Música >> Festivales, Portada

Arenal Sound. Sánchez condujo con habilidad un autobús electrificado pero con poco pasaje

Sánchez ha sido el representante de la música castellonense en la sexta edición del Arenal Sound de Burriana. El proyecto liderado por el compositor vila-realense Fèlix Gimeno junto al Grup d’Autoajuda protagonizó sobre el escenario del Red Bull Tour Bus un concierto bien preparado, muy eléctrico en comparación a los originales en su disco de debut... pero ante muy poco público (la hora tampoco ayudó). Sopesando pros y contras el balance de Sánchez apunta a una experiencia “muy positiva, divertida y enriquecedora”.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , ,

Sánchez & Grup d'Autoajuda (de izquierda a derecha): Víctor Pesudo, Toni Falomir, Fèlix Gimeno, Vicente Ordóñez y Luis M. Cháfer. Foto: Ángel Sánchez (ACF Fotografía).

El paso de Sánchez por la sexta edición del Arenal Sound resultó muy familiar, quizás en exceso. Apenas medio centenar de personas se dieron cita ante el Red Bull Tour Bus para presenciar la única actuación de un grupo castellonense de este año. La mayoría de los pocos asistentes eran de Vila-real, por lo que el proyecto de Fèlix Gimeno no pudo ganar nuevos adeptos. Acompañado, como siempre, por el Grup d’Autoajuda (el guitarrista Vicente Ordóñez, el teclista Luis M. Cháfer, el bajista Toni Falomir y el batería Víctor Pesudo), ofreció un concierto bien trabajado, más eléctrico que lo escuchado en su disco de debut.

Desde esa canción atmosférica y coral que es “Florianápolis”, Sánchez comenzó su ruta por el mapamundi musical repleto de sentimientos personales que expone su disco de debut. La diferencia es que mientras los teclados de Luis M. Cháfer ofrecían acomodos sónicos, la guitarra de Sánchez apuntaba a in crescendos rítmicos que la de Vicente Ordóñez remataba con explosiones ruidistas por momentos. “Amberes”, “Berlín”, con un efecto de cuerdas mucho más sonoro que en el disco, su declaración de sentirse perdido en "Madrid"… una ruta musical bien trazada, que al pasar por “Monterrey” sufrió un sorprendente acelerón final por su rotundidad. Como penúltima parada llegó “París”, el tema mejor recibido entre los asistentes. Una ejecución que poco tuvo que ver con la del CD. El acento funky se endureció, perdiendo por completo la suavidad que transmite en estudio. Muy eléctrica, como casi todo el repertorio. Final en “Albacete”. Tal vez por la rotundidad de “París” hubiese supuesto una conclusión más efectiva, pero Fèlix y el Grup d’Autoajuda optaron por repetir el cierre del disco. Y lo hizo siguiendo la directriz general de todo su directo: de la suave atmósfera al chispazo eléctrico.

Por asistencia, casi se podría decir que la actuación de Sánchez fue un ensayo para amigos. Por resolución, se puede afirmar que se tomaron muy en serio esta cita, en un espacio reducido al tratarse de la parte superior del autobús. Músicos experimentados de la escena castellonense que gustan de desenvolverse por caminos arriesgados, alejados de las resoluciones más previsibles, pero con el suficiente gancho melódico para resultar abordables.

El vila-realense Fèlix Gimeno/Sánchez. Foto: Ángel Sánchez (ACF Fotografía).

¿Y CÓMO SE VIVIÓ DESDE EL ESCENARIO? FÈLIX GIMENO/SÁNCHEZ RESPONDE

“Fue una experiencia muy positiva para nosotros. El escenario es difícil, pero una vez asumido este punto, disfrutamos mucho desde arriba. Independientemente de la cantidad de gente o del espacio que teníamos para tocar, fue muy divertido y enriquecedor”.

“Aunque nos dieron la oportunidad de hacer prueba de sonido, por las horas preferimos ir directamente al concierto. Hicimos un chequeo de líneas y a tocar. No llevábamos técnico propio, pero quienes se hicieron cargo del sonido nos trataron muy bien”.

“Ajustamos la manera de interpretar los temas al lugar donde actuamos. Cada escenario te permite una serie de características: algunos invitan a ser más sutiles con los arreglos y otros agradecen un poco de carga eléctrica. Tenemos muy trabajado el set e intentamos ajustarlo a las circunstancias”.

“En la entrada tuvimos algo de lío con las pulseras y los accesos, pero desde la organización se solucionó rápidamente. El resto fue todo bien. Lo que espero que no sea una anécdota es que podamos seguir viendo a grupos de Castellón tocar en los festivales más importantes de nuestro territorio”.

“Voy a estar todos los días en el festival, como espectador y desarrollando el trabajo que realizo desde hace unos años, dentro del equipo de comunicación e imagen”.

“Tengo ganas de ver a El Último Vecino y también a Nacho Vegas. Aunque la verdad es que acabo viendo muchos conciertos. Si te gusta la música, todos los grupos te aportan cosas. A mí me encanta la música y puedo disfrutar de cualquier estilo”.

Lo único que falló en el concierto fue la cantidad de público. Foto: Ángel Sánchez (ACF).

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,