Música >> Portada

Maria Arnal & Marcel Bagés emocionan en Burriana con su renovada puesta al día de la tradición

Maria Arnal i Marcel Bagés inauguraron el ciclo Borriana Alive con una actuación que muestra sus nuevos modos de traer la tradición al presente. Un misticismo envuelto de ordenadores. Rulo y La Contrabanda emocionan a otro tipo de público con canciones que hablan de recuerdos y desamor con el formato básico del rock (suave). Dos maneras diferentes de llegar al corazón de los presentes.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La voz de Maria Arnal (centro) se combina con las de Maria Vilar y Júlia Colom. Foto: Cristian Lorente.

Borriana Alive es el recurso que han encontrado The Music Republic y el Ayuntamiento de Burriana para programar nombres con tirón en las fiestas de la Misericordia y, a la vez, mantener la presencia anual de la empresa en un período de inviabilidad del Arenal Sound a causa de la pandemia. Una idea que en 2020 provocó alarma social en las redes ante el temor de reactivar los contagios y que, vistos los resultados, en este 2021 ha sido acogida con normalidad. Una propuesta que ha permitido ver en el primer fin de semana el nuevo espectáculo de Maria Arnal & Marcel Bagés (sábado 4 de septiembre), muy llamativo y emocionante para los -aproximadamente- trescientos espectadores en las pistas de atletismo del camino Llombai, una cifra superada ligeramente al día siguiente por Rulo y La Contrabanda, con sus reposadas canciones de cantautor rockero. Dos shows distintos y bien acogidos por públicos diferentes. Eso sí, al sector musical local, representado por Tatiana Javaloyes y Black London, hay que cuidarlo más. ¡Qué menos que añadir en algún lugar (entradas, redes sociales...) sus horas de inicio!

En el segundo fin de semana llegará el turno de Miss Caffeina y Andrea Alcalá & Fernando Redondo (viernes 10) y Lola Índigo y Trébede (sábado 11).

MARIA ARNAL & MARCEL BAGÉS

En febrero de 2018, Maria Arnal & Marcel Bagés defendieron en La Mercé con voz, guitarra y efectos trampolines hacia el éxito como "Tú que vienes a rondarme" o "Canción total". Ocurrió en el festival Emac. Desde entonces, una pandemia y el disco Clamor han cambiado su panorama. Las guitarras han cedido la notoriedad a los sintetizadores, el productor David Soler ha entrado para reforzar la parte instrumental y Maria se hace acompañar por las voces de Tarta Relena (en el disco) y Maria Vilar y Júlia Colom en las pistas de atletismo de Burriana. Quien asistiese en noviembre del pasado año al Auditori de Castelló (dentro del Trovam!-ProWeekend) sí se encontró con el actual show, aunque con una diferencia: en aquel momento el disco todavía no había sido publicado, por lo que no se conocía el nuevo material y ahora "Fiera de mi" o "Ventura" son hits en expansión.

Maria Arnal & Marcel Bagés (derecha) funcionan ahora como quinteto. Foto: Cristian Lorente.

Todo en Maria Arnal y Marcel Bagés combina tradición con modernidad. Su música, su vestuario, sus interpretaciones vocales. Sus búsquedas en fonotecas son rescates del pasado como base para ofrecer al oyente un producto plenamente actual que triunfa gracias a la voz de Maria y al acierto de confeccionar algunas canciones de envase de single con el toque justo de comercialidad para no caer en otro terreno ajeno a sus maneras.

Empezaron con "Milagro" y "El gran silencio" y... parte del público situado en los laterales más cercanos al escenario se levantó de sus asientos y se reubicó unas filas más atrás. ¿Qué ocurrió? Pues que los bajos sonaban muy potentes en los altavoces, llegando a molestar. Realojados algunos de los presentes, comenzó la apetitosa degustación de un repertorio en el que enlazaron cuatro temas de letras ajenas, muy bien recibido cada uno de ellos. Así ocurrió con el gregoriano "Cant de la sibil·la", la ovacionada "La gent", con esa poderosa interpretación de Maria del reivindicativo y reiterativo "La gent no s'adona del poder que té", escrito por Joan Brossa; la funeraria "Cant del vetl·latori" (la descalza Maria recordó que también es habitual en Pep Gimeno Botifarra, con la coincidencia de ser la semana del nacimiento de Vicent Andrés Estellés, su autor) y el dos guitarras-voz única "Cant a la vida", de Ovidi Montllor. Habría que añadir a este lote el hit pretérito "Canción total", con firma de Héctor Arnau (Las Víctimas Civiles).

Vista desde el final de la platea en el concierto del sábado. Foto: Cristian Lorente.

