Música >> Entrada libre, Festivales, Portada

El 6º Día de la Música de la Vall d’Uixó gana el pulso

Después de la quinta edición, no estaba claro que hubiese una sexta, pero Cultura Mutant se hizo el ánimo y con trabajo desde la modestia ha salvado exitosamente el Día de la Música. Una jornada especial para los fans de Gris-Gris, de regreso cuatro años después, dentro de un cartel variado que incluyó al Cor Vocal CIAC, Cor de Fusta, LeClerc, Calmoso & The BlackFang y cierre con los italianos Faz Waltz.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Calmoso & The BlackFang. Foto: Antonio García @rockmuseumlive.

Cultura Mutant no se rinde. A pesar de haber vivido momentos de dudas a lo largo de sus seis años, el empeño de un grupo de jóvenes vinculados al mundo de la música por insuflar dinamismo cultural a la Vall d’Uixó sigue latente. Y lograr buenos resultados de música, afluencia y ambiente sirve para dar ese empujón. Así ocurrió el sábado 16 de junio, una fecha complicada debido a la confluencia de actividades musicales en diferentes comarcas de Castelló, pero que a la hora de la verdad se saldó con un satisfactorio resultado en ese Día de la Música de la Vall, celebrado junto al Mercado Municipal. El momento con mayor afluencia de espectadores coincidió con el directo de Gris-Gris y su gumbo ya-ya, el concierto más emotivo de esta sexta edición, ya que suponía el regreso del quinteto de la Plana Baixa cuatro años después.

"Si amanece un día gris gris, tómate todo tu tiempo" volvió a sonar en directo cuatro años después. "Puede ser" (vídeo) fue el tema con el que Gris Gris cerró ayer su actuación de regreso dentro del Día de la Música de la Vall d'Uixó. Los grisos salieron nerviosos -sobre todo Joanmojo- por el día tan especial para ellos y al segundo tema aparecieron problemas en la guitarra de Leon. Solventados unos y otros, fueron a más conforme pasaron los minutos y, como siempre, hicieron su ceremonial rockero que incluye el reparto de rotllets para merendar. Los de la Plana Baixa han vuelto con la intención de seguir. Incluso estrenaron un tema en valencià: "Soul".

Publiée par Manolo Bosch sur dimanche 17 juin 2018

Un Lp, un single, un Ep y cuatro años han pasado desde que Gris-Gris abrió un paréntesis debido a obligaciones laborales. Un tiempo que aún parece haberse hecho más eterno para su cantante, Joanmojo, quien durante este período ha comentado repetidamente su deseo de volver a subirse a un escenario con los grisos. Y así ocurrió, por fin, el sábado 16 de junio en la Vall d’Uixó. Tan señalada fecha para el quinteto despertó la ilusión y, con ellos, los nervios. Y se notó inicialmente, con el añadido de que al segundo tema un problema en la guitarra de Leon obligó a detener el concierto durante unos minutos. Conforme se desarrollaba el repertorio el grupo se fue asentando, esparciendo ese vudú musical deudor de referentes como Dr. John o The Doors, en una curiosa mezcla de blues pantanoso del Delta del Mississippi y el azahar de la terreta. Canciones en castellano, inglés y valenciano, incluido el estreno de “Soul”. Sus fans les esperaban, lo que se tradujo en una cifra cercana a los 300 espectadores, eso sí, más cercanos a la barra que al escenario. No faltaron los rotllets para merendar que Joanmojo lleva a sus conciertos en sus cabassets. Hacia el final llegó el momento más Gris-Gris de antaño con “Stagga-Li”, preámbulo del cierre con su clásico “Puede ser”. Joanmojo, Leon, Pau Valls, Albert Segarra y Richie Nadal tienen claro que han regresado para seguir adelante.

Este Dia de la Música constó de dos partes, con apertura matinal a cargo del  Cor Vocal CIAC, del Centre Instructiu Art i Cultura de la Vall d’Uixó, y del grupo almenarense de gypsy jazz Cor de Fusta, que tuvieron que soportar las horas más calurosas de un sábado que tras la paella cambió a una agradable sensación térmica.

LeClerc, en el centro, acompañado por Joan Herrero, Mateu Aguilella y Albert Segarra.

El arranque vespertino llegó con LeClerc/Javi Peñarroja, quien esta vez abandonó su papel de solitario cantautor para acompañarse por uno de sus compañeros en el grupo tanguero Petraski, el guitarrista Joan Herrero (también juntos en Bacalhoeiro Fado), Albert Segarra al bajo y Mateu Aguilella (bajista de Montefuji) en la batería). Canciones de autor rockero en valenciano con tendencia a algunos desarrollos con distorsión que pronto se podrán escuchar en grabación de estudio.

Lorenzo Millo (actualmente en el grupo Los Franelas), invitado por los bilbaínos SANTIAGO DELGADO Y LOS RUNAWAY LOVERS para hacer coros en tres temas, y entre ellos este "Flequillón", incluido en el disco 'Por amor al rock'n'roll'. Dia de la Música de la Vall d'Uixó, organizado por Cultura Mutant

Publiée par Manolo Bosch sur dimanche 17 juin 2018

Después de Gris-Gris llegó el rock and roll más clásico, con los veteranos bilbaínos Santiago Delgado y los Runaway Lovers  (quince años de acción), ya que incluía guitarra, caja de batería y dos vocalistas dedicados exclusivamente a hacer coros y a quienes se unió en tres temas, como invitado especial, el castellonense Lorenzo Millo (actualmente en los nuevos Los Franelas). Canciones que hablan del mundo del rock and roll, incluido el homenaje a Juan de Pablos (Flor de Pasión, Radio 3) o las referencias letrísticas a los Ramones.

El momento correspondiente a la franja horaria de la cena siempre resulta peligroso. Tras el parón para saciar el apetito, Calmoso & The BlackFang se encontraron con que parte del público aún no había regresado, aunque conforme pasaban los minutos fueron recuperando quorum. Pese a las dificultades para que todos sus componentes puedan coincidir (en esta ocasión incorporaron a un batería y un percusionista de Ontinyent, miembros de Auxili y de Xavi Sarrià), van soltándose cada vez más sobre los escenarios. Con la dirección musical del bajista Diego Barberà y la letrística de Borja Ramírez Calmoso, van jugando cada vez más sobre el escenario con improvisaciones y medleys de los que hacen partícipes al público. Su fórmula de funk y jazz rapeado en valenciano va sumando adeptos.

Los italianos Faz Waltz cerraron esta sexta jornada dedicada a la música en la Vall d’Uixó. Foto: Antonio García @rockmuseumlive.

El final llegó con Faz Waltz, un trío italiano de rock directo, de ir al grano, de temas cortos bañados por influencias glammies (no faltó “Suffragette city” de David Bowie). Repasaron especialmente su reciente disco Double Decker, que interpretaron prácticamente en su totalidad. A pesar de que su intención de ser directos provocó una sensación de ser muy parecidos los ritmos, gustaron y cerraron este Día de la Música de la Vall d’Uixó con un par de bises.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,