Teatro y danza >> Portada

‘Somni d’una nit d’estiu’ de Núria Vizcarro. Encuentro de Shakespeare con la mitología de Castellón

La dramaturga, directora teatral y actriz castellonense Núria Vizcarro explica a Nomepierdoniuna el proceso de creación de la versión que prepara en la actualidad junto al mexicano Juan Carrillo de la clásica shakesperiana 'Somni d'una nit d'estiu'. Una adaptación que mira hacia la mitología de Castellón y que se ensayará en diversos espacios ante público no vinculado con el teatro antes de su estreno en mayo.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Núria Vizcarro y Juan Carrillo, durante las pruebas actorales realizadas en el Auditori de Castellón. Foto: Carme Ripollès.

Quienes gustan de la literatura conocen a buen seguro Somni d’una nit d’estiu, comedia protagonizada por humanos, duendes y hadas escrita por William Shakespeare a finales del siglo XVI. Un clásico que traspasa el ámbito de la escritura, ya que ha tenido su traslación al teatro, al cine -con varias versiones más o menos fidedignas al original- e incluso a la música, a través de las piezas musicales escritas por Felix Mendelssohn o de la ópera de Benjamin Britten. Pero lo que resulta nuevo es la adaptación castellonera que se presentará en el mes de mayo en el Teatre Principal y en la que está trabajando en la actualidad la dramaturga, directora y actriz Núria Vizcarro, de la compañía La Ravalera, ya con el equipo actoral elegido tras el correspondiente casting. Una preparación que, como llamativa novedad, incluirá el ensayo de números de la obra en diferentes espacios de Castellón, ante públicos no necesariamente vinculados con el mundo teatral.

En plena preparación de este estreno, y con muchos frentes aún por cerrar, Núria Vizcarro desmenuza para Nomepierdoniuna el proceso de creación de esta producción, en la que trabaja junto al autor mexicano Juan Carrillo, su inspirador a través de la adaptación especial que realizó del Macbeth shakesperiano, ubicándolo en el México revolucionario de 1910 y titulándolo Mendoza. Una aventura teatral que cuenta con el respaldo de Roberto García, director adjunto de Artes Escénicas del Institut Valencià de Cultura (IVC).

Juan Carrillo y Núria Vizcarro trabajan con un océano de distancia, salvo su encuentro navideño en Castellón. Foto: Carme Ripollès.

Origen del proyecto

Vi Mendoza a finales de mayo de 2018 en el Teatre del Raval de Castellón dentro de la programación de la Tercera Semana y ahí conocí a los miembros de la compañía mexicana Los Colochos, quienes en julio dirigieron un curso de creación en Madrid, donde estaba Juan Carrillo, y al que asistí. Me sorprendió su manera de trabajar, al tiempo que establecí una conexión de ideas con él; hablábamos el mismo lenguaje. Juan no inventa nada que no hayas visto antes, pero lo hace de un modo muy especial. Al regresar del curso se lo expliqué a Roberto García, quien ya me había comentado la posibilidad de realizar algo especial en Castellón, sin tener claro el qué. Junto con Roberto empezamos a pensar cómo se podría hacer, plazos… Se lo propuse a Juan, quien, milagrosamente, tenía tres meses libres, y me dijo que “sí”. Hemos estado todo el verano hablando a tres bandas sobre este proyecto para el que, tras barajar diversas opciones, nos decidimos por Somni d’una nit d’estiu.

Una mirada exterior al mundo castellonense

Algo que nos ha atraído es contar con la mirada de alguien ajeno a Castellón, como la del mexicano Juan Carrillo, e incluirle en unas costumbres y mitología que le son ajenas. Porque uno de los propósitos, al igual que hacemos en La Ravalera o hace Juan en Mendoza, es que desde lo más local podemos llegar a lo universal. Por ejemplo, La Ravalera, en Instruccions per a no tenir por si ve La Pastora, toma un personaje de un pueblo perdido para hablar de cosas que son universales.

¿Por qué la elección de Somni d’una nit d’estiu?

Estuvimos barajando varias opciones, desde un texto mío a trabajar el Macbeth que ya había hecho Juan. Teníamos claro que queríamos hacer algo que tuviese que ver con el contexto local, y veíamos que el Somni tiene ese vínculo con las leyendas de Castellón: seres mágicos, naturaleza, al mismo tiempo que las pasiones y el amor. Yo me encargaría de realizar un trabajo de búsqueda de los seres mágicos y leyendas castellonenses y valencianos, a los que añadiría otros inventados. Además, se desarrolla en una noche tan especial como la Noche de San Juan, en la que se mezcla lo real con lo fantástico. A esa noche, por ejemplo, están vinculadas les dones d’aigua, que en realidad tienen que ver con las hadas.

Trabajo de búsqueda de fuentes locales

La obra escrita por Shakespeare cuenta lo ocurrido a raíz de la boda de Teseo, duque de Atenas, e Hipólita, reina de las amazonas. Me he imaginado qué podría ocurrir si ese matrimonio hubiese tenido lugar en Castellón. Por ese motivo he buscado momentos en la historia de aquí que hayan sido importantes, momentos de ruptura, por lo que he consultado con sabios de Castellón, he consultado textos…. Y había que decidir en qué momento de la historia de Castellón situarla. En eso estoy precisamente ahora. Creo que lo tengo claro, pero no me atrevo a decirlo aún. El objetivo es pellizcar de varias leyendas pero sin que se llegue a reconocer una en especial. No habrá una traslación directa entre personajes de leyenda y los que aparecerán en la obra, no se podrán identificar por sus características conocidas. Ahora estoy en plena lluvia de ideas.

