íntimo con miles de personas desconocidas, entonces todo tiene sentido y se te olvida lo demás.

En el XV Festival Internacional de Benicàssim a mí me pasó eso el jueves en el concierto de Glasvegas, el sábado con Franz Ferdinand y el domingo con Los Planetas. Después está la larga lista de actuaciones que, por una razón o por otra, disfrutas de una manera especial, aunque sea a trozos porque se solapan: Anni B. Sweet, No Reply, Los Coronas, The Bishops, Nudozurdo, Nacho Vegas, L. A., Russian Red, Josele Santiago, The Wave Pictures, Delorean, 2 Many DJ's, Miqui Puig, Calexico, White Lies, Friendly Fires... Y las decepciones, claro: La Bien Querida, TV Personalities y The Psychedelic Furs.

Lo de Oasis requiere comentario a parte. Era la tercera vez que tocaban en Benicàssim y, salvo dos o tres canciones, hicieron el mismo concierto que podrían haber hecho en 2000 y 2005. Es decir, casi todo los 'hits' de los 90; sin cortarse un pelo. Son idolatrados por la organización y por la mayoría del público, que se entregó por completo durante su actuación. Pero como tuvieron algunos problemas de sonido, Noel Gallagher lo agradeció después diciendo que había sido "una pérdida de tiempo". Pues eso.

La edición del décimo quinto aniversario será recordada por las cifras récord de público y venta de entradas pese a la crisis económica, por los conciertos súpermasificados, la más británica por fuera y por dentro y al mismo tiempo con más presencia de grupos españoles, por el acierto de descubrir el escenario Fiberfib.com. Y la del vendaval del viernes, con incendio incluido al otro lado de la N-340. También la del cobro a los asistentes por los horarios, de la desaparición del periódico del festival (Fiber), la de actuaciones vespertinas menos concurridas que nunca, la del desfile constante de disfraces 'freaks' entre el público, la del lanzamiento indiscriminado de cervezas por el aire, la de los primeros conatos de bullas colectivas y altercados (insólita la imagen de decenas de inconscientes subidos en las torres de sonido y en el techo de los baños)... El FIB afronta su cuarto lustro de vida con una salud de hierro. Aunque también con los primeros síntomas claros de gigantismo, de sobrepeso, de lentitud en sus movimientos. Y de haberse subido a la parra, de haberse distanciado con algunos gestos de su razón de ser: los fibers.

Pau Bellido para nomepierdoniuna y David Herranz y François Ollivier para fiberfib.

Pau Bellido para nomepierdoniuna y David Herranz y François Ollivier para fiberfib.

La complicidad del festival con su público, trabajada desde los años del Velódromo, ha sido hasta ahora su principal seña de identidad. En sus quince años de historia el FIB ha superado la incomprensión de  algunos políticos y vecinos en sus inicios (1995 y 1996), el tornado de 1997, su progresiva transformación en un macrofestival (1998, 1999, 2000), el cambio de fechas de agosto a julio (a partir de 2006), la competencia feroz del mercado de festivales de verano (2007 y 2008) y un vendaval (2009). Está por ver si supera con éxito el cambio de manos en la dirección, al quedarse en un segundo plano los hermanos Morán en favor del multimillonario Vince Power (no perderse esta entrevista). ¿Seguirá siendo la música y el buen rollo la prioridad?

Javier Sánchez para fiberfib.

Javier Sánchez para fiberfib.

A continuación, un comentario de cada uno de los conciertos que he podido ver en el FIB 2009, aunque algunos de ellos parcialmente debido a los solapamientos, que no me dejaron ver a The Walkmen, Elbow, TV on the Radio, Gang of Four, Telepathe, Cooper, Peaches, CatPeople, Giant Sand y Peter Doherty. Están ordenados por orden cronológico. Si no estás de acuerdo, dilo en un comentario. No te cortes.

La Bien Querida, Russian Red y Annie B. Sweet. François Ollivier y Liberto Peiró para fiberfib.

La Bien Querida, Russian Red y Annie B. Sweet. François Ollivier y Liberto Peiró para fiberfib.

Jueves

>The Bishops. El trío londinense abrió el Escenario Verde del quince aniversario con su pop sesentero, sólido, divertido, efectivo. Destacó "City Lights" y "Cant Stand it Anymore", pero no acabaron de transmitir la energía de sus canciones al poco público recién llegado. El recinto todavía estaba muy frío.

