Cine >> Palomitas compartidas, Portada

De marcianos, ciudadanos ilustres y animales fantásticos. Noviembre en las salas de cine

La visita alienígena de Denis Villeneuve, el universo Harry Potter, el piloto convertido en héroe, la reina de España... Un noviembre cargado de historias, pero no sin sitio para todas.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Vuelve la esencia de la magia de Harry Potter a los cines con 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos'.

La programación de las salas de cine comerciales vuelve a estar sobrecargada en noviembre. Un total de 48 películas programadas, de las cuales a salas comerciales llegarán la mitad, y a las salas de Castellón la mitad de la mitad; quedándose por el camino películas tan interesantes como La bailarina, de Stéphanie Di Giusto, Después de la tormenta, de Hirokazu Kore-eda, Amor y amistad, de Whit Stillman, Chevalier, de Athina Rachel Tsangari, Los exámenes, de Cristian Mungiu o el documental de Jim Jarmusch sobre The Stooges, Gimme Danger, entre muchas otras. Así pues, centrémonos en la programación más probable para nuestra ciudad en salas comerciales, y en el cine español.

No todos los héroes llevan capa

Tras disfrutar de la impresionante Dr. Strange (Doctor Extraño), una película capaz de aunar la magia de Mélès y de Chomón con el cine abstracto de Hans Richter y el impresionismo francés de principios de siglo en una cinta plenamente contemporánea, los superhéroes de Marvel se toman un descanso. Ahora es el momento de los héroes cotidianos. Aunque la primera película que nos llegará a Castellón es más bien la deconstrucción de la figura del héroe con Sully (estreno 4 de noviembre), de Clint Eastwood. El veterano cineasta norteamericano sigue empeñado en demostrarnos que los héroes no existen, que es el profesionalismo y el buen hacer lo que les hace triunfar, y aún así dudan de sus logros o no se sienten orgullosos de ellos. En esta ocasión nos narrará la historia de un piloto que logró aterrizar en pleno río Hudson salvando a 155 pasajeros.

Tom Cruise también vuelve, lo hace como el agente Jack Reacher en Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás (11 de noviembre). Dirigida por Edward Zwick (Diamante de sangre, El último samurái), que sorprendió hace poco con la interesante El caso Fischer (2014), pero que en esta ocasión recibe criticas dispares. Lo mejor para disfrutar de las aventuras de Reacher es quitarse los prejuicios y dejarse llevar. Esto también lo podríamos aplicar al visionado de Animales fantásticos y dónde encontrarlos (18 de noviembre), el spin-off cinematográfico de la saga de Harry Potter nuevamente en las manos de David Yates, que ya dirigió las últimas cuatro películas del joven mago. Ahora el protagonista es Eddie Redmayne y el malvado Colin Farrell, y la trama está, como no, llena de magia para todos los públicos. Si aceptamos que los films de Harry Potter estaban bien realizados y conseguían una identidad propia más allá del libro, creo que podemos tener esperanzas en esta película.

Muy esperada también es La llegada (18 de noviembre) de Denis Villeneuve (Enemy, Prisioneros, Sicario). En ella, Amy Adams representa a una experta lingüista que debe lograr comunicarse con unos extraterrestres antes de que comience una nueva guerra de los mundos. El film recibió muy buenas críticas en Venecia y Toronto, y Villeneuve se encuentra en la cima de su carrera. Una buena oportunidad para ver como al director de la esperada secuela de Blade Runner se le da el género de la ciencia-ficción.

Y el 25 de noviembre llegarán dos películas de las que no dejan indiferente a nadie. Por un lado la última obra de Robert Zemeckis (Regreso al futuro, Beowulf, El vuelo), con Brad Pitt y Marion Cotillard haciendo de espías enamorados durante la Segunda Guerra Mundial en Allied. Por otro, el pretendidamente provocativo último film de Nicolas Winding Refn (Drive, Solo Dios perdona): The Neon Demon. Un pastiche sobre los vampiros del mundo de la moda que mezcla a Lynch y Buñuel en una sopa de Aronofsky y Argento. Un caramelo envenado donde la belleza y el terror van de la mano de lo absurdo, para bien y para mal. La película se llevó el premio de la crítica en el pasado festival de Sitges.

Ese mismo fin de semana también se estrena la incursión del actor Ewan McGregor en la dirección cinematográfica con American Pastoral, en la que comparte reparto con Dakota Fanning y Jennifer Connely. Un intenso drama familiar que muestra la carcoma que hay en todos los hogares, adaptación de la novela de Philip Roth.

