Música >> Festivales, General, Portada

Diez años de Sant Antoni Pop. Les Grys-Grys y unos Flaming Sideburns “libres”, las guindas internacionales para un sábado sin fin en Betxí

Diez ediciones ya de Sant Antoni Pop en Betxí. Una noche de fiesta musical de unos jóvenes de la localidad se ha convertido en un evento fijo dentro del calendario de festivales de Castellón y, además, con acento internacional. Para celebrarlo, un día completo de conciertos a base de garage rock, el sábado 23 de enero, con Patri & The Greasers, The Por Ella Runners, Los Altragos, A-Phonics, los franceses Les Grys-Grys y los finlandeses The Flaming Sideburns, cuyo cantante, Eduardo Martínez, explica a Nomepierdoniuna la cara B de la música: la que ha frenado a un grupo con el que colaboró Wayne Kramer (MC5) y al que versionó The Hellacopters.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Décimo aniversario del Sant Antoni Pop, un festival creado por unos jóvenes locos enamorados de la música, con Pascual Franch (del grupo garagero local Los Altragos) como ideólogo. Su entusiasmo y su trabajo durante meses va enganchando a prácticamente todo el pueblo para que ayuden a seguir adelante con una fiesta musical que en las primeras semanas de cada año sitúa a Betxí dentro del calendario de festivales a tener muy en cuenta. Surgió como un evento local (año 2006 en el pub Dru-Dru) que pasó a ser provincial, nacional e internacional. Por fechas, éste debería ser el undécimo, pero en 2010 no hubo festival. Así que la celebración de su primera década llega ahora, sábado 23 de enero, con un cartel internacional (The Flaming Sideburns y Les Grys-Grys al frente) muy potente dentro de una jornada que prácticamente durará veinte horas, con almuerzo, cena y tres tandas de conciertos.

Los finlandeses The Flaming Sideburns lideran el listado. Una banda con el argentino Eduardo Martínez a la voz que, junto a Ski Williamson (guitarra), Jay Burnside (batería), Peevo de Luxe (guitarra) y el más nuevo Johnny Volume, quien un par de años atrás suplió a The Punisher (bajo), garantiza un directo arrollador. No han pasado por sus mejores momentos –como comenta Eduardo en la entrevista que se puede leer más abajo- y desde 2010 tienen atascada su discografía (su último LP data de 2008, Back 2 the Grave), pero ahora mismo intentan disfrutar todo lo posible del lado positivo de la música, y en el Sant Antoni Pop pueden encontrar el lugar adecuado para hacerlo. Les Grys-Grys son franceses -de Montpellier- y también garantizan un directo arrollador, tal como han demostrado hace muy poco en el Purple Weekend de León. Sorprende su juventud –alrededor de 22 años- y su habilidad. Agotaron su primer disco y sus pasos por los festivales llegan acompañados por éxitos de buenas críticas, así que no importa la edad, sino haber absorbido de manera adecuada las enseñanzas de referentes como The Pretty Things. La sesión nocturna comenzará con unos bien conocidos en los escenarios castellonenses más abiertos al surf rock instrumental: los valencianos A-Phonics. Su última visita se produjo el pasado verano, al Naraniga Platja de Borriana, justo antes de marcharse de gira por los Estados Unidos, con Fernando Pardo (Sex Museum) como guitarrista. En ese periplo norteamericano no sólo actuaron en directo, sino que grabaron un disco con David Marks (miembro de Beach Boys, además de su David Marks & the Marksmen). Estas tres actuaciones, más la música pinchada por los habituales Capitán Surfrocker y Gran Mysterian, tendrán lugar en la Sala 1964, al lado del restaurante Brisamar, con una entrada a 5 euros.

Pero esos tres conciertos no serán más que el colofón al décimo Sant Antoni Pop. Entre la paella y la cena (19:30), dos bandas castellonenses. Por una parte, los valldeuxenses The Por Ella Runners, menos activos de lo habitual en ellos durante 2015, pero con algún concierto muy especial, como el que protagonizaron en Four Seasons abriendo para el australiano Bryan Estepa. Salva Darós, Fran Mataix, Andreu Porcar y Jordi Rebatestán apurando ya la estela de aquel energético Surfer Powerpopers Aussie Teenagekickers, editado en 2012. Todo lo contrario ocurre con la banda anfitriona del Sant Antoni Pop, Los Altragos, el principal referente del rock garagero en Castellón que, después de años intentándolo, por fin han visto editado su EP Rugidos sónicos.