>Annie B. Sweet. En el escenario Fib Club Anne B. Sweet tenía el ambiente algo más caldeado. Quizás por el calor propio de la carpa, pero también por la dulzura de su voz y de la melodía de sus canciones. Acompañada por una buena banda, incluidos violín y contrabajo, las melodías preciosistas de Ana López arrancaron los primeros aplausos efusivos de la tarde en temas como "Motorway". La primera cantautora del cartel del FIB que comparecía cumplía expectativas.

>No Reply. A la misma hora actuaban los nueve miembros de No Reply sobre el Fiberfib.com, ya sin carpa y con una nueva escenografía espacial. Ritmos Swing, jazz, ska, reggae y todo eso mezclado y llevado con elegancia y empatía. Una banda que apuntó muy buenas maneras, ofreciendo un concierto divertido a base de músicas inusuales en el FIB. Una suerte de big band americana para desentumecer oídos.

>The View. Mientras, The View atraían progresivamente más público al Escenario Verde a golpe de rock efectista. Los escoceses -lo decía la guitarra del cantante, Kyle Falconer- sacaron brillo a las mejores canciones de sus dos discos, Hats Off To The Buskers y Which Bitch?, que encierran algunos estribillos brillantes además de, como demostraron el jueves, ser muy resultonas en directo.

>La Bien Querida. El primer chasco de este FIB. Ya me habían hablado regular tirando a mal de su estreno en el Primavera Sound, pero me parecía imposible que la bilbaína pudiera dilapidar en directo las buenas canciones que tiene Romancero, la excelente banda que le acompaña (incluido David Beef, el productor del disco) y toda la expectación que ha generado su debut. En Benicàssim lo hizo sin piedad, con una actitud algo indolente además. Lastrada por una sonorización deficiente, sobrecargada de graves y sin apenas recoger su guitarra acústica y su voz, Ana Fernández-Villaverde siempre estuvo lejos de cuajar una actuación potable. Solamente, al final, gracias a "9.6" y la redonda "De momento abril", pudo remontar algo el vuelo. Pero ya era tarde. Lo que en el disco suena entrañable y melancólico en el FIB quedó soso y deslavazado.

>Los Coronas. Estos nunca fallan. La banda de Fernando Pardo, David Krahe, Javier Vacas, Roberto Lozano y Evgeni Riechkalov tiene su repertorio rodadísimo en locales de todo pelaje: surf, música de películas (spaghetti western, suspense, serie B) y rock'n'blues perfectamente engrasados. Y, por si fuera poco, en el FIB no se dedicaron a poner el piloto automático, sino que se dejaron la piel en un concierto que sonó de fábula, potente y preciso. Los Coronas se hicieron con la carpa Fib Club con su música y su actitud, sombreros vaquero y gafas de pera en ristre. Una actuación tan buena que hasta el numerito del solo de Fernando Pardo y David Krahe con las guitarras cruzadas les queda de miedo. A Fernando Pardo (también líder de Sex Museum) se le pudo ver después junto a su hermano, Miguel, saboreando las mieles de su exitosa actuación.

Fernando Pardo de Los Coronas. Javier Rosa para fiberfib.

Fernando Pardo de Los Coronas. Javier Rosa para fiberfib.

