Cine >> Portada

Beatriz Pascual Mon, profesora de Cultura Audiovisual: "Hay que hacer de los alumnos ciudadanos críticos"

Hablamos de cómo la educación, el consumo y la creación están presentes en la juventud con la profesora de la asignatura Cultura audiovisua” e Imagen y sonido del IES Professor Broch i Llop de Vila-real después de proyectar los cortos de sus alumnos en Sessió Contínua en el Menador.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , ,

Beatriz Pascual Mon, profesora del IES Professor Broch i Llop de Vila-real, apuesta por el cine y el mundo audiovisual como herramienta para crear espíritu crítico.

El cine y la educación como protagonistas de la cita del pasado 11 de abril con el ciclo Sessió Contínua, y en la que proyectó una selección de cortometrajes del alumnado de primero y segundo de bachillerato artístico de las asignaturas de Cultura audiovisual e Imagen y sonido del IES Professor Broch i Llop de Vila-real, ambas impartidas por Beatriz Pascual Mon. Tanto la proyección como la posterior charla-coloquio que tuvo lugar generó gran interés, por lo que irremediablemente decidimos hablar con Pascual Mon sobre esa relación entre la educación y el séptimo arte y cómo ella ha conseguido aunarlas a través de sus clases.

Licenciada en Bellas Artes y con estudios en escultura como especialidad, "por circunstancias de cómo funcionaba el departamento" entró en el instituto vila-realense para dar las clases de Cultura Audiovisual e Imagen y sonido sin ser una catedrática en la materia. Esto la llevó a, “de forma autodidacta, ir estudiando y metiéndome en el tema, sobre todo en fotografía, que se ha convertido en mi gran pasión”. Pascual Mon comenzó a participar en talleres, informarse, hacer contactos, incluso tomarse “una licencia de tres meses para aprender de vídeo”, y es que como nos señala: “Nunca se termina de aprender”.

Este es el espíritu que intenta transmitir a unos alumnos, todavía adolescentes, que “en general son consumidores bastante pasivos, que están como muy conformados con lo que son, con lo que hay. Solo a través de hacerles reflexionar, de hacer debates, exposiciones... Es posible transmitir espíritu crítico y que lo sean con lo que consumen y con lo que hacen”. Pascual Mon destaca que “uno de los pilares de Cultura audiovisual es hacer de los alumnos ciudadanos críticos”.

"Los jóvenes tienen mucha cultura de Youtube e internet, pero desconocen la cantidad de preparación que se necesita"

En primero de Cultura audiovisual se dan conceptos y teorías imprescindibles para la vida diaria contemporánea como el “concepto de imagen, la función de la imagen en nuestra sociedad, la historia de la imagen”. En segundo se habla “del sonido, la funciones en el audiovisual, los medios de comunicación de masas (mass media), la publicidad…”. Pese a que el temario está muy estipulado, una manera que Pascual Mon utiliza para aproximar los densos contenidos a los alumnos y alumnas y que tengan más calado en ellos es realizar cortometrajes hacia final de curso en el primer año de esta asignatura. En Imagen y sonido, al tratarse de una optativa, hay más espacio para talleres de cortos, de fotografía, etc., donde el alumnado “suele ser gente a la que ya le gusta editar, hacer cortos, videoclips” y donde ella  propone temáticas o proyectos, les da las pautas y “ellos eligen lo que quieren hacer. Ahí está la parte más creativa”.

Pero sacar adelante esta forma más activa de estimular el interés del alumno por una asignatura y elevar sus competencias al respecto no es sencillo, principalmente por dos razones. Por un lado, “en el instituto no contamos con ningún material, ni con cámaras, ni con ordenadores para editar… solamente con la buena voluntad de los alumnos que quieran implicarse”. Por otro lado, las dificultades vienen de los alumnos en sí mismos, pues “hay chavales que ya tienen una cierta madurez para estudiar con cierta independencia y atender a clase, y muchísimos que vienen por venir, que no tienen ningún interés, que a lo mejor se les despierta en clase”. Esto, unido a un programa académico que “debe cumplirse a rajatabla”, la ha llevado a ingeniárselas para que en un curso como el de segundo de bachillerato, con la selectividad a la vuelta de la esquina, los estudiantes se impliquen de una forma que media entre la teoría y la práctica, como las exposiciones en clase: “dentro de la industria audiovisual doy la historia del cine con un libro llamado “Sjöström no es un mueble Ikea: historia del cine para leer en una tarde”. Yo explico el primer capítulo y la conclusión, sacamos grupos y cada grupo hace un tema. Esto lo hacen muy bien y se implican mucho”.

Estamos de acuerdo en que el espíritu crítico y la implicación son esenciales para unos jóvenes que ”tienen mucha cultura de Youtube, de internet, de youtubers, que consumen mucho videoclip, mucho corto, muchas series... Pero creo que de técnica desconocen la cantidad de preparación que se necesita, que tienen que implicarse, que no es espontáneo como a ellos les parece”. Una mezcla de todo esto la pudimos en ver los trabajos del Menador, donde el corto y el videoclip se confunden, las temáticas relacionadas con el mundo de youtubers e influencers están muy presentes y elementos como el teléfono móvil y los mensajes de texto se integran en gran parte de la narración, además de las referencias y reciclajes de piezas audiovisuales más conocidas. Pero también nos encontramos con trabajos muy originales y con otros vinculados con el cine primitivo, como los minutos Lumière o el expresionismo alemán, desde luego influenciados por las clases de Pascual Mon.

Beatriz Pascual Mon durante Sessió Contínua en el Menador de Castelló.

También coincidimos en que dar asignaturas como ‘Cultura audiovisual’ desde la ESO es importante porque, además de la forma en que consumen las imágenes “ellos, ya con 12 años, están locos con tener un móvil, y lo que quieren es estar pasándose imagenes, haciéndose selfis... y cada año me cuesta más dar en primero de bachillerato, ya con 16, 17 años, la fotografía, porque no se pueden imaginar que detrás de la fotografía hay toda una historia, una evolución, que hacer fotos requiere tener una visión, un poco de conceptos técnicos, y ellos piensan que es inmediato, que es disparar y ya está. Piensan que es fácil”.

Esto se convierte en un problema cuando los jóvenes “tienen como un impulso compulsivo, una compulsión a publicar como algo natural. Yo les cuestiono el tema de hacer públicas las cosas, les hago reflexionar sobre los medios y los jóvenes, leen textos como "Yonquis de internet", para que piensen en estas cosas, en esta compulsión. Por ejemplo, les digo que vamos a pasar los cortos en Sessió Contínua o en clase y me dicen que les da vergüenza, pero luego resulta que están colgados en Youtube. Es una cosa compulsiva, no se paran a pensar a reflexionar lo que van a hacer, cómo lo van a hacer o por qué lo van a hacer. Es un trabajo muy duro hacer que reflexionen”.

Al Menador, donde tiene lugar Sessió Contínua, fueron cuatro exalumnos del curso pasado: “Me hizo mucha ilusión que vinieran. Dos de ellos están estudiando aquí en la escuela de diseño, y dijeron en público que después de tiempo de no haber visto los cortos que presentaron, por una parte les gusta y por otra que lo podrían hacer mejor, que cambiarían muchas cosas”. Así pues, Pascual reflexiona y nos dice que “verte después de un tiempo y ver el trabajo y que ellos reconozcan estas cosas… yo me quedo muy aliviada pensando que, esa sensación que me queda de que no me han escuchado o que no les interesa, luego sí que hay alumnos y alumnas que se interesan y aprenden”.



Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,