Y más temprano, al mediodía (12:30), rockabilly con el cuarteto castellonense Patri & The Greasers, con Patricia Palau a la voz, Aitor Vicent al contrabajo, Iván Bordás a la guitarra y David Gómez a la batería. Su concierto tendrá lugar en el Palau Castell, de la plaza Mayor.

HORARIOS DEL X SANT ANTONI POP (Sábado 23 de enero)

  • 10:00. Almuerzo. Pub Drudru.
  • 12:30. Patri & The Greasers. Palau Castell. Gratis.
  • 14:00. Paella.
  • 19:00. The Por Ella Runners + Los Altragos. Sala 1964.
  • 21:30. Cena. Restaurante Brisamar. 20 euros.
  • 23:30. Els A-Phonics+ Les Grys Grys + The Flaming Sideburns + los DJs Capitán Surfrocker y Mysterian. Sala 1964. 5 euros.
ENTREVISTA CON EDUARDO MARTÍNEZ, CANTANTE DE THE FLAMING SIDEBURNS

Eduardo Martínez. Foto: Denis Goria.

>Eres argentino. ¿Qué te llevó a Finlandia precisamente?
Mis raíces. Mamá era finlandesa, pero se enamoró en Norteamérica de un argentino, que fue mi padre, y se mudó con él a Argentina. A los 18 años tenía que hacer la mili, así que quería irme de casa y conocer bien Finlandia, Y así lo hice. La verdad es que era demasiado joven y a veces me arrepiento de mi decisión… pero por suerte tengo esta banda aún. No hubiese podido soñar con montar una orquesta de esta envergadura en ningún otro lado.

>¿Habías formado parte de bandas argentinas?
No. Pero había sido plomo (roadie) de algunas bandas locales, de amigos. Me interesaba mucho el tema. No fue casualidad que terminase aquí de esta forma.

>Creo que no fue The Flaming Sideburns tu primera banda allí. Es más, todos los componentes tenían experiencias previas.
No, la primera fue Jack Meatbeat & The Underground Society, que venía originalmente del noroeste finlandés. Ellos en el 92 ya tenían 2 vinilos 7″ e incluso habían realizado una visita a España (en El Laboratorio, Madrid). Por el camino, dejaron su pueblo y su mudaron a la capital, Helsinki, donde perdieron a su vocalista original. Yo los había visto ya un par de veces y estuve también en el último show con el tío éste, que se fue caminando directo del escenario hasta fuera del recinto dándole la espalda a todos. Entonces aproveché para ir al backstage y felicitarlos (risas). Pero yo no era cantante aún entonces y fue una gran sorpresa cuando me ofrecieron el trabajo unos meses más tarde, después de probar a otros.

>¿Empezasteis como grupo de versiones?
Con Flaming Sideburns, sí. Amábamos la caja de Nuggets y hacíamos versiones de los Sonics (“Like No Other Man”, “Maintaining My Cool”, “Since I Fell For You”, “Shot Down”, “High Time”, “The Witch”, “The Hustler”), The Wailers (“Out Of Our Tree”, “Dirty Robber”), Richard Berry (“Have Love Will Travel”, “Louie Louie”), Little Richard (“Lucille”, “Bama Lama Bama Loo”), 13th Floor Elevators (“Reverberation”, “You’re Gonna Miss Me”), Roy Orbison (“Born On The Wind”), Del-Vetts (“Last Time Around”), The Troggs (“Evil Woman”), Chocolate Watchband (“Don’t Need Your Lovin’”), Traffic Sounds (“Meshkalina”) e infinitas más… entremezclados con nuestra instrumental “La Bruta”, que tocábamos unas dos o tres veces en el set, siempre que nos servían algún tequila en el escenario, la bebida favorita de la banda en aquellos primeros tiempos.

Desde Finlandia, The Flaming Sideburns, para liderar el décimo Sant Antoni Pop Festival de Betxí.

