El FIB 2020, como si fuera el primero

25.000 personas arramblan con la mitad de los abonos del aforo máximo del Festival Internacional de Benicàssim en sólo 3 horas mientras su público clásico lamenta el viraje del cartel. La nueva dirección replica una fórmula similar a la del Arenal Sound para lograr que el de 2020 sea el primer FIB para un montón de público.

¿Este FIB prefiere a Katy B sobre Cat Power?

Mientras Manic Street Preachers y Cat Power ofrecían los mejores conciertos del sábado en un escenario secundario del FIB 2014, el principal se llenaba de música con exceso de calorías y aditivos. El concierto de Katy B en el Maravillas ilustró casi por sí mismo el cariz que ha tomado una de las líneas de programación del festival en su 20º aniversario, mientras Lily Allen se desquitó de sus dos anteriores cancelaciones y The Libertines no llegaron a sacar todo el potencial de sus canciones. Ingrosso y Exemple la liaron en el apartado de electrónica y música urbana. Los de aquí, desde Triángulo de Amor Bizarro hasta Jero Romero y pasando por Tachenko, rayaron a gran altura. Incluyendo a Skizophonic, pletóricos.

Guía del FIB 2014: 20 años de festival en Benicàssim

El Festival Internacional de Benicàssim alcanza su 20º aniversario con un cartel espejo de su público, británico en más de un 60%, y lastrado por los graves problemas económicos de 2013. Quizás no esté a la altura de su majestuosa historia, mezcla dudosa de bandas que le vieron nacer y crecer (The Charlatans, Manic Street Preachers, James, Paul Weller), otras que llegan en su punto pero entre las que se esperaban más grandes nombres (Tame Impala, Kasabian, Paolo Nutini), un toque urbano (Tinie Tempah, M.I.A.), la electrónica más comercial (Ingrosso) y underground (Chase & Status), artistas de la edad del festival (Jake Bugg, Tom Odell), buenos grupos de aquí (TAB, Jero Romero, Manel, GAF, Maronda), novísimos británicos y madrileños de gran interés y el sueño hecho realidad de los benicenses Skizophonic. También algo de relleno, echando de menos las extramusicales que tanta personalidad le daban. Pero el FIB es mucho FIB. En cualquier momento puede saltar la chispa.