Teatro y danza

Ana Fernández: "No me cuesta encontrar a Lady Chatterley, una mujer muy inteligente que fascina"

Ana Fernández saltó a la fama con la película ‘Solas’ (1999). El personaje de María le dio un Goya y desde entonces no ha parado de acumular títulos en pantalla. En el teatro se atreve ahora a lucir ‘El lunar de Lady Chatterley’, un personaje que le resulta “fascinante”, según comenta a Nomepierdoniuna. El viernes 17 de noviembre le dará vida en el Paranimf de la UJI, dentro del Reclam.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ana Fernández, en 'El lunar de Lady Chatterley'. Foto: Lau Ortega.

Donde David Herbert Lawrence puso el punto y final a su célebre y rompedora novela en su momento El amante de Lady Chatterley empieza el relato del dramaturgo Roberto Santiago (guionista de la cinematográfica El penalti más largo del mundo, entre otros muchos títulos), quien sitúa a Constance ante un tribunal para defenderse y al mismo tiempo defender la condición femenina y su lucha por la emancipación en un periodo (primeras décadas del siglo XX) con todo por conseguir a nivel legislativo. Con la dirección del actor internacional Antonio Gil (Chocolat, Quantum of solace), todo el peso interpretativo recae en la actriz sevillana Ana Fernández, protagonista de una larga carrera en cine y televisión que prácticamente arrancó con Solas, de Benito Zambrano, que le valió un Premio Goya por su labor. En una semana con poco tiempo libre y viaje incluido, la intérprete de El lunar de Lady Chatterley  (estrenada este mismo año) atiende un cuestionario remitido por Nomepierdoniuna antes de emprender el siguiente desplazamiento, esta vez a Castellón, donde el viernes 17 de noviembre le dará vida en el escenario del Paranimf de la UJI dentro de la tercera semana de la Mostra de Teatre Reclam. Será a las 20:00, con entrada a 12 euros (10, tarifa reducida).

>¿Qué te atrajo especialmente de Lady Chatterley para enfrentarte al reto de plantarte sola ante el peligro escénico?
Este proyecto empezó como una lectura dramatizada por encargo de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander. A partir de ahí comenzó una historia de seducción. Constance (Lady Chatterley) me fue seduciendo y me animó a enfrentarme a eso que llamas "peligro escénico", aunque para mí es más un vértigo, atrayente también.

>Una sola actriz, escenario minimalista… Toda la atención recae en ti. No hay apoyo.
En realidad eso forma parte del vértigo que te decía antes, pero no estoy sola. Esa escenografía, la atmósfera sonora, bellísima para mí, la iluminación y el público forman parte de la obra. Al público tengo que ganármelo pero siento que está ahí, conmigo. Creo que se entenderá mejor viendo la función. Además en toda obra con un solo intérprete se encuentra el apoyo fundamental en el personaje que está siempre contigo.

>¿Cuánto tiempo le cuesta a Ana Fernández convertirse en Constance el día de función? ¿La tiene interiorizada y le resulta fácil encontrarla para que fluya?
No me cuesta mucho encontrarla cada día. Durante los ensayos sí fue complejo. Es una mujer muy rápida, muy inteligente (mucho más que yo) y eso hace que te fascine aún más. Pero cada día es una ventura enfrentarse a este reto ante el público para no defraudarles, ni a Constance ni al público, que es el que manda.

>Una obra muy femenina que pone en valor el papel de las mujeres. ¿Queda mucho por recorrer, ya no socialmente (que sí), sino dentro del mundo de la interpretación para situarse al nivel de valoración de los hombres?
Esta cuestión es de una evidencia que sorprende que no se haya resuelto o avanzado hace mucho tiempo. Este es una de los temas centrales de la obra de Roberto Santiago. Constance Chatterley se enfrenta a un mundo de hombres en el año 1932. Te puedes figurar cómo es el entorno social. Hemos avanzado desde el punto de vista legal, pero no tanto desde el social. Lady Chatterley, desde su posición, hace una defensa de la mujer, pero básicamente desde el punto de vista de un ser humano que defiende su derecho a tener sus deseos y su elección vital.

“Lady Chatterley hace una defensa de un ser humano a tener sus deseos y su elección vital”

Por otra parte, lo que dices del ámbito del teatro y del espectáculo en general, en este momento el debate está abierto en muy diferentes frentes. Por un lado está la igualdad en el trabajo que hay que conseguir, pero también la presencia de personajes femeninos. Es curioso que en la series americanas y europeas los personajes femeninos, las guionistas, las directoras estén cada vez más presentes. Lo que no es raro cuando la gran mayoría de espectadores de espectáculos son mujeres. Así de sencillo, aunque resolverlo es más complicado.

>Tienes una muy larga carrera en el cine y la televisión, dobladora, pero poca en el teatro, donde las críticas que he leído hablan muy bien de tu trabajo. ¿Por qué no te prodigas más en las tablas?
Sí, durante años estuve dedicada principalmente al cine y la televisión, con incursiones en el teatro, y ahora aquí estoy y sí, espero seguir porque es muy gratificante y muy enriquecedor. Esperemos que surjan buenos proyectos.

>Sigues trabajado en cortos con cierta frecuencia. ¿Te atrae esta manera de transmitir en pocos minutos?
El cine en cualquiera de sus formas me atrae mucho. Además los y las cortometrajistas suelen utilizar el corto como forma de aprendizaje y de curtirse, y en eso me parece que cualquier apoyo es bueno. Además, como dices, es una forma de narrar, de contar historia muy eficaz sobre todo por la necesidad de condensar, de sintetizar, que creo que es un magnífico ejercicio.

>¿Qué significa para una actriz que acaba de iniciar su carrera ganar un Goya en su primer papel protagonista? ¿Cómo le cambia la vida?
En ese momento la ilusión fue enorme y además me dio pie a trabajar en el cine y eso es impagable.

>Con los años, ¿es Solas el trabajo que sitúas como el primero en tu listado de preferidos?
Trabajar en Solas fue y seguirá siendo algo muy importante por el proceso de trabajo y por el resultado, pero también he hecho trabajos que me han gustado y enriquecido mucho. Tengo muchos personajes de cine que siguen en la lista de mis preferidos. Pero sí hay uno de especial vigencia y al que tengo gran cariño. Es La Mari, de una miniserie de televisión de cuatro capítulos. El crecimiento y la vitalidad de ese personaje con su ternura  e inteligencia me cautivaron y me conmueven.

>Además de aquella ópera prima de Benito Zambrano, el listado de directores con los que has trabajado impresiona: José Luis Garci, Jorge Perugorría, Fele Martínez, el actor Federico Luppi, Pedro Almodóvar, Fernando Fernán Gómez… ¿Alguien que te haga especial ilusión y con el que no hayas trabajado todavía?
Pues claro, muchos y muchas. Me permito completar tu lista en la que no aparecen algunas directoras con las que me ha sido muy satisfactorio trabajar, como Patricia Ferreira o Laura Mañá.

  1. Pingback: Ana Fernández gana con suficiencia en el juego de palabras de 'El lunar de Lady Chatterley' | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,