>Oasis. Como el propio Noel Gallagher se encargó de decir poco después en su diario de gira, su paso por el FIB fue "una pérdida de tiempo". Pero no por los problemas de sonido que sufrieron y que a su juicio justifican el desaire, sino porque la actuación que ofrecieron los británicos ya la habíamos visto en Benicàssim en 2000 y en 2005. Aunque a la mayoría no le importa lo más mínimo. De hecho, el Escenario Verde registró el primer lleno absoluto del FIB 2009. Sale Liam Gallagher con parca verde -daba calor solo verlo- y su cara de ¿estabais-hablando-de-mí-verdad?, empiezan a volar vasos de cerveza y estalla el delirio colectivo. La primera "Rock'n'roll star", para dejar claro de qué iba a ir la cosa, después "Lyla" y, para rematar el arranque, el bombazo de su último disco, "The Shock of the Lightming". ¿La respuesta? Lipotimias en primera fila, personal estirándose de los pelos y miles de móviles inmortalizando el momento. Después, decenas de fans escalaron a una torre de sonido y al techo de los aseos, lo que incluso provocó la reprimenda de Noel Gallagher, aunque no le hicieron caso. Hasta que no subieron los de seguridad para bajarlos de la oreja de allí no se movió nadie. El concierto se fundamentó en los primeros discos, especialmente en los 'hits' incontestables de Definitely Maybe, del que cayeron cinco. Es decir, casi un tercio del repertorio se lo dedicaron a su disco de debut, que prácticamente tiene los mismos años que el FIB. Lo demás en la misma línea barraquera, incluidas "Wonderwall" y "Don't Look Back in Anger", para terminar con una versión de los Beatles: "I am the Walrus". Lo de Oasis en este FIB fue como marcar un gol de rabona a puerta vacía, en casa y con la Liga resuelta. Algo que no estaría nada mal verlo, si no fuera por los conatos de desplante de los Gallagher sobre el escenario, su actitud constantemente arrogante y chulesca, el posterior desprecio al festival que se entregó a ellos...

Glasvegas. Óscar L. Tejeda para fiberfib.

Glasvegas. Óscar L. Tejeda para fiberfib.

>Glasvegas. Todo lo contrario que la actitud de Glasvegas, quienes relevaron a los de Manchester en el escenario principal. Después de que Oasis provocara a base de 'hits' la locura colectiva entre los miles de seguidores que habían arrastrado hasta el FIB, tener que subirse al Escenario Verde para defender un disco de debut parecía un marrón bastante importante. Lejos de amilanarse, Glasvegas salió con todo. De primeras soltaron "Geraldine", su single más redondo y reconocible. Sonó arrebatadora. No podían empezar mejor. A partir de ese momento, la banda de Glasgow fue hilvanando, canción tras canción y con un sonido progresivamente más sólido, una actuación sobresaliente. La forma de cantar de James Allan, por momentos poniendo al límite su voz, y el oleaje incesante de la guitarra de su hermano Rab pusieron la piel de gallina en medios tiempos como "Lonesome Swan" o "It's My Own Cheating Heart... Makes Me Cry". Tuvieron la innecesaria osadía de hacer una versión del "Live Forever" de Oasis, ¡que acababan de tocar ellos! y además ya habían salido pitando en coche de cristales tintados, y también cayó el clásico "Be my baby". Todas tamizadas por su particular filtro de épica brumosa y emotiva. Para acabar, "Daddy's Gone", con un apoteósico coro colectivo final que puso la guinda a un concierto que se recordará cuando sean grandes. Para mi gusto una de las mejores actuaciones del FIB 2009, hecho por una banda emergente, en su punto.

Josele Santiago, Nacho Vegas y Leopoldo Mateos de Nudozurdo. Liberto Peiró y François Ollivier para fiberfib.

Josele Santiago, Nacho Vegas y Leopoldo Mateos de Nudozurdo. Liberto Peiró y François Ollivier para fiberfib.

Viernes

>Nudozurdo. No era la mejor hora (18.30 en la carpa Fib Club) para meterse en su música, pero el grupo madrileño supo llevarnos a su terreno con un concierto potente y directo. A palo seco. Las canciones de su segundo disco, Sintética (Everlasting, 2008), sonaron tremendas, con esa forma tan inquietante de decir las cosas que tiene su cantante, Leopoldo Mateos, en temas como "El Hijo de Dios". Un grupo a seguir.

>Nacho Vegas. Con su pelo al viento -se avecinaba tormenta-, Nacho Vegas parecía que estuviera grabando un videoclip sobre el escenario Fiberfib.com. Y lo cierto es que el concierto le quedó de cine. Arropado por su trama asturiana, entre ellos Abraham Boba a los teclados, el autor del Manifiesto desastre dejó un concierto sólido y elegante. A diferencia de lo que ocurrió en su presentación en el Teatre Principal de Castellón con motivo del Tanned Tin del año pasado, esta vez "Dry Martini SA", "El hombre que casi conoció a Michi Panero" y otras de sus historias de catarsis interior tocaron la fibra del público. A sus canciones le favorecen más los locales cerrados cargados de humo pero, con banda, el repertorio de Nacho Vegas aguanta el tirón donde sea.

