Música >> Portada

David Moliner: "Componer me da libertad; interpretar me deja entrar en el alma de los autores"

Entrevistamos al percusionista y compositor castellonense David Moliner que, con sólo 25 años, tiene ante sí una prometedora carrera, ahora en fase formativa en la Universität der Künste de Berlín.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

David Moliner Andrés.

Castellón se está destapando como cuna de jóvenes percusionistas que están abriéndose camino fuera y consiguiendo reconocimiento incluso internacional. Enric Monfort, Tulam Dúo o David Moliner Andrés son tres ejemplos. En el caso de David, ha sido noticia recientemente por haber ganado la Italy Percussion Competition, dentro del apartado de vibráfono. Un paso más dentro de una activa carrera que no sólo se desarrolla en el terreno de la interpretación, también en el de la composición contemporánea, un camino en ascenso que tras su salida del Conservatorio Salvador Seguí de Castellón le ha llevado por Madrid, la Haute École de Musique de Genève (Suiza), gracias a una beca de la Fundación Dávalos-Fletcher, y ahora mismo le sitúa en la Universität der Künste de Berlín (Alemania).

Con sólo 25 años su currículo se puede considerar extenso para su edad y resulta imposible resumirlo en una cifra moderada de líneas. Ha participado como instrumentista en orquestas como la Jove Simfònica de Castelló o la Jove Orquestra Valenciana, incorporándose en 2015 a la European Union Youth Wind Orchestra, actuando también como invitado en la Joven Orquesta Sinfónica de Hamburgo y la Master Orquesta Sinfónica de España. En el campo de la composición le han encargado obras muy diversas, no sólo dentro de la percusión, también para piano, clarinete, oboe, vientos, saxo, electrónica, flauta, violonchelo, fagot... destacando el estreno de "Estructura I (Fa-Mi)", por el Ensemble 20/21 de la Joven Orquesta y Coro de Madrid.

David Moliner extrae un poco de su tiempo para responder a Nomepierdoniuna y dar a conocer un poco más su todavía corta, pero muy productiva, carrera.

>“Art must be magic”. ¿Nos explicas este encabezado de tu página web?
Como decía Aristóteles, el arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas. En otras palabras: un algo que no sabemos exactamente de dónde viene pero que es medicina indispensable para el alma. De ahí que es mágico...

>Empezaste con el oboe, de ahí al piano y a continuación en la percusión. ¿Qué motivó cada uno de estos cambios?
El oboe fue mi primer instrumento, pero yo quería ser pianista. Al no haber sacado ninguna plaza, en mi ingreso al conservatorio me decidí por la percusión. Sinceramente, empecé con la percusión de manera casual.

>¿Y el paso a la composición?
No hubo paso alguno. La composición es algo que siempre he llevado dentro. A los 8 años empecé en el mundo de la creación y ya nunca me he separado de él. Siempre fue mi debilidad.

>¿Te sientes más a gusto en la composición que en la interpretación de obras de otros?
Me siento igualmente cómodo en los dos campos. Es cierto que la composición me da mucha más libertad que la interpretación, aunque por otra parte me resulta muy atractivo descifrar el código musical que muchos compositores utilizan y entrar en su alma para poder expresar sus emociones.

>Formado en los conservatorios de Castellón y de Madrid, tu nombre comenzó a ser más conocido cuando una beca de la Fundación Dávalos-Fletcher te dio la opción de estudiar en el  extranjero y tú elegiste l’Haute École de Musique de Genève, en Suiza, donde recibiste clases del compositor francés Pascal Dusapin ¿Por qué escogiste precisamente este destino?
En Ginebra la música electrónica es un pilar fuerte de la enseñanza, aparte de que es un conservatorio muy potente a nivel europeo en la composición, con Luis Naón y Michael Jarrell como figuras principales. Ése fue el principal motivo por el que decidí cursar allí un curso entero. Las clases con Pascal Dusapin llegaron de casualidad, ya que Michael Jarrell fue becado en Berlín, donde residió un año, y Pascal vino a impartirnos unas clases magistrales.

>Dice de ti Pascal Dusapin que eres "un músico dotado de un exclusivo don musical; su música está llena de emotividad y sensibilidad” y añade que cree que inventarás un nuevo modo de crear música. Grandes elogios y al mismo tiempo un listón muy elevado para ti.
El caso de Pascal Dusapin fue una revelación. Pascal era un músico que conocía poco de él hasta que escuché su “Solo para orquesta n º6 Reverso”. Con esa obra me reencontré musicalmente hablando, así como el lirismo que siempre había anhelado en mi música. Las clases con él fueron desde el primer día verdaderamente familiares y agradezco profundamente sus palabras; es verdaderamente un honor el que piense eso de mí. Al igual que Voro García, Pascal Dusapin es un padre musical para mí. Son músicos que se han sentido atraídos por mi música, la han promocionado y me han ayudado considerablemente a encontrar mi camino.