¿Cómo se trabaja separados por un océano?

Juan está en México, así que vamos contactando a ratos, puesto que la diferencia horaria hace que podamos coincidir en directo muy poco tiempo. El único tiempo en el que hemos trabajado juntos en un mismo espacio ha sido en Navidad, cuando él vino a Castellón y realizamos el casting actoral. Le voy enviando textos, canciones…, pero no es fácil, porque le has de explicar una serie de cosas a alguien que desconoce el mundo de Castellón para que entienda quiénes y cómo somos. Es un trabajo muy curioso, porque le he de explicar qué es una rondalla, y entonces le hablo de mariachis para que me entienda. Y, además, es una obra en valenciano… y él no entiende el valenciano. Es decir, le he de trasladar cosas que van más allá del texto en sí. Pero no es algo nuevo para él, ya que acaba de trabajar en una obra basada en Romeo y Julieta que en parte usaba una lengua mexicana indígena que él no conocía. Queremos no caer en el folklore malentendido, sino realizar una relectura de esas tradiciones que nos hacen ser nosotros mismos.

“La segunda fase, en el mes de marzo, será de muestra de fragmentos de esos textos a diversos grupos de gente en espacios situados fuera del teatro, lo que también conllevará cambio”

Elenco ya decidido

Cuatro actores y cuatro actrices, con edades repartidas, algunos de Castellón y otros no. No teníamos un perfil claro de qué intérprete queríamos para tal personaje, sino que los personajes estaban esbozados y mientras hacían las pruebas pensábamos si podían adaptarse. Más que un casting, fue un taller que desarrollamos en dos días, con 50 personas en el primero y, tras una primera criba, 26 en el segundo. Hay mucha gente válida que no ha entrado, que a su vez nos contaba que les había resultado muy enriquecedora la experiencia.

Tres fases de preparación

El 11 de febrero empezará la fase de los ensayos en el Auditori con los actores y ahí se empezará a trabajar textos y posibles variaciones. Para esa fecha he de tener escrito un esbozo de la trama y muchas escenas. Y lo estará, porque muchas cosas están bastante claras y solo falta concretar, con algunas dudas sobre el orden de las escenas. La segunda fase, en el mes de marzo, será de muestra de fragmentos de esos textos a diversos grupos de gente en espacios situados fuera del teatro, lo que también conllevará cambios. Y la tercera será la escritura definitiva, que será la que se llevará a escena en mayo. Habrá un preestreno y luego el estreno oficial en el Teatre Principal de Castellón. Se trata de un método de trabajo que utiliza Juan y que se está haciendo cada vez más habitual en México.

Regreso a casa por La Ravalera… y sorpresa positiva

Mis primeros contactos con el mundo del teatro tuvieron lugar en Castellón, con profesores como Valentí Piñot, Ignacio Villalobos o Esther Vela. Luego me marché a Valencia, de allí a Barcelona y luego a Mallorca, donde he ido estudiando, protagonizando obras, estrenando textos míos y dando clases. Tenía experiencia en teatro en espacios no convencionales en Mallorca y Laia Porcar en Valencia (junto con Joan Manuel Albinyana fundamos La Ravalera). Llegamos a Castellón en el momento oportuno, ya que el Ayuntamiento buscaba hacer algo de microteatro. Algunas personas me decían que eso no funcionaría en Castellón, pero el primer día me puse en taquilla y alucinaba por la cantidad de gente que había acudido a ver algo que proponíamos nosotras. Por aquel entonces, yo aún vivía en Mallorca, dando clases, pero me trasladé a Castellón, y no han parado de surgir proyectos.

Mirada optimista al mundo teatral en Castellón 

El Institut Valencià de Cultura se ha fijado en mí para llevar un proyecto en Castellón porque tengo una trayectoria teatral, pero también porque se están haciendo cosas aquí y mi nombre suena. La verdad es que me asombra la programación que hay en la actualidad en Castellón, por encima de muchas ciudades más grandes. Entre el Paranimf de la UJI y el Teatre Principal ofrecen una programación muy cañera, de calidad. La gente ya acude porque sabe que lo que programan estará bien. Nuestro regreso a Castellón me ha servido también para darme cuenta de que hay bastante gente haciendo cosas de teatro, con un público que responde. Es importante que la gente del teatro se vaya conociendo y se cree una red teatral, porque creo que falta una mayor visualización.

Laia Porcar (izquierda) y Núria Vizcarro, al frente de la compañía La Ravalera, en la obra ‘Instruccions per a no tenir por si ve La Pastora’. Foto: Nerea Coll.

  • Nacida en Tarragona, aunque se crió desde los 5 años en Castellón.
  • Dramaturga, actriz y directora.
  • Titulada Superior en Arte Dramático, especialidad de Dramaturgia y Dirección, por el Institut del Teatre de Barcelona; y especialidad de Interpretación, opción textual, por el Escola Superior d’Art Dramàtic de València. También es licenciada en Biología por la Universitat de València.
  • Ganadora del XVIII Premi Nacional de Teatre Castelló a Escena 2012 con la obra Teresa; y premio al Mejor Espectáculo de la 22ª Mostra de Teatre de Barcelona con Assassines, de la compañía Flor Innata.
  • Fundadora de La Ravalera junto a Laia Porcar y Joan Manuel Albinyana, compañía que además de estrenar obras propias, organiza la Fira de Teatre Breu de Castelló La Ravalera.
  • Profesora de interpretación y dramaturgia y directora del departamento de interpretación en la Escola Superior d’Art Dramàtic de les Illes Balears.
  • Miembro del Consell Valencià de Cultura desde 2018.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,