Música >> Entrada libre, Portada

Artur Álvarez cierra a ritmo de blues “el triángulo” dedicado a los poetas Miquel Peris y Bernat Artola

Artur Àlvarez es, al 50%, músico y poeta. Esa dualidad le permite afrontar proyectos como ‘A ritme de blues’, un CD-libro en el que concede negra sonoridad a las letras de los literatos castellonenses Miquel Peris y Bernat Artola, dos figuras que ya ha visitado en anteriores proyectos. Para este homenaje ha reunido a un buen número de músicos, con los que estrenará oficialmente esta obra el jueves 4 de febrero en el Teatro Principal de Castellón. Del proyecto habla su autor con Nomepierdoniuna.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Artur Àlvarez.

La producción discográfica de blues castellonense no es precisamente copiosa. Aunque son unos cuantos los músicos que cultivan este género, la falta de proyectos con continuidad conduce a una sequía de grabaciones prolongada durante los últimos años. Y, curiosamente, cierra este paréntesis un músico que es más conocido como cantautor que como intérprete de blues. Artur Àlvarez une en A ritme de blues su otra faceta, la de poeta, aunque tomando las palabras que dejaron escritas Miquel Peris y Bernat Artola, a quienes ya homenajeó en 2012 y 2008, respectivamente. En 2014 volvió  a rendir tributo a poetas, y a pintores, castellonenses, con Entre versos i pinzells contemporanis. La diferencia con el actual proyecto es que el blues es el ritmo escogido por este –además- profesor de Primaria, fotógrafo y diseñador gráfico que se ha buscado unos cuantos músicos bien conocidos de la escena castellonense. El proyecto se plasma en un CD-libro en cuyas páginas realiza un ejercicio didáctico en el que transmite nociones básicas del blues, así como de los poetas homenajeados y de todos lo que intervienen en esta aventura, que se estrenará oficialmente el jueves 4 de febrero en el Teatro Principal de Castellón (20:00), con acceso gratuito hasta completar aforo.

Extraoficialmente, A ritme de blues -grabado por Kike Barberà en el estudio burrianense The Session y publicado por Molusco Discos- ya se ha podido escuchar en vivo, con Artur Àlvarez acompañado por La Blusera de la Mar, formada por el guitarrista Paco Ibáñez (Four On Six), el teclista Joan Villalonga (TanStuPids, Four On Six), Natxo Navarro al bajo y el batería Sergio Bisbal (Viva Retrato). Para este estreno en el Principal participarán también sus colaboradores en el CD, todos ellos todoterrenos y multiproyectos: el guitarrista y teclista Carlos Àlvarez (Dry River y Malasombras), el guitarrista Paco Silvestre, el bajista Diego Barberà (TanStuPids), los cantantes Ángel Belinchón (Dry River), Ferran Bellido (Almalafa Combo) y Muntsa, el armonicista Ferran Bosch, el saxofonista Juanjo Carratalà, el percusionista Carlos Colom (Unió Musical de Vilafranca), la flautista Sara García (Banda de Benassal) y el bajista David Mascaró (Dry River). Los actores Marc Escrig y Fanfi García (habituales en los directos de Dry River) y Miguel Ángel Prades, además del catedrático de Literatura y especialista en Bernat Artola, Lluís Meseguer, completan este espectáculo que será algo más que un concierto.

A continuación, Artur Àlvarez explica a Nomepierdoniuna algunas de las claves del proyecto A ritme de blues.

>No es la primera vez que musicas letras de los poetas castellonenses Miquel Peris y Benat Artola. ¿Cómo se te ocurrió la idea de editar ahora un disco-libro en clave de blues?… porque aunque te gusta el género, no eres un músico de blues propiamente dicho.
Efectivamente. El destino es muy caprichoso.  A los 12 años empecé mi afición por la música gracias a los amigos de infancia que me introdujeron en el mundo de la guitarra. Nos reuníamos en la calle y se nos caía la baba viendo y escuchando las progresiones armónicas bluseras que nos enseñaban dos de los amigos del barrio, aventajados en esto de la guitarra. Así pues, puedo decir que mis comienzos con la guitarra están muy vinculados al blues.

Sin embargo, pasaron unos años. Nuestras inquietudes políticas y reivindicativas en relación con nuestra lengua y nuestra cultura, nuestras ansias de libertad en una dictadura que agonizaba y las influencias de cantautores como Lluís Llach, Raimon, Ovidi Montllor, La Trinca,  Maria del Mar Bonet, Pi de la Serra, Al Tall… hicieron que nuestras composiciones tomaran el camino de compromiso con lengua y la cultura del País Valencià. En aquella época, el interés se canalizó hacia la cançó popular. Así surgió el grupo Adesiara. Pasaron los años, mi afición por la poesía cada vez marcaba más el camino de componer para interpretar como autor. A ello se unía mi afición por musicar la poesía de otros. Y el horizonte del 50º y 25º aniversario de la muerte de los ilustres poetas Bernat Artola y Miquel Peris fueron la excusa perfecta para editar sendos trabajos discográficos dedicados a los mencionados poetas (Pols del meu camí y A recer de la mar, respectivamente). Pasados los años y teniendo la posibilidad de reunir a un importante grupo de músicos amigos, muchos de ellos relacionados con el blues, ha sido la causa de que hoy estemos hablando de un nuevo trabajo discográfico (acompañado de un libro que desarrolla todo el proceso) que, A ritme de blues, cierra el triángulo de un proyecto de años, centrado en la poesía de Artola y Peris.