Cine español: desde El destierro hasta La reina de España

De las casi cincuenta películas programadas (según Filmaffinty), 12 son españolas. Y de entre ellas me atrevería a decir que sólo 3 tienen estreno asegurado en las salas de provincias, y puede que en toda España. En torno a la industria de nuestro cine hay un grave problema de subvenciones, de producción y, especialmente, de distribución y programación. Si se quiere que el cine español, todo el que se produce, no únicamente el que las grandes cadenas de televisión realizan y promocionan, llegue al público suficiente para (intentar) ser rentable, la industria (quienes la controlan) deben abrirse a nuevas vías de exhibición que pasan por Internet, entre otras posibles. Ya se ha visto que Netflix en el último mes le ha ganado la partida a las salas de cine, y esto debería de ser un aviso que nos ponga las pilas.

Las tres películas a las que me refiero en el párrafo anterior son: 100 metros (4 de noviembre) de Marcel Barrena con Dani Rovira, Karra Elejalde y Alexandra Jiménez. Una comedia dramática basada en hechos reales donde Rovira es un padre diagnosticado de esclerosis múltiple que se prepara para una maratón. Una historia de superación personal de las que bailan en el filo de la navaja, y dependerá de la destreza del director y su equipo que salga bien parada.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas (11 de noviembre) es la última comedia de María Ripoll (Ahora o nunca, Rastros de sándalo) con Verónica Echegui de protagonista. El título es bastante explícito y espera sacar las risas de un público entregado. Y, La reina de España  (25 de noviembre) es la última película de Fernando Trueba, que vuelve a la comedia recuperando a los personajes de La niña de tus ojos (1998). Esta vez Macarena (Penélope Cruz), Blas Fontiveros (Antonio Resines) y todo el plantel actoral nacional se reencuentran en España para filmar la película que da pie al título y todo será un caos. Si el horroroso cartel no espanta a los espectadores antes de entrar en el cine, la película (aunque sea por la asfixiante campaña de promoción a las que nos someterá Antena 3) será un éxito de taquilla.

Más modestas pero con posibilidades de estreno son El destierro (4 de noviembre). Debut en el largo de Arturo Ruiz Serrano, tras dos celebrados cortometrajes, es la historia de dos hombres moribundos encerrados en un pequeño fuerte de vigilancia durante la Guerra Civil, y una mujer extranjera que llega de manera inesperada para alterar la ya tensa situación. Las furias (11 de noviembre) es también la opera prima de Miguel del Arco tras su paso por televisión. Cuenta con un reparto de lujo encabezado por José Sacristán, Bárbara Lennie, Carmen Machi y Emma Suárez. Una reunión familiar sirve de despedida y de boda, de separación y de unión, y nadie sabe si estar triste o feliz. Una introspectiva disección de las relaciones familiares que nos retrotrae a Celebración (1995) de Thomas Vinterberg. Y La muerte de Luis XIV (18 de noviembre) es el trabajo más afinado y celebrado de Albert Serra (Historia de la meva mort, Honor de cavalleria) con el mítico Jean-Pierre Léaud dando vida a un rey que agoniza en su lecho de muerte.

Por último, mencionar el resto de estrenos españoles que no porque tengan complicado su pase por nuestras salas sean menos interesantes, sino todo lo contrario: El último verano, de Leire Apellaniz; En el mismo barco, de Rudy Gnutti; Omega, de José Sánchez-Montes y Gervasio Iglesias; La isla del viento, de Manuel Menchón; Amarás sobre todas las cosas, de Chema de la Peña; y Sicixia, de Ignacio Vilar.

Otros estrenos

Entre las películas extranjeras que pueden llegar a los cines y que no vienen dentro del paquete de superproducciones norteamericanas encontramos varias propuestas que merecen la pena.

Una de ellas es El ciudadano ilustre, de Mariano Cohn y Gastón Duprat, cuyo estreno estaba previsto para octubre pero se ha retrasado al 11 de noviembre. Mismo día que el último film de Andrea Arnold (Cumbres borrascosas, Fish Tank): American Honey, su particular road-movie por los Estados Unidos llena de libertad, alegría y emoción. La película recibió muy malas críticas de la prensa española, pero ha sido muy bien recibida en Estados Unidos, además de haberse llevado el Premio del Jurado en el pasado festival de Cannes.

El 18 de noviembre, David Mackenzie (Perfect Sense) nos trae un crepuscular thriller lleno de la tensión del western contemporáneo: Comanchería (Hell or High Water). Jeff Bridges en plena forma y Chris Pine en uno de sus mejores papeles, dan vida a un padre divorciado y su hermano ex-convicto que quieren salvar la granja familiar en el Oeste de Texas. Desde Corea del sur nos llegará El extraño, de Na Hong-jin, un absorbente thriller policíaco que aúna el terror, el chamanismo y la comedia en un coctel de los que quitan el aliento. Una de las mejores películas del año que logro el premio a Mejor película asiática y mejor fotografía en Sitges.

Fotograma de Amy Adams en 'La llegada', de Denis Villeneuve.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,