Música >> Festivales, Portada

César Verdú (León Benavente): “Las letras de Abraham Boba tienen la habilidad de que puedas hacer la canción tuya, y eso es maravilloso”

Charlamos con el batería y percusionista de León Benavente, César Verdú, también técnico de sonido de largo recorrido, sobre la explosión que ha generado su nuevo disco, ‘Vamos a volvernos locos’, que presentan en directo este sábado 9 de noviembre en el Auditori de Castelló dentro del Trovam!-Pro Weekend.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

César Verdú, batería de León Benavente. Foto: Erick Acosta.

Surgido de la escena murciana de los 90 como técnico de sonido de salas míticas como El Garaje de la Tía María, acompañando en giras a bandas como Surfin’ Bichos, Ross, Manta Ray, Los Planetas o, más recientemente, Nacho Vegas y como batería de Schwarz, César Verdú tiene ahora, desde la batería de León Benavente, una perspectiva especialmente privilegiada para analizar el fenómeno que se ha generado alrededor del grupo, de sus canciones, de sus letras. Y sobre todo de sus arrolladores directos. Tendremos oportunidad de comprobarlo el próximo sábado 9 de noviembre a las 22:30 en la sala sinfónica del Auditori de Castelló, donde presentarán su arrebatador nuevo disco, Vamos a volvernos locos (Warner Music, 2019), gracias a la Fira Trovam!-Proweekend (entradas a 18€, incluido el concierto de 15º aniversario de los castellonenses Lula, a las 21:15). Antes, comentamos la jugada con él, que atiende al teléfono amablemente y con buena memoria.

>Acabáis de llegar de gira por México, después en la plaza de España de Sevilla con motivo de los MTV EMA y esta semana tenéis dos fechas en la sala Moon de Valencia (7 -entradas agotadas- y 8 de noviembre) antes de aterrizar el sábado en el Trovam!-Pro Weekend de Castelló. Desde que lanzasteis el nuevo disco en septiembre… ¿Os “estáis volviendo locos”?
(Ríe) La verdad es que es una frase que utilizamos para titular el disco que, en cierto modo, se puede leer de dos maneras: como advertencia y también como invitación. Pero sí, desde luego, Vamos a volvernos locos está teniendo muy buena acogida desde que lanzamos los primeros singles (“La piedra que flota” y “Amo”) a principios de verano y no nos paran de salir fechas por todas partes. Estamos muy contentos.

>Una gira de lanzamiento que, en esta ocasión, estáis empezado por salas, ¿os apetecía más que el recorrido por festivales?
El primer concierto tras el lanzamiento, en realidad, fue en un festival, el Granada Sound, pero en general la gira está confeccionada con fechas en salas de invierno. Y sí, es algo que nos apetecía porque ahí es donde podemos desarrollar nuestro repertorio completo, porque los festivales te limitan en ese sentido...

>Y también por la acústica y el rollo de sala que favorece a vuestras canciones, no?
Cuando hacemos los discos, lo primero son las canciones, pero pensamos también en el directo. Está claro que entre un festival y una sala casi siempre es preferible el ambiente que se genera en la sala, pero en los festivales también lo pasamos bien. Son dos conceptos diferentes, porque al final estamos haciendo lo mismo, defender en directo nuestras canciones lo mejor que sabemos. Y una cosa fundamental de las salas con respecto a los festivales, a los que la gente va a ver muchos grupos, es que tienes un feedback y una química especial con tu público, que sabe a lo que va porque ha pagado su entrada solo por ti. Y eso que sucede en una sala suele ser más emocionante que en un festival, aunque por otro lado éstos también sirven para que te conozca más gente.

>El Trovam!-Pro Weekend de Castelló es una feria con cartel de festival en el que vais a actuar en una sala sinfónica de un auditorio, ¿combina las dos cosas, no?
Sí, puede ser, aunque en esta gira nos está pasando que en algunas ciudades tristemente no existen salas en condiciones para acoger aforos de 600 o 1000 personas de forma estable, porque nadie se atreve a apostar o porque los ayuntamientos no dan facilidades e incluso ponen problemas, y te ves obligado a ir a escenarios donde la gente está sentada, que por otro lado está muy bien porque se escucha todo muy bien y el público se puede fijar más en los detalles. Nosotros vamos a hacer lo mismo, pero la verdad es que para el público no es tan salvaje.

