Música >> #10nmpnu

Lagarto Spok presentan #10nmpnu en Veneno Stereo: “Solo queremos hacer música de verdad”

El sábado 28 de abril tendrá lugar el segundo concierto de presentación del 10º aniversario de Nomepierdoniuna. El lugar será Veneno Stereo y el protagonista, el grupo castellonense Lagarto Spok con la presentación de 'El disco'. Compartirá cartel con Koakzion y Whisky Mirinda. Apertura de puertas a las 19:00, con entradas anticipadas a 8€ que incluyen un CD y un póster numerado (10€ en taquilla). En esta entrevista con el cuarteto exponen el concepto base de su "contenerock".
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Lagarto Spok (desde la izquierda): Pau García, Pepelu Fernández, Juan Jiménez y Adrián del Barrio.

>El origen de Lagarto Spok hay que encontrarlo en otoño de 2016, en la confluencia del aún nuevo grupo Fat Black Cat, donde estaba Adrián del Barrio, y el final de la banda de groove metal Abortos de Satán, de la que formaban parte Pepelu Fernández (voz) y Juan Jiménez (batería), que después de tres discos en estudio y un directo paró su andadura poniendo fin a un periodo de incertidumbre.
(Pepelu, voz) Estuve dos años sin componer canciones para Abortos de Satán, no me salían, porque no podía comunicarme bien con mis compañeros. Cuando Pura mugre se grabó (2016), ya llevaba un año compuesto. En ese tiempo escribí mi primer libro, Azulejo, y a continuación el segundo, Poemas del primer mundo, que vienen a reflejar mi etapa más oscura y otra más luminosa. Se acabó Abortos e incluso pensé en no tocar más en un grupo, pero Juan me comentó que teníamos que hacer algo nuevo. No dejamos el local que usábamos (en Black Ice) y un día que vine no sé por qué, escuché lo que estaban tocando Fat Black Cat, haciendo una jam (“no exactamente”, puntualiza Adrián del Barrio, “estábamos componiendo FUXXHOW 1″, su proyecto en solitario). Pensé que podía escribir encima de esos riffs. Lo veía. Llamé a Juan, que estaba en su casa, para que viniese y tocamos en plan jam. Nos gustó a todos”.
(Adrián del Barrio, guitarra) Yo era seguidor de Abortos desde debajo del escenario. Por aquel entonces hacía el programa El tren azul, en Vox UJI Ràdio (“donde entrevistó a Abortos de Satán”, apunta Pepelu), y tenía un grupo con Jorge Bielba, Fat Black Cat, que, por cierto, ahora vamos a retomar. Jorge fue el bajista original de Lagarto Spok y ahora es el técnico de luces, ocupando Pau ese puesto. En aquellas primeras jams lo pasamos bien. Vimos que se podía hacer algo y empezamos, primero también con la guitarra de Ernesto, siendo cinco, pero luego se fue y nos quedamos en cuarteto. Grabamos una maqueta y llegó el primer concierto, en Barri Gòtic durante la Magdalena.
(Pau García, bajo y multiinstrumentista) Y yo estuve en ese primer concierto como espectador y pensé: “Es el futuro de la música en Castellón. Algo muy loco, pero con sentido”. En mi caso, comencé tocando la guitarra. Luego, gracias a Ignacio Morcillo (homenaje a Sabina Señorita, Por Favor) empecé a escuchar mucha música. Llegó Morrigan, proyectos de varios estilos (folk, clásica, metal,…) y Nena Swing. Pero estoy al 100% centrado en Lagarto Spok, donde he encontrado algo que no he sentido en otras bandas: una comunicación brutal entre los cuatro, lo que da una libertad total. Unos dos meses después de aquel concierto, un día que yo salía de una prueba del Conservatorio de Clásica en Valencia, me llamó un amigo común, Chus, y nada más decirme “que tú… Lagarto Spok…”, le respondí que “sí”, sin saber ni qué instrumento iba a tocar. Yo quería a este grupo desde fuera, y no era lo que es ahora. (Pepelu) A mí lo que más me impresionó es que Pau no venía a tocar el bajo, sino a estar en la banda. (Pau) Es que comprobé que teníamos las mismas ideas. Creo que en un grupo, lo último es la música. Si no hay una buena base conjunta, no habrá buena música. Este grupo transmite frescura y verdad.

