Música

Cinnamon Dj, de Castellón a Camden: “Lo más importante es ver si llega tu música”

Residente en Bocachica, Perk y Naraniga, ha pinchado su electrónica indie y música años 60's por locales de toda la provincia, como el Four Seasons; también en el Sidecar en Barcelona y pronto viajará a Londres para pinchar una vez más en la fiesta 'Casino Royale Night' en el Barfly. Se trata de Cinnamon Dj, un amante de la música que lleva más de nueve años con lo platos. Hablamos con él antes de que vuelva a Camden a pinchar para saber un poco más del dj castellonense y analizamos con él la situación de los locales nocturnos de Castellón y el papel de los pinchadiscos.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Cinnamon Dj lleva casi 9 años pinchando en cabinas de Castellón. Foto: Manuel Peris. 

Cinnamon Dj, sobrenombre sobre el que se esconde Emilio Barrachina, se describe como “una persona que desde bien pequeño tuvo inquietudes con la música, aquello que luego se ha convertido en trabajo”. Sus amigos le pusieron este nombre en 2005 al considerarle “canela fina” y, desde ese momento, se ha esforzado por propagar y dar a conocer su propia marca. Desde que empezó hasta hoy han pasado casi nueve años en los que ha pinchado por toda la provincia, además de ciudades como Barcelona y Londres. Actualmente es el dj residente en Bocachica (Castellón), Naraniga (Burriana) y Perk (Benicàssim), además de ser un habitual en los platos de sitios como Four Seasons. También participa como dj invitado en las fiestas Casino Royale Night, de temática sesentas, garage, northern soul y psicodelia en el club Barfly, en Londres. Y todo esto lo compagina con Cannoball Vox Uji Ràdio, un proyecto radiofónico que comparte con Fran McClane Dj y 007 Dj, en donde cada sábado repasan clásicos de la música durante una hora en el 107.80 FM. Hablamos con Cinnamon, siempre acompañado de su ordenador, sobre su trayectoria como dj, su visión de la escena nocturna de Castellón y el papel de los dj’s.

En invierno ha estado pinchando en el Bocachica con su electrónica indie, nu-disco y electro con tintes ochenteros. Cinnamon se mueve entre varios estilos, “lo que te permite que moverte por distintos ambientes y locales”. Aunque tiene sus preferencias: “La música que más me llega es la de los 60’s, tanto la vertiente rockera, pop, como el power punk y la música de los 50’s con sus variantes de orden soul y rock’n’roll relacionadas con la música negra”. Eso sí, aunque afirma que se suele atrever con muchas cosas a la hora de pinchar, hay una que se le resiste, por el momento: “La electrónica más severa, puramente electrónica, fuerte… no me llama, no es mi campo”.

Recuerda lo que sintió cuando se cambiaron los papeles, cuando pasó de estar disfrutando con el dj a ser él mismo el dj: “Es una sensación espectacular. Pasas a estar en el escenario pinchando para la gente y tienes la oportunidad de compartir cabina con personas que admiras”. Cinnamon Dj se ha ido haciendo un nombre a base de esfuerzo y de rodar por salas, sesiones caracterizadas por ser “muy variables y que dependen de la gente. Llevo la selección de la música que considero para poder estar preparado. Es importante interactuar con la gente y saber conectar, no se trata de ir a poner sólo música que a ti te gusta, tienes que estar viendo si a la gente le está gustando o no. Lo más importante es ver si a la gente le está llegando tu música y, a raíz de eso, ya ves si tienes más libertad”.

En sus sesiones deja bastante a la improvisación y al azahar: “Llevo la música en el ordenador preparada para que se escuche a la calidad máxima, pero no llevo nada cerrado. Me gusta ser progresivo y poder jugar con la gente”. Cinnamon lleva su estilo a las salas en las que pincha, intentado siempre “respetar la filosofía de cada lugar en el que pincho”. Aunque “en Castellón no es fácil sobrevivir, los pubs cada vez tienen menos recursos o deciden dedicar menos recursos”. Y, es que, parece que los locales en general cada vez apuestan menos por la identidad y la esencia particular de cada dj: “Pienso que con unos buenos ingredientes se hace una buena paella. Seguramente, si hubiera un empresario nocturno que le diera continuidad a esa idea tendría éxito seguro, el problema es que la gente quiere tener una rentabilidad al momento y esto limita y empobrece la oferta que pueda tener la noche en una ciudad como esta”.

