Música

Benicàssim.pop. Miss Black Emotion y Trece disparan el termómetro en el Teatre Municipal

El día que Trece presentó su disco de debut hizo mucho calor en el interior del Teatre Municipal de Benicàssim. Una sensación que no olvidarán en una noche ya de por sí de alta temperatura por la intensidad con la que se empleó el joven grupo de rock clásico, lo mismo que sus compañeros de cartel, Miss Black Emotion, en un nuevo capítulo de Benicàssim.pop. Muchos invitados –Las Auténticas incluidas- y sonrisas al final. Señal de triunfo. Trece lucha por demostrar que “el rock no ha muerto”, y así se lo cuentan a Nomepierdoniuna en esta crónica-entrevista.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Vite Barreda (voz), Simeon Peev (bajo) y Óscar Tinoco (batería) durante la actuación de Trece. Foto: Carola Delg.

No hubiese desentonado una versión del “Mucho mejor” de Los Rodríguez con esa tan conocida tonada de “Hace calor, hace calor”, porque en un Teatre Municipal de Benicàssim sin la remodelación acabada y sin aire acondicionado, la temperatura se hizo difícil de soportar la noche del sábado 27 de junio. Sobre el escenario, la experimentada banda soul castellonense Miss Black Emotion y el joven grupo rockero Trece, protagonista especial de esta cita convocada por Benicàssim.pop al tratarse del concierto de presentación de su homónimo primer disco. Alrededor de 250 personas acudieron a un encuentro musical que, vistos rostros y escuchados comentarios, dejó satisfechos a casi todos los asistentes tras asistir a dos actuaciones bien preparadas y  que por sí solas ya hubiesen elevado el calor ambiental.

Para el grupo que abrió la noche –se hace extraño calificar como “telonero” a Miss Black Emotion– también resultó especial por varios motivos, empezando por la puntual ausencia del guitarrista cofundador, Fernando Cabalo, suplido por el todoterreno Pere Safont (Arte Pop, The Painkillers, Club964) y siguiendo por las colaboraciones: la de otro valgoparatodo Gabi Martínez (cantante de La Ranamanca), quien con su habitual desparpajo –y con pajarita verde- se encargó del narrativo clásico del soul “The Snake” popularizado por Al Wilson; la muy especial de Las Auténticas (las jovencísimas Carlota, Gabriela, Candela y Vega), quienes interpretaron como solistas el “Love ghetto” -dos años atrás, cuando aún no tenían nombre artístico, lo habían hecho como coristas de Miss Black Emotion en el mismo escenario- y el saxo de José Reggae y la trompeta de Luis Alguacil (ambos de El Chamuyo). Además, por primera vez desde la incorporación de Rosa Meseguer y Sol González a las voces junto al terremoto María Iturralde, contaron con un escenario grande, en cuya parte posterior se ubicaron el bajista Íñigo Beltrán, el teclista Luis M. Cháfer y el batería Alfonso Pachés, soportando de pleno el calor de las luces. Interpretaron temas de sus tres discos, incluidos “Me too”, “That’s why”, “Uh Uh Uh”… más una versión habitual en su repertorio, “A change” de Aretha Franklin.

Rosa Meseguer, Sol González y María Iturralde son ahora las tres voces de Miss Black Emotion, grupo soul que confundó el bajista Íñigo Beltrán. Foto: Carola Delg.

Pero si la noche fue especial para alguien, sin duda ahí hay que apuntar a Trece. El quinteto medio castellonense (el cantante Vite Barreda, el teclista Pau Marí y el bajista Simeon Peev)-medio oropesino (el guitarra Adrián Andreu y el batería Óscar Tinoco) lleva cuatro años haciendo rock and roll stoniano, clásico… su ilusión era tener un disco… Y aquí está. Se buscaron unos cuantos músicos amigos: Pedro Saura y Pablo Ponz (Señor Presidente), Aroa Morcillo (ex Gatas Negras, Motel y Bámbola), Octavio Garreta (Desiguales), María Iturralde (Miss Black Emotion) y los vientos de Carlos Tena y Luis Alguacil… y el resultado fue notable. Se notaba que habían preparado con ganas esta presentación y ellos y el público –con bastantes participantes en el Verkami que ha hecho posible el CD grabado en La Seta Azul– salieron satisfechos… con camisetas y CDs.

