Cine >> Palomitas compartidas, Portada

Dioses hawaianos, poetas discretos, rebeldes en el espacio y asesinos del tiempo en el cine de diciembre

Las aventuras Disney, el regreso de Mel Gibson, Jennifer Lawrence y Chris Pratt enamorados en el espacio mientras Michael Fassbender asesina en la España del siglo XV, los últimos de Filipinas, Darth Vader… Cine para todos los públicos y gustos en la cartelera comercial cuando se acerca la Navidad.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Con las navidades y la temporada de premios a la vuelta de la esquina, la cartelera vuelve a coger fuerza y ofrece una programación con destellos de calidad y entretenimiento para todas las edades.

De hecho, los primeros que querrán ir a las salas de cine serán los más pequeños para disfrutar las aventuras de Vaiana (estreno 2 de diciembre), la última y encantadora propuesta de Disney a cargo de John Musker y Ron Clements, autores de clásicos como Aladdin (1992) y Hércules (1997) o la más reciente Tiana y el sapo (2009). En está ocasión dejan los cuentos populares y las tragedias griegas atrás para sumergirse en las aguas que cubren la mitología polinesia y ofrecer una historia de conocimiento personal a ritmo de ukelele.

Ese mismo día llega la segunda propuesta de Tom Ford (Un hombre soltero), que ha sido muy bien recibida y ha colocado al cineasta en un lugar privilegiado para seguir desarrollando su prometedora carrera: Animales nocturnos es un ambicioso thriller melodramático donde Amy Adams y Jake Gyllenhall ofrecen dos grandes interpretaciones sobre la crisis de la mediana edad, el pasado y el rencor. Seguro que de cara a los Oscar seguiremos oyendo hablar de ella.

Quien vuelve a casar por navidad es Mel Gibson, que después de 10 años llenos de conflictos y crisis fuera de las pantallas, se ha puesto tras las cámaras para dirigir Hasta el último hombre (7 de diciembre), drama bélico y pacifista sobre Desmond Doss, médico y militar. La cinta protagonizada por Andrew Garfield no se anda con sutilizas, impactante y emotiva,  busca el realismo mediante la contradicción. Quien si es mucho más sutil es el pope del cine indie, Jim Jarmusch, que regresa con una joya titulada Paterson (7 de diciembre), en honor a su protagonista, un sencillo conductor de autobús que en su tiempo libre escribe poemas sobre las pequeñas cosas que hacen su vida. Una propuesta sencilla pero profunda y conmovedora, la película de las navidades.

Pero, desde luego, el estreno más esperado, y que se va a hacer con la taquilla navideña, será el de Rogue One: Una historia de Star Wars (15 de diciembre). Da lo mismo que la historia nos pueda sonar demasiado, la mitología creada en torno a La Guerra de las Galaxias es tan potente que no se puede resistir el poder de la Fuerza y del marketing. Volveremos a ir a las salas para ver como se intenta destruir de nuevo la Estrella de la Muerte y a Darth Vader. En esta ocasión dirige Gareth Edwars, cuyos trabajos previos no son muy halagadores: Monsters (2010) y Godzilla (2014). Y uno se pregunta cómo funciona Hollywood a la hora de asignar directores para ciertos proyectos.

Andrew Garfield en 'Hasta el último hombre', estreno el 7 de diciembre.

Bryan Cranston se ha convertido en todo un referente de la cultura millennial, y sabe aprovecharlo. Tras el éxito de Breaking Bad no ha dejado de encadenar trabajos que han seguido ensalzando su figura, nominación al Oscar incluida gracias a Trumbo: La lista negra de Hollywood (2015). Ahora, con Infiltrado (16 de diciembre) de Brad Furman, podría lograr una nueva nominación. La cinta no tiene otro propósito que el lucimiento del actor. Basada en una historia real, narra una nueva historia de infiltración en una banda de narcos colombianos.

Por su parte, Michael Fassbender también se ha convertido en un icono del cine reciente gracias a una sabia elección entre cine independiente, de autor y comercial, para estas navidades nos trae una nueva interpretación de desgaste físico en la adaptación a la gran pantalla del videojuego Assassin’s Creed (23 de diciembre), dirigida por Justin Kurzel (Macbeth). Para nosotros tiene un atractivo especial esta historia de asesinos templarios, pues par de la trama se traslada a la España del siglo XV reviviendo las aventuras de un personaje llamado Aguilar.

Y, por supuesto, no faltará la película romántica para cerrar el año. David Frankel coge el testigo de Richard Curtis y su Love Actually para ofrecernos la película de navidad llena de actores guapos dramatizando lo justo para conmover a nuestros corazones a base de bastoncitos de caramelo. Así, frente a nuestros ojos veremos la Belleza oculta (23 de diciembre) de Will Smith, Edward Norton, Keira Knightley, Naomi Harris, Kate Winslet, Michael Peña… Pero el romance del año será el de Jennifer Lawrence y Chris Pratt en Passengers (30 de diciembre), cinta de ciencia ficción romántica a gravedad cero. La cinta es el paso definitivo de Morten Tyldum (The Imitation Game) para consolidarse dentro de la industria de Hollywood. Este mismo día llegará la interesante Comanchería, tras un retraso de un mes.