>Ahora te marchas a Berlín para ingresar en la Universität der Künste, donde estudiarás composición con Elena Mendoza y Manolis Vlitakis. Te repito la pregunta: ¿por qué esta elección?  
Elena Mendoza trabaja la corporalidad y el teatro instrumental. Es de una escuela similar a Georges Aperghis, con un trabajo tímbrico/sonoro realmente pulcro y admirable. Creo humildemente que mi música tiene puntos en común con la suya, sobre todo en la idea del “músico como ser expresivo”, la relación entre la expresión y el texto; es por lo que corporalmente hablando creo que me aportará una visión verdaderamente útil.

>¿Es necesario que un músico salga de España en las etapas más altas de su formación? ¿Es superior la enseñanza en otras partes de Europa?
El nivel de enseñanza depende del maestro, no de la institución. Hay maestros muy capacitados aquí en España. El problema es que en Alemania, Francia, Suiza, Austria o Europa del norte hay más recursos económico-culturales que aquí; en otras palabras, entienden la “salud mental” que el arte proporciona e indudablemente lo apoyan.

>Y mientras vas preparándote, vas cosechando premios, como el muy reciente  en la Italy Percussion Competition, dentro de la categoría de vibráfono. ¿Qué te impulsa a  participar en concursos: el factor económico, la necesidad de exigirte más a ti  mismo, la comparación con otros instrumentistas, la publicidad…?  
El arte no entiende de comparaciones. El arte es personal, entiende de sensibilidades y de búsquedas internas de bienestar. Indudablemente los concursos son puertas internacionales al reconocimiento, pero el motor que me impulsa a ellos es el tratar de ser verdaderamente humilde y desnudar al mundo mis emociones y mi manera de entender el arte.

>Repasando tus proyectos, ofreces un poco de todo basándote en la percusión,   incluso aportando una faceta actoral.
Me centro generalmente en la música del siglo XX y XXI escrita para percusión con una estética generalmente postmodernista. Lo hago porque creo que es interesante el dar a conocer al público un repertorio de gran calidad, a priori desconocido, pero con un nivel de “salud mental” extremadamente alto. La faceta de actor está implícita en la música; los músicos somos actores. Por tanto las obras que interpreto tienen una dosis elevada de actor, pero no dejan de ser música. A su vez, en un mundo de extrema rapidez vanguardista, creo necesario  no olvidar obras que ya han dado a la luz; puesto que son obras cuyo jugo para extraer es muy grande.

>¿Tiene algo que ver la tradición de la dolçaina i tabal con la afición a la percusión en esta provincia, desde donde estáis saliendo últimamente instrumentistas y compositores?
Aunque nuestro repertorio es diferente, admiro mucho la labor que Tulam Dúo realiza, puesto que son grandes intérpretes, con gran calidad. Por otro lado en esta provincia hay grandes percusionistas, realizando grandes aportaciones musicales; así que sí, puede que el origen tenga que ver con la tradición musical de nuestras tierras en instrumentos de percusión, tanto en las collas de “dolçaina i tabal” como en las sociedades musicales

>Dentro de tu faceta de compositor, ahora estás inmerso en una obra para tenor y piano…. ¿Y  otra con SomtreSonS +A?  
Con SomtreSonS colaboré al encargarme en 2013 una obra para su formación, "Impromptu nº2". Aprendí mucho colaborando con ellas y a parte de su calidad interpretativa poseen una gran disciplina y rigor que facilita mucho las cosas. El pasado mayo me encargaron una obra, "Impromptu nº3 Quasi Una Fantasia", para SomtreSonS + A para el 30 aniversario de la pintora Ana Beltrán. Fue un verdadero reto el enfrascarme en éste proyecto puesto que tuve que interelacionar pintura con música, pero estoy verdaderamente satisfecho con el resultado. Como siempre, un placer trabajar con ellas.

>¿Es Bach la figura que más admiras como compositor?
J.S. Bach es indudablemente uno de los compositores que más legado nos ha transmitido. Sería difícil decir el que más admiro, pero siempre que lo estudio, aprendo algo nuevo.

>¿Te fijas en baterías de otros estilos: jazz, rock…? ¿Nombres que destacas?
Admiro a grandes baterías, aunque no es el territorio que más me interesa como instrumento. Pero si me interesan otros estilos musicales para enriquecer mis composiciones y interpretaciones.

  1. Pingback: 'Captivating Inside': arte, memoria y sentimiento | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,