Música

La Burbuja recibe a Hendrik Röver: “Me siento cómodo en el grado extra de autoexigencia; adoro mi trabajo”

“Un currante del rock and roll”. Es la manera más rápida de definir a Hendrik Röver, compositor, cantante, guitarra, productor y auténtica enciclopedia de la música norteamericana. Cuando tiene a Los Deltonos parados, lanza discos en solitario, como el reciente 'Incluye nuevos clásicos', motivo que el sábado 17 de enero le traerá a la sala La Burbuja de Castellón. Lo hará con Los Míticos GT's y mostrará su cara más de autor, en eléctrico y también con acústica, con la compañía en el cartel de los rockabillies vila-realenses Los Dalton. El músico cántabro habla para Nomepierdoniuna y anuncia próximo nuevo disco de Los Deltonos.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Hendrik Röver es un hard working rocker, un currante que se dedica a la música de un modo asombroso. Enlaza proyectos, discos y giras sin respiro, puede parecer que casi sin mesura, pero en realidad todo lo tiene controlado. Igual anuncia lo nuevo de Los Deltonos que se descuelga con un trabajo con alguno de los que grupos que han pasado por su estudio GuitarTown de Murienda (Cantabria). Lanza un disco doble (Oeste/Norte) y apenas un año después se pone a grabar un single que acaba conteniendo diez canciones, como es el caso del reciente Incluye nuevos clásicos. Y, además, produce discos. Dio vida y acabó con Hank por considerar que se iba asemejando al grupo que le concedió notoriedad. Desde ese momento decidió lanzar sus temas más de raíz norteamericana (bluegrass, folk, country de autor...) y alejados de lo que se le supone a Los Deltonos a través de discos en solitario o con recomendables acompañantes, como West Bluegrass Band, Pilgrim Rose o los actuales, Los Míticos GT's, con Goyo Chiquito al contrabajo y Toño López Baños a la batería. Auténtica enciclopedia del rock norteamericano, hace lo que quiere y se ha buscado el camino de la independencia creativa y discográfica para materializarlo. Después de aquellas negativas experiencias en los noventa que vivió con La Fábrica Magnética -con pasos por los juzgados, retiradas de discos de Los Deltonos, prohibiciones de actuar en directo y la sorprendente calificación de “grupo intelectualmente violento”-, Hendrik tuvo claro que sólo encontraría libertad a través de la independencia, y así actúa. Compone y graba cuando quiere, con quien quiere y en el idioma que quiere sus canciones para bares y se aprovecha de una creatividad desbordante para no parar. El sábado 17 de enero estará con su voz y guitarra junto a Los Míticos GT's en La Burbuja (polígono industrial Fadrell de Castellón), repasando sus temas en solitario y dejando unas cuantas perlas de sus ídolos, algo que nunca olvida, demostrando Hendrik aquello que dice “de bien nacido es ser agradecido". En el cartel estarán también Los Dalton, cuarteto rockabilly vila-realense surgido hace ya treinta años (aunque con parones y cambios de formación) que en 2014 editó su LP Amigos. Apertura de puertas a las 23:00 y precio de 9 euros (anticipada) y 12 (taquilla). Y a la vista está ya un nuevo disco de Los Deltonos, según comenta el propio Hendrik a Nomepierdoniuna.

>A casi todos los músicos les gustaría vivir haciendo música, pero no son muchos -porcentualmente- los que lo consiguen. Sin embargo, en tu caso trabajas mucho, pero mucho: carrera con Los Deltonos, en proyectos paralelos, en solitario, como productor... y sin parar. ¿Sabes qué es estar una temporada sin fabricar música?
Trabajar sin parar y coleccionando miguitas es la única forma de juntar un mendrugo. No me importa. Tengo la suerte de que adoro mi trabajo.

>Tu más reciente disco, Incluye futuros clásicos es un ejemplo. Pensabas en hacer un single y acabas entregando un trabajo con diez canciones, apenas un año después de haber editado un doble que nació “para hacer tiempo”. Con Los Deltonos ya has hecho lo mismo, a través de las reediciones y Eps complementarios ¿Estás en un momento especialmente creativo y las composiciones te fluyen hasta desbordarte o de algún modo te 'obligas' a mantener un ritmo elevado?
El desdoblar mi carrera entre Los Deltonos y mi yo-cantautor me obligó a ser más productivo. Después me di cuenta de que me sentía cómodo en ese estado extra de exigencia y ahí sigo.

>Porque, además, esa actual actividad en solitario no significa que Los Deltonos estén olvidados. Parece que lo siguiente será próximo un disco de “los hombres enfermos” y, claro, su correspondiente tour.
Por supuesto. Esta semana empiezo a mezclar el disco de Los Deltonos, que espero que esté en la calle a finales de febrero o principios de marzo. Son dientes del mismo engranaje que avanza sin prisa pero sin pausa.

>Eres toda una enciclopedia del rock norteamericano. Y usas esa sabiduría en beneficio propio de un modo que desde fuera llega a sorprender: distingues entre temas que son para Los Deltonos y otros que no lo son, pero a partir de ahí incluso subdivides por caras o por discos, como hiciste en el doble Norte/Oeste, o por idiomas y temas propios/versiones, como en Incluye futuros clásicos.
En ese aspecto no pienso demasiado. Más bien me dejo llevar y cuando una colección de canciones toma una dirección o empieza a definir un concepto, acabarlo ya es sencillo.

