Libros, cómics y juegos >> Portada

Babel. 25 años entre libros y sonrisas

La librería Babel de Castellón está de celebración. Cumple 25 años, un cuarto de siglo creciendo con la sociedad castellonense. Repasamos su trayectoria, nos acercamos un poco a una de las librerías culturales referencia de la ciudad y escuchamos a sus clientes hablar sobre ella.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , ,

Babel, 25 años de fidelidad literaria en Castellón.

Dicen que con la construcción de La Torre de Babel los hombres y las mujeres querían alcanzar el cielo. Parece bíblico, y lo es. Pero esto no va de génesis ni interpretaciones. Va de aspiraciones. Deseos y esperanzas, que en un vocabulario menos abstracto no son otra cosa que trabajo, constancia y recompensa. Principios que funcionan como puente hacia ese peldaño en el que duermen nuestras aspiraciones y al que es tan difícil llegar. Pero hay quien lo consigue. La librería Babel de Castellón echa la vista atrás, exactamente un cuarto de siglo, cuando un pequeño grupo de personas ponían el primer libro en un estante de una tienda en la que ya no están. Porque crecer implica moverse. Cambios, mudanzas, trabajo, sonrisas y muchos libros en los 25 años de historia de la librería decana de Castellón.

Los Juegos Olímpicos de Barcelona, Aranda arrasando en los Goya con aquella joya del cine español llamada Amantes, el desastre del Mar Egeo en La Coruña. Muchas cosas pasaron en 1992. Mientras, en la calle Herrero de Castellón, nacía Babel. Primeros pasos de la que ahora es una de las referencias literarias de la ciudad. En la ubicación actual de la calle Guitarrista Tàrrega (donde reina Babel desde el 1998), celebran los 25 años de historia de una librería que intenta ser algo más que un espacio comercial. Durante todo el año, se puede ver el enorme cartel colgado en todas las actividades, con el número 25. Grande y limpio. Verde y blanco. Los colores de Babel y, un poco, de los lectores vecinos de Castellón.

Hay que llegar a los centenares para poder contar la cantidad de los actos culturales que realizan. Para hacerlo con el volumen de sus libros, hasta los cientos de miles. Una librería que es algo más que papel, con mucho espacio para las actividades socioculturales en su programación, desde exposiciones hasta actuaciones. Fácil es encontrar acordes entre las páginas. así como que músicos acompañen las presentaciones de libros o las tertulias.

La música, compañera habitual de Babel. En la foto, Luis Villena y Héctor Delgado, en ‘Tertúlies del Racó de la Cultura i de l’Art d’Adall’.

El futuro todavía parece prometer más de Babel, y mejor. La apuesta por la orientación tanto hacia la potencia del equipo humano de la librería como hacia una perspectiva más cultural que específicamente literaria no puede sino seguir recogiendo resultados. Sin olvidar las clásicas iniciativas que han puesto a Babel en la primera línea de librerías de la provincia, como la “fira del llibre”, pequeña en tamaño pero grande en variedad, que vuelve cada año, en la plaza Na Violant, con el Día del Libro; el siempre fiel Llibre del mes; La Setmana del Llibre en Valencià de mediados de noviembre y el Premio de Narrativa Breve Josep Pascual Tirado.

Los lectores de Castellón este año están de enhorabuena, felicitando a esa madre literaria con la que más de una generación de castellonenses han crecido. En el uso coloquial de la palabra, una torre de babel es un lugar donde reina el desorden y la confusión de lenguas. Un cuarto de siglo viviendo junto a una de las librerías más ordenadas, puras, tranquilas y cálidas de nuestro entorno y sin caer en la ironía que guarda su nombre. Porque en Babel, de caos, ninguno.

El cartel del aniversario, presente durante todas las actividades. En la imagen, la presentación del libro de Bibiana Collado.

LOS LECTORES DE CASTELLÓN HABLAN DE BABEL

Núria Cruz:
“Cuando mis críos eran pequeños les compraba toda la literatura infantil aquí. Ahora estoy intentando aprender a escribir correctamente valenciano y encuentro mucha variedad de libros en lengua valenciana. También puedo comprarle las revistas a mi madre al mismo tiempo y aprovechar el viaje”.

Inmaculada G. Monferrer: 
“Trabajo para una organización solidaria y siempre acudimos a Babel para nuestros actos. Ante cualquier cosa que les planteemos siempre nos ponen facilidades. Para nosotros es algo más que una librería. Siempre nos ha dicho que sí y aporta un valor añadido”.

Ventura Alonso:
“No soy de Castellón pero vivo aquí desde hace años. No conocía Babel hasta el año pasado, gracias a la presentación del libro de Chimo Bayo. El acto fue genial y desde entonces estoy atento a toda la oferta cultural de la librería”.

Mª Carmen Prades:
“Siempre he ido a Babel. Yo y mi familia. Hay una gran oferta de libros y en el caso de no encontrar algo lo puedes pedir y normalmente siempre lo terminan encontrando sin problema”.

Noel Gómez:
“Es el primer lugar que se te viene a la cabeza cuando piensas en regalar algún libro. Es la referencia de la ciudad junto a Argot. Algo habrán hecho bien tantos años para seguir estando allí tantos años”

Sara Barrachina:
“Mi madre siempre ha venido aquí. Todo lo que he leído en mi infancia me lo ha traído ella de Babel. Ahora que elijo y compro yo mis libros, sigo haciéndolo en la misma librería. Además, el trato de las chicas es genial y el ambiente muy tranquilo y ordenado”.

Jaime G. Arreaga:
“Es la librería que me recomendaron cuando vine a España. Me he cambiado de piso y ahora estoy más lejos, pero sigo yendo a Babel. No tengo ninguna queja. Si la cosa funciona, ¿para qué cambiarlo?”.

  1. Pingback: Babel de Castelló. 25 años – cambiando de tercio

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad