Música >> Portada

The Fuzztones y The Cynics, garage con historia para el Sant Antoni Pop de Betxí 2020

The Fuzztones y The Cynics. Dos nombres que sobresalen en la edición de 2020 del Sant Antoni Pop. Mucha historia en sus guitarras, tanta que allá en los 80 del pasado siglo fueron baluartes del revival del garage rock. El sábado 25 de enero estarán en Betxí, junto a Les Lullies, The Midnight Kings, Llobarros, Culebra, Hiroshima y el dj Toni Valer-Oh.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

The Fuzztones, con su eterno líder Rudi Protrudi (en el centro).

El Sant Antoni Pop aspira cada año a tener en su cartel un importante nombre del garage rock internacional. Pero es que en 2020 no va a tener uno, sino dos: The Fuzztones y The Cynics. Dos nombres con historia. Dos baluartes en los que se cimentó el revival vivido a inicios de los 80 en Estados Unidos, cuando grupos de jóvenes recuperaron el espíritu exhibido dos décadas atrás por precursores como los reverenciados The Sonics o The Seeds. Un pico de cartel apetecible para cualquier festival de este estilo. Y será en Betxí donde se reúnan para el sábado 25 de enero inaugurar el año 2020 de festivales en las comarcas de Castelló. Tal vez por una cuestión estratégica se ha ubicado a The Cynics en la franja de tarde y a The Fuzztones en la nocturna (distribuyendo en dos franjas horarias los principales reclamos de esta 14ª edición). Porque el Sant Antoni Pop va por franjas. Hace un alto para comer paella y otro para cenar, completando una maratoniana jornada en la que acaba involucrada buena parte de la población de Betxí y de los alrededores (gusten o no del garage... la cuestión es pasarlo bien). Son parte de sus señas de identidad, tanto como los incumplimientos de horarios, de manera que la sesión matutina ya se anuncia directamente como "no comenzará antes de las 12:00"... porque ¿para qué apuntar una hora fija si no se va a cumplir?

The Midnight Kings y Les Lullies completarán el horario nocturno en el Saló 1964, que empezará sobre las 23:30 -tras la cena en el conectado salón Brisamar- y se acabará cuando los músicos lo decidan, como ocurre desde siempre en uno de los festivales más desmadrados en territorio CS. Un rato antes (allá a las 19:00), en ese mismo Saló 1964, además de sonar The Cynics, lo harán Llobarros. La novedad de esta edición que a las 16:30 se podrá disfrutar de una sesión pinchada por la Dj María Fuzzpills en el Pub Ohana. La mañana tendrá lugar en el pub Monkey (después del almuerzo de los organizadores, Los Altragos y amigos), con los castellonenses Culebra e Hiroshima, con acceso gratuito.

De las sesiones pinchadas entre un grupo y el siguiente se encargarán los habituales Dj Mysterian y Dj Surfrocker, con coda del benicense Toni Valer-Oh, quien una vez Les Lullies hayan soltado su último riff prolongará la madrugada con su selección de garage, r&b, beat, psicodelia...

Si The Sonics han pasado a la historia como leyendas del rock garagero de los 60, The Fuzztones lo han hecho como líderes de esa nueva ola que bandas que en los 80 recuperaron ese gusto por el sonido sucio y primitivo del rock que exhalaba sudor en los garitos dos décadas atrás. Sant Antoni Pop se apunta el tanto de traerse a Betxí a la banda liderada por Rudi Protrudi en 2020. Es el año en que el grupo que derribó críticas y prejuicios a base de tocar y tocar en el mítico CBGB de Nueva York cumple sus 40 años, una efeméride que celebrará con un nuevo disco -algo que no ocurría desde 2011 con Preaching for the perverted- y un libro.

Aunque nunca ha interrumpido su trayectoria, el único miembro original es el cantante, guitarrista y armonicista Rudi Protrudi, que siempre ha cargado en sus maletas a The Fuzztones en sus cambios de residencia. Así lo hizo cuando se trasladó a Los Ángeles a mediados de los 80 y a Berlín, donde reside en la actualidad, lo que encaja con el hecho de que la banda tenga mayor éxito en Europa que en América. Sus giras, con pasos por el Four Seasons de Castelló, así lo atestiguan. Sus principales referencias siguen siendo las primeras, como el single "Bad news travel fast" (1984), en cuya cara B figuraba el clásico de los Sonics "Strychnine", y el Lp Lysergic emanations (1985), cuyo contenido estaba formado en gran parte por versiones y que hoy en día está considerado como un disco de culto.

