Música

La Ranamanca contará más en Gossip

‘Cuéntame más’ es el primer disco de larga duración de La Ranamanca, grupo de contagiosa vitalidad que con su EP ‘Sobre sorpresa’ ya se situó en los puestos de cabeza de la escena musical castellonense. Más 'latinos’ que nunca, los nueve 'ranomancos' confían en convencer a sus fieles fans y ganarse unos cuantos más por todo el territorio nacional. La ruta arranca el viernes 27 de febrero en la sala Gossip de Vila-real, junto a King Kong Boys. Los dos cantantes, Gabi Martínez y Vicent Giner, hablan con Nomepierdoniuna sobre este disco que les ha dejado muy satisfechos.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Ranamanca es uno de los grupos castellonenses con mayor tirón en la actualidad y no sólo en la escena local. Su contagiosa rumba de La Plana conduce al baile -sin posibilidad de resistencia- a través de sus ritmos cada vez más latinos y unas letras muy coreables entre las que se cuela a menudo ese “sintigo” que tanto les gusta y que tan bien se acopla a las historias de amores imposibles, y alguno también posible, que cuentan. En 2013 la amplia familia ranomanca se presentó en sociedad con Sobre sorpresa (Mésdemil), una inyección de “Rumba en vena” a través de cinco canciones, y ahora ya ha completado su primer disco largo, Cuéntame más (Mésdemil, 2015), en el que demuestran que han ganado en seguridad y en fuerza, siguiendo algunas directrices marcadas por Sam Ferrer (guitarrista de El Último Ke Zierre y al frente de WZ Estudi de Borriol), quien ha compartido el proceso de producción con Adri Faus (bajista de La Raíz). Además, en su videoclip “Cariño, A Ratos Lo Avisaste” demuestran que no han perdido ni un ápice de su sentido del humor y de buen rollo. Para su concierto de presentación, el viernes 27 de febrero en la sala Gossip –hasta el nombre del local hace juego con el del disco, ya que “gossip” equivale a “cotilleo”-, se han buscado como compañeros de cartel a los valencianos King Kong Boy, otra banda de fusión de estilos con el rock como base que está presentando su primer disco, Alcem el vol. Además, contarán con invitados y sorpresas que no quieren desvelar hasta que llegue el momento, que será a partir de las 23:00. Entradas anticipadas a 5 euros y en taquilla, 8.

Los dos cantantes principales del grupo, Gabi Martínez y Vicent Giner (también trombonista), toman la palabra y hablan para Nomepierdoniuna sobre el disco que han creado junto a Juanmi Royo (batería), Alfonso Serrano (guitarra), Francesc Nofuentes (bajo), Lluís Martínez (percusión), Fran Beltrán (saxo), Pau Valls (trompeta) y Ulises Viafara (teclados), más un buen número de colaboradores, a quienes también nombran a continuación y alguno de los cuales aumentará la familia ranomanca.

La Ranamanca, de izquierda a derecha: Juanmi Royo (batería), Alfonso Serrano (guitarra), Francesc Nofuentes (bajo), Gabi Martínez (cantante), Vicent Giner (trombón y voz), Lluís Martínez (percusión), Fran Beltrán (batería), Pau Valls (trompeta) y Ulises Viafara (teclados). Foto: Manuel Peris Tirado.

>Cuéntame más. ¿Por qué el título? ¿Sois unos cotillas los ranomancos?
Vicent: (Risas) No somos muy de revistas del corazón los ranomancos, aunque Cuéntame más es un título que iba encaminado a satisfacer esa curiosidad que suscitó nuestro primer EP y que dejó a nuestros seguidores con ganas de saber más -musicalmente hablando- de nosotros. Bueno, y también es parte de una broma que solemos hacer entre nosotros durante los ensayos y tiempo de cerveceo. Resultaba un título atractivo por esas dos razones, así que no nos hizo falta contemplar ninguna propuesta más; en cuanto se nos ocurrió, supimos que ése iba a ser el nombre del disco.

>Habéis opositado con fuerza para que no se quede nadie sin bailar en La Plana.
Gabi: Es posible. Creo que nos hemos subido al barco del Latin gracias a la incorporación del piano de Uli y va a ser complicado que nos bajemos de él y eso, pues quieras o no, siempre te lleva a mover los pies inconscientemente.

