Música

Los Sonidos de la Biodiversidad regresan al Paranimf con los búlgaros Romaní Chavé

Un año después de que los daneses Impuls Trio ofrecieran el último concierto del ciclo sobre el escenario del espacio cultural de la UJI, la música de raíz gitana balcánica será la gran protagonista como ya ocurriera con Goran Bregovic en 2009. Los búlgaros Romaní Chave actúan este viernes en el Paranimf, con lo que ‘Los Sonidos de la Biodiversidad’ recuperan su escenario habitual en las últimas temporadas. Una invitación al baile con un encuentro genuino entre oriente y occidente.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , ,

Todor Syarov, 'Tosko', trompetista y cantante de Romaní Chavé.

El pasado mes de abril se retomó el ciclo en el Casino Antiguo con el concierto de los norteamericanos Lac La Belle y ahora regresa al que había sido su escenario habitual en las últimas temporadas hasta iniciar un largo año de silencio. Los Sonidos de la Biodiversidad volverán a sonar este viernes 3 de mayo a las 20.00 en el Paranimf de la Universitat Jaume I con la actuación de los búlgaros Romaní Chavé, a base de la música gitana balcánica más genuina. De la mano de la Fundación Caja Castellón-Bancaja y con el apoyo de la UJI. Las entradas cuestan 4 euros.

La música gitana de los países balcánicos es una de las joyas del patrimonio musical europeo. Este peculiar acerbo cultural se dio a conocer y se popularizó gracias a las películas de Emir Kusturica o Gatlif, y por los cada vez más asiduos conciertos de la llamada gipsy world music. De esta manera, empezamos a conocer músicos y bandas extraordinarios, como Goran Bregovic, quien en 2009 ya pusiera hasta los topes el Paranimf con un extraordinario concierto, pero también la Fanfarria Ciorcalia, la Taraf Haïdouks, Saban Bajramovic, la gran Ezma o la emergente Rona Hartner, con su fusión de la música gitana con la electrónica.

La música gitana de los Balcanes es eso y mucho más. En ella se aúnan diversos estilos e influencias, produciéndose una verdadera y genuina fusión entre oriente y occidente a través de los siglos siglos. Esa gran diversidad musical gitana respira un mismo sentimiento y unos lejanos orígenes en común. Cada pedazo de los Balcanes tiene su propia música, cómo una muestra más de su originalidad y diversidad.

La música gitana búlgara es en esencia balcánica y quizás sea de las más desconocidas. Es también diversa aunque la identifica su marcado acento oriental reconocible en sus ritmos, la daranbuka, por lo arabesco de su sonoridad y el uso de la escala. Son poco habituales los címbalos o las flautas de su vecina Rumania, y los instrumentos rey son quizás el clarinete y el acordeón. Y aunque tiene esa evidente influencia turca y un innegable poso del folklore tradicional búlgaro mantiene su singularidad. Se base en una extensa cantera de buenos músicos y habilidosos instrumentistas, que procuran seducir a su dispar público con un repertorio abierto estilísticamente, festivo y emotivo, y por la intensidad y rapidez de su interpretación. Las voces, muy intuitivas, tienen una gran emotividad, raíz y fuerza.

Romaní Chavé es uno de los grupos más solventes y carismáticos fruto del mestizaje cultural hacia el que han evolucionado los Balcanes. Basan su repertorio en las composiciones típicas y habituales de los gitanos de su país, de las regiones más cercanas al mar negro. En su repertorio abundan los ricos y coloristas “horos”, piezas para bailar que son requeridas en toda fiesta o evento de cierta importanci. Se bailan en círculo, efectuando un contra ritmo gracioso y un pavoneo sensual en el que participan gentes de todas las edades y en plena calle. En estas fiestas los músicos se empeñan en elevar los ánimos de los participantes recurriendo a un sin fin de solos instrumentales y divertimentos.

Las composiciones más emotivas, de cadencia lenta y suave, aunque con variados contrastes, nos muestran unas voces “rotas” y vibrantes que acentúan el sentimiento y la emoción. Los músicos gitanos, también en los Balcanes, han sabido adaptarse al gusto de su clientela, poniendo en valor su peculiar estilo musical y carácter propios. En el repertorio de la Romaní Chavé Bulgaria se incluyen también algunos temas de la música gitana de Serbia, Macedonia o Rumania, con las que comparten su tipicidad balcánica. Interpretan también temas propios como “Txiricló pandó”, “Rap Romaní Chavé”, “Bari Hispania” o la instrumental “Catalunya”.

 

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,