>Y ya que te enamoraste del grupo estando fuera de él, ¿cuál es el sustrato que tiene para que te atrajese y ahora realices declaraciones tan apasionadas como la que acabas de hacer?
(Pau) Su falta de pretensiones más allá de hacer música de verdad. Lo que ofrecemos es lo que hay. En este local de ensayo tenemos cuatro máximas escritas en la pizarra que se han de cumplir: “Frescura”, “Locura”, “Madurez” y “Originalidad”, y yo añadiría “Democracia”. Cada uno escogió dijo una de ellas. Lo que no nos define es “Conformismo”. (Juan) También es cierto que a veces le damos demasiadas vueltas a las cosas. Hay días que venimos al local y nos tiramos dos horas debatiendo.

>Y siendo cuatro componentes, ¿no hay problemas democráticos a la hora de decidir algo concreto, con la posibilidad de que haya empate?
(Pepelu) No. Porque nos comunicamos mucho y tenemos las ideas bastante claras dentro del grupo. Lo hablamos todo mucho y no aparecen discrepancias a la hora de tomar decisiones. (Adrián) Todo se hace consensuado, desde componer a hacer una lona. Hay mucho debate, cada idea se desintegra hasta su mínima expresión, siempre dentro de los preceptos que hemos marcado para el grupo (Pau) Si faltásemos a alguno de los preceptos que tenemos escritos en la pizarra se rompería todo.

>Volviendo por una vez atrás, todo esto significa que ya está totalmente descartado el regreso de Abortos de Satán.
(Juan Jiménez, batería) Estuvimos hablando con Fernando (Martínez, guitarra) y Marc (Medall, bajo) y comentamos que dentro de unos años podríamos hacer un concierto de reunión, pero nada más (Pepelu) No podemos decir que “nunca jamás de los jamases”, pero no es la idea que haya un “Abortos de Satán 2”. Estamos centrados en Lagarto al 100%.

>Lagarto Spok. Nombre llamativo que de por sí no da excesivas pistas sobre la música del grupo. ¿Fue primero el nombre o la música?
(Al unísono) La música. (Juan) Empezamos a decir posibles nombres de grupo y no nos gustaba ninguno. (Adrián) Hubo un momento en que decidimos jugar al “piedra, papel, tijera” y alguien añadió “Lagarto Spok” -popularizado en la televisiva serie The Big Bang Theory-, nos sorprendió y nos gustó. Lo que ocurre es que es como un nombre de coña, cuando tratamos temáticas muy serias. Es como una paranoia que nos sobrevuela. (Pau) Creo que esto nos ocurre porque todavía estamos cimentando nuestro estilo, pasando de temática social a locura sin filtro. (Pepelu) Es que tratamos de temas muy diferentes, desde una noche de fiesta a la violencia de género. Un Jekyll y Mr. Hyde. Bipolaridad. “Steve Jobs” dura 15 segundos y es como nuestro homenaje a la banda de grindcore castellonense Difenacum, que tenía un tema muy loco que acababa con el grito “Bill Gates”. Nosotros gritamos “Steve Jobs”. Y luego tienes “El cielo de los gatos”, que habla de dos amigos que están alejados, o “Meteorito”, en la que deseas que el mundo arda. Nuestro abanico de emociones es muy bestia.

