Arte >> Portada

Lluna Llunera: "Dibujar es mi terapia"

Entrevistamos a la ondense Irene García, que dibuja bajo el pseudónimo de Lluna Llunera. Desarrolla su carrera profesional entorno a la psicología en la UJI, pero logra sacar horas para disfrutar pintando. Hablamos sobre su reciente 'performance' en la Tate Modern de Londres, sus ilustraciones, el autismo, la educación y sobre Paula Bonet.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , ,

Irene García, después de la entrevista en su despacho de la UJI. Foto: Raquel López.

Irene García compagina sus estudios de doctorado en Psicología en la UJI con la pintura bajo el nombre de Lluna Llunera. Dibuja desde que es niña y es algo que nunca ha dejado de lado; es su forma de trasmitir al mundo lo que lleva por dentro: "Dibujar es mi terapia". Sus trazos recuerdan a los de la ilustradora Paula Bonet, de la que reconoce su influencia, y a otros artistas que podrían estar bajo una línea de ilustración valenciana.

Los talentos nacen y también se hacen, la formación los potencia pero sobre todo, mostrar al espectador en lo que eres especial es más importante que tener un título académico como tal. ‘Animo a todo el mundo con un talento más artístico, que lo muestre al mundo’. Irene tiene las dos versiones, "soy pianista de formación y a veces me infravaloro cuando pienso que no tengo una carrera en bellas artes", pero esto no le frena a mostrar al mundo sus dibujos, siente que su deber como artista es mostrar sus obras al espectador y lograr hacer sentir.

"El arte puede mover algo dentro de los espectadores"

Lluna Llunera, la versión pintora de Irene, convierte en bocetos las imágenes que le vienen a la cabeza para luego intentar plasmar lo que tiene dentro a través de trazos. "Al principio lo piensas con más líneas pero al final das pincelazos negras y te das cuentas de que tenía que ser así". Puede pasar siete horas pintando o una noche entera como si sólo de una hora se tratara, "si lo empiezo, lo tengo que terminar". Su objetivo se centra en un proceso de inversión de las luces y sombras donde oscurece las luces y le da luz a las zonas oscuras con dibujos que se mueven sobre marrones, negros y blancos en acuarelas, acrílicos y tintas. "Ahora mismo estoy experimentando y creo que me he encontrado a través de esta nueva línea más oscura".

Cuando en Londres enseñó sus dibujos le dijeron que tenía una línea valenciana, "Paula Bonet ha todos nos ha influido, nos hemos empapado de sus ilustraciones". Podríamos decir que estamos ante una generación que podría estar liderada por la ilustradora de Vila-real Paula Bonet y el catalán Conrad Roset, artistas que se ganan la vida con el arte y que han llevado un paso más allá la ilustración y la pintura.

"Los de nuestra generación han crecido pensado que es una oportunidad y se puede vivir de ello"

Irene visitó Londres para una investigación sobre autismo y coronó su estancia colaborando como Lluna Llunera en una performance en el mismísimo Tate de la capital inglesa. "Surge realmente los últimos días que estoy allí pero es un proceso de haber conocido muchos artistas desde el primer mes". Entre risas y a modo de anécdota me cuenta que se sentaba en bancos de la ciudad y de museos a dibujar, "la gente se sentaba a mi lado, me preguntaba y me ofrecía ir a alguna exposición o galería".

 

Performance de la ondense Luna Llunera en la Tate Modern de Londres.

"Fue la forma de Londres de despedirse de mi"

Londres es una ciudad con un sinfín de oportunidades artísticas que explotar, casi todos los museos son gratuitos e incluso una vez al mes abren de noche. "Tenía la idea de exprimir todo ese arte que me estaba ofreciendo la ciudad". En España, el arte está evolucionando, están emergiendo artistas nuevos y las galerías están cambiando. "Aquí debería cambiar que ser artista también es un trabajo".

Un proceso muy difícil que además se acentúa en la educación, donde cada vez más se plantea retirar asignaturas como música o filosofía. "Se crean máquinas, robots, ordenadores o móviles que van a calcular siempre mejor que nosotros y que tendrán mucha más memoria". Aquí es donde la propia entrevistada nos hace plantearnos: "si no hay arte, ¿que es este mundo?".

"Nuestra generación crece con la idea en la cabeza de que si aquí no puedes, vete"

Si Irene se convirtiera a tiempo completo en Lluna, en su arte seguiría presenta la rama de la psicología, pero sobre todo, el autismo y los niños. "Intentaría juntar estos dos mundos, hacer algo conjunto". En España se juega aún a la integración de personas con autismo mientras que en otros países se evoluciona hacia la inclusión "no hacer cosas para ellos sino que ellos nos hagan cosas para nosotros". Se quedaría en España pero intentaría traer todo ese arte que se expande en grandes ciudades como Londres, "puedo ofrecer aquí después de haber visto allí y allá".

"Es importante tener un pie en Londres y otro en Castellón"

 



Responder a V Cancelar respuesta

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,