Cinnamon diagnostica el problema actual de las salas con la falta de continuidad para que se den a conocer ideas nuevas, no da tiempo a que el boca a boca haga efecto. El problema es que las costumbres han cambiado y “la gente en ciudades pequeñas se mueve mucho por los hábitos y empezar algo nuevo cuesta. En Castellón la noche ha cambiado mucho e intentan ir siempre a lo seguro”. Él la fórmula la tiene clara: “Me gustaría que evolucionara hacia apostar por pubs con identidad, que no hay tantos. Se entiende que hay gente que no lo está pasando bien y que cerrar temporada les supone más de un disgusto, pero sí que es necesario y me gustaría que hubiese locales que cubrieran una serie de perfiles definidos. Esa identidad es bonita, te da la posibilidad de conocer música a la que de otra manera no llegas y te quedas en un rango de conocimiento básico”. Cinnamon examina la escena nocturna de Castellón, en la que hay poca oferta variada y con identidad propia, pocos son los locales como Bocachica o Four Seasons los que apuestan por un perfil determinado, sea cuál sea ese perfil.

Cinnamon Dj. Foto: Manuel Peris. 

Compara la situación y la respuesta con lo que ha vivido en Barcelona o en Londres en donde “apuestan por la novedad, aunque al principio cueste. Lo malo de Castellón es que desaparece, nadie arriesga. Que tengan personalidad propia hay muy poquitos”. Otro de los problemas es que hay veces que el dj se ve, en cierta manera, obligado a pasar por el aro, falta que la gente aprenda a escuchar verdaderamente al dj, aún así “hay gente que te respeta y aprueba tu trabajo, se te acerca y te da la enhorabuena y eso llena”.  Durante los años que lleva pinchando, Cinnamon, se ha rodeado de grandes figuras con las que ha compartido cabina como: Dj Amable, Nacho Ruíz (a quien él mismo entrevistó para Nomepierdoniuna), Etyam, Florent, Jeff Automatic y Vinyl Sue, entre otros muchos. “He aprendido diversas cosas de diferente gente. A ser previsor y excesivamente meticuloso de Dejotacop, cuando compartíamos The Smashups, y de gente que lleva más año aprendes a conectar con la gente; ves música diferente que de otra manera nunca habrías conocido probablemente”.

En cuanto a la figura del dj, Cinnamon ve un cambio: “Se valora al dj, pero es verdad que antes también era una persona que tenía acceso a una música que el resto no tenía, cosas únicas”, por lo que parece que ahora casi todo el mundo puede ser dj, pero no es así. Da un consejo a los futuros djs: “Lo más importante es tener tu identidad propia. Hay veces que puedes llegar, otras no. La identidad y el estilo no se pueden copiar, lo tienes o no lo tienes”. Esto es lo que hace que hayan djs que hoy en día estén triunfando por las salas y los festivales, porque han sabido encontrar ese punto que los ha hecho únicos: “Se trata de que cada uno encuentre su propio toque”, y saber hacerse respetar para no convertirse en uno más.

Cinnamon no se imagina su vida sin música: “Es imposible, forma parte de mí. Me ayuda a evadirme de las cosas y me trae un montón de sensaciones que no sabría explicar, pero me llena”. Los mejores recuerdos los tiene con ella, tanto sobre los platos como público. Hay dos momentos que recuerda con especial cariño: Cuando tuvo la oportunidad de pinchar en el Sidecar, en Barcelona, uno de los pubs más emblemáticos en los que desde el principio se apostó por un estilo de música indie puro: “El sonido que tienen allí es muy peculiar y no hay salas que apuesten por algo tan definido, tiene identidad propia”, tal vez por esto Cinnamon se siente tan cómodo pinchando en esa sala; y a este se añade: “La primera vez que pinché en Londres, el 21 de julio de 2012”, y es que Londres marcó un antes y un después en su vida: “No era algo que tenía pensado cuando me fui a vivir a Londres”, Cinnamon aún recuerda cuándo le llamaron para preguntarle si quería participar en la fiesta Casino Royal Night en Camden con su música sesentera; y ahora un año después, aún siguen contando con él.

Ahora Cinnamon mira hacia el futuro: “Me gustaría decirte que me encantaría quedarme en Londres y poder definir una marca, crecer como músico a nivel técnico y tener la oportunidad de seguir pinchando. Mi idea es llegar a ese punto en el que me siento lleno tanto profesional como personalmente, porque el día que me deje de llenar, dejaré de pinchar”. Cinnamon Dj lo tiene claro. ¿Su sueño? Verse pinchando en Japón. Pero mientras espera que esa oportunidad llegue, Cinnamon continúa rodando por salas con su colección. Le puedes encontrar este verano en Benicàssim, en el pub Perk, o en la playa de Burriana, en Naraniga, y pronto se irá a Londres, al Barfly, en donde tiene establecida una residencia cuatrimestral.


Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,