Arte, Fotografía >> Entrada libre, Portada

Un día en Marte

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo Marte celebra su segunda edición del 10 al 13 de septiembre en el Palau de la Festa de Castellón. El pistoletazo de salida se da el jueves 10 por la mañana, con galerías, artistas y público ya preparados. Paseamos por este laberinto marciano del arte contemporáneo, que además este año cuenta con mayor número de stands y artistas implicados. Sin olvidar la otra cara de Marte, la del arte vivo con la inquietante performance de Abel Azcona. Un aperitivo de lo que pasará los próximos días.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo Marte convierte el Palau de la Festa en un laberinto. Foto: Ángel Sánchez (ACF).

Los últimos retoques al stand y artistas y galeristas ya sentados en sus mesas, algunos se acercan, curiosos, a las muestras de sus compañeros; incluso el espacio de MIAU Fanzara, amueblado como una casa tradicional, traslada el arte urbano al interior de la feria con una obra creada a tiempo real y que, una vez acabada, permanecerá durante los próximos días. Las 12.00 del jueves 10 de septiembre, y el Palau de la Festa de Castellón se prepara para abrir sus puertas a la segunda edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo Marte, que permanecerá activa hasta el 13 de septiembre con entrada libre.

Vuelve el laberinto del arte contemporáneo a Castellón, ese lugar que permite que artistas y galeristas se encuentren con el público, con todo tipo de público. Esta edición, que ha cambiado su estructura, haciendo así más intuitivo el recorrido por la feria, aterriza con mayor número de galerías y artistas implicados. Marte crece a ritmo de esculturas, ilustraciones, pinturas, fotografías e incluso, como novedad en esta edición, cerámica, con la galería Biarritzikitsch de Irún.

MIAU Fanzara representando el arte urbano. Foto: Ángel Sánchez (ACF).

Un enorme rostro gobierna la entrada a Marte, dando la bienvenida a todos sus visitantes. Cómo construir tu propia Dama de Elche, la visión de Calígula disfrazado de una grotesca Venus (referencia de la obra Calígula) o el espacio de los Artistas Marcianos, con Ignacio Beltrán y sus llamativas “Orlas apartheid” entre otros artistas, son las primeras piezas con las que el público se topa. ¿El siguiente paso? Recorrer los caminos de Marte descubriendo qué esconde cada uno. Como las exposiciones “Déame volar” y “Raíces aladas” de David Catalá (Arte a un Click, de Palma de Mallorca), la colorista exposición del premio Naranjas con Arte a la producción artística en Castellón, Arturo Doñate, las interesantes propuestas de la galería Otra Cosa (Sevilla) o los retratos de artistas rock como The Clash, David Bowie o Pussy Riot de Juan Fernández Álava, puede ser un recorrido. Y es que Marte lo ha vuelto a hacer: variedad en formato y técnica hacen que cada cual encuentre su sitio.

Castellón también está representada por el Aula Nómada, la telaraña del Elixir Creativo, la fotografía y el vídeo arte con Hàbitat Artístic (con parte de la propuesta que se pudo ver en la pasada edición de la Nit de l’Art) y la ilustración con las obras de Celeste Ciaforne, Sara Bellés, Anna Grimal y Guillermo Berman de la mano de Thelab. Mientras, el espacio de la revista Jot Down -que recientemente se ha asociado al diario El País- gobernado por las ilustraciones en madera y prints de la popular artista vila-realense Paula Bonet.

Las ilustraciones de Paula Bonet, protagonistas en Marte de la mano de Jot Down. Foto: Ángel Sánchez (ACF).

También hay arte vivo en Marte. Las performances continúan ocupando un lugar destacado dentro del programa de la feria. En este caso el protagonista de la primera jornada es el artista Abel Azcona; con algunas de sus obras (“Feed me”, “Reminiscence”) expuestas en el interior de la feria, en donde se le puede encontrar pidiendo para un Chanel junto a las artistas Yolanda Domínguez y Laura Carrascosa.

Inquietante y desconcertante. Íntima y emotiva. Abel Azcona, al que ya se le había podido ver por la feria, camina descalzo y vestido completamente de negro por la explanada del Palau de la Festa y alrededores. Se para entre la gente, que le espera. Sube al escenario con unos papeles. Empieza el “Exp. Nº09812”. Azcona se planta de cara al público, al que mira fijamente, y empieza a leer el expediente. Y así, entre la frialdad de esas palabras mecánicas y de jerga administrativa, se relata su infancia; madre prostituta, padre drogadicto, de casa en casa (de bar en bar y de prostíbulo en prostíbulo), entornos en los que nunca debería encontrarse a un niño, servicios sociales, un costoso intento de adopción por una familia de acogida e incluso abusos sexuales.

Abel Azcona, junto a una de sus obras en el stand. Foto: Ángel Sánchez (ACF).

Un proceso largo que viste una dura infancia. Azcona termina de leer el “Exp. Nº09812”, su expediente (que deja sobre el escenario). Termina y baja de la plataforma, abandona la explanada y camina por los alrededores entre lágrimas hasta que Enrique Bocángelus, director de Marte, se acerca a él y se funden en un abrazo. La gente, mientras, lee el expediente, tal vez intentando entender por qué un niño tiene que pasar por algo así o simplemente agradeciéndole que sea capaz de exponerlo de esa forma. Marte se queda en silencio, y eso que sólo es el primer día.

Pieza expuesta en Marte. Foto: Ángel Sánchez (ACF).


  1. Gracias por tu foto soy el autor de la obra, aunque a quedado un poco deformada, no se si era esa tu intención, podías haber puesto el nombre del autor, como as hecho en las demás. Gracias un saludo!!

Responder a Samuel Bayarri Cancelar la respuesta

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,