> Cine español

El cine español también va calentando motores para los Goya, y aunque comenzará con fuerza el mes, a medida que vayan pasando las semanas su presencia será como nubes pasajeras. Como el 2 de diciembre con 1898. Los últimos de Filipinas, opera prima del reputado realizador televisivo Salvador Calvo y protagonizada por Luis Tosar. El título ya lo dice todo, y la emoción consiste en sentir aquellos 337 días de resistencia del destacamento español frente a los filipinos. El film podría suponer un buen punto de partida para revisar el pasado colonial español, aunque con mayor crítica y menos espectáculo.

También el día 2 llegará una nueva comedia protagonizada por Carmen Machi: Villaviciosa de al lado. Dirigida por Nacho G. Velilla (Fuera de carta, Que se mueran los feos, Perdiendo el norte), la película no podía ser más typical spanish: el gordo de la lotería sale a los asiduos visitantes del Club Momentos, y claro, el honor y la hombría están en juego antes de aceptar el premio.

Christophe Farnarier sigue a lo suyo y parece tan arraigado al monte como el protagonista de su última película, El perdido (2 de diciembre), basada en la historia real de un hombre de la comarca del Ripollès que un día salió de casa y decidió llevar una vida de supervivencia en el bosque. Por su parte, Nely Reguera debuta en la dirección con María (y los demás) (7 de diciembre). Lo hace acompañada de buenos actores de la escena más indie de nuestros país: Bárbara Lenie, Julián Villagrán o Rocío León. María es una hija convertida en la madre de la familia que verá amenazada su posición cuando su padre se enamore de una enfermera. Y una película que tampoco tendrá mucha visibilidad pero nos gustaría destacar es 249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla (9 de diciembre), un drama periodístico sobre las últimas horas del secuestro del empresario Revilla por parte de ETA.

Y dos cintas españolas que se alejan de la península son Falling (16 de diciembre) de Ana Rodríguez Rosell, con Emma Suarez y Birol Ünel, ubicada en la República Dominaca para contarnos una historia de reencuentro y reconquista del amor perdido. Y El faro de las orcas (16 de diciembre), del viajero Gerardo Olivares que nos lleva hasta la Patagonia Argentina para hablarnos de las relaciones familiares entre Lola, Tristán, su hijo autista, y Beto, un guardafauna que tendrá la clave para que todos disfruten de una vida apacible.

Fotograma de 'María (y los demás)'.

> Cine internacional

Más allá de los estrenos norteamericanos y españoles, que son los que copan nuestras pantallas, varias cintas de otros países también buscarán hacerse un hueco gracias a su calidad. Por una lado el cine coreano sigue estando en plena forma, y si el mes pasado nos ofrecía la absorbente El extraño, este mes nos deslumbrará con la sutileza y el erotismo de La doncella (2 de diciembre), lo último de Park Chan-wook basado en la novela de Sarah Waters. Un thriller ambientado en el periodo colonial de Japón sobre Corea, en el que una joven pueblerina es contratada para servir a una aristócrata japonesa recluida en una mansión. Desde Brasil nos llegará Madre sólo hay una (2 de diciembre) de Anna Muylaert, sobre una historia de robos de bebés y reencuentros familiares. El film tuvo muy buen acogimiento en el pasado festival de Valladolid.

Y el cine del danés Thomas Vinterberg ya se ha convertido en un habitual de nuestras pantallas. En esta ocasión nos trae La comuna (16 de diciembre), ambientada en los años 70, post mayo del 68, cuando una familia decide convertir su casa en una comuna y descubrir las particularidades de la vida colectiva.El film participó en la Berlinale y está nominada a los premios del Cine Europeo.

El vietnamita Tran Anh Hung (El olor de la papaya verde) parece haberse asentado en la industria francesa, y ahí es donde ha realizado su nueva película Eternité (16 de diciembre) con Mélanie Laurent, Audrey Tautou y Jérémie Renier. Un film que habla del romanticismo a través de los siglos. Basada en la novela de Alice Ferney.  Corneliu Porumboiu sigue analizando la historia reciente de Rumanía con su ácida mirada en El tesoro (16 de diciembre), esta vez a través de la mirada de un niño  admirador de Robin Hood, en busca de un tesoro enterrado en el jardín de sus abuelos. Y Anne Fontaine contará la historia de Las inocentes (23 de diciembre), unas monjas polacas embarazadas tras ser violadas por las tropas rusas al terminar la II Guerra Mundial.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,