Teatro y danza >> Festivales

El Teatro Clásico de Peñíscola repite lleno absoluto con el amor fatal de ‘Romeo y Julieta’

Una historia que por conocida no deja de conservar su magnetismo. ‘Romeo y Julieta’ también colgó el “entradas agotadas” en el segundo sábado del 18º Festival de Teatro Clásico Castillo de Peñíscola. La representación contó con un preámbulo: horas antes la compañía La Imprudente se paseó por las calles del Casco Viejo como miembros de las familias Montesco y Capuleto, con duelo de espadas incluido. El festival entra en su semana más intensa, con la guinda de ‘La cárcel de Sevilla’, recién llegada del Festival de Almagro.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Romeo y Julieta, casados en secreto por el fraile cómplice.

Por vías diferentes pero con el mismo resultado. Si la compañía madrileña Morboria Teatro recurrió a la comedia de El burgués gentilhombre de Molière, la malagueña La Imprudente lo hizo a través de la tragedia de Romeo y Julieta de Shakespeare. En ambos casos, “entradas agotadas” en el 18º Festival de Teatro Clásico Castillo de Peñíscola. A las 18:30 del sábado 11 de julio se anunciaba por parte de la organización que todas las localidades estaban ya reservadas –la función arrancaba a las 22:30-, lo que significaba que de nuevo unos trescientos espectadores se iban a reunir en esta segunda jornada frente al escenario del Patio de Armas de la fortaleza del Papa Luna para seguir durante dos horas el amor de fatal destino de los amantes de Verona.

En realidad, Romeo y Julieta no se empezó a representar en el Patio de Armas, sino en el Casco Antiguo de Peñíscola. Por sus calles deambularon desde las 20:00 los séquitos de los Montesco y los Capuleto con no demasiadas buenas intenciones mientras Julieta (interpretada por Violeta Lara) – con la compañía de su precavida nodriza (Ana Ráez)– buscaba a Romeo (Andrés Suárez). El encuentro de ambos grupos se saldó con un duelo a espada los mismos pies de la estatua del Papa Luna que Sergio Blanco –fue también cantante de Mocedades antes de unirse musicalmente a Estíbaliz- erigió a la entrada del Castillo. El duelo no encontró sangre, sino que los esgrimistas invitaron a los presentes en la plaza a acompañarles esa noche al Patio de Armas… El problema es que quien a esas horas no tenía ya la entrada, no lo pudo hacer.

La obra que dirige Sebastián Sarmiento se ajusta a los patrones clásicos, siguiendo la traducción que en 1882 realizó Guillermo Macpherson del texto escrito por William Shakespeare y editado en 1597. Un coro introduce en los primeros instantes la tragedia que se va a representar, aunque en este caso la popularidad y las múltiples adaptaciones teatrales y cinematográficas de la obra provocan que el público ya sea sabedor de la historia que va a contemplar.

La Imprudente apuesta por un escenario muy austero, formado por tres escalones de color blanco sobre los que los ocho miembros del cuerpo actoral van desarrollando la acción, dejando que sean sus propias interpretaciones las que sitúen al espectador en cada momento. Además, optan por romper el espacio propio que delimita el iluminado escenario, al que acceden desde sus cuatro lados, para hacer uso también del patio de asientos con el objetivo de escenificar las idas y venidas de un espacio a otro.

La nodriza de Julieta es quien conoce sus secretos.

Era el fin de semana del estreno absoluto de Romeo y Julieta por parte de esta compañía teatral malagueña de todavía reciente formación. El día anterior la habían puesto en escena por primera vez, por lo que Peñíscola fue su segunda representación. Se les vio centrados en sus papeles, incluso cuando durante unos instantes se perdían entre la oscuridad que cubría la platea del público. Y consiguieron que durante las dos horas se siguiese con atención la trama con muertes producto del odio y el ya conocido funesto final de la pareja de amantes furtivos rematado por el discurso del Príncipe y su sentencia: “Nunca hubo una historia de más dolor que ésta de Julieta y su Romeo”, para dar paso a una triste y dolorosa paz entre las familias de los Montesco y los Capuleto que ya queda fuera del relato

Fue un tanto sorprendente la selección musical. Así, para la fiesta en la que el mujeriego y juerguista Romeo conoce a la dulce Julieta se escogió un tema que remitía a los sonidos disco de los primeros setenta, mientras que para la escena de amor entre los protagonistas la elección fue la primera mitad de la canción Streets of love, una de las baladas más recientes de los Rolling Stones.

Música disco setentera para la fiesta en la que se conocen Romeo y Julieta.

ASÍ LO VIERON LOS PROTAGONISTAS

>Sebastián Sarmiento (director de Romeo y Julieta): “Estamos encantados. Poder estrenar un trabajo de tantos meses de ensayos en un espacio tan mágico como el Castillo del Papa Luna es todo un privilegio. Más allá de algunos fallos, propios de un estreno, pudimos disfrutar del silencio cómplice del público. Desde el cariño que recibimos, paseando los personajes por las calles del Casco Antiguo, hasta el minuto y medio de aplausos del final de la representación, hacen que volvamos a casa con una enorme sonrisa. Deseamos que el público pueda seguir disfrutando de grandes actuaciones en este emblemático espacio”.