Listas de canciones de Franz Ferdinand, Glasvegas, Paul Weller, Nacho Vegas y Josele Santiago.

Listas de canciones de Franz Ferdinand, Glasvegas, Paul Weller, Nacho Vegas y Josele Santiago.

>Paul Weller. Fue imposible disfrutar de su concierto. El viento empezó a soplar muy fuerte, el sonido iba y venía y, para colmo, la humareda del incendio que se declaró en un solar junto al recinto de conciertos desvió toda la atención. Paul Weller, que regresaba a Benicàssim después de siete años, salió escoltado por el guitarrista de Ocean Colour Scene, Steve Cradock, y empezó a desgranar un sólido repertorio mezcla de clásicos y las nuevas canciones de 22 Dreams. Pero los sueños se transformaron en pesadilla cuando empezó a temblar todo el escenario a causa del viento, lo que interrumpió su actuación antes de terminar. Magazine, uno de los regresos más esperados de este año, también tuvo que abandonar el escenario Fiberfib.com.

Lo que el viento se llevó. Pau Bellido para nomepierdoniuna.

Lo que el viento se llevó. 1 y 4 de Pau Bellido para nomepierdoniuna.

>El vendaval, el incendio, las cancelaciones y el desalojo. Cuando la organización comunicó que paraba provisinalmente los conciertos debido al viento y la columna de humo del incendio junto al recinto iba creciendo, el recuerdo del tornado que se cargó el último día del FIB 97 cuando actuaba Urusei Yatsura empezó a rondar las mentes del público más veterano. Si en la tercera edición aquel temporal impidió actuar a Blur o Pavement, el vendaval del viernes dejó al público sin poder disfrutar de Kings of Leon, The Horrors, Christina Rosenvinge, Javier Corcobado o Joe Crepúsculo. Poco después, sin dar apenas explicaciones y entre la confusión generalizada, la organización decidió adelantar el concierto de Tom Tom Club en el Escenario Verde para ver si la cosa se podía sacar adelante, después de que Kings of Leon se negaran a actuar en esas condiciones. Todo el mundo -especialmente Tom Tom Club- intentó ponerle buena cara al mal tiempo para que la normalidad ganara a las fuertes rachas de viento. Fue imposible. Cuando se sucedieron los apagones de luz y la evidencia de que era imposible continuar iba ganando terreno, el público empezó a desfilar por iniciativa propia, muchos de ellos preocupados por el estado de su tienda de campaña en el camping, donde se encontraron un auténtico caos. Unos 1.500 fibers tuvieron que pasar la noche en el polideportivo y la escuela municipal. Finalmente, la organización suspendió todos los conciertos y desalojó el recinto. Los asistentes criticaron la falta de información: "Hoy la organización del FIB se ha lucido. He sentido que me tomaban el pelo, como en un aeropuerto. He estado dos horas en el Escenario Verde, casi en primera fila esperando a Kings of Leon, de pie, sin beber, y toda mojada por la cerveza que me iban tirando, para sin ninguna explicación ver salir a cantar a Tom Tom Club. ¡Indignante!", escribía  Vane en un comentario de la entrada con la que la web del festival anunciaba la cancelación en un escueto mensaje: "Hasta mañana. Demasiado viento...". Pero lo cierto es que el personal de producción y los técnicos se pusieron las pilas durante toda la madrugada y la mañana para que los escenarios estuvieran en condiciones y los conciertos del sábado se reanudaran sin mayores problemas. Además, la organización reubicó las actuaciones de Mäximo Park y Los Planetas y dio alternativas a los asistentes para recuperar sus entradas.

Sábado

>L. A. El grupo mallorquín devolvió la música al FIB tras el adiós precipitado de Tom Tom Club en medio del vendaval. Después del temporal llegaba... el rock. Sin apellidos y sin rodeos. Rock enérgico y con pegada. La banda liderada por Luis Albert Segura demostró que sus mejores argumentos ("Hands", "Elizabeth", "Evening Love") redoblan sus posibilidades en directo. Otro grupo de aquí y de aúpa.

