Música >> General, Portada

Cuando las guitarras de Virgil and The Accelerators y de Ben Poole hablan, Veneno Stereo se calla

La sala Veneno Stereo de Castellón ha asistido en el plazo de diez días a sendas exhibiciones guitarreras de Virgil McMahon, al frente de The Accelerators, y de Ben Poole. Dos jóvenes británicos que han conseguido varios premios en unas carreras todavía cortas. Ambos asombraron a los presentes en sus conciertos, logrando un silencio absoluto para escuchar el virtuosismo de estas dos grandes promesas europeas de las seis cuerdas. Las guitarras seguirán siendo las protagonistas este fin de semana con Edu Manazas y Carvin Jones.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Ben Poole remató su espectacular solo en 'Hey Joe' rasgando las cuerdas con el pie de micro. Foto: Antonio García @rockmuseumlive

El azar de las giras y el esfuerzo de la promotora castellonense Thunder Road han provocado que en apenas diez días hayan coincidido en Veneno Stereo dos jóvenes virtuosos británicos de la guitarra: Virgil McMahon, al frente de los Accelerators (domingo 4 de octubre) y Ben Poole (martes 13). Ambos coinciden además en tener sus raíces en el blues, aunque mientras el primero apunta hacia un sonido más rockero, más hard… el segundo se mueve más de blues clásico, pero con incursiones en el funk o el rock más calmado. En ambos casos consiguieron epatar por momentos a los presentes y, algo difícil en un concierto de sala, que todos se callasen para escuchar un desarrollo a las seis cuerdas.

Virgil and the Accelerators proceden de Birgmingham y no son nuevos en los escenarios españoles, puesto que ésta es su segunda gira, y ambas dentro de la promoción de Army of three, el disco que tomó el relevo de su premiado debut, The radium, Mejor Disco de Blues del Año 2011 por parte de la Classic Rock Magazine, El power trío llegó a Castellón con una novedad muy reciente, puesto que pocos días antes habían cambiado de bajista, dejando Alexander Timmis su puesto a Joel Wildgoose, quien además de tocar su instrumento con gran energía se encargó de cantar la recurrente “Rock and roll” de Led Zeppelin, en el que fue el momento de mayor exaltación de la sala. Por detrás, el hermano menor de los dos McMahon, Gabriel, a la batería. Aunque el protagonismo, cómo no, se lo lleva Virgil.

Virgil McMahon, al frente del power trío que ahora completan su hermano Gabriel (batería) y el nuevo Joel Wildgoose, Foto: Antonio García @rockmuseumlive

Si en estudio Virgil McMahon hace oír su virtuosismo ajustado a las canciones para ofrecer un buen conjunto de hard blues, sobre el escenario es todo lo contrario: se desborda ofreciendo solos muy largos, que van del blues, al rock, desembocando en los malabarismos del guitar-hero, con exhibiciones en algunos momentos algún minuto más largas de lo aconsejable. Eso sí, de acordes duros a hacer sonar su guitarra como si se tratase de una española. Todos los registros están a su alcance. “Working man”, la stoniana “Refuse to believe” o ya al final “Backstabber” son buenas muestras de su capacidad para endurecer el blues de manera habilidosa.

Ben Poole cayó en Castellón en un día incómodo. Un martes,  justo después de cuatro días de puente. Aun así reunió a unos cuarenta asistentes, algo más de la mitad que Virgil and the Accelerators, y muchos de ellos acababan de llegar del festival de Calella. Y, para mayor obstáculo, una amenaza de lluvia durante la tarde, lo que siempre frena. Tal vez porque hubo menos espectadores que en otros locales –gira con ocho fechas españolas- o simplemente porque no creyó que fuese lo más adecuado en este concierto, Ben prescindió de alguna parte del show, como delataba una acústica preparada y que no llegó a ser tocada. Sin embargo, su concierto llegó a la hora y veinte y todo el mundo acabó satisfecho.

Ben Poole, con el teclista Joe Mac, el batería Ben Matthews y el bajista Tom Swann. Foto: Antonio García rockmuseum@live

Al contrario que Virgil, Ben Poole apuesta por sonidos menos hard y más blues, aunque por momentos suena a funk y a pop, hasta desembocar en el rock, versión soft. Muchos medios tiempos, con digitación nítida y una bonita voz de este inglés de Brighton que todavía anda por la mitad de la veintena. Ha recibido elogios de Jeff Beck, Ritchie Kotzen e incluso los recibió del fallecido Gary Moore. Tiene mucho futuro por delante, como lo prueban sus nominaciones a los British Blues Awards de 2011 y 2013 como Mejor Guitarrista Solista, y que en 2012 representase al Reino Unido en el Blues Challenge de Berlín. Y no se puede olvidar que ha grabado un disco en vivo en el Royal Albert Hall de Londres, donde actúan los más grandes, como su ídolo, Eric Clapton, herencia familiar que le ha llevado a conocer a leyendas como Freddie King u Ottis Redding (su “Mr.  Pitiful” no falta, y lo resuelve más que bien).

Pero si por algo se recordará este concierto es por su apoteósica versión del “Hey Joe” popularizado por Jimi Hendrix: lo comenzó lento, lo aceleró, hizo un solo con los brazos cruzados sobre el mástil, lo continuó con la guitarra sin amplificación y cantando sin micro, dobló ritmos, para acabar abrazado a su instrumento mientras punteaba en vertical. Tres tandas de aplausos dentro del mismo tema por parte de un público que siguió en el más respetuoso silencio todo el concierto, tal vez demasiado lineal en cuanto a ritmo, pero dejando claro que Ben Poole apunta muy alto. No se puede olvidar el destacado papel de Joe Mac a los teclados, con algún pique con la guitarra, dejando la base rítmica para Ben Matthews (batería) y Tom Swann (bajo).

Y SIGUEN LOS GUITARRISTAS

Quienes gustan de guitarristas virtuosos están en racha, porque hay un par de actuaciones más muy a la vista. El sábado 17 de octubre, el guitarrista madrileño Edu Manazas volverá a deleitar con sus habilidades interpretando blues, con la compañía de Whiskey Tren (Veneno Stereo, 20:00; 8 euros); mientras que al día siguiente será el malabarista texano de las seis cuerdas Carvin Jones quien llegue a Four Seasons con su banda norteamericana y con Jimmy Barnatán abriendo la tarde, en acústico, junto al guitarrista Sergio González, y colaborando después con Carvin (19:30; 12 y 15 euros).

Por otra parte, el sábado, a las 12:30, en la tienda de instrumentos musicales Musicolix, de la Vall d'Uixó, tendrá lugar una masterclass a cargo de Gonzalo Valdiviaguitarrista en la gira mundial de 2007 de Héroes del Silencio, además de hermano de Juan Valdivia, guitarrista solista del grupo aragonés.

 



Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,