>En algunos momentos se os llegó a considerar en algunas publicaciones como el siguiente peldaño tras formaciones como Hellacopters o The Hives, pero hacia 2003 pareció pararse el efecto Flaming Sideburns. En realidad, no son muchos los cambios que ha sufrido el grupo. ¿Por qué ese freno?
Pues sí. Los suecos tuvieron mucha más repercusión que nosotros. Los Hives, por ejemplo, eran muy jovencitos cuando los conocimos en el 2000, tenían 16-19 años y les gustaba mucho ver nuestro show, del que sacaban ideas. Ojo, que ya eran muy buenos en aquel entonces, pero niños de pecho en comparación con nosotros. Fuimos considerados “la próxima gran cosa” por mucha gente y más cuando ellos se hicieron famosos (2002) pero a diferencia de ellos, no tuvimos ninguna gran infraestructura atrás nuestro apoyándonos. Hacíamos todas las cosas nosotros mismos. Considero que igual tuvimos mucha suerte en vivir todo eso y que nos fue muy bien de todas formas. Mucha gente no sabe apreciar ese detalle. ¿Crees que si fuésemos millonarios seríamos más felices? Un poco más de paga no estaría mal, pero es por eso que tampoco tocamos ya en cualquier lado. Con familias a cuestas no podemos. Tuvimos muchos amigos, contactos y admiradores que nos ayudaron, como Thee Ultra Bimboos, The Nomads, Hellacopters, el sello danés Bad Afro, Gluecifer, Los Banditos, King Khang, The Sewergrooves, Maggots, Dead Moon, Reverd Horton Heat, Electric Frankestein, Bellrays, a los que les estamos muy agradecidos, pero nos quedamos en nuestra posición y creo que este talle nos quedó a la medida.

>Si a las bandas nórdicas se las tilda de frías, con vosotros ocurre todo lo contrario, no sé si por tu sangre latina.
¡Creo que eso puede tener mucho que ver con el asunto! Pobrecitos ellos mis compañeros, han tenido que convivir con mis locuras y los he entrenado por más de dos décadas con todo esto. Ellos son muy buenos tíos y disfrutan mucho de los países, la gente y la cultura latina, pero aún siguen sin hablar ni comprender nada de lo que les dices en español, excepto palabras sueltas.

>Se os llegó a considerar banda de punk-rock, pero creo que esa definición no os va ni os gusta, e incluso a pesar de vuestros inicios garageros os habéis ido decantando hacia sonidos setenteros y psicodélicos.
Verdaderamente creo que ideológicamente es el género que más se nos acerca, y aún hoy en día. El hazlo tú mismo. Con eso comenzamos todos, los de la formación clásica u original… Pero sí, se nos conoce más por otras cosas, por hacer garage rock o classic rock con incursiones en el español, la psicodelia, el soul, los setentas, los sesentas, lo que tú quieras. De todas formas, para mí sónicamente hablando The Sonics fue tal vez la primera banda punk que existió.

>¿Se puede considerar MC5 el referente clave en vuestros inicios y Hellacopters –con quienes compartisteis grabación- el referente una vez puestos en marcha?
Sí, totalmente. Además Wayne Kramer estuvo de invitado en la banda, así como Hellacopters también versionaron nuestra canción “Ungrounded Confusion”.

>En vuestras giras por España intentas meter en el set-list canciones cantadas, en todo o en parte, en español. Pero ¿cómo son aceptadas en otros países?, ¿hay extrañeza por el idioma o realmente lo que importa es la música?
¡Muy bien! El idioma español es muy apreciado en estas tierras norteñas. Le dicen la lengua del amor… y yo lo utilizo con múltiples propósitos. Pero, sí, mira lo que importa es más la música, como dices tú.

>La situación de la música en España –económicamente- no es demasiado alegre. ¿Cómo está la situación en Finlandia en cuanto a posibilidad de tocar y cobrar decentemente, posibilidad de grabar en sellos serios…?
Tiene sus variaciones. Igual para la gente talentosa hay todavía oportunidades aquí. Tal vez inclusive hasta más que antes aún.

>Bandas finlandesas aconsejables. 
The Mutants, Black Magic Six, White Knuckles Trio, Barbe-Q Barbies, Pertti Kurikan Nimipäïvät! No se me vienen demasiadas a la cabeza. Soy hombre de familia y no salgo mucho a ver conciertos ya.

>Bandas españolas que conozcas.
The Meows, Excitements, Lone Star, Los Kifers, Los Salvajes, Los Bravos, Adam Grup.

>¿Qué referencias tienes del Sant Antoni Pop Festival?
Ninguna.