>Ratolines. Casi a la misma hora, Ratolines, la banda de Alcàsser ganadora del Proyecto Demo, desplegaba la particular BSO de su repertorio, hecho de canciones que suenan a películas italianas en blanco y negro y, como ellos dicen, también de Ozores y Jaimito. Apuntaron muy buenas maneras, pero les faltó la riqueza de matices de sus grabaciones y quizás despistaron algo al personal al intercalar canciones instrumentales, en inglés y en castellano. ¿Lo mejor? El juego que les da el multiinstrumentista Carmelo Pastor y "Apollo 333". Habría que verlos en sala y a ellos solitos para juzgar, pero tienen buena pinta.

>TV Personalities. Dan Treacy consiguió que todas las ganas que teníamos de ver a Television Personalities se desvanecieran en la primera canción. De cómo dilapidó su repertorio, con tres décadas de historia aguantando el tirón, mejor ni hablar. Su propia banda asistía incrédula a sus constantes interrupciones, sus entradas de guitarra a destiempo y sus extensos y casi indescifrables comentarios. Que no estaba para subirse a un escenario, vaya. Ni aunque hubiera sido una fiesta de cumpleaños privada. Un desastre total.

>Russian Red. Como se le esperaba desde el año pasado en el FIB, Lourdes Hernández logró uno de los primeros llenazos del escenario Fiberfib.com. Sin aspavientos, sólo con canciones bien hechas y estupendamente cantadas, la cantautora madrileña fue trenzando una actuación redonda. Se le notaron muchas horas de rodaje -muy por encima de algunas compañeras de reparto del festival-, y demostró que los efluvios de canciones como "They Don't Relieve" y "Cigarettes" no son pasajeros. Calan.

>Josele Santiago. El recital de Josele Santiago tuvo una significación muy especial: un músico de otra escena, un genio con tres décadas de recorrido, exponiendo sus razones en un festival que le había extrañado hasta ahora. Ante un público 100% "australiano" que conocía al dedillo todas sus canciones, el madrileño se metió a la carpa Fib Club en el bolsillo desde el primer tema, "Loco encontrao" y hasta el último, "Ole papa", pasando por "Mi prima y sus pinceles" o "Las cosas fingen". Todas y de todos sus discos en solitario desde que disolviera Los Enemigos, porque son todos igual de buenos: Las Golondrinas Etcétera, Garabatos y Loco Encontrao. Todo chicha, sin relleno ni manierismo alguno. Por si fuera poco, acompañado por el maestro David Krahe a la guitarra, que hacía doblete tras la actuación del jueves con Los Coronas. Josele Santiago dejó en el FIB su carismática estela. Sencillamente soberbio.

>The Wave Pictures. No pude ver más que el final del concierto, pero después de haber flipado con ellos dos veces esta temporada (Tanned Tin y Four Seasons), estoy convencido de que la que se lió cuando tocaron "Kiss me" y "I Love You Like a Madman", con la que se despidieron, era una buena muestra de lo que había sucedido el resto del concierto. Dave Tattersall más sobrado que nunca tocando la guitarra y conexión total con el público. Y sólo tienen 23 años...

Alex Kapranos de Franz Ferdinand. Óscar L. Tejada para fiberfib.

Alex Kapranos de Franz Ferdinand. Óscar L. Tejada para fiberfib.

>Franz Ferdinand. Hicieron un concierto concebido expresamente para el FIB. En 2004 y 2006 simplemente arrasaron, así que teniendo el listón tan alto lo que no podía fallar era su actitud. Porque la receptividad iba a ser total. Y volvió a saltar la chispa. Donde yo estaba -a la derecha de la torre de la mesa de sonido- se escuchaba regular, algo saturado de graves. Pero el comportamiento de Alex Kapranos sobre el escenario puede con todo, bailando y transmitiendo energía sin parar. Y, claro, el grupo de Glasgow tiene otra cosa importantísima: "No You Girls" (con la que empezaron), "Do You Want To", "Walk Away" o ese himno llamado "Take me Out". Canciones que rebosan ritmo, melodías y emociones. Pensadas para el directo. Sonaron rock y también sonaron más eléctricos que nunca, en la línea de su último disco de remezclas, Blood. Pero, sobre todo, sonaron a sí mismos. El FIB les ha visto crecer desde su primer disco y siempre han puesto patas arriba el Escenario Verde. Lo del sábado pasado fue una apoteosis constante, sin descanso; pese al sonido, insisto. Uno de los grandes conciertos de este año, sin duda. Al día siguiente, se subieron al barco SingStar Ship of Mate, atracado en el Puerto de Castellón, para dar un concierto acústico (vídeo de abajo), tras el que estuvieron muy amables y accesibles con todo el mundo, según cuentan. Un barco al que sólo se accedía con invitación y en el que a lo largo del fin de semana también actuaron otros grupos del cartel del FIB como Mäximo Park o Corcobado.