“Hacemos rock and roll. Luego cada uno mete sus influencias, ya que venimos de lugares diferentes (…) Vamos hacia una idea musical y artística”

>Y todo eso lo unís en un concepto llamado “contenerock”, donde se entremezclan las influencias individuales de cada uno, del metal extremo al acid rock o ese eclecticismo absoluto de Pau. ¿Cómo alcanzáis ese denominador común?
(Adrián) Hacemos rock and roll. Luego cada uno mete sus influencias, ya que venimos de lugares diferentes. (Juan) Sí. Pero no son ramas diferentes. Es rock and roll. (Pepelu) Ahí le metemos rap, metal…(Juan) Pero todo viene de una base semejante, del 4×4 del que venimos…no del jazz, blues. (Adrián) Es cierto que venimos del 4×4 pero cada vez lo estamos rompiendo más. En algunos temas del disco ya vamos hacia ritmos y armonías más complejas (Pepelu) También buscamos huir del panfletismo, dando una vuelta de tuerca más al rock. (Pau) Creo que las influencias directas nos las hemos comido dentro del concepto de Lagarto Spok. Hacer algo que ya existe no sirve para nada. (Juan) Ahí discrepo: hay bandas que tienen claro que quieren hacer un rollo “tal” y para ello trabajan. (Pau) Pero si quieres hacer algo, que sea con tus propias palabras. Y Lagarto está consiguiendo eso, vamos hacia una idea musical y artística.

>¿Las letras son tarea exclusiva de Pepelu?
(Pepelu) No. Adrián también ha aportado, como “El acné del rocanrol” y “Piedra, papel, tijera”, pero la idea es que cualquiera pueda hacerlo. Lo que ocurre es que si alguien trae una letra, yo la hago a mí, porque lo necesito para poderla cantar. He de cantar conforme a mi manera natural de hablar.

>¿Llegan primero las letras que la música a las canciones?
(Pau) No. Son independientes, pero llegan a un punto de conexión, al menos hasta ahora. (Pepelu) En “Loco Iván”, tras un rato instrumental, canto que “no sé de qué va la canción” y es porque es tal cual. Para escribir letras siempre me expongo al riff de guitarra, y a partir de lo que me sugiere emocionalmente hago el texto. Y en esta canción concreta, no me salía nada, por eso estoy tres minutos sin hablar y al final digo que no sé de qué va. La canción me ha vencido. (Adrián) Es la metamúsica. (Pepelu) También me baso en historias personales, como “El viejo Logan”, aunque desde hace años intento no hacerlo, pero siempre cae una o dos así. Historias que me han pasado, pero son comunes a la gente, como la crisis de la treintena.

>Tratar de ser originales, no colgarse etiquetas estilísticas concretas, tiene su mérito, pero también el peligro de estar en tierra de nadie y quedarse fuera de los circuitos establecidos.
(Pau) Pero también se le puede dar la vuelta y tener la posibilidad de entrar en cualquier tipo de evento. (Pepelu) Sí, pero corremos ese peligro de que nos digan que “no dais el perfil”, y eso a mí me transmite algo de inquietud. Pero creo que podríamos medio colar en un festival rap, en otro de metal y en uno de rock and roll, y eso significaría que estamos haciendo las cosas bien. (Adrián) Si alguien te llama para tocar es porque quiere que estés ahí.

>Y de toda filosofía interna surgió El disco. Un álbum autograbado, autoproducido… ¿Tomasteis la decisión de que se encargase Adrián porque nadie exterior puede conocer mejor el grupo?
(Juan) No decidimos nada. Fue su decisión unilateral (risas).

>O sea, que mucha democracia, pero Adrián decidió por sí mismo.
(Adrián) ¡Qué va! Lo que pasa es que teníamos 100 euros en el banco y un saco de talento (risas). (Todos) Nos fuimos comprando el equipo necesario e invertir el dinero en él, no en horas de estudio. Aquí estuvimos todo el tiempo que quisimos. (Pepelu) A mí me cuesta grabar un disco de rock y Adrián me ha tratado super bien y me ha dado buenos consejos sobre cuestiones como la afinación, algo importante para mí, que vengo del gutural, algo que hacía sin problemas. Este disco, en un estudio, me hubiese costado un dineral, porque he hecho mil tomas de cada tema, y me ha ayudado él. En el grupo hemos visto qué puede hacer bien cada uno, y lo usamos: arreglos de Pau, buscar conciertos yo…. Individualmente tenemos de todo, queremos formar juntos un equipo fuerte. Además, hay confianza plena en los apartados de los otros. (Juan) La idea es que lo hagamos todo nosotros, sin recurrir a otros y pasar por caja. (Pepelu) Se trata de disfrutar de todo el proceso, viendo lo que van haciendo tus compañeros. Importa el camino que recorres, más que la meta.

