Música >> Entrada libre, Portada

Carmen París, invitada de lujo de la Big Band UJI: “Este país necesita una ley que proteja la Cultura”

Por cuarto año consecutivo, la Big Band UJI organiza su 'Concert de Nadal' en el Paranimf con una voz invitada. En esta ocasión será la de Carmen París, una artista de mente ágil y amplia formación, muy respetada y elogiada por sus dotes como compositora, cantante y su inquietud innovadora, que la ha llevado a crear un estilo propio inclasificable y dentro de él, una fusión inédita de la jota con un amplio repertorio de estilos. Este año ha sido distinguida con el Premio Nacional de Músicas Actuales, un galardón del Ministerio de Cultura al que no piensa renunciar, aunque no esconde su disconformidad con el trato dispensado a las artes, como explica en esta entrevista para Nomepierdoniuna.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

La 'jotera' Carmen París, aunque su fusión de estilos la hacen única e inclasificable. Foto: Marta Asensio.

Estudiosa, ampliamente preparada (canto, piano, guitarra, violoncello, armonía y solfeo en el Conservatorio de Zaragoza; más la carrera de Filología Inglesa), multidisciplinar, temperamental, arriesgada… Sólo alguien con características semejantes tiene la capacidad de innovar, de fusionar géneros sin apenas antecedentes y a partir de esa mezcla crear algo nuevo, trasladarlo al público y, no solo salir airosa, sino emocionar. Es el caso de Carmen París, una aragonesa de crianza nacida en Tarragona con amplia formación académica a quien sus referencias musicales hogareñas le marcaron una senda hasta ahora sin transitar. Si las aleaciones con el flamenco ya no sorprenden por habituales, no ocurre lo mismo con la jota, un género olvidado dentro de la música moderna… hasta que llegó esta singular jotera. Aunque definir a Carmen París como “jotera” es describir sólo una parte de su catálogo, porque su estilo en realidad es inclasificable por la adopción de registros múltiples (jazz, blues, pop, son cubano, aires mediterráneos, árabes, bolero, copla…). Una variedad que lo mismo le vale para recibir el premio al Mejor Álbum de Música Tradicional 2003 por su debut, Pa’ mi genio, que el de Mejor Álbum de Fusión 2009 de los Premios de la Música por InCubando. Una genialidad y riesgo que 30 años después de empezar su carrera –incluye también el cabaret- la han situado en todas las secciones culturales de los medios informativos por haber sido distinguida en este 2014 con el Premio Nacional de Músicas Actuales, que concede el Ministerio de Cultura. Tan ilustre creadora será la invitada del tradicional Concert de Nadal que cada año protagoniza la Big Band UJI, dirigida por Ramón Cardo, en el Paranimf de la ciudad universitaria castellonense. Tendrá lugar el jueves 18 de diciembre (20:00), con acceso gratuito, aunque es aconsejable solicitar invitaciones al correo palos@uji.es, con un máximo de dos por persona. La oportunidad de actuar con una big band permitirá a Carmen París interpretar temas de su ambicioso disco Ejazz con Jota (2013), grabado en Boston con la Concert Jazz Orchestra de Greg Hopkins y que sólo en contadas ocasiones puede reproducir en directo por el coste del espectáculo.

Antes de trasladarse a Castellón para esta cita tan especial, Carmen París responde a algunas cuestiones planteadas por Nomepierdoniuna, demostrando una vez más su claridad de ideas. Unos días después, el domingo 20, estará actuando en Nápoles (Italia) dentro de una gira que la ha llevado por primera vez a París, uno de sus grandes sueños.

>Enhorabuena por el Premio Nacional de las Músicas Actuales, concedido por el Ministerio de Cultura con una dotación de 30.000 euros y al que –a diferencia de la postura adoptada por Jordi Savall- no vas a renunciar. Como has comentado, te servirá para pagar gastos y entre ellos los de tu ambicioso EJazz con jota... 
Respeto el modo de protestar del gran músico Jordi Savall, pero no estoy en la misma situación. Él lleva años girando por el mundo y yo acabo de hacer mi primera gira por el extranjero (Suecia) tras 30 años de carrera y también acabo de hacer por primera vez un concierto en París. Tengo deudas no sólo por la inversión del disco sino porque no hay suficientes conciertos y los que hice a taquilla me ocasionaron grandes pérdidas. Este premio salda mis deudas y me permite seguir con la inversión para ir a otros países.

>Ejazz con jota lo grabaste con la Concert Jazz Orchestra de Greg Hopkins, pero llevarlo al directo con una big band no siempre es posible debido al coste que supone. En Castellón vas a tener la oportunidad de hacerlo. ¿Qué repertorio preparáis para esta ocasión: tuyo propio, temas tradicionales…?
Vamos a hacer el repertorio de Ejazz con jota, que contiene melodías y letras tradicionales en seis canciones y las otras seis son creaciones musicales propias, algunas, con fragmentos de letras tradicionales.

>Al tratarse del tradicional concierto de Navidad de la Big Band de la UJI, imagino que el primer contacto surgió por parte de ellos. ¿Aceptaste de inmediato, sin más problema que el de coordinar agendas?
Pues sí, acepté de inmediato pues ante la situación actual es la única manera de hacer un concierto con orquesta como el disco. Estoy encantada.

>¿Habéis tenido oportunidad de ensayar ya juntos?
Ensayamos el pasado día 10 y volvemos a hacerlo el día antes del concierto.