httpv://www.youtube.com/watch?v=zWOv_4AexnM&feature=player_embedded

>Delorean. La liaron buena en el escenario Fiberfib.com. Tienen canciones, ritmo y una manera de conectar con el público, de hacerle bailar y tararear estribillos al mismo tiempo, que les convierte en una banda casi única, y no sólo en el panorama nacional.

Delorean. François Ollivier para fiberfib.

Delorean. François Ollivier para fiberfib.

Domingo

>Calexico. Calexico puso la sal fina en las actuaciones del domingo por la tarde en el FIB a base de folk, ritmos caribeños y multitud de guiños. La banda de Tucson, acompañada por el guitarra Jairo Zavala (La Vaca Azul y Depedro), repasó algunas de sus mejores canciones, como "Crystal Frontier", y se descolgó con una excelente versión del "Alone Again Or" de Love. Perfecta, con todos sus arreglos, la misma que su autor, el ya desaparecido Arthur Lee, apenas pudo cantar sobre el mismo escenario de Benicàssim en la edición de 2004. Y, sobre todo, Calexico hizo bailar alegremente a todo el personal con sus medios tiempos y los nuevos aires latinos que se gastan.

Calexico. François Ollivier para fiberfib.

Calexico. François Ollivier para fiberfib.

>White Lies. Llegaban al FIB con el cartel de nuevo 'hype' de la prensa inglesa, pero demostraron que tienen un carro de canciones potables y unos cuantos 'hits' que además crecen en directo: "To Lose My Life", "Death", "A Place To Wide"... La parroquia británica brincó a sus anchas ante uno de los mejores nuevos grupos que han pasado por el festival.

>The Psychedelic Furs. Duele decirlo, pero el regreso de The Psychedelic Furs se acercó claramente al fiasco. A pesar de que sonaron sus mejores canciones (especialmente "Heaven"), la legendaria banda inglesa no logró conectar con el escaso público -se lo había llevado Friendly Fires al Fiberfib.com-, quizás lastrada por la voz algo apagada de Richard Butler y un sonido demasiado cargado de graves, algo que este año ha marcado muchas actuaciones del Escenario Verde a mi modo de ver. Pero ya se sabe que con las reuniones de grandes grupos de hace tres décadas  puede ocurrir eso: los tienes tan idealizados, guardas tan buen recuerdo de sus canciones que,  si te fallan, te queda un sabor de boca agridulce. Los has visto, sí, pero quizás hubiera sido mejor preservar inmaculado ese recuerdo. Este año me ha pasado algo parecido con los Buzzcocks. Ahora bien, mientras se den conexiones cósmicas como la de Brian Wilson en el FIB de 2004, no seré yo quien reniegue de los regresos de los maestros. Con todo, respeto reverencial a The Psychedelic Furs.

>Friendly Fires. Por lo visto, el llenazo más grande que registró el escenario Fiberfib.com en todo el festival. En el poco rato que estuve solo pude ver guiris bailando sin parar y un cantante moviéndose de forma espasmódica.

J y Banin de Los Planetas. François Ollivier para fiberfib.

J y Banin de Los Planetas. François Ollivier para fiberfib.

>Los Planetas. Los Planetas se marcaron una actuación notable, la mejor que se les recuerda en sus ocho participaciones en Benicàssim. Con un repertorio muy bien seleccionado, compensado y del gusto del personal, en esta ocasión mayoritariamente nacional. A J se le vio más suelto que nunca, todo sonó en su sitio y Florent y Erick llevaron en volandas todas las canciones. Salieron con "Segundo Premio" y se desató la locura. Mejor no podía pintar. Y lejos de cobijarse en el brasero de sus canciones más fáciles, el grupo granadino tocó todos los palos con maestría: desde los fandangos de La Leyenda del Espacio hasta los momentos más oscuros, pasando por sus característicos desarrollos in crescendo ("Santos que yo te pinté"), incluyendo una de las mejores canciones pop escritas nunca en castellano: "Un buen día", aunque J la cantó a su bola, fuera de tiempo casi todo el rato. Para rematar, "Pesadilla en el parque de atracciones". Los Planetas, que no volverán a actuar este verano y preparan nuevo disco, demostraron que siguen orbitando. Dos curiosidades: J se hizo acompañar por un corista para arropar su voz y Banin lució camiseta de uno de los grupos valencianos del momento: Polock.