>¿Cómo habéis trabajado estas canciones? ¿Letras antes que la música? ¿Música surgida a partir de la participación de todos a la hora de componerlas?
Vicent: ¡La eterna pregunta del huevo y la gallina! Una canción es algo que nace dentro de ti y que sientes la necesidad de sacar afuera. Somos varios los que aportamos las ideas iniciales (letra con melodía y rueda de acordes, generalmente), pero cada cual lo hace a su manera o a la manera que le pide el cuerpo en ese momento. Hay canciones que han salido de lo que inicialmente era un poema escrito en un ticket del súper y en cambio hay otras que han nacido a partir de una melodía o de una rueda de acordes que sonaba bien en nuestros oídos. Una vez esa idea inicial llega al local es depurada, modificada y mejorada por el resto del grupo, de manera que todos participamos en el proceso de composición.

>El amor o su ausencia se cuela en todas las letras. Abunda sobre todo el que gusta de amores no correspondidos. ¿Qué pasa en vuestras vidas… o es que a la música le va más la figura del sufridor?
Gabi: Pues te voy a contestar como bien lo hizo el gran Joaquín Sabina en una entrevista en una ocasión: “Yo escribo siempre que me ha dejado alguna novia, cuando pierdo una partida al poker o cuando me detectan alguna enfermedad; cuando estoy bien o estoy feliz intento disfrutar de esos momentos y dedicarme a aprovecharlos”. Supongo que en nuestras vidas pasará algo parecido a la del gran maestro.

>Vuestro primer disco fue Sobre sorpresa, del que agotasteis todas las unidades. Sin embargo, alguna vez me habéis comentado que aquella grabación con cinco temas era algo así como una “simple carta de presentación” y que es este disco el primero como tal, con sus once canciones.
Vicent: Bueno, en verdad, después de vender más de 1.500 copias del Sobre Sorpresa, aún nos quedan unas cuantas (ya para coleccionistas y nostálgicos). Pero bueno, a lo que vamos, Sobre Sorpresa fue en realidad muy importante en la trayectoria del grupo porque nos dio la posibilidad de ofrecer algo a la gente. También es verdad que, viendo cómo nos ha ido durante estos conciertos, la Rana (y nuestros seguidores) necesitábamos de un disco-disco, grabado en las mejores condiciones posibles y a la altura de nuestras circunstancias actuales. Hay un momento para cada disco y ahora ha llegado la hora de Cuéntame más.

>Un disco que se ha financiado a través de Verkami. Necesitabais 4.000 euros y acumulasteis 5.045. Una señal de que contáis con fans fieles y con ganas de más música de La Ranamanca.
Gabi: Es una pasada, y fue un verdadero sorpresón ver cómo una semana antes de la fecha límite llegamos al objetivo; es de agradecer eso y que sean tan activos en redes sociales, en los conciertos, etcétera. No sabes la sonrisita tonta que se te pone en la cara cuando ves en un coche ajeno una pegatina de anca de rana o que recientemente alguien haya colgado una versión con la guitarra del “Me quedo sintigo”. Creo que todos alguna vez deberíamos poder sentir esto.

>Hablando con componentes del grupo y con el productor, Sam Ferrer, coincidís en haber quedado satisfechos con el resultado.
Vicent: Mucho, muchísimo. Cuéntame más es el resultado de un derroche de horas y de un devanado de sesos importante, además de la implicación extra de todos los componentes del grupo y de todo el equipo que ha participado en el proyecto (productores, técnicos, colaboraciones, fotógrafos, diseñadores gráficos y un largo etcétera de grandes profesionales y amigos).

Vicent, durante la grabación de las partes de trombón en WZ Estudi.

>Por cierto, ¿qué hay de verdad sobre esos rumores de que Sam os ha apretado bastante durante la grabación? Creo que hubo algunas directrices sobre el minutaje de los temas…
Gabi: La música es matemática pura y eso no lo supimos hasta que conocimos a Sam. Íbamos por la vida queriendo rizar el rizo e intentando hacer los temas con la máxima duración y dificultad posible, sobre todo pensando en los directos, y no, había que conseguir que los temas caminaran para grabarlos en un CD y que la persona que escuche los temas pueda asimilarlos y disfrutarlos sin que eso conlleve perder 7 u 8 minutos de su vida. Sin menospreciar a quien lo hace, pero sinceramente no hacemos música para músicos, buscamos quizás un poco más el llegar a todo el mundo.