“Hay ciudades en las que tristemente no existen salas de conciertos en condiciones para acoger aforos de 600 o 100 personas de forma estable”

>A pesar del título del disco, en vuestra hoja promocional apuntáis que está compuesto y grabado “en horario de oficina para mantener una visión limpia”. ¿Es por disciplina?
(Ríe) Como se suele decir, la inspiración lo mejor es que te pille trabajando y, para eso, te tienes que tirar muchas horas de oficina o de estudio, para que todas esas ideas puedas plasmarlas. Y también por nuestra situación como grupo, porque cada uno vivimos en un sitio diferente [de hecho, su nombre proviene de un tramo de carretera entre León y Benavente que hay de norte a sur del país] y no podemos quedar de forma habitual como si estuviéramos en la misma ciudad. Nosotros quedamos una semana o diez días y nos encerrarnos en el estudio 8 ó 10 horas diarias para darle vueltas a todo [en El Cariño, Mozota, Zaragoza]. Y quizás por eso este disco está más producido que los anteriores también.

>Producido por vosotros mismos y con tres colaboraciones muy destacadas: Maria Arnal (“Como la piedra que flota”), Miren Iza (“Mano de santo”) y Eva Amaral (“Amo”). A la primera sí que la relaciono con vosotros, ¿cómo surgieron las otras dos participaciones?
Sí, Miren es una amistad de hace mucho tiempo que tenemos todo el grupo; en su disco anterior colaboró Abraham [Boba, líder y cantante de la banda] metiendo voces y en la gira anterior la llamamos para que hiciera “Estado provisional” con nosotros. Y vimos que “Mano de santo” era perfecta para que Miren pusiera la voz y ha quedado muy bien. A las tres las admiramos y son un talento las tres. Lo de Maria Arnal viene de cuando escuchamos su disco hace 2 años, que nos gustó muchísimo, hasta que en el concierto de fin de gira en Barcelona [la anterior] les dijimos de colaborar a ella y a Marcel [Bagés]. Aceptaron y terminamos haciendo una canción suya y en un concierto nuestro. En el caso de Eva Amaral, nos conocemos desde hace tiempo, es amiga de Edu [Baos, bajo y sintetizador] de Zaragoza. Y también vimos que a la canción de “Amo” le iba a venir muy bien que fuera con la voz de Eva. La verdad es que estamos muy satisfechos con las tres colaboraciones, porque cada una pertenece a una escena y a una generación, y las tres aportan al disco.

>En el disco se escucha al León Benavente de los dos primeros discos, pero cada vez más electrónica y hasta influencias de músicas urbanas como el rap. ¿Os consideráis un grupo que está al día de lo que sea hace?, ¿sois permeables? 
Sí, escuchamos muchas cosas que salen ahora y estamos al día. Es verdad que escuchamos rap, pero simplemente utilizamos un tipo de fraseo hablado, nos dejamos influenciar por una métrica que se acerca al rap pero no lo es. Realmente nuestras bases son más cercanas al kraut y la electrónica, porque al final lo que hace el hip hop también es samplear esos ritmos. Y Abraham en algunas canciones recita las letras de una forma que en realidad ya viene de Lou Reed o el spoken word. Pero sí, desde el principio León Benavente quisimos que fuera un grupo que tuviera las puertas abiertas, para no encasillarnos en un estilo y en una forma de composición. Escuchamos de todo y nos influencia lo que más nos gusta para hacerlo a nuestra manera.

>Aunque tú, precisamente, vienes de la vertiente más experimental como lo era tu anterior banda, Schwarz…
Lo bueno es que cada uno ha mamado de unas influencias diferentes, pero al juntarnos los cuatro hemos sabido fundir esas referencias. A la hora de meterlo en la batidora podía ser que quedase un popurrí que no tuviera que ver una canción con otra o lo que nos ha sucedido en León Benavente, que funciona. Una combinación que incluso hace sorprenderte como miembro del grupo, porque tú lo harías de otra manera y esa persona te está sorprendiendo.

