Arte >> General, Portada

Todos parecen quererlo, pero... un año sin MIAU y con la misma discrepancia

Que el MIAU 2024 no se iba a celebrar se sabía prácticamente desde enero. La cuestión es si habrá edición en 2025. El Ayuntamiento de Fanzara y la asociación organizadora han presentado sendas propuestas de convenios. En el texto municipal vuelve a aparecer la expresión "herir sensibilidades". MIAU lo sigue interpretando como "censura”, mientras que el Síndic de Greuges considera “ilegal” la tramitación de la Ordenanza de Fachadas. La situación a día de hoy es la misma que en la Navidad de 2023: inviable.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , ,

El dibujo de la valenciana Os Gat no necesita explicaciones complementarias. Imagen de la ronda del 8 de julio de 2023. Foto: Carme Ripollès (ACF).

"Habrá MIAU mientras el pueblo quiera". Estas palabras en boca de Javi López han cerrado de manera automatizada cada domingo de ronda de artistas desde que en 2014 arrancó esta iniciativa de arte urbano en la pequeña localidad del Alt Millars. En julio de este 2024 no ha habido pasacalle artístico por Fanzara porque no se ha celebrado el festival. Tampoco lo hubo en 2020 ni en 2021. En esos dos años fue a causa de la pandemia. Ahora el motivo es la Ordenanza de Fachadas del Ayuntamiento que exige examinar desde el consistorio los bocetos de los artistas antes de ser pintados en murales en pro de "no herir sensibilidades" de los vecinos y que para la Asociación MIAU es una práctica de "censura".

Una Ordenanza que un informe del Síndic de Greuges recibido en el Ayuntamiento el pasado 3 de junio califica como "ilegal" por su tramitación, ya que se ha saltado el paso de la consulta pública previa, además de no cumplir los plazos fijados para que el Ayuntamiento aportase la documentación solicitada por el Síndic. En cuanto al contenido de la Ordenanza, tras consulta con abogados, se tiene la creencia por parte de la Asociación MIAU de que es inconstitucional, vulnerando la libertad de expresión.

La no celebración de MIAU 2024 ya era casi segura el 13 de enero de 2024 (dos días después de la publicación de la Ordenanza en el BOP). A priori, era la fecha de apertura de la convocatoria para que artistas de todo el mundo presentasen sus propuestas. A partir de ahí se debía iniciar un largo proceso de recepción y selección hasta culminar en las cuatro jornadas de festival.

En su lugar, ese sábado de invierno se celebró una reunión de vecinos de Fanzara convocada por MIAU. La cuestión era saber si se cumplía la condición que abre este texto. El Ayuntamiento quería imponer un control. MIAU rechazaba esa imposición. ¿Pero qué opinaba el pueblo? Y en ese encuentro en la abarrotada sala del polifuncional de Fanzara (150 asistentes... la mitad de su censo) quedó claro que los vecinos sí querían el Museo de Arte Inacabado. Incluso el joven equipo de gobierno encabezado por Marc Diago dijo que sí quería MIAU para Fanzara, "pero sin que molestase a los vecinos". El mural pintado por Elías Taño era el foco de la discordia. 

Javi López, en primer término, explicando la filosofía de MIAU en charla conducida por sus compañeros Marcos Pejó y Rafa Gascó.

Varias lecturas se extrajeron de esa reunión. La principal: "Si los vecinos de Fanzara4 hubiesen dicho que "no", hubiésemos dejado de luchar por seguir adelante con MIAU", comentaban desde el colectivo organizador. Duda despejada a favor del "sí" (con diferentes grados de aceptación hacia el proyecto, pero "sí" general). La segunda: la ordenanza de control previo de las obras a pintar seguía vigente. Y en esa reunión no se habló desde los representantes del gobierno municipal de su retirada

¿Panorama? Se entendía la existencia de predisposición a dialogar, pero todo dependía de futuros encuentros, por concretar, entre el Ayuntamiento y la Asociación. Predisposición, pero pasaban las semanas y los meses y ningún avance. Si aquel 13 de enero era el punto de partida hacia la no celebración del MIAU 2024, cada día que transcurría era más una certeza. Eso sí, fue una reunión de efecto "catártico". Cada cual que quiso expuso sus razones ante sus convecinos. Dialogar era el necesario punto de partida.