>Me sorprende el contenido del libro, porque resulta muy didáctico. Realizas una exposición aproximativa de lo que es el blues, así como de los poetas, los músicos que colaboran contigo, el proceso de grabación… Todo bien documentado.
Hemos intentado plasmar en su contenido todo el proceso de lo que hoy es Artur Àlvarez & Amics-Bernat Artola i Miquel Peris A Ritme de Blues. En sus páginas encontraréis, después de unos textos introductorios, una pequeña reseña de la historia del blues, apuntes biográficos de Artola y Peris, reseñas de todos los amigos y amigas participantes en la grabación, los poemas adaptados y un resumen del seguimiento en las redes sociales. Un libro que es un valor añadido al CD.

>Los músicos que participan son también amigos, e incluso participa tu hijo, Carlos Álvarez. Creo que no hay nadie en el listado que no conocieses antes, ¿no?
La mayoría de músicos participantes son amigas y amigos con los que he tenido, y en la mayoría de los casos, sigo teniendo una estrecha relación personal y musical. Ahora bien, algunos de ellos han estado compartiendo escenario conmigo más de 10 años. Entre ellos, mi hijo, Carlos Álvarez, por supuesto, al que le debo mucho en esta década de andadura en solitario. Pero junto a él, no puedo dejar de mencionar los otros acompañantes de singladura en una década de canción de autor, tales como Ángel Belinchón, David Marcaró, Sara García y Carlos Colom.

Ahora bien, en el proyecto que ahora nos ocupa, el corazón de la Blusera de la Mar (Paco Ibáñez, Joan Villalonga y Natxo Navarro junto a la aportación del batería Sergio Bisbal) ha sido un apoyo imprescindible para trasladar al terreno del blues los versos de nuestros poetas. Junto a ellos amigos como Ferran Bosch, Ferran Bellido, Diego Barberà, Juanjo Carratalá, Muntsa y FJ Silvestre han configurado un elenco de estupendos músicos que han modelado con sus aportaciones, mis ideas en bruto.

>Por cierto, debe ser cuestión de genética, porque ni tú ni Carlos paráis en el apartado artístico.
Pues algo de eso debe de haber. Carlos hoy está muy centrado con Dry River. La realidad, y creo que no es amor de padre, es que han conseguido revolucionar y aportar mucha calidad al genero que desarrollan. Su propuesta es espectacular, reconocida por todos los medios especializados.

En mi caso, es una necesidad. No puedo estar parado. Necesito la terapia de la creatividad. Ya sea componiendo, escribiendo poesía o pintando. Palos con los que habitualmente intento flirtear. Siempre me ha guiado aquello de Friedrich Nietzsche: “La vida sin música no tendría sentido”. Yo ampliaría el concepto: “La vida sin creatividad no tendría sentido”. Una creatividad compartida, democrática y libre de ataduras.

Artur Àlvarez y su hijo Carlos Àlvarez, preparando ‘A ritme de blues’.

>¿Te ha resultado relativamente sencillo adaptar poemas al formato de canciones?
Las estructuras bastante estandarizadas del blues han facilitado la adaptación de los poemas de Artola y Peris. Además, el blues y la poesía comparten algo esencial: sacar a flote el sentimiento interior. Hemos procurado que la elección de los poemas tuviera mucho que ver con el amor y el desamor; temas, por otra parte, muy habituales en la poesía de los mencionados literatos.

>¿Te consideras poeta antes que músico o al contrario?
La poesía es un género que he desarrollado de siempre. Tiene mucho que ver con el afán de construir canciones. La guitarra y la poesía, para mí, son un todo armónico. Me es difícil desligarlas. Escribo poesía con la guitarra y compongo canciones con la poesía. En cuanto a la consideración, lo único que pretendo es trasmitir y disfrutar con lo que hago.

>Uniendo ambas grandes aficiones, has dedicado recientemente versos dedicados a Krahe, Lennon o Bowie. ¿Cuáles son tus principales referentes poéticos y musicales?
A nivel musical, yo soy la música internacional que he mamado principalmente en la década de los 70 y los 80. Pero junto a las personalidades emblemáticas, tengo algunas debilidades, relacionadas con la canción de autor, tales como Leonard Cohen. O nivel más nuestro, Luis Eduardo Aute o Joan Manuel Serrat.

>¿Qué preparas para el concierto del Principal? ¿Van a participar todos los colaboradores en el disco?
La idea es presentar el trabajo discográfico A ritme de blues desde una visión interdisciplinar. Pretendemos compaginar la interpretación de los temas con la pintura en directo de Agustina Ortega, la personificación de los poetas de la mano del actor Miguel Angel Prades, un poco de desenfreno y comicidad de la mano de Marc Escrig y Fanfi García, y una pequeña introducción académica a cargo del catedrático Lluís Meseguer. El resto, blues interpretado por la mayoría de los participantes en la grabación del CD.

>Como nunca paras, imagino que ya estás con otro proyecto entre manos.
Hay nuevos proyectos, pero ahora la idea es, junto a La Blusera de la Mar, llevar los versos de nuestros poetas A ritmo de blues donde tengan a bien contratarnos. Una propuesta que, como mínimo, es diferente.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,