Arte >> Portada

Pantone: “El TEST de Vila-real está a la altura de los festivales de arte de grandes ciudades”

El reputado artista urbano deja su sello con ‘Desestabilización estructural para Vila-real’, su mural en Vila-real que ya se ha hecho viral en redes sociales. La muestra TEST cierra así su 4ª edición.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , ,

Mural de Felipe Pantone en la avenida de Francia de Vila-real.

Borondo, Escif, Sam3 y, desde hace unos días, Pantone. La Mostra d’art i creativitat de Vila-real, TEST, cierra su cuarta edición dejando en el paisaje de Vila-real una nueva muestra del mejor arte urbano internacional del momento, en esta ocasión en forma de mural en el paso elevado sobre la avenida de Francia. La Desestabilización Estructural para Vila-real creada por Felipe Pantone es ya una de las piezas más destacadas de su arte cinético, produciendo una extraña sensación de profundidad en la estructura viaria y generando un nuevo polo de atracción en la zona nord-este de la ciudad, como lo demuestra el hecho de que sus fotografías y vídeos ya se han convertido en virales en las redes sociales, especialmente en su cuenta de Instagram, sumando miles de me gusta.

El propio Felipe Pantone (Buenos Aires, 1986), que como la mayoría de artistas urbanos mantiene oculta su identidad para dar todo el protagonismo a su obra, se muestra muy satisfecho con el resultado final. “Me enfrento a cada obra en el espacio público de manera muy específica; nunca traigo una idea preconcebida y siempre la determina el soporte y el espacio”, explica el artista urbano, para añadir: “Me encanta que la pieza de Vila-real esté en una zona muy transitada; desde que pinto grafiti, uno busca estar en los mejores sitios, en los que más se va a ver la pieza. El sitio es perfecto y he quedado muy contento con la participación en el TEST en general”.

De hecho, cuando se le pregunta por cómo recibió la invitación del TEST acostumbrado a participar en proyectos de grandes ciudades del mundo –por ejemplo, antes de Vila-real estuvo pintando en la estacón Skullerud del Metro de Oslo, en Noruega-, se muestra tajante: “El TEST está a la altura, e incluso por encima, de muchos festivales de grandes ciudades. Había tenido buenas referencias de otros artistas amigos que habían participado en ediciones anteriores, así que recibí la propuesta con ganas”, afirma el artista afincado en Valencia, considerado uno de los estandartes de la nueva generación de artistas urbanos que ha hecho gritar y hablar con inteligencia a las paredes de la capital del Turia para después tener un gran recorrido internacional.

Al mismo tiempo, Pantone defiende la universalidad de su obra, que siempre mantiene “una visión muy global del mundo” independientemente de su ubicación, por lo que “la localidad no afecta al discurso”. “En mi trabajo intento transmitir la percepción que tengo de los tiempos que corren, de viajes, de Internet, de la inmediatez y de las conexiones rápidas; obviamente desde la abstracción, a través de determinados elementos que pueden recordar estas sensaciones de dinamismo, tecnología, composiciones tensionadas, etc.”.

Felipe Pantone durante su acción en el TEST de Vila-real.

En cuanto a la técnica, Pantone explica que basa sus murales en el blanco y el negro, aparte de una gama muy reducida de colores, “como una herramienta para hacer destacar el grafiti en la calle frente a otros elementos como la publicidad”. “Acentué el contraste de mi trabajo, pictóricamente hablando, y finalmente acabé utilizando blanco, negro y colores muy saturados. Es una manera de llamar la atención en el espacio urbano y al mismo tiempo recordar a las imágenes que ofrecen las pantallas. ‘Vivimos en un tiempo en el que se producen más imágenes de las que podemos consumir’, decía Joan Fontcuberta. Uno ha de generar imágenes potentes a la hora de hacer mella en la retina del espectador”, subraya el artista urbano.

Uno de los aspectos que más llaman la atención de la técnica utilizada por Pantone en Vila-real es que dedicó prácticamente una jornada entera –de las tres que estuvo trabajando en Vila-real- a pintar de blanco toda la estructura viaria, como base para después crear la composición geométrica con pintura plástica y rematarla con sprays de colores, siempre acompañado de Omar Quiñones, fotógrafo con el que ha editado el foto-libro Race Flag. Un estilo que también ha llevado a otros soportes, como el espectacular coche de carreras del piloto de rallies estadounidense Ken Block.

Por su parte, la exposición colectiva del TEST en El Convent con las obras de la pintora Desi Civera, la ilustradora Cohete Fernández y el fotógrafo Vicente Tirado cerró sus puertas el pasado domingo 1 de mayo tras registrar un importante éxito de visitas durante los dos últimos meses. La muestra de la nueva creatividad de la Comunitat Valenciana, dirigida por Pascual Arnal con el respaldo del Departament de Museus de la Regidoria de Cultura del Ayuntamiento de Vila-real, celebrará en 2017 su quinta edición con el objetivo de seguir apoyando a los nuevos creadores de una forma práctica y directa, mostrando su obra y editando un cuidado catálogo que les sirve de promoción.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,