El apartado final contó con varias sorpresas, como cuando tras sonar los aires del sur de "Bienes" la cantante comentó que la breve "Polifonía CDG" surge a partir de un cant de batre de Castelló al que ha dado la vuelta, ofreciendo la respuesta que el caballo da a su propietario. A partir de ahí, sus éxitos. "Tú que vienes a rondarme" y su relevo "Fiera de mi", con un momento muy bello en "Tras de ti", provocando con las luces una especie de baile con los movimientos de Maria. Más belleza en los bises con "Meteorit ferit" (interacción vocal con el públco como intro y outtro), "Jaque", o ese juego de voces que convierte "Ventura" en su nueva baza comercial. Público en pie. Y es que Maria Arnal & Marcel Bagés han sabido convertir una propuesta alternativa a lo comercial en un éxito sin situarse en un definido territorio sonoro.... ahora más cercano a Björk, pero sin renunciar a la tradición.

A Tatiana Javaloyes la vieron pocos. En la entrada se indicaba "apertura de puertas a las 20:00" e "inicio del show a las 22:00". Ninguna otra hora, ni en el ticket ni en redes sociales. La casi totalidad del público pensó que la joven burrianense y su banda arrancarían a las 22:00... cuando había actuado a las 20:30.

A Tatiana Javayoles la pudieron ver pocos por una cuestión de horario sin indicar. Foto: Cristian Lorente.

RULO Y LA CONTRABANDA

El domingo fue para Rulo y La Contrabanda. En este caso, el público no buscaba la sorpresa del día anterior, sino la pulcritud para disfrutar cantando las letras del compositor y cantante de Reinosa (Cantabria), Ya hace once años que dejó La Fuga y en las redes todavía hay quien reaviva el debate sobre si era mejor o peor con su anterior grupo, si ha perdido rock and roll... En realidad, en este tiempo, Raúl Gutiérrez ya ha tenido cuatro discos de margen para hacerse con una nueva audiencia y, cómo no, arrastrar fans de La Fuga (así como a su bajista, Fito). Y es evidente que también disfruta del éxito en cuanto a aceptación.

Rulo cerró su actuación con un juego de afinación. Foto: Cristian Lorente.

Sus canciones hablan de relaciones en pasado, reflexiones de un rockero adulto que se mueve en tiempos relajados y con una lírica del desamor que cala principalmente en un público femenino que abandonó la adolescencia escuchando temas como "Cenicienta", apertura del concierto con voz y piano. Rulo juega en ligas compartidas con Fito o incluso Los Secretos, tocando corazones con canciones sin estridencias, ni incluso en sus momentos más rock, como en "Como a veces lo hice yo" o en el recuerdo a La Fuga "Pa'qui pa'allá", single que propulsó al éxito una carrera con canciones como "Por verte sonreír" ("la primera que me dejó satisfecho", según comentó en Burriana). Por cierto, resulta extraño que alguien con més de veinte años de carrera solo haya actuado dos veces en las comarcas de Castellón: con La Fuga en Onda, y una más reciente en el SanSan Benicàssim.

Rulo ha entrado en los 40, esa edad en la que ya son muchos los recuerdos acumulados y en la que se empieza a hacer repaso de la teórica primera mitad de la vida antes de arrancar la segunda. Por ello, cuando suelta su reciente single "Verano del 95" repasa en la letra capítulos de su vida en Reinosa, donde descubrió en un frío 30 de diciembre "al grupo que me voló la cabeza y que me hizo ver lo que yo quería ser: Los Suaves". Añadió el deseo que a alguno de los más jóvenes presentes en Burriana le ocurra lo mismo.

Rulo y La Contrabanda, rock de autor sin muchas estridencias. Foto: Cristian Lorente.

Recuerdos para los prontamente ausentes Boni (Barricada) y Pau Donés (Jarabe de Palo) en "Heridas de rock and roll" antes de encarar una recta final con tanda de cinco bises en que combina éxitos particulares como "Noviembre" junto a "Polaroid" o "La cabecita loca" -tres de sus confesas favoritas- o el final "Mal de altura", al que sigue el premio de un aplauso con gran parte del público en pie para premiar el trabajo de un grupo que convierte en pop/rock suave esos mensajes de vacío interior.

Con anterioridad sobre el escenario, Black London, nueva banda CS que apuesta por un rock alternativo muy melódico y que a pesar de los arranques eléctricos propios del estilo, se mueve en medios tiempos. Era su tercera actuación, lo que conlleva detalles de timidez escénica, mientras soltaban sus temas del ep Finally, junto con una tanda de novedades y la sorpresa de la versión de "La pared" de Cupido, su único tema en castellano.

Black London, una de las bandas CS estrenadas en el presente año. Foto: Cristian Lorente.

 

 

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,