“Abraham Boba es uno de los mejores letristas del país, es un honor trabajar codo con codo con él”

>Por encima de todo, vuelven a destacar las letras de Abraham Boba, con esa facilidad para crear imágenes con las que sentirse identificado. ¿También os representan al resto de la banda?, ¿qué participación tenéis en ese apartado?
Abraham siempre ha dicho que las letras las afronta de una forma grupal, sabe que el grupo va a tener que sentirse identificado con esas letras. Y él, antes de cerrar las canciones, nos las enseña para que nosotros también demos nuestra opinión. Para mí es uno de los mejores letristas del país y un honor trabajar codo con codo con él. Las letras de Vamos a volvernos locos hablan de la insatisfacción, hay un hilo conductor que habla del desasosiego que sentimos de puertas para adentro, con las personas de nuestro entorno. Hay muchas frases que remiten a cosas que nos han sucedido o que sabemos que ha vivido él; al final es un poco contar el día a día. Y él es muy certero comunicando. Tiene la habilidad de que puedas hacer la canción tuya, y eso maravilloso.

León Benavente son, de izquierda a derecha, Luis Rodríguez (guitarra), César Verdú (batería), Edu Baos (bajo y sintetizador) y Abraham Boba (voz y teclados). Foto: Jorge Fuembuena.

 

>Tú procedes de la escena de Murcia, donde no paran de surgir bandas que tienen repercusión a nivel nacional, desde M-Clan a Viva Suecia pasando por Second. ¿Qué caldo de cultivo hay ahí, tú que lo viviste como técnico de sonido y como músico?
Ahora vivo en Barcelona, pero efectivamente yo lo viví en su momento cuando abrimos salas como El Garaje de la tía María o el 12 & Medio en los 90. Hubo un momento que había casi ocho salas y cada fin de semana había una amplia agenda de conciertos nacionales e internacionales. En Murcia siempre ha habido muchas bandas y locales de ensayo que siempre estaban llenos. Eso ha ido materializándose en que han aparecido formaciones de diferentes estilos, muy buenos ingenieros de sonido, productores, etc. Y todos esos músicos de jueves a domingo tenían una agenda cultural-musical de altura, lo que hacía que se compartieran influencias.

>Sois coetáneos, compañeros de viaje y amigos de artistas como Santi Campos que, teniendo mucha calidad, no terminan de llegar al gran público. ¿Qué tecla hay que tocar para que ocurra lo que a León Benavente?
Creo que, desde el primer disco, estuvimos en el momento y en el lugar adecuado. Quizás éramos algo que se echaba en falta, cuando surgió León Benavente [2012] las letras eran muy críticas y eso hizo que tuviera cierto atractivo. Era música enérgica, con conciertos muy viscerales, supimos transmitir esas vivencias en directo y empezamos a llenar salas. Pero, en realidad, no sabemos cuál es la tecla (ríe). Soy muy amigo de Santi Campos y se lo merece igual que nosotros. Su último disco, Alegría, es una maravilla, pero ni siquiera sabemos decirle cuál es la fórmula a nuestros mejores amigos [ríe]. Constancia y aguante seguro.  Confío en que también les llegue a ellos.

“León Benavente estuvimos en el momento y en el lugar adecuado, pero en realidad no sabemos cuál es la tecla que hay que tocar””

>Un Hallazgo musical reciente.
Hace poco estuve viendo a Billie Eilish y me dejó bastante sorprendido; la producción del último disco es muy buena.

>Un clásico que crees que hay que reivindicar.
Ingresó Cadáver. El otro día estuve hablando con ellos y me dijeron que van a sacar disco; es un grupo a reivindicar. Me recuerda mucho a Lagartija Nick y a los 90.

>Un concierto que nunca olvidarás.
Con León Benavente, el último en Murcia, en el Parque de Fofó. Fue muy emocionante tocar en casa, ver a tantos amigos y a tanta gente que fue al concierto. Es una pasada volver así a tu ciudad.

>Un grupo, disco, músico, garito… que tengas relacionado con Castellón.
Shock Treatment, los ví en el TNT de la Vega Baja, hará unos 25 años, junto a Depressing Claim. En aquel entonces escuchaba mucho punk-rock; iba a todo, pero ese concierto lo recuerdo especialmente. Y de los 90 también recuerdo a Los Romeos, que creo que la cantante actúa antes de nosotros el sábado en el Trovam!, ¿verdad? [así es].

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,