httpv://www.youtube.com/watch?v=WfEWBvkM0aw&feature=player_embedded

>The Killers. The Killers son de Las Vegas y, a pesar de ser uno de los grupos estadounidenses que suenan más ingleses, acaban trasladando al directo los excesos y los destellos más barrocos que se suelen asociar a la ciudad de los casinos. Su concierto en Benicàssim fue una ruleta imparable de 'hits' que siempre conseguía el bingo entre el público. Desde que empezaron con "Human", la marea de gente no paró de corear y baliar sus canciones, de una forma casi litúrgica. Era el concierto más esperado y, por lo visto, respondieron a las expectativas, porque se repitieron las escenas de delirio vistas con Oasis o Franz Ferdinand. Son muy jóvenes, el cantante (Brandon Flowers) está muy crecido y el personal está por ellos. Es su momento. A mí me empalagaron bastante.

Sólo pasa en el FIB

La Terremoto de Alcorcón. Pau Bellido para fiberfib.

La Terremoto de Alcorcón. Pau Bellido para fiberfib.

>La Terremoto de Alcorcón se ha convertido en un clásico del FIB en los últimos años. El viernes actuó en la carpa Pop y volvió a hacer que la gente se desternillara de risa con sus versiones imposibles de Madonna, Kylie Minogue o Michael Jackson.

>Mendieta, el de la canción de Los Planetas, el que marcaba goles y daba pases increíbles en el Castellón, en el Valencia, en el Barcelona y en la selección, jugó el tradicional partido de fútbol entre artistas y periodistas del FIB, que se celebró el domingo por la mañana en el campo municipal de Benicàssim a favor de los programas de cooperación de Intermon Oxfam en Etiopía. Lo hizo con la camiseta blanca de los artistas y se hizo notar: ganaron 12-5. El futbolista castellonense explicó que de momento sigue instalado en Inglaterra después de haber colgado las botas el año pasado en el Middlesbrough.

Mendieta. Pau Bellido para fiberfib.

Mendieta. Pau Bellido para fiberfib.

>A Jero de The Sunday Drivers no se le vio sobre ningún escenario del FIB, pero sí entre el público, como en el concierto de Paul Weller. J de Los Planetas también salió de los bastidores para ver algunos conciertos del escenario Fiberfib, como el de Nacho Vegas y La Bien Querida. Howe Gelb (Giant Sand), por su parte, no se perdió detalle de la actuación de Calexico.

>Al terminar el concierto de Rinôçérôse cerrando el Escanrio Verde el domingo, que para muchos era la despedida del festival tras cuatro intensos días, el "Danubio azul" de Strauss sumió al público en un surrealista baile colectivo, mezcla de delirio por el cansancio acumulado y lucidez:

httpv://www.youtube.com/watch?v=gDsyD5Ke6NI

>Otro de los momentos del FIB 2009 lo puso Fangoria, cuando dedicaron una canción muy especial a los hermanos Miguel y José Morán, se entiende que con motivo de su desvinculación al mando del festival que "ellos se inventaron", según proclamó Alaska: "Gracias a ellos estamos aquí". Nada menos que "Ni tú ni nadie", uno de esos temas absolutamente generacionales que compuso el desaparecido Carlos Berlanga para Alaska y Dinarama. Nostalgia y lagrimón, ¿con mensaje?, para el público de aquí.

Alaska de Fangoria. François Ollivier para fiberfib.

Alaska de Fangoria. François Ollivier para fiberfib.

>Me cuentan que El Goma, el único representante castellonense en el FIB 2009, superó con nota el reto de pinchar en la Pista Pop mientras actuaban Oasis, The Walkmen y Fangoria. Casi nada. Obviamente empezó la sesión con muy poco público, pero en la parte final se animó la cosa y acabó con bastante ambiente.

El Goma. Javier Rosa para fiberfib.

