Música

Christina Rosenvinge llena y convence en el Four Seasons

Con algún altibajo, pero con gran aplomo. La cantante madrileña defiende con solvencia las canciones de sus dos últimos discos en una sala abarrotada. Escoltada por Charlie Bautista a la guitarra y Chumi al bajo, el concierto de Christina Rosenvinge derrocha calidad y buen sonido.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Fotos: Pau Bellido/ACF.

Sin sonar artificiosas, las canciones de La Joven Dolores se nota que tienen mucho trabajo de estudio. La gran incógnita ante el concierto de Christina Rosenvinge, anoche en el Four Seasons de Castellón, era ver cómo quedarían en directo, en formato cuarteto (fundamentalmente) acústico, casi desnudas, y más teniendo en cuenta que era una de las primeras actuaciones de la gira de presentaciones. Incógnita despejada: le quedaron -casi todas- de cine. Diferentes a como suenan en el disco, pero aguantaron, y algunas -contra todo pronóstico, como "Canción del Eco"- incluso crecieron, a pesar de presentarlas en un formato muy acústico ante una sala llena -se vendieron todas las entradas- y bulliciosa. Aún así, funcionaron mejor los temas de su anterior disco, Tu labio superior, que la madrileña reservó para la segunda parte de la actuación. Porque el público los reconoce más -gran momento el de "La distancia adecuada"- pero también porque, sencillamente, son mejores. Sobre todo, el concierto destiló calidad y buen sonido y de eso tuvieron gran parte de culpa los excelentes músicos de los que se ha hecho acompañar en esta gira, en especial dos de los más pluriempleados de la escena madrileña: a la guitarra y los coros Charlie Bautista, que recientemente ha estado por aquí con Amigos Imaginarios y que ahora mismo se está desdoblando para grabar el nuevo disco de Russian Red en Glasgow; y al bajo y contrabajo Chumi, a quien el año pasado vimos en el Auditori con Anni B Sweet y Abraham Boba. Dos musicazos que harían sonar bien al menos pintado. Siendo justos, el concierto lo llevó y lo sostuvo ella, con esa inquietante mezcla de fragilidad y aplomo, de ternura y frialdad. Cuando parece estar ausente, como ensimismada en sus propias canciones, Christina Rosenvinge esboza una sonrisa y vuelve a conectar con todo el público en un instante. Experiencia y años sobre el escenario no le faltan. No obstante, la actuación tuvo altibajos, quizás relacionados con esos momentos de ensimismamiento, también con canciones que le quedaron deslavazadas, pero lo cierto es que la madrileña estuvo simpática, cercana y generosa con los bises. Destacó cuando interpretó sola al piano "Animales vertebrados". Y además es muy sexy. Sí.

Charlie (guitarra y coros), Gabi (batería), Christina Rosenvinge y Chumi (bajo y contrabajo).

Programación de marzo en el Four Seasons:

>Viernes 4 y sábado 5 de marzo. Depressing Claim + Balloon Flights. Entradas del sábado, agotadas. Para el viernes: 4 € si presentas la del sábado, 8 anticipada y 10 en taquilla. Anticipadas sólo en Four Seasons.
>Viernes 11. Señor Mostaza. Entradas: 8 € anticipada y 10 en taquilla.
>Sábado 12. Depedro. Entradas: 12 y 15 €.
>Domingo 13. The Excitements. Entradas: 10 €.
>Jueves 17. Maika Makovski. Entradas: 8 y 10 €.
>Viernes 18. Cat Club + Patri & The Screams. Entradas: 10 €.
>Sábado 19. Monodesnudo. Entradas: 6 €.
>Sábado 26. Neil Jung. Entradas: 5 €.
>Domingo 27. No Way Out + Puk*2. Entradas: 10 y 12 €.

Todos los conciertos están programados con apertura de puertas a las 19.00. Las entradas anticipadas se pueden adquirir en Spoonful y en el propio Four Seasons. Para reservar entradas manda un e-mail a la dirección fourseasonsclub@hotmail.com.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,