>¿Has realizado algún recuento de las canciones que tienes compuestas?
No. Además, mi ilusión es que las mejores aún están por venir.

>Incluye futuros clásicos es “el primer disco de Hendrik Röver en solitario sin canciones tristes”. ¿Es un signo de algo?
Es una feliz coincidencia.

>El título contiene esa pizca de ironía que nunca te falta. Pero alguna vez has comentado que crees que a mucha más gente le gustaría tu música si llegase hasta ellos, algo que creo que le ocurre a casi todos los rockeros. ¿Aún mantienes la esperanza de que alguna vez cambie la situación y en el futuro canciones tuyas se conviertan realmente en clásicos que suenen a todas horas en las radios?
Por supuesto, pero también sé que se puede ser feliz cantando a tu propia parroquia.

>En la mejor época de las discográficas tuviste problemas con ellas y ahora parece que resulta complicado conseguir una repercusión importante y entrar en los festivales más concurridos si no formas parte del sector indie, al que, por cierto, creo que no tienes demasiada estima.
El único problema que tengo con los indies (en el sentido peyorativo, porque yo mismo soy mucho más independiente que la mayoría de ellos) es que la gran mayoría son malos como demonios, algo que en otros sectores, desde el powerpop al doom metal, no se les permitiría y saldrían a botellazos.

>Has grabado con la West Bluegrass Band y con Pilgrim Rose. Son grupos a los que conociste en tu estudio, un lugar donde llegan músicos que tienen algo en común con tus sonidos y con los que acabas haciendo amistad y en algunos casos colaborando.
Tengo la suerte de que a GuitarTown se acerca gente de mi misma o una parecida longitud de onda lo que lo hace todo muy fácil y gratificante. La mayoría de grupos llegan como clientes y se van como familia. Ese es el ingrediente secreto de discos como los de Pilgrim Rose, Soul Jacket, Sra. Robinson o lo que será el próximo de Oscar Avendaño.

Hendrik, con Los Míticos GT's.

>¿Cómo y por qué surgieron un año atrás Los Míticos GT's?
Mi disco anterior, Oeste, tenía mucho honky tonk y pensé en juntar un trío para presentarlo. Tuve la suerte de que la mejor sección rítmica del país vive en mi vecindario.

¿Cómo son los repertorios que desarrolláis en directo? ¿Hay guiños a Los Deltonos o a los trabajos con otras bandas con las que has formado equipo?
Yo diría que no. Sólo de mis discos en solitario ya salen casi 70 canciones. Si a eso le sumas que nos mola hacer alguna que otra versión tenemos repertorio de sobra. Además, la parroquia es muy lista y no confunde a HR con Los Deltonos. Saben perfectamente lo que van a ver. Ahora estamos más twangys que acústicos. ¡Electricidad!

>Constantemente rindes tributo a grandes referentes de la música norteamericana en tus discos en solitario. Con Los Deltonos lo hiciste con ZZ Top y también con Led Zeppelin, Barón Rojo, Rolling Stones, Ramones, AC/DC y Los Enemigos a partir de aquella encuesta en la que participaron los fans. ¿Hay alguna canción en especial a la que tengas de ponerle la guitarra en el futuro?
Tengo mi lista de “canciones que molaría tocar”. No sé qué tengo ahora por ahí... “Nashville Cats” (de Loovin' Spoonful) o “A shot of Rhythm And Blues” (canción que compuso Terry Thompson, grabada originalmente por Arthur Alexander y con los Beatles como grupos que han realizado una versión)... Ya irán saliendo.

>En los primeros años con Los Deltonos venías bastante por Castellón, pero luego tus visitas han sido mucho más espaciadas. ¿Es una cuestión de programadores, prioridades, la intención de no “quemar una zona” o simplemente de disponibilidad de tiempo?
En los 90 se tocaba mucho y en todas partes porque había un montón de público rockero que lo demandaba y disfrutaba. Después las cosas cambiaron mucho y todo se volvió más difícil e ir a la aventura se volvió muy arriesgado, pero te aseguro que nunca hemos ignorado cualquier oferta mínimamente cabal. ¡Hablen con sus alcaldes!

>Va a abrir tu concierto el más veterano grupo rockabilly de Castellón, Los Dalton. ¿Conoces bandas o tienes contacto con músicos de esta zona?
¡Au! Los Brujos, Malconsejo... No se me ocurre mucho más.

>En “Loco de atar” cantas “Mi último deseo, que me aten a la barra de un bar”. No tienes remedio, siempre escribirás canciones para ser escuchadas en un bar.
¿Me he perdido algo? ¿El rock ya no es música de bar? ¡Diantres!

>Como preguntarte por una recomendación igual te obliga a realizar una innecesaria selección entre un amplio surtido, te lo pongo más fácil: ¿Cuál es el último disco con el que has disfrutado (tal vez hoy mismo)?
Un directo de Linda Ronstadt, Sausalito 73. También he disfrutado con un emocionante reportaje sobre Allen Toussaint. La grandeza de ese hombre no tiene medida.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,