Siguiendo el orden cronológico del concierto, Trece comentan en esta entrevista esa actuación, el disco, sus planes y sus impresiones generales sobre un tema que les apasiona para llegar a una conclusión: “El rock no ha muerto”.

Trece (de izquierda a derecha): Adrián Andreu, Pau Marí, Vite Barreda, Óscar Tinoco y Simeon Peev. Foto: Carola Delg.

>Al calor difícil de soportar del Teatre de Benicàssim se unió el más agradable de la apertura de Miss Black Emotion, con una enérgica actuación, que no sé si llegasteis a ver porque estabais en la calle repartiendo las recompensas del Verkami. ¿Qué sensaciones sentíais antes de subir al escenario?
Nervios, muchos nervios. No nos creíamos estar ahí ya, en un sitio tan profesional, con mucho público. Para nosotros era, y fue, una noche muy especial. Nos quedamos fuera las primeras canciones mientras llegaban los últimos mecenas de Verkami. Luego subimos arriba a ver y coger apuntes del show de Miss Black Emotion. ¡Qué bueno que exista una banda de aquí con tanta potencia y tanto soul! Y encima salieron Las Auténticas… Nos declaramos fans de esas jóvenes, ¡qué actitud!

>¿Empleasteis mucho tiempo en preparar esta presentación del CD Trece?
Pues aunque hay temas que llevan en nuestros directos mucho tiempo, para esa noche no queríamos permitirnos ningún fallo. Nos lo curramos mucho siempre, sea para tocar en un garito delante de cuatro personas como en un sitio así. Más o menos hemos estado tres meses ensayando varios días a la semana para esa noche.

>Inicio con “Ojos negros”, un rock and roll a tope y una buena carta de presentación de qué es Trece: guitarras, teclados, potencia, temas que enganchan fácilmente con sus letras…  ¿Qué motiva a unos músicos jóvenes para formar una banda de rock and roll clásico?
Somos una banda de rock, ¿qué mejor que salir a escena con un rock and roll? Es lo que nos gusta, escuchamos eso. Es muy difícil aplicarte al 100% haciendo algo que no te gusta. Estamos aquí para pasárnoslo bien, haciendo algo que nos apasiona y con la intención de contagiar a la gente de esa sensación.

> “Ella” cuenta hacia su mitad con un cambio que deja el tema en un puente muy AC/DC. En varios momentos del concierto se escuchan ecos de los australianos… Incluso sospecho que ese “Ella lleva el ritmo” de “Perdido en la ciudad” es un guiño al “Girls got rhythm”. No ocultáis que es una de vuestras influencias… Y parece que Extremoduro también por “Deltoya”. ¿Cuáles más destacan?
No se te escapa ni una (risas). Somos rockeros y escuchamos a AC/DC, a Led Zeppelin, a los Rolling Stones…  si no, no seríamos rockeros, ¿no? Pero además tenemos muchas influencias. Cada miembro del grupo tiene unos gustos muy variados. Te sorprenderías de todo lo que escuchamos. Obviamente hacemos rock and roll; es una música que no pertenece al folclore de nuestra tierra, pero se ha hecho desde siempre, y hay grupos en español que no podemos obviar, como es el caso por ejemplo de Tequila, Pappo, Los Rodríguez, Pereza, M-clan y Extremoduro.

Adrián Andreu, Vite Barreda y Pau Marí, durante la actuación de Trece. Foto: Carola Delg.

>En “Príncipe Rana”, contasteis con Pedro Saura y Pablo Ponz, de Señor Presidente. Por cierto, en directo me sonó más grunge que en el disco. Trece y Señor Presidente son dos de las bandas a las que más se os ve en los conciertos de otros grupos. Desde vuestra perspectiva de bandas nuevas, ¿cómo veis el panorama actual en Castellón?
Era lo que buscábamos para el directo: una explosión sonora (risas). Juntarnos para tomar algo ya es bastante mala idea, imagínate armados con instrumentos. Somos muy afines, entendemos la música de una manera muy similar, y vamos a conciertos porque es lo que nos gusta; la música en directo hay que valorarla. El panorama en Castellón se basa mucho en el “amiguismo”, poca gente va a un bolo por el simple hecho de ir a descubrir música nueva, y dicen que está muerto, que mejor dejarlo… Somos Trece, hacemos rock and roll. Cuando suena “Ojos negros” la gente mueve la cabeza… el rock no ha muerto y luchamos en cada bolo por demostrarlo (risas).