Carmen París. Foto: Baylón.

>Aceptas el premio del Ministerio de Cultura, pero creo que no estás nada conforme con alguna de sus medidas, como ese 21% de IVA con el que se grava la actividad artística. Es más, quieres utilizar el galardón para denunciar la difícil situación de artistas, promotores, salas y autónomos en general...
No he estado de acuerdo con ningún gobierno y así lo he venido manifestando desde antes de que nos dieran la estocada con el ivazo. Este país necesita desde hace muchos años una ley que proteja nuestra Cultura, que considere la música como una licenciatura con diferentes especialidades, que regule la situación laboral de músicos, profesores y profesionales relacionados, etc, etc.

>De ti se destaca tu capacidad para fusionar músicas, tu voz y tu carácter, porque sólo a alguien con temperamento se le puede ocurrir emprender la aventura de fusionar la jota con músicas de raíz americana o africana.
Esa capacidad de fusionar es el resultado de la formación, el conocimiento y la experiencia en la música y otras artes escénicas, cosa poco habitual en el panorama cantante nacional.

>La jota y el jazz los oías en tu casa, seguiste una formación clásica de Conservatorio, hiciste algo de blues y de cabaret… ¿Tu planteamiento fue el no querer seguir caminos ya transitados en alguno de estos estilos o surgió como algo natural, sin pensarlo demasiado?
Mi planteamiento de fusionar al componer sí que me sale natural, lo que fue pensado fue usar todo lo aprendido para reivindicar la jota y las músicas de raíz ante la poderosa colonización anglosajona.

>¿Esa fusión ha sido entendida dentro del sector más tradicional de la jota o te ha valido algunas críticas y reproches?
Me criticaron algunos, sí, pero la gente en Aragón ha valorado lo que han significado mis canciones y/o arreglos. He sido profeta en mi tierra, puedo decir. A los jóvenes cantadores de jota les encanta el último disco.

>Y como no entiendes de barreras te lanzas incluso a cantar en inglés, girando ya por algunos países. ¿Cuándo actúas en Suecia, por ejemplo, haces una mezcla de idiomas en las interpretaciones?
No, a Suecia he ido como invitada del grupo Zoobazar, que hace músicas instrumentales mediterráneas e ibéricas, y he cantado dos temas de ellos y cinco de mi primer disco. Lo que hago cuando canto fuera es presentar las canciones en inglés.

>¿Qué efecto percibes que provoca tu música entre esas audiencias?
La gente se emociona con las canciones aunque no entiendan la letra.

>Por cierto, adaptar algunas expresiones joteras al inglés no debe resultar nada sencillo por la falta de equivalencias.
Así es. No todo se puede traducir y encajar en una melodía, pero tampoco quería cantar todas las canciones en inglés, con la mitad, suficiente

>Mientras muchos nos quejamos por la falta de tiempo, tú pareces tener una capacidad tremenda de trabajo o has aprendido a dominar el reloj. No sólo realizas conciertos en cualquier tipo de formato, sino que te atreves a retomar aquel proyecto inicial de cabaret. Todo ello mientras apuntas ideas futuras y atiendes a tus obligaciones caseras. ¿Todo eso es por… talento, saber organizarse, dormir poco, creer en ti mismo?
(Risas) No es pa' tanto la cosa, pues vivo sola. El secreto es que cuando se me junta mucha actividad, pues esto es la gran seca o la gran remojá; no atiendo bien mis cuestiones caseras y personales.

>Una duda sobre tu primer disco, Pa’ mi genio. ¿Por qué existen dos versiones del mismo: una en solitario y otra compartiendo créditos con Chano Domínguez?
Porque primero me autoproduje y grabé con Chano Domínguez en 1999 y tras un año de buscar discográfica para publicarlo, la única oferta que tuve de pagarme lo que me costó fue de Warner, pero no querían sacarlo así porque era demasiado jazz, así que volví a grabarlo menos jazz. Como a su salida el disco se vendió bien, a los tres meses decidieron sacar una edición especial con el de Chano.

>Chano Domínguez, Javier Ruibal, Santiago Auserón, Jorge Pardo… ¿Con quién tienes previsto colaborar próximamente? Es decir, ¿cuál es el proyecto que tienes previsto iniciar una vez pongas final a la etapa de Ejazz con jota?
De momento empezaré el año preparando una posible colaboración con una artista marroquí y quiero seguir intentando sacar Ejazz con jota al extranjero.

>Por cierto, cuando editaste Pa’ mi genio (2002) ya llevabas dos décadas actuando. Una situación que contrasta con una parte importante de los músicos que surgen, que sin apenas experiencia de local y de escenarios ya se lanzan a grabar. ¿Existe demasiada prisa por tener un disco editado, aprovechando en muchos casos las posibilidades que ofrece ahora la informática?
Pues sí, sin tener experiencia de local y sin saber más que cuatro acordes. Incluso hay grupos de éxito que (les) grabaron su primer disco antes de aprender a tocar.

>Jotas, jazz, blues, flamenco, música andalusí, cabaret, filóloga (inglesa)… ¿Cómo sale Carmen París del apuro cuando se le pregunta que se defina brevemente?
Y te faltan el pasodoble, la zarzuela, el chotís y la copla. Soy una creadora comprometida con su cultura a la cual hermano con otras culturas cercanas o lejanas.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,