El Goma. Javier Rosa para fiberfib.

Otras lecturas

>Entrevista a Vince Power, nuevo propietario del Festival Internacional de Benicàssim, publicada en Virtualfestivals.com y traducida por el blog Alababarada. Esclarecedora y preocupante de cara al futuro.

>Seguimiento especial del blogzine Jenesaispop. FIBrilando.

>Especial FIB en Muzikalia.

>Crónicas del Mondosonoro.

>Especial de Las Provincias.

>Crónicas de Lino Portela en El País.

>Crónicas de Sixto Barberá en El Mundo.

>Apuntes del FIB en el blog de Enrique Ballester.

>La experiencia en primera persona contada por DJ Galán en Soitu.es.

Más fotos y vídeos

>Fotos oficiales de fiberfib.com en Flickr.

>Entrevistas del fiberfib a grupos en el back stage.

>Vídeos de conciertos y más fotos en la web de Heineken especial para el FIB.

>Reportaje especial en el porgrama de La 2 No disparen al pianista, que incluye un acústico exclusivo de Calexico.


  1. Más allá de coincidir o no con las opiniones, un par de detalles: El tema absolutamente generacional que tocó Fangoria es "Ni tú ni nadie", y no "Mil campanas". Para ser tan generacional, no sabemos ni el título... Y The Psychedelic Furs no han regresado este año ni para el FIB: llevan ocho años seguidos girando por EE UU, donde "Pretty in pink" sigue siendo un pelotazo. Es mas: el año pasado actuaron en el Festival Murcia Sound.


  2. Lo de "Ni tú ni nadie" es un lapsus (aunque hablamos de la misma canción). Ya está rectificado; pido disculpas. En cuanto a The Psychedelic Furs, en ningún momento se dice que hayan regresado este año ni que lo hayan hecho en exclusiva para el FIB. Esto es un blogzine, hecho de comentarios personales y, aunque regresaran en 2001, yo era la primera vez que los veía. Siento la confusión. Por lo demás, no entiendo el tono de tu comentario.


  3. Siento que el tono no te haya gustado, no era la intención. Si hubiera querido cargar las tintas, habría entrado en opiniones personales, porque coincido en muy poco de lo escrito, pero no era ese mi objetivo, ya que todo juicio de valor es respetable. Mis disculpas, en todo caso, pero creo que, aunque sea un blogzine y se nutra de opiniones personales, lo que lo distinguiría de tanto blog similar sería poner el rigor por delante del apasionamiento de fan. Pero vamos, es una opinión. Yo te seguiré leyendo igualmente.


  4. Gracias por tu fidelidad. Me esfuerzo en que el "apasionamiento de fan" no menoscabe el rigor de los artículos. Pero no nos pongamos tan serios...Y carga las tintas, no te cortes, que eso le da más vidilla al blog.


  5. "Lo de Oasis en este FIB fue como marcar un gol de rabona a puerta vacía, en casa y con la Liga resuelta"

    alucinante figura futbolística!!!


  6. No he podido leerme todo el articulo ni las opiniones, cuando tenga un rato lo haré.
    Por aquí solo manifestar algo de descontento ante la programación del FIB de este año. Un cartel un poco flojo a mi parecer, poco fresco, muy barraquero, poco variado, en fin, q imagino q los hermanos Morán tendrán menos mano. Siempre me gustaba ver algun grupo clasico como Os Mutantes, Leonard Cohen, Daniel Jhonson, Brian Wilson, Alex Chilton, Love, etc, etc, pero este año no vi ni atisbo de este tipo de grupos.



  7. Momento freak ... los agentes de 'seguridad' del puente que cruza la N-340 impidiendo el acceso a J por esa vía ya que no tenia pulsera. Tras 5 minutos de dites y diretes el susodicho tuvo que dar media vuelta y descrecorrer todo el camino que habia hecho para entrar por la zona por la que se supone que debia hacerlo en un pcio ...
    No monto pitote ni nada...intento dialogar con el guardia (?¿?) y al ver como estabán las cosas se limitó a hacerle caso.


  8. Pues cuando se lo contara a Erik, el bateria, se pondría fino. No sé si recordareis una entrevista que le hicieron en el mismo Fib, en la que el bateria de los planetas ponia a caldo, muy a caldo a benicassim en general, en fin...


Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,