>¿Sabes que es un festival montado, con mucho esfuerzo, por un grupo de amigos, que empieza por la mañana y se acaba a las tantas de la noche, tras almorzar, cenar…. Es decir, una fiesta continua durante todo un largo día?
Pues me alegro muchísimo. ¡Así es como debe ser! ¡Como en los viejos buenos tiempos!

>Seguro que contribuís de manera muy animada a la fiesta.
¡Os lo puedo asegurar!

>¿Proyecto a la vista de The Flaming Sideburns o por tu cuenta?
Flaming Sideburns grabaremos album entero de una sesión, algún día… Y hemos hablado de hacer una gira española para el 2016 con El Beasto Tours.

>Llevamos unos cuantos años sin tener novedades de estudio vuestras. Lo último es En Español, vol. 3, publicado por El Beasto, que en realidad contiene dos versiones de Radio Birdman y Vox Dei. Pero ya se remonta a 2010. Y si buscamos un LP vuestro hay que retroceder a 2007 y encontrar Keys to the highway. ¿Qué pasa con The Flaming Sideburns? ¿Por qué no hay más novedades?
Quiero creer que estamos recién ahora saliendo, como banda, de un laberinto muy dificultoso, que nos tramó el negocio de la música o nosotros mismos, ya no lo sé. Tuvimos dificultades extramusicales tanto a nivel interno como externo, cosas que arrastramos a lo largo de toda nuestra carrera y que llegado el momento hubo que afrontar. Pero eso fue tanto para nosotros como para cantidad de otros grupos de nuestra época que, digamos, ya están sepultados. Pese a haber estado públicamente por muchos años ya en silencio, esta banda ha seguido su propio camino y ha dado bolos todos los años. Digamos simplemente que lo hacemos hoy en día cuando se nos antoja. Siempre que pensemos que es por un buen motivo, o para armar una muy buena fiesta! El Beasto editó también un segundo LP compilado Back 2 The Grave (2008), únicamente en vinilo, con rarezas e inéditos. Para este año ya están planificados dos 7″ que saldrán con Lonestar en Alemania y Chaputa Rcds en Portugal.

>Esta sequía contrasta con la continua productividad que mantuvisteis entre 1997 y 2003, incluso extendiéndolo hasta 2007. ¿A qué se debía tanto lanzamiento discográfico, teniendo en cuenta además que ibais de gira en gira? ¿Era un momento álgido del rock escandinavo y teníais más oportunidades?
Pues sí, hubo mucha más demanda en esa primera época y cantidad de sellos independientes nos obligaron a ser más productivos. Pero eso a su vez también nos consumió más adelante. Nunca nos quisieron pagar las sesiones de estudio y por eso como que tampoco tuvimos ningún apuro con aquellas ediciones nosotros mismos. Pero en un momento sí, se nos amontonó todo. Para darte una idea de lo que fue económicamente el proceso, con sólo el álbum Sky Pilots (2003), perdimos en ese entonces más de 35.000 euros, o sea que además de perder todos nuestros ahorros con los shows hasta ese entonces, nos quedamos endeudados por mucho tiempo más. Encima se editó en Norteamérica ilegalmente y jamás vimos ni un solo centavo de todo eso. Sigue siendo un gran álbum hasta hoy en día, pero no es algo que queramos repetir. Keys To The Highway, en mi opinión fue hecho ya directamente por compromiso, como para saldar únicamente las cuentas con nuestros fieles seguidores. La compañía nos pagó los gastos de estudio, sí. Pero nada más, no vendimos nada para ellos. Tampoco me arrepiento de aquel álbum hoy en día, pero todavía recuerdo lo mal que fue recibido por la crítica en Finlandia. Esas cosas te quitan el apetito de seguir trabajando al ritmo que te imponen los demás. A nosotros nos cuesta mucho esfuerzo terminar un álbum con los standards que tienen las compañías discográficas. Hoy en día somos libres, digamos, y a su vez hemos aprendido a disfrutar de nuestra libertad. Hemos hecho material creo que para un álbum doble ya, pero ahora es únicamente para el placer de nosotros mismos, y hasta el momento no hemos querido ofrecerlo a nadie. Tampoco está 100% terminado. Tal vez salga a la luz así… o de alguna otra forma. Pero esa cuestión todavía no nos preocupa en absoluto.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,