>Y se da la circunstancia de que sois de los más jóvenes como público en los conciertos. ¿Por qué creéis que quienes ahora están en los veintipocos aparecen poco por las salas de directos?
Pues porque se le ha dado mayor importancia a las discotecas, y a los dj’s. Es muy respetable, cada uno tiene sus gustos. Pero siempre hay algún rebelde que se escapa de la manada. Además en Castellón, el tema de los horarios está muy complicado, no es lo mismo un bolo a las 7 de la tarde que uno a las 23:00.

El guitarrista Pablo Ponz -segundo por la izquierda- y el cantante Pedro Saura (ambos de Señor Presidente), invitados por Trece. Foto: Carola Delg.

>Sale a escena Aroa Morcillo y llega una sorpresa, “Angelito”, canción muy rockera de Motel. No es demasiado habitual que, salvo a Morcillo, se le hagan versiones a otros grupos de Castellón. En vuestro caso, incluso con el nombre del grupo homenajeáis a Motel.
Nosotros éramos un grupo de críos aporreando instrumentos en un garaje y nos flipaba Motel (y nos sigue flipando). Y fue su música la que nos enseñó de alguna manera que aquí también se hace música cañera, con buenas letras y con actitud. Tocar “Angelito” fue un guiño a esas horas que perdíamos tocando sin hacer sonar nada. Un cover y un grito al CS Rock.

>Empieza “Guapita de cara” y se queda Aroa, quien también colabora en el disco, así como Toni Porcar, Gabi (La Ranamanca) en ese grito inicial de “Exceso”,  Luis Alguacil, Carlos Tena y Gonçal Tamborero. ¿Necesidad, amistad o ambos factores en las elecciones?
Sobre todo la amistad y el buen rollo. Aroa siempre ha estado ahí, preguntando e interesándose por el grupo. Contar con sus coros, y sus palabras amables para nosotros ha sido (pausa)… algo que no nos merecemos, al igual que Toni Porcar. Los dos participan en “La chica del jardín”, una canción que no rodaba en el estudio, estaba como descafeinada, y se lo dijimos a Toni y, bueno, su manera de tocar hizo magia. Gabi es una mezcla de talento y energía pura. Sin conocernos apenas, subió a un concierto a hacer una versión de Sabina. Su colaboración en el disco era obligatoria. Los vientos (Luis, Carlos y Gonçal) fueron una sorpresa para el tema de Lorenzo –“Reina de alto standing”-; esa canción tenía que llevar vientos.

>Antes de los bises, “Nada mejor” y “Calle mayor” con una introducción instrumental que empieza como un blues y va cogiendo ritmo. Son los dos temas que abren Trece y dos canciones importantes en la banda. ¿Teníais claro desde el principio que debían ir como apertura?
No, eso fue casualidad. “Nada mejor” fue la primera canción que empezamos a grabar, y tenía que quedarse ahí. “Ojos negros” y  “Calle mayor” se grabaron juntas y había que separarlas, ya que son dos rockandroles. Y así fue cómo se quedó la cosa, intentando respetar el orden de grabación, que fue un poco aleatorio.