>Un par de curiosidades sobre las canciones del disco. La primera, habéis grabado un tema en valenciano, “Lluna”. ¿Os propusisteis tener una canción en valenciano o surgió de un modo natural?
Vicent: Como hemos dicho antes, una canción sale de dentro y lo más importante: sale como ella quiere. “Lluna” quiso salir en valencià y a nadie se le pasó por la cabeza cambiarla. Al final resultó que salió un tema que nos gustó mucho cómo quedó y por eso fue incluido en el disco; estrictamente por razones musicales.

>La segunda curiosidad. Habéis regrabado “Me quedo sintigo”.
Gabi: La hemos regrabado sí, con una nueva línea de acordeón y con piano, ya que era, y seguramente es, el tema que más le gusta a la gente y por el que más se nos conoce. Con él descubrimos esa sensación que es empezar un tema y llegar hasta el estribillo sin tener que cantar absolutamente nada. Una auténtica pasada. Creo también que los ranomancos no nos hubieran perdonado que no hubiera estado en este Cuéntame más.

>Por cierto, estáis empeñados en que la RAE acepte la palabra “sintigo”.
Vicent: Pues si la RAE acepta “amóndigas”, “asín” y “cocretas”, ¿por qué no tendría que aceptar “sintigo”? Fuera bromas, para nosotros es un término al que tenemos especial cariño; lo trajo a la Rana nuestro queridísimo Juan-Vi (ex trompetista). Y como nos gustó, no es el único tema en el que lo utilizamos.

>¿Con qué colaboraciones habéis contado?
Gabi: Pues tenemos a Mireia Vives (Rapsodes) haciendo que la “Lluna” esté llena del todo. A Pau Barberá de los Tashkenti con los acordeones en la reciclada “Me quedo sintigo” y en “Como los gatos”. A Imma Martínez y Andrea Rosselló, de Agraviats, poniendo calidez y coros a “Nadie a su lao” , “Lluna” y “Cierra la Puerta”. Yorchs bajista/guitarrista de Soul Slain y, desde el CD nuevo, componente del grupo, poniendo coros a casi todos los temas, Mercedes García La Meligrana en “Nadie a su lao” y en “Dime”, y los scratches de DJ Jano (La Raíz).

>¿Hasta dónde se puede contar del concierto de presentación?
Vicent: Todo lo que se puede contar ya está contado en las redes sociales. Hemos intentado que sea un concierto diferente a la par que especial, debido a que es nuestra puesta de largo después de sacar el disco. Tenemos unas ganas enormes de que por fin llegue ya el día.

>¿Qué hay previsto para más allá del día de la presentación?
Gabi: Magdalena (¡Sorpresa!), D’Alba Fest y a partir de ahí, como diría el Cholo Simeone, “Concierto a concierto”… Aunque lo importante es que tenemos un LP con el que podemos promocionarnos mucho mejor. Lo genial sería rodar por toda España.

>Una duda sobre el funcionamiento del grupo. Sois nueve, y encima todos estáis involucrados en otros proyectos musicales. ¿Cómo os las apañáis a la hora de ajustar agendas para ensayos y actuaciones?
Vicent: En realidad, ¡somos diez! (Aquí otro adelanto del concierto). Y sí, el pluriempleo musical es algo con lo que tienen que lidiar casi todos los grupos. La música da poco de comer, así que hay que buscarse la vida como sea. Pero bueno, para los componentes de La Rana el grupo está bastante arriba en la escala de prioridades, de manera que todos hacemos lo imposible por coincidir tanto en el local como para los conciertos.

>Además de esos otros proyectos, sois habituales en todo tipo de conciertos, ya sea colaborando –ahí Gabi es uno los más activos en esta provincia- como asistiendo a actuaciones de todo tipo. Desde esa omnipresencia, ¿cómo veis ahora mismo el panorama musical por La Plana y alrededores?
Gabi: A ver, hay mucho nivel. Así a bote pronto me vienen a la cabeza Dry River, Trece, Nadia Sheikh, Viva Retrato, El Chamuyo, El Sombrero de Color, Nacho Silvestre, Skizophonic, Abortos de Satán, Lèpoka, Dandy Wolf, The Soca, Puk*2 y un largo etc. Creo que he tocado casi todos los palos de música que existen. No hay excusas. Quizás haya un problema de organización y sobre todo de ayudas y apuesta por parte de la administración. Creo que lo único que nos queda es seguir remando y luchar por ser escuchados. La vida del músico nunca ha sido fácil.

Foto: Rosana Ayza.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,