Música, Teatro y danza >> Portada

Carles Santos nunca ha muerto

Cuatro días de preparación y un quinto para representarlo. Fue suficiente para que 'Carlos, viu!' rindiese homenaje a una porción del enorme legado dejado por Carles Santos sobre el escenario del Paranimf de la UJI, muy vinculado al inclasificable creador de Vinaròs.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , ,

Un momento de ‘Santos, viu!’. Foto: José Damián Llorens.

‘Santos, viu!’. Paranimf de l’UJI, dentro de la 26ª Mostra de Teatre Reclam. Directores: Montse Colomé y Toni Jodar. Intérpretes: Sol Picó, Isabel Monar, Montse Colomé, Toni Jodar y nueve alumnos del Aula de Teatre Carles Pons de l’UJI (Álvaro Martínez, Marta Orihuela, Marina Martínez, Noelia Blanca, Paula Bernabeu, Jordi Aparici, Elia García, Teresa Bellido y Jorge Ferrer). Viernes 23 de noviembre de 2018. Hora: 20:00-20:36. Espectadores: 252. Entrada: gratuita.

Cuatro días para introducirse en el mundo sin fronteras de Carles Santos y una quinta jornada para demostrar ante el público del Paranimf de la UJI que Santos, viu! es un llamamiento firme para que el legado del artista vinarocense -fallecido un año atrás- siga bien presente. Santos, viu! no forma parte de un proyecto global establecido, pero sí es un propósito, un paso más, de quienes le conocieron y participaron de algún modo en su obra para que Carles Santos y su enorme legado no quede reducido con el paso del tiempo al recuerdo del círculo de quienes le admiraron en vida. En el Paranimf se dio un paso, otro, a través de un modo tal vez menos habitual de adentrarse en la obra de un creador sin límites: uno de sus textos.

Santos, viu! es un encuentro de dos mundos a través de un texto escrito por Carles Santos y solo visto hasta el momento en la Universidad de Oviedo: “Trenta-sis dits per a trenta-sis tecles negres”. En él se unen, por una parte, la experiencia directa previa con el autor aportada por los coreógrafos Montse Colomé, quien trabajó en su momento el mentado texto, y Toni Jodar, además de la soprano Isabel Monar y la bailarina Sol Picó. Por otro lado, nueve alumnos del Aula de Teatre Carles Pons de l’UJI, sin contacto y casi que sin conocimiento previo del universo Santos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Sala Carles Santos. Nombre que adopta desde hoy la sala principal del Paranimf de la UJI #piano

Una publicación compartida de nomepierdoniuna (@nomepierdoniuna) el

Incentivados por Antoni Valesa (director artístico del Paranimf), Montse Colomé y Toni Jodar tomaron para sí este reto de preparar una obra textual, de movimiento, con danza contemporánea y música -lo de menos-, con unos actores y actrices desconocidos para ellos, que resultó ser un alumnado preparado y receptivo. Todos juntos consiguieron plasmar en escena una pieza no de por sí sencilla, reflejo de ese mundo de Carles Santos; repleta de antiformalismos, rompedora de barreras y, por lo tanto, sorprendente.

La palabra y los movimientos conjuntados por parte del alumnado, una breve intervención vocal de Isabel Monar con “Tramuntana Tremens” y tres momentos de danza de Sol Picó, quien no necesita más para levantar admiración. Esa fue la sencilla fórmula de un espectáculo que aumenta su complejidad por el hecho de haber sido preparado grupalmente en los cuatro días previos.

Texto y movimiento, los ingredientes principales de la obra. Foto: José Damián Llorens.

Trenta-sis dits, trenta-sis tecles negres y 36 minutos que, sobre todo a los conocedores de la obra de este artista universal, llegaron a emocionar dentro de una jornada muy especial, en la que se bautizó oficialmente la sala principal del Paranimf con el nombre de Carles Santos. La identifica desde ahora una placa de inconfundible silueta en la que figura esa pregunta que le lanzó el poeta Joan Brossa y que le acompañó toda su vida: “Toques molt bé el piano, però, i ara què?”. En ese acto previo, el vicerrector, Modesto Fabra, además de recordar la figura de “un artista renacentista en pleno siglo XX, un creador poliédrico capaz de jugar con las contradicciones humanas hasta enjugar de nuestras almas las emociones más profundas, más intensas, más ocultas”, resaltó la finalidad de este espectáculo, y de otros similares: “No murió, ni morirá nunca. Como tampoco lo hará su arte”.


Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,