>Por cierto, ¿cómo han sido las sesiones de grabación con Juanki Tomás y Pep Navarro en La Seta Azul? ¿Y quién es el tal “Pepelu” que aparece en los créditos?
Ha sido un placer. Desde el primer momento nos entendimos, sabíamos lo que queríamos hacer, cómo sonar y por dónde tirar. Juanki es un genio. Cuando nos daba algún consejo, al principio éramos un poco reacios, pero tenía razón, así que al final no le cuestionábamos nada (risas). Pep es el complemento perfecto a Juanki, un tío brillante. Gran parte del buen rollo generado durante las grabaciones se debe a su forma de trabajar. Nos cuidaron y nos hicieron sacar todo lo que teníamos que sacar, simplificando muchas cosas, aportando otras. Se empeñaron en que no sólo fuese una grabación y lo consiguieron.  Pepelu es en realidad Pep Navarro (risas). No sabemos por qué pero al principio nos dirigíamos a él como “Pepelu”, hasta que nos preguntó el motivo, y nos explicó que se llama Pep (risas).

>¿Satisfechos con el resultado del disco?
Sí. Suena a Trece.

>Y llega el final de la parte oficial del concierto. ¿Sensaciones?
Calor, mucho calor (risas). Que la gente aún siguiese ahí y que encima pida otra nos superó. Nos recargó las pilas para el asalto final.

>Regreso con Octavio Garreta.  El tema que en estudio ha contado con Toni Porcar y Aroa, pero que si me dijesen que es del dúo Desiguales me lo creería.
Los rockeros también tenemos una parte romántica… o eso dicen. Y contar con un musicazo como Octavio para llevarla al directo fue una pasada (Rubén Garreta, si lo lees, nos debes una colaboración).

>Suena “Reina de alto standing” tema compuesto por Lorenzo Millo, con Carlos Tena y Luis Alguacil aportando unos vientos que dan mucha fuerza. Y, por cierto, si no recuerdo mal, lo arrancáis con los primeros compases de “Hard to handle” de Otis Redding. ¿Qué supone Lorenzo para Trece?
Lorenzo es nuestro amigo, podríamos hablar de él y no terminar nunca:. Nos ha cuidado, nos ha aconsejado, nos ha ayudado en todo lo que ha podido, a cambio de nada. Eso es amistad y amor por la profesión, y nunca lo olvidaremos. Y que encima nos ceda un tema como es “Reina de alto standing”… no hay palabras.

>Yo estaba convencido de que los coros de “Exceso”, tan clásicos y con final tan californiano, llevaban también la autoría de Lorenzo.
A eso nos referimos: Lorenzo nos ha pegado muchas cosas (risas).

Una ‘desatada’ María Iturralde se marcó un tremendo ‘Jumpin’ Jack Flash’ con Trece. Foto: Carola Delg.

>Confesión final de principios: “Jumpin’ Jack Flash” de los Stones con una María Iturralde (Miss Black Emotion) en plan terremoto y “Rock and roll”, un tema que me ha extrañado no verlo incluido en el CD.
No sabemos muy bien cómo terminamos haciendo esa canción, esa noche, con esa pedazo de voz… fue algo mágico que nos motivó mucho. Que María Iturralde quiera cantar con nosotros y encima un tema de los Stones… ¡Eso no pasa siempre! Para el disco no queríamos rescatar ningún tema de la maqueta, aunque “Calle Mayor”, por votación, sí que se regrabó, pero “Rock and roll” seguirá sonando en los directos.

>Presentáis a los components al ritmo de “It’s a long way to the top… (If you wanna rock and roll”) y Adrián con una Gibson SG identificativa de Angus Young. Tenéis más que claro el mensaje de la canción de AC/DC, ¿no? Y en este sentido, ¿cuáles son los siguientes pasos en el camino?
Somos muy conscientes de que este paso tan gigantesco que hemos dado en realidad no es más que el primer paso de un camino muy largo, pero tenemos muchas ganas de vivir aventuras, de salir a la carretera, de tocar y tocar, de no parar de aprender y de crecer. Quién sabe si en unos años habrá material para un segundo disco o si el grupo desaparecerá del mapa. Pero algo tenemos claro: mientras dure nos dejaremos la piel.

>Pensamientos que hay vuestras mentes mientras os marcháis del escenario…
Pues en general una sensación de trabajo bien hecho… La duda de si quedará alguna cerveza fría en la nevera… Un poco de pena, porque ya ha terminado lo que ha sido nuestro quebradero de cabeza durante meses… Y ganas de volver a subir a un escenario. Las emociones de esa noche fueron muchas, muy seguidas y muy intensas.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,