El 7 de mayo tuvo lugar una exposición en homenaje a MIAU en la galería Octubre de la Universitat Jaume I, Miola, organizada por el rectorado de Cultura de la UJI y comisariada por Joan Feliu: A esa fecha, que no habría MIAU en 2024 como se conocía en cada edición era más que evidente. Hacía meses que ya resultaba imposible llevar a cabo todo el proceso de selección (el año anterior se recibieron 600 propuestas de artistas de 70 países). Sus organizadores no descartaban algún plan B, de urgencia, como la celebración de un solo día con unas formas a determinar. Era solo una idea. Pero todo dependía de una reunión con el Ayuntamiento que, ahora sí, estaba concertada de modo oficial, más allá de charlas puntuales... aunque sin fecha.

Exposición de homenaje a MIAU Fanzara en la galería Octubre de la UJI. Foto: UJI.

El jueves 27 de junio tuvo lugar la reunión. Se intentó poner las primeras bases de un convenio de colaboración (MIAU surgió durante el mandato local del PSOE y ahora ocupa la alcaldía el PP). Un paso adelante. O así parecía, porque sigue existiendo en el texto una parte que MIAU interpreta como "censura", ya que la intención de criba de los bocetos vuelve a asomar en el nuevo acuerdo. Es decir, no se ha abandonado el punto de partida fijado en diciembre de 2023, cuando el equipo de gobierno aprobó un texto considerado ahora "ilegal" por el Síndic de Greuges por su modo de tramitación.. Solo si se comunica el cierre de ese expediente municipal se seguirá dando forma al nuevo convenio. "Si acaban retirando esa ordenanza, podríamos continuar la negociación y llegar a un acuerdo", resume la asociación.

EL AYUNTAMIENTO DA SU VERSIÓN Y LA ASOCIACIÓN MIAU DISCREPA

La versión del Ayuntamiento expuesta en sus redes sociales indica que "la ordenanza sigue en tramitación y sigue existiendo un partida presupuestaria destinada a la realización del festival MIAU" (6.0000 euros en 2023), al tiempo que añade: "Desde el Ayuntamiento siempre les hemos tendido la mano y hemos intentado llegar a acuerdos con distintos documentos. Así pues, consideramos que la unilateralidad se aleja del diálogo y la convivencia. Cuando la asociación realizó la reunión informativa en el Salón de Cine, la conclusión que se pudo sacar fue que ambas partes debían ceder un poco para llegar a un punto de entendimiento. Pero, cuando únicamente se cede de un lado resulta complicado llegar a acuerdos rápidamente. Aún así, seguiremos manteniendo las reuniones necesarias para llegar a puntos de encuentro donde ambas partes estemos conformes".

Desde la Asociación MIAU no se entiende ese comunicado. Así lo expresa Javi Lòpez: "¿Nosotros nos negamos a ceder? ¿Ceder, el qué? ¿Que los artistas no tengan libertad de expresión? ¿Debemos aceptar que alguien le diga a los artistas qué pueden pintar y qué no? Si lo aceptásemos, iría en contra de la filosofía del MIAU. Se convertiría en otra cosa, pero no sería lo que ha sido desde que nació y, al menos yo, no continuaría".

El portavoz de MIAU resume los últimos acontecimientos: "Nosotros presentamos al Ayuntamiento una propuesta de convenio. El Ayuntamiento ha presentado otra. Y llegamos al punto 6 de su propuesta. Su texto va bien al decir que estará prohibida la actividad inconstitucional, la xenofobia, el racismo, pero añade lo de siempre "y cualquier cosa que pueda herir sensibilidades de personas o colectivas". Eso es inaceptable. Es intento de control. Es censura. Si algo es legal, es legal. Que a alguien le hiera la sensibilidad una pintura es cuestión subjetiva. ¿Quién decide a priori qué es sensible y qué no? ¿Qué puede molestar y qué no? El mural de Elías Taño está dentro de la constitucionalidad. Si alguien se ve herido por su contenido, puede acudir a los tribunales, y allí decidirán. Pero lo que sí es inconstitucional es coartar la libertad de expresión".