>Violeta Lara (Julieta): “Peñíscola es y ha sido una experiencia agradable, en un lugar maravilloso, y con un equipo muy amable. He disfrutado muchísimo actuando en un lugar que ya de por sí tiene una energía potente; un castillo por el que han pasado tantas generaciones dejando su esencia en él. Además hemos contado un muy buen público, que ha respirado la obra y la ha agradecido con largos aplausos. Después de unos meses de trabajo, entrega, dedicación y amor, Romeo y Julieta se ha estrenado y lo disfrutado; he gozado con mi Julieta. Mis compañeros y yo jugamos, y contamos una historia que a todos nos mueve y nos apasiona y además en un lugar, el Castillo del Papa Luna, que contextualiza escénicamente la obra. Mis compañeros y yo agradecemos al público que ha recibido nuestro trabajo y al equipo. Yo quiero mucho a mi Julieta”.

El elenco lo completan Andrés Suárez, Pablo Fortes, María Benítez, Ana Ráez, José Carlos Cuevas, Manolo Pró y Rafa Berón, bajo el asesoramiento de voz de Raquel P. Alberdi, con escenografía a cargo de Fran Coronado y vestuario por Mariana Ráez, mientras que de la iluminación se ocupa Langlois.

Violeta Lara, ‘Julieta’.

Y AHORA LLEGA LA SEMANA MÁS INTENSA DEL FESTIVAL

El Festival de Teatro Clásico de Peñíscola sigue en su fase shakesperiana dentro de su semana más intensa de actividades. A través de la colaboración con la Universitat Jaume I se podrá presenciar el miércoles 15 de julio una clase magistral de Manuel Ángel Conejero, rector de la Fundación Shakespeare y  gran especialista sobre el genial escritor, sobre cómo interpretar a Shakespeare en el escenario. Ocurrirá a las 19.30 en el Palau de Congressos.

Al día siguiente, el jueves 16, serán precisamente los alumnos de la Fundación Shakespeare quienes pondrán en escena La rosa y la espina, en la que Federico García Lorca se introduce en un ensayo de la shakesperiana Hamlet y cuestiona a sus jóvenes intérpretes algunas de las frases escritas por el genio inglés, a la vez que les incita a que den vida a fragmentos de la obra que el poeta andaluz dejó escrita. Esta obra tendrá lugar en el Patio de Armas del Castillo (22:30) y será de carácter gratuito. Su inclusión en el programa se debe a la colaboración de CulturArts.

Las dos siguientes actividades llegarán de la mano de la compañía ilicitana Chanchán Teatro, dirigidas especialmente al público familiar e infantil. Así, el viernes 17 abrirán El baúl de los cuentos en los Jardines del Castillo (20:30), mientras que el sábado recrearán por el Casco Antiguo unas  Animaciones medievales, con dos lavanderas despistadas que desde las 20:00 irán contando historias, junto con un mago y un percusionista que pululan por allí, al tiempo que una Reina y su Princesa buscan entre el público al pretendiente perfecto.

La representación oficial de ese sábado 18 de julio corresponderá a la de anónima autoría La cárcel de Sevilla a cargo de la Compañía Teatro del Velador, con la dirección de Juan Dolores Caballero, que en el año 2003 le valió tres premios en la Feria de Teatro en el Sur (Espectáculo, Dirección e Interpretación Masculina). Ese mundo de imágenes oníricas, una atmósfera de pesadilla, en el que conviven nueve personajes entre suburbiales y bufonescos, dando lugar a un fresco cervantino de gente de mal nacer y peor vivir se ha representado este pasado fin de semana en el Festival de Almagro.

-Miércoles 15 de julio: Clase magistral Shakespeare en el escenario, por Manuel Ángel Conejero (19:30). Palau de Congressos.

-Jueves 16 de julio: La rosa y la espina, por la Fundación Shakespeare, con textos de Lorca y Shakespeare (22:30). Gratis. Castillo del Papa Luna.

-Viernes 17 de julio: El baúl de los cuentos, por Chanchán Teatro (20:30). Gratis. Jardines del Castillo del Papa Luna.

-Sábado 18 de julio: Animaciones medievalespor la Compañía Chanchán Teatro (20:00). Casco Antiguo.

-Sábado 18 de julio: La cárcelde autor anónimo. Compañía Teatro del Velador, con la dirección de Juan Dolores Caballero. Castillo del Papa Luna (22:30). 8 euros.

La compañía sevillana Teatro del Velador pondrá en escena ‘La cárcel’.

El Festival de Teatro Clásico Castillo de Peñíscola está organizado por la Diputación Provincial de Castellón, con la dirección de Carles Benlliure, y las colaboraciones de la Universitat Jaume I en el apartado de conferencias y de CulturArts, que permite programar las actividades de la Fundación Shakespeare.

Las entradas se pueden adquirir en la taquilla del Castillo de Peñíscola o a través del teléfono 964 480021.

 

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,