Música >> Portada

La tormenta de Dorian en La Pérgola

No es un lugar fácil para un concierto, pero los 'Diez años y un día' de Dorian consiguieron llenar de color la fría Pérgola de Castellón el pasado 3 de diciembre con un concierto que fue de menos a más. Una auténtica tormenta.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , ,

Dorian celebró con el público castellonense la primera década de vida de la banda. Foto: Pau Bellido (hoyoyo.es).

Parece que su hábitat sean los festivales de música, probablemente porque las últimas veces que les hemos visto sobre un escenario por la zona ha sido en el FIB, el Arenal Sound o el ElectroSplash. Sus canciones han sido coreadas a pleno pulmón en aquellas noches de verano, pero ahora Dorian quería agradecer a su público castellonense toda una década bailando y cantando sus canciones. Para ello, la banda barcelonesa aprovechaba el lanzamiento de su trabajo Diez Años y Un Día (2015) para dar forma a una gira muy especial en la que, además de palabras de agradecimiento, la banda intenta mostrar a unos Dorian en directo distintos. Unos Dorian que prometían un concierto a la altura de más de una década de sonido; de acompañarles a cualquier otra parte.

Diez años y varios días más encapsulados en un directo de unas dos horas que arrancaba al ritmo de “Los amigos que perdí” y “Verte amanecer” entre luces y baños de confeti en La Pérgola de Castellón el pasado 3 de diciembre. Una jornada que estuvo, tanto antes del concierto como después, aderezada por distintos dj’s, barras y food trucks.

Desde el primer momento era posible palpar el énfasis y el cariño que pone la banda por conseguir que esta gira tenga un carácter especial, ya sea porque el tracklist es un auténtico resumen musical de la historia de la banda o por la implicación de Dorian por celebrar esta primera década con su público; con los que, como remarcaba Marc Gil (voz), llevan diez años estando en los mejores y en los peores momentos de Dorian y con aquellos que lo hacen desde hace menos. Un camino que se recorre al ritmo de canciones que fueron tan coreadas como “El temblor”“Tan lejos de ti” o ese “Arde sobre mojado”, con el que nos recordaron que la vida hay que compartirla en una mesa rodeados de amigos y dos botellas de vino.

Marc Gil, líder de Dorian. Fotos: Pau Bellido (hoyoyo.es).

Antes de despedir la primera parte del concierto, Dorian hacía estallar al público al ritmo de uno de sus hits, “Cualquier otra parte”. Y, entonces, fue cuando pareció que el público empezaba a creerse que estaba en un concierto. Hasta entonces, mientras se sucedían las canciones parecía que la banda estaba perdiendo fuerza, que incluso sacar al grupo del contexto de un festival hacía que no sonase con la misma energía. Puede que fuese porque, en algunos momentos, el público parecía un tanto disperso o simplemente porque La Pérgola sigue siendo uno de los escenarios más difíciles para un concierto. Y, es que, a Dorian le costó luchar contra el aspecto decadente, el sonido y el ambiente frío de La Pérgola. Pero con la segunda parte, que arrancaba con “Simulacro de emergencia” con Marc a la guitarra acústica en este caso, todo recobró más fuerza.

Sonó la eterna “La tormenta de arena”, coreada hasta el infinito. Y así, entre más confeti y pelotas gigantes sobre el público, Dorian compartía sus diez años y ese día en Castellón.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,