UN PROYECTO DE CONVIVENCIA

Más allá del arte, MIAU es un proyecto de convivencia. Así lo repiten una y otra vez desde la asociación. Un ejemplo: el Museu Inacabado de Arte Urbano utiliza muy poco sus redes sociales. "MIAU solo es posible si no se altera la esencia del pueblo. Es una localidad pequeña. No queremos que lleguen grandes multitudes que sí alteren el día a día de los vecinos de Fanzara". Pocas publicaciones en sus muros digitales, nada de campañas de publicidad. Son el boca a oreja, las redes sociales -principalmente ajenas- y los reportajes de medios comunicación de muchos países quienes le dan esa promoción sostenible. Ningún otro proyecto en Castellón tiene tanto alcance con tan poca inversión.

Que MIAU no está visto con los mismos ojos por todo el pueblo de Fanzara es evidente. Nació dentro de una pugna alrededor del gobierno municipal. El PP proyectaba una incineradora. El PSOE defendía la plataforma antivertedero. En el 2011 hubo triunfo socialista en las urnas. En septiembre de 2014 -a partir de la segunda edición se trasladó a julio- nació este maullido de arte urbano. Más o menos a favor y más o menos en contra, lo que sí resulta indudable es la notoriedad a nivel mundial que MIAU ha dado a Fanzara.

  • Un ejemplo de los grados de aceptación: el Ayuntamiento de Fanzara mantiene la partida para el MIAU y anuncia públicamente su deseo de que continúe adelante. Sin embargo, en sus redes sociales apenas aparecen pinturas de este museo al aire libre, que son su imagen más reconocible para quien no sea de Fanzara.

Respetando esa línea de "mantener la esencia de pueblo", lo que se traduce en pocos vecinos, pocos comercios (pero más vivos que antes del MIAU), visitantes que no provocan estridentes molestias... ha avanzado durante los años a través de una aparente armonía aceptada por todos. En 2023 llegó el primer punto visible de fricción. Un mural con la imagen de un vecino del pueblo y una bandera republicana fue ultrajado. Esa acción fue una de las motivaciones que llevaron meses después al artista Elías Taño a pintar el mural de la discordia. "Hay vecinos que se han quejado de ese mural" defendía el alcalde Marc Diago aquel 13 de enero para poner la base de la Ordenanza de Fachadas. Eso sí, no se ha hecho público el número de quejas llegadas al Ayuntamiento.

Javi López y Elías Taño (derecha), en la ronda de artistas 2023. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Lo que parece molestar del mural es la frase "la única patria digna de este país sigue en cunetas", que Elías Taño toma prestada de la canción "Mi patria digna", de Toni Mejías (Los Chikos del Maíz) y Pablo Sánchez (La Raíz/Ciudad Jara). El mural en sí es "una arenga hacia la revolución", alimentada por historias escuchadas por Elías durante sus días de estancia en Fanzara y por las propias ideas generales del creador tinerfeño de residencia valenciana, quien defiende un arte comprometido, como demuestra allí donde expone (Emac Borriana 2023, por ejemplo).

Una curiosidad: los artistas se mueven entre la bipolaridad oral, y así se demuestra en cada ronda dominical del MIAU. Oscilan entre la cascada de palabras de Elías Taño, por ejemplo, y pintores que confiesan pasarlo (muy) mal al hablar rodeados de público. Pocos minutos después de su larga charla, Pablo Astrain se refirió a su propia creación como "un mural inacabado para un museo inacabado", y nada más. Porque no ha habido MIAU 2024, pero cada día del año puede visitarse de manera gratuita. Está inacabado y con poder de transformarse en cada edición.

"Habrá MIAU mientras el pueblo quiera" dijo Javi López al final de la tarde del domingo 9 de julio de 2023. Hace justo un año.

 

 

 

 

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,