>¿En El disco está todo lo que Lagarto Spok tiene hasta ahora?
(Adrián) Salvo un descarte, sí.

>¿Se ha grabado ahora porque pensabais que era aconsejable tener disco en la calle o porque estáis muy convencidos del material que tenéis?
(Adrián) Buena pregunta. Más lo primero que lo segundo. Estamos en un momento en el que el proyecto se desarrolla de tal modo que si no grabábamos ahora, algunos temas se hubiesen caído en un grabación que se hiciese dentro de un tiempo. Los sacamos ahora y dejan claro desde donde partimos y hacia adonde vamos. Tres temas en concreto apuntan hacia nuestras intenciones a partir de ahora.

>¿Qué tres temas son?
(Adrián) “Meteorito”, “El viejo Logan” y “Loco Iván”. De hecho, dos son singles y “Loco Iván” será algo en algún momento, aunque todavía no sabemos el qué. (Juan) Algo que rompa con lo típico.

>Hablemos del concierto del sábado 28 de abril en la sala castellonense Veneno Stereo (19:00), junto a Koakzion y Whisky Mirinda. ¿Qué nos espera?
(Pepelu) Va a caer el disco entero, pero va a caer como si se soltase el cielo, nos cayese encima y nos rompiese el cuello.Ya le he dicho a Toni (Porcar, propietario de Veneno Stereo) que avise a los vecinos de que igual se les derrite el edificio. Esa es la actitud. Vamos a darlo todo, estamos  con muchas ganas y habrá alguna sorpresita. (Pau) Creo que hemos despertado expectativa en público que en principio no entraba en nuestro target. (Pepelu) Esperemos. Además, aunque estamos muy contentos con el disco, es el directo lo que nos gusta. (Adrián) Estudio y directo son cosas diferentes. Somos banda en directo pero hemos trabajado el disco para que estemos satisfechos con él.

>Y va a servir de presentación de los actos por el 10º Aniversario de Nomepierdoniuna. ¿Cuál es vuestra opinión sobre la web cultural?
(Pepelu) Yo tenía mis reservas hace años, porque los estilos de música que me gustan no estaban reflejados; una escena latente que no aparecía: Guilles, Runic, Malditos Bastardos…. Pero no era una opinión solo mía; así lo comentábamos mi grupo de amigos. Luego hubo un cambio y se empezó a hablar de grupos rap, metal de guturales, hardcore… Personalmente, lo único que no me gustan son las listas de final de año, y creo que ni a mí ni a mucha gente que conozco. Como medio, me parece el mejor de Castellón: serio, contrasta, cuida las publicaciones… (Pau) A veces con no meter mucho la pata ya eres el mejor (risas). (Adrián) He tenido contacto directo laboral con la web, y lo sigo teniendo, pero antes incluso ya era lector de Nomepierdoniuna, y creo que en Castellón debemos estar orgullosos de tener un medio cultural así. El  que mayor calidad aporta. Es más que publicar noticias. Hay artículos en profundidad, entrevistas, crónicas de festivales… (Pau) Y ayuda. Es un reflejo de lo que está pasando y a la vez empuja a hacer cosas. (Pepelu) Ahora mismo estamos haciendo una entrevista en la que me puedo explayar, no son cuatro preguntas de rápida respuesta y punto.

Estefanía Rebato ‘Jefa’ y Jorge Bielba (primeros por la izquierda) completan el equipo de Lagarto Spok junto a Juan Jiménez, Adrián del Barrio, Pepelu Fernández y Pau García. Foto: Antonio García @rockmuseumlive

  1. Pingback: Lagarto Spok: "El viejo Logan" | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,