Desde Pittsburgh, The Cynics compartió ese importante papel de revitalizador del garage rock, en compañía de The Fuzztones y The Chesterfield Kings. Pero a diferencia de los Fuzz, la trayectoria del grupo comandado por el guitarrista Gregg Kostelich y el cantante Michael Kastelic no ha sido continua desde su formación en 1983. En 1994 abrió un paréntesis que cerró en 2002 para iniciar una segunda etapa que se prolonga hasta hoy. Su actividad se centra en los directos, donde repasa temas de discos que le proporcionaron fama -Rock'n'roll (1989), principalmente-, ya que en estudio no ofrece novedades desde la aparición en 2011 de Spinning wheel motel. Y al igual que sus compañeros de oleada, y de cartel en Betxí, su éxito es mayor en Europa que en su país, por lo que la ruta española es habitual cada vez que sale a la carretera para preguntar "Baby, what's wrong", con ese fuzz tan definitorio.

La actuación, allá a las tantas de la noche, de los franceses Les Grys-Grys en 2016 es una de las más recordadas en la historia del Sant Antoni Pop por su intensidad (y por el techo que rompieron). Una parte del grupo de Montpellier regresa ahora con su otro proyecto, Les Lullies (curiosamente, la última banda que pasó por la sala Veneno Stereo de Castelló). Aunque es un grupo de corta vida -nacido en 2016- acumula ya dos discos, entre los cuelan referentes confesos, como Radio Birdman, Buzzcocks y The Boys.. Su nombre ya ha formado parte de algunos de los festivales europeos más importantes del estilo.

Y la cuenta de bandas internacionales asciende a cuatro con los italianos The Midnight Kings, también ahijados de The Sonics, pero también de Little Richard. En 2019 han publicado Midnight fever, el disco que toma el relevo de la carta de presentación Band of thousand dances (2016), que ya les trajo a la vecina Valencia. Dos álbumes en los que conjugan el rhythm'n'blues con el grasiento garage y que aseguran sudor encima y debajo del escenario.

La tarde se pondrá en marcha con Llobarros, un nombre que conduce mentalmente a Valencia, y si se refiere a una banda, hasta el barrio de Benimaclet. Integrado en un sello especializado como Sweet Grooves Records -acoge también a Los Altragos-, el trío se encarga de hacer bailar al personal a través de temas instrumentales de ritmos surf y tan exóticos como sus gorros, con una dosis de garage punk envuelto en unos aires sesenteros. Los cuatro temas incluidos en el Ep Exótica & fuzz (2019) resumen su particular mundo sin voces, liderado por el guitarrista y pianista Pep Ahuir.

La mañana no será estrictamente garagera. Porque Culebra, desde La Plana Baixa, se dedica a facturar un rock'n'roll high energy. No es un grupo que se prodigue mucho en los escenarios, tal vez porque sus componentes forman parte de otros proyectos, como Friedrich o Humanimal, y a que en 2016 volvió a empezar con nuevos integrantes.

Hiroshima se adhiere al formato cada vez más de moda de dúo de batería y guitarra, en este caso con pedal fuzz. Acaba de cumplir los tres años de existencia y para sus dos Eps se han puesto en manos de dos nombres de prestigio en el género como Mike Mariconda y Marc Tena

EL SANT ANTONI POP 2020 POR FRANJAS

Matinal

  • Pub Monkey: Culebra (no antes de las 12:00) + Hiroshima. Gratis.

Tarde

  • Pub Ohana: Dj Fuzzpills (16:30).
  • Saló 1964: Llobarros (19:00) + The Cynics.
Cena
  • Terraza Brisamar. Cena con músicos (21:30).
Noche
  • Saló 1964: The Midnight Kings (23:30) + The Fuzztones + Les Lullies + Toni Valer-Oh + Dj Mysterian & Capitán Surfrocker.

 

  • Entrada para todos los conciertos: 15 euros (anticipada) y 20 euros (taquilla).
  • Bus desde el Hotel Vila-real Marina Azul (ida y vuelta) + entrada: 25 euros.
  • Cena: 25 euros.
  • Habitaciones a precio especial en Hotel Vila-real Marina Azul: 40 euros (doble) y 60 euros (triple).

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,